EL MOVIMIENTO POPULAR Y SOCIAL ORGANIZADO DE EL SALVADOR A LOS QUINCE AÑOS DE LOS ACUERDOS DE PAZ

EL MOVIMIENTO POPULAR Y SOCIAL ORGANIZADO DE EL SALVADOR A LOS QUINCE AÑOS DE LOS ACUERDOS DE PAZ

El Movimiento Popular y Social salvadoreño hace las siguientes consideraciones sobre la situación económica, social y política de El Salvador después de 15 años de haberse firmado los Acuerdos de Paz.

I. INTRODUCCION

Este 16 de enero del 2007 se cumplen quince años de haberse firmado los Acuerdos de Paz entre el Gobierno de El Salvador de ese momento y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), con la participación en calidad de testigos de la Organización de las Naciones Unidas, ONU, y el respaldo y apoyo de los países amigos.

Los Gobiernos de ARENA y los grupos que controlan la economía y el Estado, han obstaculizado la implementació n efectiva de los acuerdos de paz, tergiversado y deformando el espíritu y letra de los mismos, de tal forma que ahora podemos decir que el proceso de democratizació n abierto por los acuerdos de paz, sufre un profundo retroceso, con gobiernos autoritarios, que ahora avanzan hacia una forma de dictadura civil.

Todo esto se ha evidenciado desde el principio de la implementació n de los Acuerdos de Paz, en casos como: a) aprobación de la Ley de Amnistía que deja impunes miles de asesinatos, desapariciones, masacres, secuestros y otras violaciones a los derechos humanos. b) El bloqueo y anulación del Foro para la Concertación Económica y Social. c) Limitaciones para la transferencia de tierras a ex combatientes y población en zonas conflictivas y posterior acoso a través de la deuda agraria y bancaria para arrebatarles las tierras a los beneficiarios, pero también a través de mantener en situación de ilegalidad más del 60% de las tierras de cooperativas, pequeños propietarios, ex patrulleros, comunidades urbanas y rurales, entre otros. d) La deformación de la institucionalidad creada por los acuerdos de paz como el Tribunal Supremo Electoral (TSE), que se ha convertido en un mecanismo para el fraude electoral, y PNC que es un aparto de represión del gobierno de ARENA. e) El desarrollo de una “guerra” permanente en contra La Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, por el valiente cumplimiento de sus atribuciones. f) El manejo antojadizo de la Asamblea Legislativa, la Corte Suprema de Justicia, la Corte de Cuentas y la Fiscalía General de de la República, convertidas ahora en instituciones al servicio de los intereses de las argollas neoliberales, las transnacionales, y el gobierno estadounidense, en detrimento de la mayoría del país y para el encubrimiento de la corrupción y el crimen organizado.

La democratizació n del país que era uno de los objetivos trascendentales de los acuerdos de paz, ha sido anulada por el creciente autoritarismo gubernamental, el irrespeto al Estado de Derecho, la creación de mecanismos de control político y represión (Ley anti terrorista), ante las crecientes expresiones de rechazo de la población a las políticas impopulares del gobierno de ARENA. Todo esto esta generando un ambiente de ingobernabilidad cuyo desenlace es una mayor confrontación social.

Ahora este gobierno habla del año de la paz social, la pregunta es como va haber paz social sino se ha resuelto la justicia social, sí la población se sume cada vez más en la miseria y la pobreza, sí sus condiciones de vida se deterioran, sí hay que emigrar para encontrar oportunidades en otro país y no en el nuestro, sí hay cada vez más desigualdad, sí existen esquemas de represión y otras graves debilidades del sistema de libertades.

II. LO ECONOMICO

1. La economía salvadoreña transita por una situación de débil crecimiento y gran fragilidad macro financiera, que puede llevarla a una crisis más profunda. Esta situación es el resultado de la aplicación de reformas económicas (privatizació n, desregulación, apertura externa indiscriminada y debilitamiento de las capacidades del Estado) que han transformado la estructura económica del país y conducido a una gran concentración de la riqueza y mayor desigualdad en la distribución del ingreso nacional. La apuesta gubernamental hacia una economía de servicios, comercio, el sistema financiero, el turismo, la maquila y de plataforma logística, solo beneficia a los grupos económicos de poder y perjudica a la gran mayoría de la población.

2. Durante los últimos años la economía ha crecido en un promedio anual inferior a 2% y con una grave desigualdad en la distribución de los ingresos entre la población, insuficiente para generar las condiciones de sostenibilidad y desarrollo. El débil crecimiento es acompañado por crecientes niveles de desempleo y falta de oportunidades, expulsando del país, en busca oportunidades de trabajo en el exterior a más de 100 mil personas anualmente. Las remesas de los pobres constituyen el principal flotador de la economía, que compensa el creciente déficit comercial de todos los años, debido a que la apertura comercial (importaciones) ha causado estragos al aparato productivo (agricultura, industria) y la inversión de las empresas privadas y pública no inyectan reactivación a la economía, que además es sacudida por factores externos como el aumento de los precios del petróleo y sus derivados, y por que también la dolarización de la economía ha llevado a un incesante aumento del costo de vida para la mayoría de la población.

Recientemente el gobierno señala haber crecido a tasas mayores a las planificadas, pero esta demostrado que esta es una maniobra del gobierno para ocultar sus graves fracasos en todos los ámbitos del quehacer nacional. No ha resuelto el crecimiento sostenible de la economía, ni el desarrollo social y ambiental, mucho menos mejorar las condiciones de vida de la población.

No hay duda que continuamos en una economía débil y frágil y una gestión económica deprimente por parte del gobierno. Que se esta agravando más con la con la entrada en vigencia del TLC Centroamérica Estados Unidos, cuyos efectos negativos afectan ya a gran cantidad de sectores económicos y la población en general.

III. LO SOCIAL

1. Durante estos años la calidad de vida de la mayoría de la población se ha visto desmejorada por el incremento de los precios de los bienes y servicios, por los crecientes niveles de desempleo, subempleo e informalidad, así como por el casi permanente congelamiento de los salarios. Mientras el costo de vida ha aumentado en más de 17% en los últimos 3 años los salarios solo aumentaron en promedio 9% sin considerar el deterioro de los años anteriores. Los salarios rurales tan sólo llegan a $80. Los niveles de pobreza muestran que un 31.1% de la población sobrevive bajo el umbral de pobreza de ingresos con 1 dólar diario, mientras un 58% de la población vive con 2 dólares diarios. El umbral de pobreza nacional es de 48.3% (PNUD. Informe de Desarrollo Humano 2005).

2. Ante esta situación de desempleo y falta de oportunidades, el proceso migratorio al exterior se sigue intensificando, se calcula que más de 100 mil compatriotas salieron del país en el último año en busca de nuevas oportunidades, hacia otros países y especialmente hacia los Estados Unidos. Las remesas provenientes del exterior aumentaron el año 2006 a más de 3,300 millones de dólares (18%), este flujo represento más del 18% del PIB, cubrió el 94% de la brecha comercial y sostuvo el consumo privado. Las remesas siguen siendo el salvavidas de la dolarización, la frágil estabilidad macroeconómica y mitiga la pobreza de una importante cantidad de familias receptoras del país.

3. El neoliberalismo gubernamental y empresarial son la causa de la pobreza, el mayor déficit en los servicios públicos de educación y salud, agua, vivienda, deterioro del medio ambiente y la epidemia de la delincuencia común, el crimen organizado y la corrupción. Las políticas neoliberales lejos de resolver los problemas del país; siguen provocando tendencias al débil crecimiento económico, mayor desempleo, subempleo e informalidad, deterioro de la calidad de vida de la mayoría de la población, violaciones a los derechos laborales, abandono de la agricultura, concentración de la riqueza, mayor desigualdad, pobreza y exclusión social.

IV. LO POLITICO

1. En este campo el gobierno de ARENA, han ido evidenciado cada vez más su carácter autoritario y antidemocrático, que se acerca a las concepciones de gobiernos fascistas, las evidencias son múltiples. El interés de mantenerse en el poder y garantizar los beneficios a los grupos económicos de poder, que están detrás del partido de gobierno, los ha llevado a establecer una serie de acciones que afectan la concepción democrática que se promueve en la región y están presentes en los acuerdos de paz. En general el marco político después de quince años de los acuerdos de paz, no muestra avances en el proceso de democratizació n y de mejoras en la gobernabilidad democrática. Al contrario estamos ante un escenario de creciente autoritarismo, de violaciones a los derechos humanos, a los derechos laborales, a la Constitución Política de la República y en general al marco jurídico e institucional del Estado (Estado de Derecho), así como ante una creciente inseguridad ciudadana.

V. LO INTERNACIONAL

1. El gobierno salvadoreño ha llevado al país durante estos años ha una pérdida de su soberanía, hoy más que nunca el gobierno responde a los intereses del gobierno de los Estados Unidos, ha entregado nuestra capacidad de autodeterminació n y de autonomía en política internacional al gobierno de Bush. Los ejemplos de esto son evidentes: La creación de la Base Militar de los Estados Unidos en Comalapa. La creación de la Escuela Internacional de Policía (ILEA). El envío permanente de tropas a Irak, a un conflicto que no es nuestro. La incapacidad de responder desde una posición nacional o regional a la política migratoria racista y la construcción del muro de la vergüenza en la frontera con México, por el gobierno Norteamericano, entre otros.

VI. POR LO TANTO

Las tendencias de la realidad, nos lleva a considerar que estos próximos años no se presentaran soluciones importantes a la problemática económica, al deterioro de las condiciones de vida la población, al respeto del Estado de Derecho y la democratizació n. Consideramos que se acentuara la crisis económica, social y el autoritarismo. Por lo tanto hacemos un llamado al pueblo salvadoreño a:

1. Organizarse y movilizarse para exigir el cumplimiento real de los Acuerdos de Paz y la construcción de una verdadera democracia ciudadana en El Salvador.

2. Organizarse y luchar por sus necesidades fundamentales y por el respeto a sus derechos humanos, laborales, económicos, sociales y culturales.

3. Articularse a las luchas del movimiento popular y social, en contra de las medidas anti populares, antidemocráticas, autoritarias y violatorias del Estado de Derecho, así como por el cambio de gobierno.

4. Luchar por la defensa de las tierras de las cooperativas, de los pequeños productores, de las comunidades y de miles de propietarios y poseedores de tierras y viviendas. Las cuales quieren ser arrebatadas con las propuestas de ley de arrendamiento de tierras y de dominio de tierras de los campesinos, en beneficio de transnacionales y grandes empresarios nacionales.

5. Solicitar a la ONU y los países amigos de la firma de los acuerdos de paz, exigir el cumplimiento irrestricto de cada uno de los contenidos de los Acuerdos de Paz, al gobierno de El Salvador.

San Salvador, 16 de enero del 2007

ANTE EL INCUMPLIMIENTO DE LOS ACUERDOS DE PAZ Y LA CRISIS NACIONAL

UNIDAD Y LUCHA POPULAR

MOVIMIENTO POPULAR DE RESISTENCIA 12 DE OCTUBRE (MPR-12)

BLOQUE POPULAR SOCIAL POR LA DEMOCRACIA REAL (BPS)

COORDINADORA NACIONAL AGROPECUARIA (CNA)

FRENTE SINDICAL SALVADOREÑO (FSS)

FORO PARA LA DEFENSA DE LA CONSTITUCIÓN (FDC)

MOVIMIENTO NACIONAL DE VENDEDORES DE CD, DVD Y OTROS PRODUCTOS DE MARCA (MNV CD/DVD/OPM)

ALIANZA SOCIAL POR EL CAMBIO (ASC)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>