Discurso de Leonel en Convención del FMLN

En esta XXIII Convención Nacional Ordinaria “Nace la Esperanza…Viene el Cambio” saludamos a los representantes del cuerpo diplomático y delegados de los partidos políticos de los países que nos acompañan, su presencia realza esta fiesta del pueblo, les decimos que su solidaridad, que nos ha acompañado siempre, fortalece nuestra hermandad y la lucha por un mundo mejor. Saludamos a los representantes de los gobiernos amigos de España, Bolivia, Brasil, Cuba, Venezuela, Uruguay, Ecuador, Nicaragua, Panamá, República Dominicana, Honduras.

Agradecemos infinitamente al noble pueblo y Gobiernos de Cuba y Venezuela por devolverle la vista a más de cuatro mil seiscientos salvadoreños y salvadoreñas, por preparar a más de mil muchachos y muchachas que realizan estudios de medicina y por permitirnos ser parte de la campaña de alfabetización “Yo Si Puedo”, impulsada por nuestras alcaldías.

En especial quiero saludar a nuestros hermanos salvadoreños residentes en el mundo Estados Unidos, Canadá, Australia, Suecia, luchadores de nuestra identidad salvadoreña, luchadores de derechos de migrantes, les decimos hermanos; su lucha es la lucha del FMLN.
Saludo al pueblo salvadoreño que hoy está con nosotros y a las familias que siguen este acto a través de los canales de televisión y radio a nivel nacional e internacional, a nuestros invitados nacionales, a los movimientos cívicos presentes, a los dirigentes y militantes del combativo movimiento popular, a los hermanos del Movimiento Social Demócrata, a los hermanos del Movimiento Duarte Vive, a los militares retirados presentes, símbolo de la reconciliación nacional, a los representantes del movimiento empresarial, a todos les ofrecemos nuestras manos, para marchar juntos y terminar con 18 años de destrucción arenera. Construyamos juntos la Victoria del 2009, para encauzar al país en el camino de la Democracia, recuperemos la dignidad de los salvadoreños y su derecho a vivir en paz con seguridad. La Alianza, pueblo y FMLN es posible, saludemos con un fuerte aplauso esta firme unidad del pueblo.
Saludo a mi familia.

Sigamos el ejemplo de los pueblos de América Latina, de nuestros hermanos países de Honduras y Nicaragua, últimamente Guatemala que vencieron el miedo, derrotaron la corrupción, y emprendieron el camino democrático y actualmente construyen sociedades independientes, inspirados en los ideales de Morazán, Bolívar, Martí, Sandino, Farabundo Martí y Schafik.

América Latina construye hoy su propio destino, con mucha inspiración creativa, sin copias de ningún modelo. Construye la integración a partir de los pueblos, con prioridad en los más pobres y excluidos. Desarrollar la verdadera ciudadanía de los pueblos; basados en la verdad, la justicia social, en el respeto a los derechos humanos y en el bienestar de las mayorías.

Rendimos homenaje a los jóvenes, a las mujeres, al pueblo salvadoreño que hace 18 años emprendieron la batalla histórica, la “Ofensiva hasta el Tope” inspirada en los ideales de libertad, justicia social, prosperidad, esta acción abrió el camino hacia la democracia, provocando a la vez el fin de las estructuras injustas, corruptas que por más de 60 años de dictadura Militar oprimieron a nuestro pueblo. A todos nuestros héroes y heroínas les decimos llegó la esperanza y viene el cambio.

La ofensiva del 11 de noviembre de 1989 logro el desbloqueo del proceso de paz, fue el inicio de más de dos años de negociación contínua entre el FMLN y el Gobierno de El Salvador, con la mediación de Naciones Unidas, que dieron como resultado los Acuerdos de Paz que se firmaron en el Castillo de Chapultepec, México, el 16 de enero de 1992. Agradezco al pueblo por haberme confiado ser uno de los firmantes de los Acuerdos de Paz.

El Acuerdo de Paz que firmé, es un acuerdo político para construir la paz en El Salvador, una paz ligada indisolublemente a la igualdad de derechos y libertades fundamentales, el respeto a la vida, los derechos humanos y a la justicia social, por esta paz he luchado toda mi vida y seguiré luchando por ella. Los Acuerdos generaron una nueva refundación del Estado Salvadoreño, reformó la constitución de nuestra República y diseñó las nuevas instituciones de un Estado Democrático; 18 años de Gobierno de Arena bloquearon el cumplimiento de los Acuerdos de Paz, impidiendo el pleno desarrollo de la democracia. El FMLN durante estos 15 años cumplimos con lo que prometimos: dejamos las armas y nos incorporamos a la lucha político electoral.

En esta gran concentración de la alegría, por la esperanza y por el cambio, esta entre nosotros la energía, el entusiasmo, las ideas profundamente democráticas y de transformación del compañero Schafik Jorge Handal. Agradezco a la familia de Schafik, hijos e hijas, hermanos y demás familiares por estar con nosotros.

En el 2009, se cumplirán cinco años, en que el pueblo salvadoreño le ofreció a Schafik su respaldo y reconocimiento. Hizo suyos los ideales de justicia, el compromiso con la verdad, su firmeza en la lucha contra la corrupción y su bondadosa virtud, de luchar incansablemente por el pueblo y en especial por los más pobres, su gestión decidida y firme duplicó nuestro caudal de votación más de 800,000 votos y junto con él más de 50 mil jóvenes, mujeres y pueblo militante y no militante, visitamos más de un millón de familias. Hoy, Schafik, te decimos que seguiremos tu ejemplo, continuaremos junto al pueblo hacia la victoria del 2009.

Nos encontramos ante el fracaso de 18 años de gobiernos areneros, no cumplieron sus promesas y sus ideas de modelo económico concentraron la riqueza en pocas manos y empobrecieron a las mayorías.

Nuestro pueblo ha iniciado la marcha de la victoria al 2009. Se enciende la esperanza y viene el cambio, conquistemos la alternabilidad que es una demanda democrática de la población.

Quiero agradecer la confianza de todos ustedes y reconocer la decisión de mi partido por postularme a la Vicepresidencia del país. No dudo que ganaremos y desde allí pondré toda mi experiencia al servicio del pueblo y ante ustedes me comprometo a trabajar junto a nuestro Presidente el compañero Mauricio Funes, luchador incansable por la verdad, fiel impulsor de las enseñanzas de nuestro Obispo Mártir Monseñor Oscar Arnulfo Romero, luchador por la justicia social y por las libertades democráticas.

Mauricio Funes encarna las nuevas ideas para conducir a nuestro país hacia un futuro de prosperidad y bienestar para todos y todas. Vuelvo a repetir que lo lograremos sin copiar ningún modelo, sin copiar ninguna fórmula. Los Gobiernos de Arena nos impusieron su modelo y condujeron a este pueblo a su destrucción económica, se robaron los dineros del país, empeñaron nuestra soberanía, expulsaron a millones de salvadoreños, empobrecieron a nuestro pueblo y generaron la mayor desigualad de nuestra historia; unas pocas familias amasaron enormes riquezas y la mayoría de salvadoreños fueron arrojados a la pobreza. Los Gobierno de Arena dividieron al país.

Junto a Mauricio Funes, nuestro Presidente, retornaremos el camino democrático, diseñado por los Acuerdos de Paz, trabajaremos por un gobierno de permanente diálogo, entendimiento y concertación, un gobierno de sello popular y de participación plural, impulsaremos políticas para enfrentar la inseguridad, la pobreza y crear empleos. Le devolveremos a nuestro sufrido pueblo, su bienestar; pondremos al alcance del bolsillo de los salvadoreños el frijol, el maíz, su dieta alimentaria básica, reivindicaremos el derecho a la vida, garantizando servicios básicos de calidad, acceso al agua y la energía eléctrica, la telefonía así como garantizar la gratuidad en la educación básica y la salud.

Nuestro gobierno será participativo, integrador, sin exclusión y garantizaremos el ejercicio pleno de los derechos de la ciudadanía y el rescate de la Constitucionalidad

Para realizar todo este cambio, innovaremos y construiremos las mejores formas de participación del pueblo, junto a nuestro Presidente, pondremos un conjunto de formas participativas y novedosas, que devuelvan al pueblo la esperanza y la certeza del cambio para garantizarle el bienestar al pueblo salvadoreño.

El FMLN durante estos 15 años, con el apoyo decidido del pueblo ha gobernado las principales ciudades del país y hemos iniciado la solución de graves problemas y desde nuestra participación en la Asamblea Legislativa y el Parlamento Centroamericano hemos aportado a la solución de los problemas nacionales, y a la integración. En estos 15 años nos hemos preparado para asumir la misión de gobernar nuestro país, tenemos la experiencia suficiente y junto a Mauricio Funes, nuestro Presidente, gobernaremos de forma transparente, con una gestión honesta, cumpliendo nuestros compromisos, seremos un Gobierno de Reconciliación y Paz.

Mauricio, escribamos esta nueva página histórica, confiamos en tú liderazgo. El pueblo lo exige.

¡Vivan nuestros héroes y mártires!
¡Viva Mauricio Funes, nuestro Presidente!
¡Viva el FMLN!
¡Viva el pueblo salvadoreño!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>