Celebran cumpleaños 99 de Blas Escamilla: comunista salvadoreño

SAN SALVADOR, 18 de febrero de 2010 (SIEP) “Con gran alegría celebramos tres o mas generaciones de comunistas aquí presentes, este cumpleaños 99 de nuestro camarada Crucito, ejemplo de militante comunista, modelo de terquedad revolucionaria, de patriotismo…” expreso el director ejecutivo del Comité de Reconstrucción y Desarrollo, CRD, Rafael Benavides.

Por su parte, Domingo Santacruz, Embajador de El Salvador ante Cuba, indico que “el año pasado como CRD le celebramos el cumpleaños 98, Blas es una persona muy especial, como lo fue el papa de Coni, Daniel Castaneda, que también vivió 100 años, y fue secretario general del PCS…”

Agrego que “Blas es un autentico bolchevique, que ya desde los años 40 aparece como sindicalista del pan, en 1944 el 9 de mayo regresa de Panamá, el mismo día que Martínez iba de salida, en 1945 es exilado a Costa Rica, donde ingresa a vanguardia Popular y participa bajo el mando de Carlos Luís Fallas y los hermanos Mora en la guerra civil de 1948, regresa en 1953 y es capturado y torturado, es compañero de Cayetano Carpio, de Chepe Martínez y de la Chila, de Julita, todos panificadores.”

“Fue del CROSS. Luego de la CGTS junto con el Chele Cativo, con Antonio Velasco Iglesias, con Jorge López. A principios de los años 60 aparece conduciendo la Columna Obrera del FUAR, es un viejo veterano revolucionario, fue profesor nuestro. Nació en Moncagua en 1911. Militante testigo y participante de las luchas populares de estos últimos setenta años. No se doblego en los momentos mas difíciles, sufrió torturas, cárcel, fue objeto de vejámenes, incluso le aplastaron los testículos, Blas es un revolucionario autentico, un genuino comunista del que nos sentimos orgullosos.”

Durante el agasajo a Blas también se entrego un reconocimiento a Domingo Santacruz por su papel en la conducción del CRD desde su fundación. El reconocimiento fue entregado por el actual director ejecutivo Rafael Benavides, conocido durante la guerra como Ramón Suárez.

Por su parte, Damián Alegría, diputado del FMLN, hizo un brindis a nombre de los presentes: te deseamos Crucito, que cumplas más años y personalmente me siento feliz por esta familia de comunistas, de revolucionarios, de personas que luchan por un futuro mejor para nuestro país. Todo revolucionario salvadoreño debe sentirse feliz por personas como Blas.”

Carlos Ruiz, Alcalde de Soyapango, expreso que “es motivo de alegría para cualquier revolucionario salvadoreño esta celebración. Conocí a Blas cuando tenia 23 años, hicimos un trabajo organizativo en Montecarmelo, trabajamos juntos y pude conocer la profundidad de su personalidad revolucionaria, asi como la de Berta Deras de Aguiñada que se encuentra acá con nosotros.”

“”Bueno, me van a permitir…”indica Blas. “Durante toda mi vida lo que me ha impulsado a luchar es el rechazo a la injusticia, nunca me han gustado las injusticias y nunca me van a gustar…eso fue lo que me hizo afiliarme al partido Vanguardia Popular, que así se llamaban los comunistas en Costa Rica. Fíjense que una vez estaba en un parque y paso el presidente tico Teodoro Picado saludando a todos. Y yo me puse a pensar: los presidentes aquí saludan y allá en El Salvador lo meten preso a uno.

Me impacto en Costa Rica Vanguardia Popular, su nivel organizativo, llegamos 16 exilados. 2 abogados, 2 profesores, 4 obreros, estudiantes, etc. Iba el papa de un estudiante al que no hallaron y decidieron llevarse al padre, era de Sonsonete, de apellido Comandari, un señor elegante. Y nos fueron a recibir los de Vanguardia a la frontera, y desde allí nos trasladaron, ya lo tenían todo organizado. Abogados con abogados, obreros con obreros…Nos capturaron luego de una marcha del 15 de septiembre y nos sacaron a Honduras, luego a Nicaragua y terminamos en Costa Rica, ahí pase siete años…”

Antes, había regresado a El Salvador el 9 de mayo de 1944, de Panamá, no fuimos a hacer el canal, el canal ya estaba hecho… fuimos a ampliarlo, los gringos necesitaban ampliarlo por la Segunda Guerra Mundial, y luego me entere que por cada salvadoreño el General Maximiliano Hernández Martínez cobro un dólar, nos vendió por un dólar o sea que yo un dólar valgo…y dicen que fue un presidente honrado, fue un gran pícaro…

Y fue en Panamá donde yo conocí al primer comunista salvadoreño, porque yo no estaba organizado, se llamaba Eduardo Camporreales, era talabartero, tenía un taller de nombre El Potro, y platicábamos y empezó a lavarme el coco. Una vez e dijo _mira va pasar un mexicano y me gustaría que lo fueras a escuchar. Y fui a oírlo hablar en la Plaza Santa Ana. Era Vicente Lombardo Toledano. Y ahí abrí los oídos y se me abrieron los ojos, sus palabras me quedaron revoloteando por mucho tiempo…el explico que para liberarse como pueblos y como personas había que luchar, que ahí estaba la clave de la vida, de una vida digna.

Cuando regrese en 1953, la dirección de Vanguardia Popular me había dicho te vamos a enviar por tierra, por aire o por mar. Les dije: envíenme como sea, peor envíenme que ya me quiero ir para mi país. Y me enviaron por avión aprovechando que venia un equipo de fútbol a jugar, ahí me vine entre los jugadores. Al llegar pase aduanas sin problemas. Y salí a buscar un taxi, era el Aeropuerto de Ilopango. Pero nomás salí, cuando se me acercaron tres agentes de la DIC y me encañonaron. Les pregunte que querían. Y me respondieron: que nos acompañes. Y me llevaron a la Policía Nacional. Yo iba con mi valijita llena de ropa que me decomisaron. Al llegar a las bartolinas, era un pasillo y las celdas a los lados, vi que todos me saludaban. Unos levantaban las manos. Y reconocí a Cayetano. Y desde entonces era el mas viejo, por eso me decían Viejo.

Carpio me envió un papelito en una caja de fósforos. Decía: prepárate porque desde esta noche te van a torturar….Y cabal así fue…me fueron a sacar por la noche, vendado: y me preguntaban: conoces a esta persona. Respondía: si, y a esta: también. Y a esta otra: tamben la conozco. ¿Verdad que son comunistas? Respondía: eso si no se. Y se encachimbaban. ¿Y como es que los conoces y no sabes que son comunistas? Respondía: nunca me lo han dicho. Y venia la patada a las costillas. Como a la semana dejaron de torturarme. Y siempre pasábamos viendo por los barrotes a quien traían, que noticias traía de allá afuera. O buscando que dejaran los policías pedazos de páginas de periódicos. Al final, meses después, cuando me sacaron me levaron mi valijita y al abrirla veo que solo estaba un calzoncillo, y les reclame: esta maleta estaba llena. Y me dijeron: estas diciendo que aquí hay ladrones. Les respondí: yo no se, lo que se es que esta maleta estaba llena. Y llego Medrano, que era el Director y pregunto que pasaba y también me dijo: estas diciendo que aquí hay ladrones. Le dije: no se, solo se que mi valija estaba llena. Al final acepte que mi valija la habían saqueado y me fui, me fui a buscar el contacto que en Costa Rica me habían dado que era el Licdo. Raúl Castellanos Figueroa.

Una de las grandes enseñanzas que ha practicado en mi ya larga vida es que nunca me he sentido superior a nadie. Siempre he creído que hay personas que saben mas que uno….y por eso les digo, hoy que veo aquí a algunos funcionarios y diputados, el que quiere ser dirigente popular y dirigente comunista debe ser el mas humilde…no hace falta grandes estudios, yo tres años fui a la escuela, pero tengo conciencia, eso si, y e indigno ante cualquier injusticia…y lo libros que he leído me han ayudado, porque los marxistas consideramos que la teoría alumbra el camino de la practica. Hay libros que me son muy queridos y me ayudaron mucho como Mis Universidades de Máximo Gorki, y el libro La Catedral que narra la historia de un sacerdote en España que se hace comunista. Nunca he terminado de leer El Capital de Marx, tengo que reconocerlo, Lo empiezo y no lo termino…

Una vez nos preguntaron en Cuba, en 1961, cuando nos preparábamos para cruzar la Sierra Maestra en 9 días como parte de un programa de adiestramiento militar, nos pregunto el profesor que cuales libros habíamos leído. Le respondí: yo he visto muchos…pero la pasta. Y el nos dijo: ustedes han venido aquí para aprender. Éramos 13 los salvadoreños. Y una vez nos toco cruzar un rió cargando una piedra en la nuca. Y el Ratón Hidalgo como era un poco jorobado nos gano a todos.

Les voy a contar como fue que me torturaron. Esto fue a principios de los ochenta. Me acusaban de haber matado a dos coroneles, al coronel Manzano y al coronel Choto. Esto nunca lo había contado públicamente pero ya que Domingo lo menciono. Bueno, me capturaron y me tenían no en una cárcel sino en un pasillo. Me tenían vendado de los ojos. Pedí que me llevaran al baño a orinar. Me dijeron. Hay hacete en los pantalones. Les respondí: yo no soy cochino. Y al momento sentí que me pegaban una pata en los testículos y me desmaye. Dicen que después llego el director y al verme desangrado dijo que me trasladaran al hospital. Desperté ya cuando me ingresaban en el hospital. Empecé a gritar al verme fuera de la cárcel: a mi me han torturado…me han torturado…llamen a los periodistas.

Entonces sentí una mano que se posaba sobre mi cuerpo y me dijo: cálmese compañero, que aquí lo vamos a curar. Me dio una inmensa alegría estaba entre compañeros. Y me cuidaban, los doctores, las enfermeras, no dejaban que los policías que estaban fuera del cuarto entraran. Me condujeron al quirófano. Nunca le he tenido miedo a la muerte, yo sabia porque estaba allí por comunista, y no me arrepentía, aunque yo no había matado a esos coroneles…Al salir del quirófano, vino el doctor a hablar conmigo y me dijo: hicimos todo lo posible por dejarle un testículo y no se pudo, estaba ya también destrozado…Su expresión de sinceridad me dio animo. Me dije a mi mismo: ¡estoy vivo! ¡puedo seguir luchando! ¡que más quiero! ¡he vencido a mis torturadores! Y me sometí a las curaciones hasta salir del hospital y que me enviaran a Mariona.

Entonces los asistentes le dijeron: Viejo ¿y el grito? Respondió: Quieren oír el grito…vaya pues…¡¡¡Viva el Partido Comunista!!! Entonces Dagoberto Sosa contó: cuando salimos de Mariona, este Viejo lo primero que hizo al salir fue gritar con todas sus fuerzas: ¡Viva el Partido Comunista!

Asimismo Roberto Pineda indico que por medio del Servicio Informativo Ecuménico y Popular, SIEP se podía enviar saludos de felicitación para Blas. Por otra parte, Américo Araujo informo que el próximo 31 de marzo en el local de Nuestra América se celebrara el 80 aniversario del PCS. Ese es el día asignado en el marco de las celebraciones del 30 aniversario del FMLN. Habrá un día para cada una d las fuerzas que constituyeron el FMLN en 1980.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>