Datos biográficos sobre Rafael Aguiñada Carranza

SAN SALVADOR, 9 de octubre de 2006 (CEDEP) Recientemente como Iglesia Luterana Popular conmemoramos el 26 de septiembre con un Culto Ecuménico el 31 aniversario del asesinato del dirigente revolucionario Rafael Aguiñada Carranza. Estuvieron presentes su esposa Berta, su hija Dinora, sus nietas Itxchel y Citlali, amigos y compañeros de lucha.

A continuación presentamos una reseña biográfica, aparecida en la revista Fundamentos y Perspectivas del PCS y una serie de fotografías, guardadas y compartidas por su esposa Berta Deras.

“Rafael Aguiñada Carranza nació en la ciudad de Sonsonate el 10 de agosto del año 1931; son sus padres Mariano Aguiñada y Antonia Carranza de Aguiñada. Hizo sus estudios de primaria en la Escuela “Salvador Díaz Rodas” de aquella ciudad, habiéndose destacado como buen estudiante y deportista.”

“A temprana edad, para ayudar a sus padres en el mantenimiento del hogar, recién terminado sus estudios primarios, entró a trabajar como aprendiz en un taller de carpintería especializado en la confección de ataúdes. Posteriormente, por intermedio de su padre, ingresó al taller del “Ferrocarril de El Salvador” siempre en la ciudad de “las Palmeras.” Allí lo encontró la huelga de ferrocarrileros de 1946, teniendo su primera prueba de fuego, de lo que sería el signo de su vida: la lucha por los intereses de los trabajadores, víctimas de la explotación capitalista. Pese a su corta edad, 15 años, desplegó intensa actividad, junto con los obreros experimentados, para hacer triunfar la huelga ferrocarrilera.”

“Con un intenso afán de superarse, dejó su ciudad natal, trasladándose a Santa tecla, a trabajar de carpintero en al industria de la construcción y posteriormente lo hizo a San Salvador; comenzando muy pronto a estudiar por la noche Dibujo Arquitectónico en la Escuela Nacional de Artes Gráficas “Carlos Alberto Imery” en donde se destacó desde el primer año de estudios, por lo que al terminar el 2do. Año de su especialidad empezó a trabajar ya como dibujante en la Empresa Constructora Duran-Duarte. Se graduó en 1955 recibiendo premio por aplicación y aprovechamiento de parte del Ministerio de Educación.”

“En la Escuela de Artes Gráficas fue uno de los principales promotores de la formación de la Organización de Dibujantes de El salvador (O.D.E.S.) en la que desplegó intensa actividad para fortalecerla, llegando a ser directivo de la misma y sostenedor del periódico de la asociación, junto con otros entusiastas dibujantes.”

“Siempre con deseos de superarse ingresó en 1956 a la sección nocturna del Instituto general “Francisco Menéndez” para estudiar Plan Básico, habiendo logrado terminar el segundo año, ya que actividades políticas, le impidieron proseguir los estudios secundarios como era su deseo. Para ese entonces trabajaba con un grupo de jóvenes obreros, estudiantes y literatos para crear una organización juvenil de carácter reivindicativa y democrática. La formación de los clubes Tazumal y Lamatepec fueron los primeros ensayos que condujeron a la constitución de la Asociación de la Juventud 5 de Noviembre en 1958, de a cual Rafael Aguiñada fue uno de los fundadores.”

“En 1972, a escasos dos meses de haber recibido la banda presidencial el Coronel Molina, Rafael fue hacho prisionero por la Guardia nacional, torturado y mantenido secuestrado durante 9 días y expulsado del país posteriormente hacia Managua, en donde estuvo un poco más de 40 días, para retornar subrepticiamente al suelo patrio y tomar en sus manos como dirigente responsable y tenaz las tareas que le habían confiado los trabajadores en la dirigencia de la FUSS.”

“En 1973, por su combativa y vibrante intervención que tuvo en la Plaza Libertad en la concentración del 1ro. de mayo, y exactamente a los diez días de esos actos, agentes de la Guardia Nacional le capturan nuevamente frente al local de la FUSS con despliegue de fuerza y de nuevo le destierran para Nicaragua; pero esta vez lo confinan en la pequeña Estelí. Sin embargo su regreso fue más rápido…A los 24 días ya se encontraba nuevamente entre nosotros para darnos sus sanos consejos, sus inquietudes, sus esperanzas…Rafael a menos de un mes, regresaba clandestino a su patria, para continuar a lucha, emprendida por él hacia varios años para que su querido pueblo viva una vida mejor; soñaba con una patria donde no existiera la explotación de la inmensa mayoría por unos cuantos, donde todos, con el fruto de nuestro trabajo vivamos una vida feliz y decorosa.”

“En la campaña para diputados y alcaldes de 1973, fue postulado por el Partido Unión Democrática Nacionalista U.D.N. como candidato a diputado por el departamento de san salvador, siendo electo por el pueblo en marzo de 1974. Quizá, por primera vez, el pueblo y los trabajadores tenían un genuino representante en el primer Poder del Estado.”

“Desde ese nuevo lugar de combate, colocado por la voluntad popular, Rafael Aguiñada Carranza mantuvo siempre una actitud digna en defensa de la Soberanía nacional contra la política entreguista del gobierno
Molinista; de repulsa a las arbitrariedades cometidas por el régimen; de denuncia de las injusticias patronales; de apoyo a la causa de los trabajadores y de las masas populares. En noviembre de 1974 Rafael Aguiñada Carranza visitó los países socialistas de Rumania y Hungría invitado por los sindicatos de esos países, en abril de este año 1975, junto con varios diputados de la oposición, visitó la República de Cuba invitado por el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos.”

“Al morir, Rafael estaba entregado con denuedo a la tarea de construir la unidad del movimiento sindical nacional. Particular esfuerzo dedicaba a la formación de la Confederación Unitaria de Trabajadores Salvadoreños (CUTS), como paso inicial hacia la Central Única de los trabajadores del país. En este sentido, era de la opinión y con esa convicción trabajaba de que la

Abril de 1975. Rumbo a Cuba con delegación parlamentaria
unidad orgánica de los sindicatos debe tener como base la coordinación cotidiana, la adopción de una plataforma mínima de reivindicaciones y la lucha inquebrantable contra las corrientes y tendencias que tratan, de un modo u otro, de desviar la acción de los trabajadores.”

“Los participantes en los últimos encuentros sindicales, en los que tomó parte, pudieron darse cuenta que esos principios eran defendidos con pasión por nuestro querido Rafael. Así, con sui característica de ser, incansable para le trabajo, Rafael fue un hombre que dedicó lo mejor de su juventud a la causa de su pueblo, que entregó su VIDA porque los trabajadores y el pueblo todo acaben con esta miseria en que nos mantienen, por eso es que las balas asesinadas truncaron la vida de Rafael, el 26 de septiembre de 1975.
Pero como dijera un día Julio Antonio Mella, el gran revolucionario cubano, que aun después de muertos somos útiles, porque servimos de bandera, ahora tú Rafael eres bandera de los obreros y los jóvenes presentes, serás bandera de las generaciones futuras en la lucha revolucionaria de nuestro pueblo, por conseguir una vida sin explotados y sin explotadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>