El cuento de la gorda chismosa en la guerra civil

El cuento de la Gorda Chismosa en la guerra civil.

Por Reyzope

Se levantaba a las seis de la mañana a lavar la acera de su casa, eso le ayudaba a estar ‘ispiando’ a sus vecinos, la niña Paca se llamaba, pesaba 300 libras, hija del mayor topetero y dueño de mesones de la ciudad de Soyapango, un viejo cerote con pisto pero muy sinverguenza, que nunca le mostro a su hija lo que era el trabajo.

Estaba casada con un hombre bueno que tenia el corazon de pan y que no paraba de echar riata en la compañia Solaire, para mantenerla a ella y a la marimba de cipotes que le había pegado. Ahí lo venían venir con un canasto lleno de frutas para sus cipotes, con media vaca destazada, etc…. Puta ! era un hombre bien cabal el man, muy servicial y atento, pero parece que el destino le había dado una mujer bien cabrona para que pagara todos sus malos karmas en esta vida y que ya no sufriera en la proxima…

La niña Paca era la Clásica y Folclorica Vieja Chismosa Salvadoreña, así, con mayúsculas, de esas viejas que estaban en todo, menos en misa. Se la pasaba sentada en las gradas de su casa, con una cocacola de dos litros en la mano, para ver qué ondas pasaba alrededor de ella. Tomaba un breic como a las cinco de la tarde para ir a ver sus muñequitos favoritos ‘Heidi en los Alpes suizos’, y otro breic ahí como por las ocho de la noche para ir a echarse la novela de ‘Cristina Bazan’ con el Puma… cuando se escuchaban la canciones de ‘Abuelito dime tú..’ y ‘Voy a perder la cabeza por tu amor’, era señal que la gente podía salir porque no habían francotiradores en la plaza. No hacía nada porque tenía una doméstica en casa que le lavaba hasta los calzones. Años después su abnegado esposo moriría y su situacion económica se convertiría en un desastre…

Esta vieja cerota era peor que el reyzope, te armaba una historia de cualquer mierda que veía : si miraba al bichito de la vecina que se rascaba las nalgas, por las lombrices o porque le habían limpiado mal el culito, esta vieja puta venía y le contaba a todo el mundo que este cipote tenía ya, desde chiquito, tendencias homosexuales, que era igual que el tata y que era un pipiancito degeneradito. Así era esta vieja, bien cabrona y con una lengua bien viperina, o sea, con una torcedura mental sociopata bien jodida ; ya saben ustedes cómo, verdad ?.

Dense cuenta, mis pipirinais, que esta historia se da en los momentos mas palomáticos de la guerra civil salvadoreña, allá por mediados de los años ochentas, cuando cualquier hijueputa, o vieja cerota chismosa, al que le cayeras mal o porque se les hinchara un huevo, te ponía simplemente el dedo con la policía, y venía un escuadrón a secuestrarte para que amanecieras bien templado, sin cabeza ni dedos, al siguiente día. Puta !, más valía tener solo amigos en esa época, a huevo man, y esta vieja enorme era de ese tipo, no se tentaba los higados para ponerte el dedo o armarte chisme. Eran trescientas libras de puro chisme !

Pero lo mas yuca, mis hermanos, es que esta reputísima vieja lengualarga vivía cabal enfrentito de la casa de nosotros. No, pero eso era lo de menos…..y aquí voy a hacer una pequeña paréntesis para ubicarlos mas en esta crónica… Fijense mis marihuanos, que como yo estaba bien cipote, quizas tendría unos veintidos años, yo ya había comenzado, desde hace tiempos, a interesarme en las cuestiones de la politica, de la Sociología, de la Economía, de la Antropología, de la Psicología Social, del Materialismo Historico, de la Dialectica y de la Historia Nacional (por estas, aunque no me crean, no sé ni qué mierdas dije pero se oyó bien chivo). Y no es porque el viejo Carpio me haya ‘chiniado’ cuando estaba bien bichito, ni porque mi tata se haya echado las polarizadas con el chupín del Roque, no. Quizas por la influencia de mi tata, quien en su juventud habia andado conspirando con la Juventud Comunista y no sé qué ocho cuartos más. Pero la verdad es que en nuestra parentela, ademas de haber tenido un abuelo paterno con muchos Bee Gee$ y bien escuadronero, asi como unos primos gorilas, pilotos de la aviación (familia cerota !), había, en el resto de la familia, gente bien consecuente con las luchas populares. O sea que la familia estaba bien dividida, mi tata desheradado y maldito por mi abuelo quien lo había mandado a estudiar a Mexico, pero se había chupado el pisto con el Roque, y así, bien turbia la cosa verdad, que para qué les cuento ?…

Pero a mí todo eso me recontravalia verga, todos los dimes y diretes de la famila, lo importante es que yo estaba claro con mis convicciones politicas y ya había comenzado a meterme en broncas y a hacerles malas jugadas a los gorilas hijosdeputa. Ya andaba de subversivo, para que me entiendan cerotes, pués.

Pero para no alargarselas, aunque sientan un gran placer mis depravados, les decía que lo mas yuca era que las reuniones de los camariches y de este su servidor que los entretiene, las hacíamos en la casa de mis rucos. Con esta vieja puta que teníamos enfrente ya sabrán ustedes los pedos que se pudieron armar y las historias rocambolescas y tirilisampling que nos inventabamos, todo eso con la intención de despistarla. Pero eso si, la Paca era una vieja bien cabrona, que no se podia bacilar bien chichemente…

El voladués que esta vieja nos daba un poco de agua durante la época de las lluvias y el calor. Como sus gradas estaban al aire libre, cuando llovia se zampaba a su casa para no terminar toda mojada. En las epocas de calor tambien, se zampaba a su casa para no ahogarse del sofocamiento que provoca el solazo de marzo y abril y la humedad. Esta vieja puta se la pasaba en calzones en su casa, no aguantaba el calor ni la humedad por gordolfa. Puta cerotes !, se los digo, más le hubiera valido andar chulona porque las lonjas le tapaban la cuca y no se le veía nada ; yo alcancé a verla así un día que, por estar ella vigilando la calle por la ventana con la cortinita tapándola, se le vino de vergazo la cortina. Tremendo susto, casi se me caye la moyera niño !.

El vecindario, como para vengarse un poquito de los chismes que ella les armaba, había dejado correr la bola de que el marido ya no le medía el nivel del aceite, por mantecosa y apestosa. Otros decían que para poder pisarla, el pobre maistro la revolcaba en harina de pan para poder localizarle los hoyuelos y que ahí donde la harina estaba mojadita y apestosa ahi le metía la ñonga…Así había caído la gente, bien bajo, se habían hecho bien cabrones porque la niña Paca los mantenía en un estado de guerra bien psicotronica. Esta de más decir que el barrio era un barrio de clase media, de gente profesional y con empleitos mas o menos, y que, por lo general, era gente decente y con instrucción. Pero la situación había degenerado…Bien cabrona esa situacion verdad ? Y cómo la ven ?

La vieja nos jodió el día en que el almendro, que había sembrado en la acera de su casa, alcanzó a darle sombra y cobijo ahí mismo en las gradas donde ella pasaba aplastada… Puta !, como crecen las plantas allá, te cagás en una esquinita de un predio baldío y Plas ! aparece una plantita de frijolitos y de chilitos al día siguiente, dependiendo del menú que te habías echado con antelación. Así son las cosas allá en la Guanaxia Irredenta Así que esa vieja ya no nos dió agua man, ahí se la pasaba vigilando al vecindario y más valía que te viera caminar bien derechito porque sino decía que te habian pisado sin vaselina la noche anterior…Vale veeeerga, ceroteee !

Bueno, pero el verdadero cuentazo comienza aquí, ya dejen de distraerme pisecos…Fíjense que una vez que estabamos conspirando para volarle verga a un puestecito de la defenza civil en San Ramón, por la décima vez, ya que era un puesto bien yuca tanto por su ubicación como por lo curtidos y sanguinarios que eran esos cerotes, nos reunimos en la casa de mis rucos, ellos ya estaban al corriente de las actividades en las que yo andaba con los compas de la Universidad Nacional. Eramos una célula bien conspirativa y simpática porque cualquiera que nos hubiera visto, así bien arregladitos y perfumaditos, hubiera podido pensar que eramos muchachos de familas bien fresonas. Y como había la misma cantidad de hembras y de varones, hasta la hacíamos de novios o de grupo social que se iba a la Zona Rosa a echarse sus tragos, que esto y lo otro, etc

Pues por ahí va la cosa. Resulta que nos ideamos una pachanga para el despiste, que iba a ser mi cumpleaños, que las chéves, que la música, que los culos, que la carnita asadita… pero mientras la pachanga se armaba y la radiola echaba verga a más no poder, nosotros nos íbamos a reunir en mi cuarto para ultimar detallitos de una reunión previa con unos camaradas que habían llegado de Quesaltepeque, con unos bastones chinos y unos tubitos de mortero bien chiquititos y bonitos. El blen era que queríamos mandarle unos morteritos y unos bazucacitos a ese puesto de la defenza civil. Era importante hacerlos mierda porque allá por la Montebello y San Ramón, era la pasada obligada de los compas que bajaban del volcán de zansivar y que operaban en la zona de Ayutuxte, la Escalón, Ciudad Merliot, etc. Ya varias veces esos hijosdeputa les habían aventado plomo a los compitas y esta sería la definitiva, habia que rellenarles las muelas a puro plomo, darles matacán.

Les digo que en mi vida normal, asi de jodedor, chupador, marihuano, puteador y bicho virgo, yo tenía mis dos grupos de cheros : en el Club Leo (jóvenes del Club de Leones, bien mamones y en órbita, para el despiste) y los otros, los entrañables del barrio : el Chabelo que aún no se había casado, el Canuto, la Pistera, el Wilpedo, El Chachi (oficial de la Guardia Nacional, pero amigo desde niños…conservé su amistad para el despiste), las Brujas. Lo mas cagado de risa de estas brujas eran que la gente pensaba que eran oficiales de la Policia Nacional, porque siempre andaban en buenas naves : Toyotas, Cherokees ; con bluyines caros y con raibán… Hasta yo mismo me la creí en una época y no faltaron los compitas que me propusieron que se les estableciera vigilancia. Salimos de la duda sobre esto de las Brujas, cuando llegó a la colonia un camión de la Policia de Hacienda a querer capturar al hermano mayor de ellos, que vivía a una cuadra de la casa de estos y quien era un médico del ISSS. El chavo se encerró en su casa con una caja de granadas y una M-16, dispuesto a volarles verga. Lograron capturarlo porque sus niños regresaban del colegio y los cuilios los agarraron y los metían, tomados de los piecitos, dentro de un barril de agua que le servía a la familia para lavar el carrito, para torturarlos con ahogarlos…

-Salí hijueputa, le gritaban sino le damos mecha a estos monos cerotes…tiranos otras granadas pues hijueputa, seguinos rafagueando, a ver si sos la verga en salsa !!

Y los niños gritando y tragando agua : No, no nos maten…glu!glu!, papá, papá !!

Ahi sí se rindio el compañero. Bueno, nosotros no hicimos nada para no darnos color ni por matar a los niños en una balacera que se hubiera armado, porque ganas de tirarle un roquetazo de RPG-7 (que ya teníamos) al camioncito no nos faltaba, a mí me picaba el dedo. Bien cabrona esa situacion verdad ?

Esta demás decirles que las Brujas, en el mismo momentito, se fueron a la mierda, dejaron abandonado carros, casas, muebles, perros y todo. Salieron ceroteados. Según las últimas noticias de ellos, que yo he tenido, estan allá en Suecia, tanto el médico como sus hermanos, así como la hermana de ellos (el culito mas lindo de la colonia, con 9.7 sobre 10 de calificación) y sus padres. Gracias al secuestro de la hija de Duarte, el compita pudo salir. Pero como es la compartimentación, verdad ? Las brujas eran de las brigadas mas audaces y cabronas del ERP, de las que agarraron a la Guardia Nacional a cañonazos desde una rastra de trailer, en la colonia Victoria, ahí habian montado el 120 mm en la pura cama de la rastra…Que hijosdeputa ! Y todo el tiempo que chupé con ellos y que andube correteando a las bichas de la colonia ? jajajajaja !

Pero mi grupito de la universidad nada tenía que ver ni con el Grupo del Club Leo, ni con mi marita de amigazos.

Pues l’onda es que para esa pachanga ficticia, de plante, yo no había invitado al grupo de Leos ni al grupo de cheradas. Ya la musica estaba sonando a todo pulmón y los compas llegaban, se parqueaban, tocaban y entraban con las botanicas, con hielo, con los lonplei, con la carne ; llegaban en parejas, bien del bracete y hasta habían parejas que llegaban dándose unos besucazos…

Ya habíamos encendido la parrilla y echado un pedazo de nervio para que oliera a fiesta…

-Puta, qué ondas reyzope, mira las botánicas de Ron que te traemos…

-A huevo, les dije tenían que venir de traje : que traje esto, que traje lo otro…

-Simón !

‘Que pasen ; que tanto tiempo ; que qué panzón estas cerote,
ya no chupés tanto ; que esto y lo otro’…Así, casi gritando para que la puta de la Paca supiera que era una bailada de cumpleaños y que se echara el rollo como se debiera. Y la vieja puta pescueciando, echándose el video, tragándose la paja (según yo, de cerote), pero qué diablos…

-Y qué ondas rey, ya llegaron los compas de Sonsonate, ya trajeron los voladitos ?, me preguntó Ernesto.

-Simón, fijate que se quedó el compa Raúl, como lo acordamos, para operar el morterito, yo me ocupo del bastón chino…no te preocupés, ya todo esta preparado en el lado logistico. Ahora lo que debemos de hablar es de cómo nos repartimos y nos ubicamos, que quien comienza el baile, la retirada, la cubierta, todo lo operativo, me entendés ?

-Sí, a huevo..

Bueno, llegó toda la mara de la célula, destapamos unas virongas bien elásticas para relajar y combatir el calor. Minutos después ya estabamos platicando todo lo concerniente a la operación militar…

Días después me contaría Rosita que en esos precisos momentos, la vieja Paca había llegado al supermercado que estaba a la entrada de la colonia, y se puso a discutir con ella. Rosita era la cajerita bonita del super. Dice Rosita que esta vieja puta le dijo :

-Fijate Rosita que este reyzope tiene una su fiesta con unos sus amigos y amigas en la casa de él. Pero lo que me resulta mas raro es que no haya invitado a los cipotes de la colonia, porque solo gente desconocida ha llegado…

-Ya sabe usted niña Paca que este rey tiene amigos por todos lados. Talvez era cosa de compañeros de universidad, no sé…

-Mirá, a mí me dan ganas de ir a ispiar por el jardín, para ver qué ondas, a mí se me hace que ahí hay algo bien raro. Es más, ahorita me meto detrás del pasaje y voy a ver. A mí se me hace que solo marihuaneros y putas hay en esa reunión…

-Ay ! niña Paquita, no se vaya a meter en problemas, mejor deje a esos cipotes !

Y así, nosotros volando verga con la reunión, quebrándonos la totoica, que le vamos a hacer así, que quien controla eso, que si se nos meten por acá, que quien se queda para la retirada, que esto, que lo otro…

‘Bueno –dijo Raúl- los bombones y las papayitas los dejé en el carro, así que sólo traje el morterito para que vean que es chiquito y no asusta. Roxana me va a ayudar con las cargas y para que vea más o menos como funciona. Fijate que es fácil, es igual al otro que usaste en Nejapa…

En esas estaba cuando Zas !, jalaron las cortinas de mi cuarto y vemos la cara inmensa, de luchador sumo, de la vieja puta chismosa que pelaba los ojos viendo le morterito…

-Reyzope, qué es eso cipote, idiay ?

-Púchica niña Paca, nos asustó. Qué se le ofrece ?

-Nada, buscaba a mi gata en tu jardín, pero no esta aquí, así que ahí los dejo…

Yo ahí… de plano que me quedé bien corto…nadie decía ni mierda, todos viéndose los unos con los otros….Yo no hallaba qué mierdas decir. La única mierda que se me ocurrio decir fue :

-Alguien quiere un pedazo de carne ?

El problema no era tanto con los compas de San Salvador, sino con el compa Raúl. Los compas de la U ya sabían la historia de esta puta vieja chismosa y lo tomaban al suave, la miraban como bien folklorica, bien cagada de risa, por eso habían llegado con las pajas a la ‘fiesta’. Yo podía decirles que no había pedo, que yo iba a platicar con la vieja puta esa. Pero Raúl ? Y ahí, con toda la cara bien señuda, me pregunta :

-Compa rey, quien es esa señora y qué andaba haciendo por aquí ?

Yo el miedo que tenía era que la fuera a buscar ipso facto y manu militari, más tarde u otro día, para callarla y que no contara nada. Este compa tenía la reputación de no jugar con nada, incluso ni las bromitas ni los chistecitos le gustaban.

-La única mierda que se me ocurrió decirle fue ‘que era una señora casi choca, un poco loca y con una memoria bien débil…’ Puta, no sé como logré desactivar la tensión que se presentó, pero pocos minutos después ya habíamos recuperado el buen humor y el optimismo. El plan siguió viento en popa y al final nos pegamos una gran hartada que ni los nervios de la carne dejamos para el chucho. Puta, que huevos verdad ?

Bueno, el operativo salio a pedir de boca porque ni los cimientos del minicuartelito quedaron. Lamentablemente habian mujeres enroladas en esa puta defensa civil, lástima. Aún hoy lo lamento, pero la guerra así era y no había que andar con miramientos. No voy a entrar en detalles sobre todo eso porque no viene al caso. Lo único que les diré es que ese compa Raúl tenía mas pulso con ese tubito que mono con hondilla y con ganas de comer mango. Daba miedo, casi él lo hizo todo : siete u ocho vergazos y hubo silencio….

Días después, la Rosita ya me había contado como había estado la plática con la vieja Paca y ‘lo imprudente que fue al llegar a tu fiesta’.

Pero lo mas terrible fue lo que esta vieja puta le fue a contar al Chachi, el vecino y amigo de infancia y ahora oficial de la Guardia Nacional. Fueron cosas que me contó la hermana del Chachi.

Bueno, un dia de esos, cuando yo andaba aplanando las calles de la colonia, taloneando a una bicha cerota para pisarmela, me encuentro con una de las hermanas del Chachi, una cipota bien simpaticona (claro que la hermana estaba mucho mejor, con un culito que tenía, bien redondito y respingón) quien me dice :

-Puta rey, te tenía que ver y suerte que te veo hoy, no sabés la cagada que se ha dado con esta vieja Paca y todas las mierdas que le ha contado a mi hermano de vos, mi hermano esta bien enojado, no sé lo que va a hacer…

Puta cabrones, se los juro, nunca había sentido asi de golpe, así de vergazo, un curso, una cagalera, una churria, tan automatica como la que me dió en ese momento, sólo recuerdo que apreté el culito y una hilera de caca se me escapó. Me puse cherche-cherche…Ya me imaginaba una masacre, ya sea de mi lado –yo y mi familia- o del lado del Chachi…Es que cuando la familia pudiese resultar implicada, esa era harina de otro costal, ya ustedes pueden saber de ese pedo, no así ?

El voladués que el Chachi era un cipote con el que habíamos pasado mil aventuras, en los boiescaut, con los culos de la colonia, habíamos chupado juntos, nos habíamos dado verga chiquitos (yo siempre le metía sus tastaseadas). Pero el peduesque el hijueputa, se había metido, y por presiones del terengo de su tata, en la Escuela Militar. De ahí había saltado para la Guardia Nacional, con un su medio hermano más mayor que él, el Roni, que en ese tiempo era Capitán de la Guardia.

Y como son las putas cosas. No sé si será por el cariño que nos teníamos, pero siempre lo respeté y él me respetó a mí. Aunque nunca dudaré que el hijueputa sí sospechaba en las mierdas que yo andaba, nunca, pero nunca me denunció. Ni yo a él. Es más, para un 24 de diciembre, él llegó a la colonia con su G-3 y nos pusimos a tirar rafagazos al aire. Imaginense la confianza que me tenía este hijueputa a mí y a mi hermano. Una situación bien cabrona verdad ?

El toque es que la hermana de él me sigue diciendo : ‘No sé qué va a pasar, no sé cómo van a quedar las cosas, es grave esta mierda, reyzope, estoy bien aflijida…

Y yo le digo : ‘Ya calmate cipota, qué ondas, tranquilizate, vamos a tomarnos algo para hablar’ Así le dije, y yo viendo para todos lados y tocandome la rabadilla, buscando mi mechita.

Llegamos a un lugar para echarnos unos refrescos y esta cipota comienza a desenvolver el tamal : ‘Fijate que esta vieja puta llegó a la casa y se puso a platicar conmigo, con mi hermana y con el Chachi, y nos contó que el vos estabas en una reunión con unos tipos raros y estaban con unas armas, un cañoncito así de chiquitito con patitas y en el suelo y unas bombas, que tenés que hacer algo m’hijo, le dijo al Chachi, que este muchacho es un subversivo, que algo estaban planificando, un ataque, un secuestro, etc, etc,’…. Puta cabrones, les digo, que mierda mas delicada, verdad ? Así que la cipota sigue y me dice : ‘Mi hermana y yo le dijimos a mi hermano que no le creyera, que esta vieja cerota es una superchismosa, que no hiciera nada porque ustedes se conocen desde chiquitos, bla, bla, y todo el rollo sentimental que las mujeres se sueltan, verdad ?

-Y qué va a pasar ? le pregunto

-Bueno, que él quiere hablar con vos…

Una de dos cabrones, la cosa estaba peluda, bien peluda, si lo veía y hablaba con él bien que podía tenderme una trampa y para eso tenía que llegarle con mi mecha. Pero si quería hablar conmigo era porque quería resolver esta situación y no había pedo. Porque si me querían matar o capturar, la cosa no hubiera pasado por su hermana…

Así que le dije a la cipota : ‘Vergón pués, quien no las debe , no las teme. Adonde nos reunimos ?

-En mi casa, llegate en la noche y así cenas con nosotras, el Chachi, y mis rucos.

-Vergon !

Bueno, hice de tripas corazón y me dejo ir a la hora señalada, no sin antes advertirles, mis queridos ociosos, que yo iba con el culo a dos manos, era como meterse a la boca del lobo….

-Qué ondas cerote, me dice el Chachi, así, de primas a primeras qué panzón estas, dejá de chupar men….

-Qué hay cabrón, tantos meses de no verte…

Claro que después que este cerote había salido de la Escuela Militar, ya no nos habíamos vuelto a ver, solamente para una navidad ( la de los rafagazos)…ustedes ya saben como va la onda en esos casos, es bien delicado, verdad ?…

Comenzamos a tramar y ahí bien tranquilos, hasta que el Chachi me dice :

-Mirá man, te voy a ir al grano, y aquí están mis hermanas y mis viejos como testigos…la señora Paca me vino a ver y me echó el mismo rollo que mi hermana te contó hoy por la mañana…

-Ajá, y qué ondas ? En qué quedaron, le creiste o no ?

-No, vos tranquilo. A vos te conozco desde hace un vergo, desde que eramos unos bichos cagados. Pero te digo, yo sé lo chismosa que es esa señora y no le voy a créer ; y no le voy a créer porque ni mis hermanas se han escapado de sus chismes. Pero eso sí, tené la seguridad que si yo supiera algo de vos, nunca, oíme bien cerote, nunca dudaría en mandarte a traer de los huevos y haciendole bendito al culo…Me entendiste cabrón ?

-Sí, a huevo, yo te comprendo man, vos tranquis, ya sabés…

Después del café, terminó diciendome :

-Así que quedate tranquilo, yo ya me voy porque se me acaba la licencia hoy por la noche. Así que ahí quedás en casa, culerito…Ah ! y te voy a decir algo más, yo fui a ver a la gorda y le advertí que no andubiera hablando mierda de mis hermanas ni de mis amigos, porque sino iba a aparecer en el Acelhuate….Ahí nos vidrios man !

Así me dijo el hijueputa, así, por estas cruces ñuñucas !

Es por eso que gracias a cierto nivel de amistad y cierto respeto no hubo mas muertos en El Salvador. Claro que siempre pensé que dándole matacan al Chachi se ahorrarían las vidas de tantos inocentes. Pero les digo algo? No fue por mi mano que el vato se peló, se los juro !…

Les gustó la pasada ?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>