1932: heroica y dolorosa pagina de nuestra historia…Síntesis de Ponencia de Francisco Jovel en Foro sobre el 32

SAN SALVADOR, 25 de enero de 2011 (SIEP) “Los sucesos de 1932 constituyen una heroica y dolorosa pagina de la historia de nuestro país de principios del siglo XX” expresó esta tarde Francisco Jovel, de la Comandancia general del FMLN de 1980 a 1993, en Foro sobre el 32, organizado por COFEVI.

Agregó que “necesitamos recuperar y mantener viva la memoria histórica en la población salvadoreña, especialmente entre los jóvenes, y no hay mejor recurso que este tipo de actividades…”

“En 1968-1969 un grupo de jóvenes estudiantes universitarios tuvimos un encuentro con estos acontecimientos de 1932 por medio de platicas con Miguel Mármol y se nos abrió la cabeza a toda una etapa la historia que desconocíamos, veníamos de estudiar la secundaria y nunca nos mencionaron estos sucesos, nada sobre el 1932…la dictadura militar había logrado meter en la más absoluta oscuridad esos acontecimientos.”

¿Quién ayudo a esa recordación? Uno de los que continuaron siendo artífices de la historia de El Salvador, que había sobrevivido, era Miguel Mármol, y cuando empezó de nuevo a ser perseguido por la dictadura, se refugió en la Universidad Nacional, en la Residencia Estudiantil Universitaria, que la dirigía Abner Díaz Salazar, que luego se incorpora a las FAR de Guatemala, y ahí escuchábamos sus historias, y algunos nos incorporamos a la lucha revolucionaria…

En pláticas, en círculos de estudio, tomamos conciencia del significado del 32, nos enfrentamos a ese hecho y tomamos la decisión que había que dar a conocer esos acontecimientos, y l hicimos desde las organizaciones estudiantiles, desde la AGEUS, la SECE, la SECH, la AED, etc. realizamos conferencias donde Miguel Mármol contaba y contaba, relataba hechos y acontecimientos, personajes, las causas por las que fue derrotado aquel esfuerzo insurreccional.

Ese esfuerzo de Miguel Mármol con ayuda de estudiantes universitarios, de divulgar los hechos del 32 hizo que surgieran grandes cantidad de universitarios convencidos de la firme necesidad de exponer la vida en la lucha contra la dictadura militar. Eso nos lleno de una gran indignación y respeto ante aquella sangre derramada por artesanos, indígenas y estudiantes, masacrados por el ejército gubernamental. Uno de los represores fue el Comandante Calderón, abuelo del expresidente Calderón Sol, tiene raíces en esa veta de la derecha. Y quien capturó a Farabundo fue Osmin Aguirre y salinas, quien fue luego ajusticiado ya en los años ochenta.

El 32 nos dejó muchos personajes que son símbolo de lucha, que derramaron su sangre como Farabundo Martí, Feliciano Ama, el artesano Francisco Sánchez, (que sobrevivió y vivía sabemos en Usulután). Y asumimos el compromiso de esta memoria a nivel de sociedad, y llevamos esa memoria a sectores del campo, a lugares donde el desconocimiento era total, como era el oriente del país, la zona paracentral, Guazapa, porque en el Occidente si se recordaba. Hoy todo el país conoce de aquel gran acontecimiento, y nuestro respeto para los mártires y héroes de esa gesta.

Y nuestra generación hizo una maravillosa experiencia de ir al campo, de organizar en el campo, íbamos estudiantes universitarios, obreros al campo, y nos fuimos ganando la confianza de los campesinos, gradualmente, sin acelerar las cosas, para que comprendieran nuestras ideas y no perder su confianza.

Recuerdo una experiencia en San Vicente, formamos un sindicato en la principal empresa lechera, y el patrón cuando se entero les echó la Guardia Nacional y los detuvieron para luego despedirlos, algunos llevaban más de 30 años de trabajar en la empresa y era un despido arbitrario, eran 20 los despedidos. Y me acuerdo que fue precisamente un estudiante de derecho, que estaba de alta en la Guardia nacional, fue el que asumió la defensa de estos trabajadores…así era de contradictoria la realidad.

A principios de los años 70, en el ejército, en los mismos cuerpos represivos, esta surgiendo una nueva conciencia…la lucha popular les impactaba. En marzo de 1972 hubo un esfuerzo desde el interior de la Fuerza Armada para golpear la dictadura. Hubo un golpe de estado, incluso capturaron al presidente que era Fide Sánchez Hernández, pero no se atrevieron a fusilarlo y esta fue la cusa de su derrota, porque cuando la Guardia nacional se entero de esto, decidió reaccionar y revirtió el golpe…Y esto revivió aun más la conciencia, la claridad que la dictadura militar solo se le derrotaba, con un esfuerzo militar y políticamente.

Y reviviendo la conciencia del esfuerzo insurreccional del 32, luego de diez años de lucha guerrillera, se logro darle forma a la creación del FMLN, que construyó un ejército popular que libró la guerra de los años ochenta, y que a partir de 1992 impulsa un proceso de democratización del país.

El 32, el 44, el 60, los años 70, 80 son referentes históricos. Nos corresponde hoy profundizar este proceso democratizador en los planos económico, social y cultural. Porque el proceso democrático tiene cuatro componentes, como las cuatro patas de una mesa, y además de lo político debemos de avanzar en lo económico, en lo social y en lo cultural. Esas son las tareas que tenemos hacia futuro como país.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>