Aquí en Aguilares, Rutilio hablaba de la cruz de caña…Entrevista con Will Marroquín

Aquí en Aguilares, Rutilio hablaba de la cruz de caña…
Entrevista con Will Marroquín

María Isabel Villegas y Wilfredo Marroquín en Parque de Aguilares

AGUILARES, 26 de abril de 2009 (SIEP) “Platicaba mucho con Rutilio (Grande), le dábamos vuelta este parque platicando, el hablaba de la cruz de caña, y en las procesiones, en el vía crucis y en la misma iglesia, en el altar, tenía una cruz de caña para reflejar el dolor, la explotación de los trabajadores, que acompañaba a este cultivo…” nos explica Wilfredo Marroquín, conocido revolucionario salvadoreño y actual miembro del Concejo Municipal de esta ciudad.

Añade que “él me decía, porque en ese tiempo nosotros andábamos con la UNO a mi el me ubicaba como comunista, me decía: nosotros luchamos por lo mismo, queremos lograr lo mismo, lo único que vos vas por un camino, el de la política y yo por otro, el de la iglesia, pero el fin de luchar por la justicia social, por la liberación, es el mismo…”

“El predicaba con mucha sencillez, la teología de la liberación la explicaba desde imágenes campesinas como la de la mazorca, la yunta de bueyes, la cruz de caña de azúcar, el comal, las tortillas, de Jesús como trabajador…el fue clave en la organización de FECCAS y UTC en esta zona.”

“Nosotros le ayudábamos en sus actividades organizativas le ayudábamos a organizar las Comunidades Eclesiales de Base, nos reuníamos con él, intercambiábamos información, visiones sobre la realidad, fue un duro golpe su asesinato…”

“Llegaba mucho a mi casa, a tratar de convencer a mi papá que tenía una visión religiosa conservadora, ya que era de la Iglesia Misión Centro Americana, y los dos platicaban mucho sobre asuntos religiosos…”

En 1977 participamos en la campaña del Coronel Claramount, montamos la UNO; si como UDN…tuvimos local. Fue con Humberto Zalgado “Beto Sandokan.” Nos hicieron fraude y Beto Se puso al frente de las masas enardecidas que denunciaban el fraude. Solo, sin armas, no abandonó a la gente. Al PCN lo protegía la Guardia Nacional.

Organice a mis hermanos para la lucha revolucionaria…

Organice a mis hermanos para la lucha revolucionaria …nosotros somos diez. Yo soy el segundo y tengo 54 años…Werner es el noveno…Dos cayeron combatiendo. Amilcar y Manuel. Amilcar lo reclute para el PC, pero en su odio a la dictadura y viendo que nosotros en esa época no le entrábamos a la lucha armada, terminó militando con el ERP, después volvió a su redil…el otro Manuel murió combatiendo en las FPL…el 7 de mayo de 1979. Fue en la primera batalla entre Guardia Nacional y masas organizadas allá en el cerro. El se ofreció a cubrir la retirada de los compañeros y cayó combatiendo.

Después de los acontecimientos de Colima arreció la represión, militarizaron el pueblo y tuvimos que salir huyendo…lo que paso fue que campesinos afectados por la Presa fueron a pedirle a los Orellana que los reubicara en sus propiedades, y uno de los hermanos salió armado, y muy violento, el otro se puso frente a la gente y el hermano disparó…y el Ejercito se tomó Aguilares, capturaron entonces a Sandokan y a mi hermano Amilcar.

Jacobo Handal, que hoy va de concejal en Usulutan, era el que nos atendía políticamente aquí en Aguilares, nos traía la línea del Partido…Sandokan mantuvo viva la llama roja del comunismo aquí en Aguilares, y fíjate que murió recientemente hace como unos dos años, fue del FMLN, tenía como unos setenta años. También llegaba Rolando Martínez, al que le decían El Diablo. Nos solidarizamos con diversas luchas. Fuimos a apoyar a obreros en huelga allá en la fábrica El León, íbamos a la FUSS, a la UES…

En el Frente de Acción Universitaria (FAU)

Si, cuando llegue a la U, en Derecho me integre al FAU. Me acuerdo que llevamos a Miguelito (Mármol) a la UES…una gran experiencia, éramos los herederos de 1932…me acuerdo de Roberto Cevallos, un gran chivazo, con sus anteojos oscuros, de Guillermo Castro, de Ingeniería que después desaparecieron, de Manuel Franco, fíjate que después cuando la CRM yo era de la seguridad de Manuel, y cuando lo del Externado, el nos pidió que no fuéramos, y nosotros le obedecimos, Para mi esta raro que nadie llevó su seguridad a esa reunión, allí hay gato encerrado…lo cierto es que el asesinato de Manuel nos marcó…nos dejo una huella imborrable…

Feliciano y los Grupos de Acción Revolucionaria (GAR)

Después del VII Congreso del Partido en marzo del 79, soplaron aires de cambio…tuve el honor de conocer al Comandante Feliciano, se llamaba Tomás, era un joven estudiante de Agronomía, alto, esbelto, gallardo, valiente, osado. Había sido campeón nacional de esgrima. El atendía nuestro GAR.

Me acuerdo que una de nuestras primeras acciones, o quizás la primera fue ir a hacer una pinta con la leyenda: Viva la lucha armada PCS Andábamos armados, fue en Mejicanos, yo era el de seguridad el que andaba la pistola…hicimos muchas actividades. Una vez nos tomamos San Ramón y me acuerdo que decomisamos un vehículo y al arrancar se nos queda en las manos el timón, y entonces echamos en un saco las armas y nos toca caminar, con las armas en la espalda, como pante de leña, hasta que llegamos e hicimos presencia armada, hablamos con la población, lo mismo hicimos después en Ciudad Delgado y Cuscatancingo.

Era muy seguro de si mismo, claro de su pensamiento y compromiso político con su pueblo, con una personalidad entusiasta, sus tareas políticas las hacía con alegría y lograba contagiarlo a uno de ese espíritu positivo, de victoria, no solo daba ordenes sino participaba en las acciones a la par nuestra, nos consultaba y esto nos daba confianza, nos tenía respeto, lograba combinar la disciplina militar con una relación de camaradas…se fue a despedir de su mamá porque se iba al frente y el Caballo ya lo tenía detectad y las bestias hundieron sus garras…

Feliciano fue un gran revolucionario, de los cuadros fundadores de la FAL…de ese transito de los GAR a las FAL…Fue el que nos proporciono instrucción militar, prácticas de guerrilla urbana, uso del M1, elaboración de bombas de contacto, realización de “barbacoas”, recuperación de vehículos…

A Feliciano se le había advertido que no se apareciera por su casa, que quedaba a la par del Cine Jardín en Mejicanos, porque lo tenían “cuadriculado” y le iban a caer, pero se equivocó, se confió, y se fue a despedir de su mamá y a ambos los mataron, masacraron a toda su familia…

En el GAR estábamos Tomas (Feliciano) José Luís, Wilfredo Mena, Jaime Olmedo…Ah y Herbert Salguero, conocido como El Pájaro, y Oswaldo Guevara, El Guapote…Fíjate que Oswaldo se hizo después evangélico y también trabajo en la Alcaldía de Ayutuxtepeque…

Con el asesinato de Tomas quedamos desconectados, y además nos dolió tanto su asesinato, nos dio tanto cólera…te cuento una anécdota: una vez hicimos una operación de recuperar un carro, y entonces lo paramos y Feliciano se aproxima al conductor y o que cargaba era una pistolita, se levantó la camisa y se la enseño, era como de película, y nosotros aguantando la risa, al final el conductor enojado se bajo del carro…

Luego me fui al Cerro (Guazapa) fue cuando las elecciones que ganó Duarte, allá estuve de 82 al 84, cuando baje me incorpore a trabajar como periodista, me vengo a San Salvador…luego seguimos hablando…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>