Culto Ecuménico en Homenaje de Rafael, Lito y Galia Aguiñada

SAN SALVADOR, 29 de septiembre de 2007 (SIEP) “Sufrí la muerte de tres seres queridos, la primera muerte fue la de mi esposo, Rafael, esa fue una muerte anunciada, esperada, él era muy atrevido, muy osado…” expresó Berta Deras, en Acto Ecuménico realizado por las Comunidades de Fe y Vida (COFEVI) ante la tumba de Rafael Aguiñada Carranza.

El Acto Ecuménico fue en conmemoración del 32 aniversario del asesinato de este dirigente del Partido Comunista, el 26 de septiembre de 1975; del asesinato en abril de 1981 de Rafael Aguiñada Deras, Comandante de las FAL y de la caída en combate de Galia Aguiñada Deras, combatiente guerrillera de las Fuerzas Armadas de Liberación, uno de las agrupaciones que constituyeron el FMLN en octubre de 1980.

Agregó que “Rafael se iba a meter a la Policía cuando capturaban a un compañero, a reclamar su libertad; se iba a meter a las huelgas…yo pensaba que al solo terminar su periodo de inmunidad por ser diputado del UDN, lo iban a matar, pero se adelantaron, como al año y medio de estar en la Asamblea lo mataron…”

“Con la muerte de Lito fue diferente, me dio mucho coraje, mucha cólera….lo mataron un sábado y me di cuanta hasta un martes, y no sabía ni como se llamaba mi hijo, que nombre usaba ya que era clandestino, y ya lo habían enterrado y no sabía donde buscarlo, hasta que un compañero, Dagoberto Sosa llegó ya noche a la casa y me dio el nombre que estaba utilizando…y pude entonces encontrarlo.”

“Lo de Galia me causó mucho dolor, luego de la muerte de Lito decidimos irnos para Nicaragua a vivir y allá fue ella a la escuela, estudio el bachillerato y se integró a esa revolución, iba a las cortas de café… Un día me dice que se iba regresar a El salvador a estudiar, y pasan los días y le digo: tenes que arreglar las notas y entonces me dice: no, si no voy a estudiar, voy a integrarme a la lucha por la que dio su vida mi papá y mi hermano, y como le decía que no se fuera, si ella en ese ambiente de lucha había crecido desde que nació, esa era su vida, y a los 55 días de haberse ido cae en combate…”

Por su parte, el Rev. Roberto Pineda, expresó que “estamos aquí para rendir homenaje a esta familia revolucionaria, la familia Aguiñada Deras y expresar que las ideas por las que murieron Rafael, Lito y Galia, ideas de justicia social y de socialismo, nos siguen convocando a la lucha. Su muerte no fue en vano, este país cambió y debemos hacer que cambie más, les rendimos tributo en este día pro también en cada momento cuando el sufrimiento de un ser humano nos golpea el alma, nos indigna y nos impulsa ala protesta, ese es el espíritu de Rafael, de Lito y de Galia, ese es el espíritu de Jesús de Nazaret.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>