El poder de la memoria es el poder de la resistencia…a 33 años, ¡Rafael Aguiñada Carranza presente en nuestras luchas por la vida…!

SAN SALVADOR, 28 de septiembre de 2008 (SIEP) “Te damos gracias Señor por haber entregado a este pueblo salvadoreño a Rafael Aguiñada Carranza, por su vida dedicada a la unidad de la clase obrera, a la lucha por el socialismo…” expresó el Rev. Roberto Pineda, de la Iglesia Luterana Popular de El Salvador.

Esta mañana fue realizado en el Cementerio General, un Acto religioso para conmemorar el 33 aniversario del asesinato del dirigente del Partido Comunista, Rafael Aguiñada Carranza, al que asistieron familiares y amigos del fallecido. Se reflexionó a la luz de Mateo 21:23-32.

“El poder –agregó el pastor luterano- de la memoria es el poder de la resistencia…Y nuestra presencia en este acto, tiene ese significado. El enemigo nos derrota cuando olvidamos. El recuperar la memoria es el comienzo de la victoria. La autoridad de Jesús surge del compromiso con los sectores populares. Es una tradición evangélica. Rafael entregó su inteligencia, su voluntad, su vida a la lucha por la justicia del pueblo salvadoreño, y por eso hablaba también con autoridad…”

“Recuerdo que escuche a Rafael ese mismo año 1975 hablando el 1ro. de mayo en la Plaza Libertad. Estuvo denunciando la escalada represiva del régimen del coronel Molina, denunció las masacres campesinas cometidas en Chinamequita, Tres Calles y La Cayetana, alertó sobre el peligro del fascismo… y lo hizo con autoridad, con mucha autoridad, con la autoridad de la verdad y por ser luz para este pueblo, y por eso la derecha, los militares, lo asesinaron…pero es de los muertos que nunca mueren, que siguen viviendo en el río inagotable de las luchas del pueblo.”

“La memoria es el aceite que mantiene viva la llama de la resistencia. Los israelitas, recordaban los sufrimientos en Egipto cuando se enfrentaban a los reyes cananeos; nuestros antepasados indígenas recordaban los maltratos en Tenochtitlan, en Tikal, en Chichen Itza. De la opresión surge la resistencia. Y de la resistencia surge la esperanza. Y de la esperanza surge la victoria…”

“La memoria de la resistencia- de su héroes y mártires, de sus hombres y mujeres, de sus derrotas y victorias- es la semilla de la rebelión. El espíritu de la resistencia es el espíritu de Dios que se revela a los que luchan contra el pecado de la opresión, a los que abrazan el viento de la justicia que sopla en toda dirección, a los que se aferran al sol de la esperanza. Dios se hace presente, se hace voz y se hace brazo fuerte, se hace rostro y sonrisa en los hombres y mujeres, en los niños y niñas, en los jóvenes y ancianos, que caminan a lo largo de la historia, desafiando a los imperios y a los poderosos, alzando siempre el puño de la protesta…”

El imperio se derrumba…

En la reflexión colectiva, Dagoberto Gutiérrez, amigo entrañable de Rafael, compartió su pensamiento. Dijo que “1975 fue un año especial. La derecha decidió que para enfrentar el auge del movimiento popular había que recurrir a la represión, como lo habían hecho antes en 1932. Y empezaron a reprimir. Fueron tanteando, primero en el campo, luego en la ciudad…pero esta represión no detuvo el auge del movimiento popular. Y quedo establecida una dinámica de a más represión, más lucha, y a más lucha más represión, y a más represión más lucha, era un movimiento dialéctico.”

“Y esto solo fue roto, interrumpido por la guerra porque ya en una guerra no hay escuadrones de la muerte que valgan…la guerra es el enfrentamiento de dos ejércitos, se establece una dinámica diferente en la que ambos tienen poder de fuego…”

“A Rafael le había sido confiada por el Partido una tarea estratégica, la de unificar a la clase obrera. Y estaba empeñado en lograrla. Antes había clase obrera, había industria…Hoy la sociedad se ha proletarizado, la mayoría son trabajadores, reciben un salario. Vivimos en una sociedad proletarizada, pero no de obreros, sino que la mayoría somos trabajadores. A Rafael la derecha lo asesinó para evitar que esta tarea fuera cumplida…”

“Hoy nos encontramos en otro escenario, que no podíamos imaginarlo hace 30 años. El imperio se derrumba… Y lo más importante, es que se derrumba la teoría que justificaba al imperio, el neoliberalismo. Observamos como es el gobierno el que va a la ayuda de la banca. El gobierno se hace cargo en Estados Unidos de la crisis inmobiliaria, inyectando miles de millones de dólares. Lo que habían negado en la teoría lo hacen en la práctica. Y vemos claramente un estado que va al rescate del mercado…”

“Vemos a un imperio que se hunde y un imperio que emerge. Rusia, con increíbles riquezas. Esta China. Esta Europa. El enfrentamiento es entre el Occidente y el Oriente. Nosotros no somos ni occidente ni oriente. Somos, estamos en la periferia. Jesús también estuvo en la periferia. El no estuvo en Roma. Igual que nosotros, estuvo en la periferia…”

“Rafael, además de dirigente sindical, y como debe de ser, era dirigente político. Éramos diputados en la Asamblea legislativa. En aquel entonces la Asamblea era caja de resonancia de lo que pasaba en la calle y ser diputado era ser representante de los intereses populares, no como hoy que los diputados son seres áulicos, alejados de la gente, seducidos por los engranajes del poder…”

“Con Rafael vivimos una experiencia como diputados populares, en estrecho contacto con la gente, con los sindicatos, con los campesinos. Y viajábamos por todo el país en un carro, color verde ronrón, Peugeot, que por cierto terminó sus días en el Puente de Oro, se le arruinó una biela…en ese ronrón recorrimos el país. A Rafael los fascistas decidieron matarlo porque estaba unificando a la clase obrera…”

A continuación, Berta Deras, esposa de Rafael, contó la siguiente anécdota: fíjense que para unas vacaciones de semana santa, Rafael nos convenció que saliéramos como familia para ir a Sonsonate, que él iba a tener unas reuniones y que nosotros podíamos disfrutar del paseo (¡grave error! comenta Dagoberto riéndose) y nos fuimos, íbamos en un jeep, íbamos los cuatro, Galia todavía no había nacido, y estando allá que se arruina el jeep y hubo que buscar un mecánico, y nos bajamos y nos fuimos a una sombra, cuando vemos al jeep bajando solo por una pendiente…esas fueron las vacaciones ah y también vimos a Fidel del Sol del Río, en una procesión, se sorprendió al vernos, porque iba encabezándola con unas matracas… como que le dio pena…”

Y Dinora, hija de Rafael interviene: me pongo a pensar lo mucho que tengo de mi papá y de mi mamá, lo mucho que me influyeron, nuestros padres marcan nuestra vida, y me siento agradecida de haber tenido un papá así y también por mi mamá, por sus enseñanzas, por su ejemplo, soy muy feliz por eso…”

Luego Isabel, nos dedica una canción: ya ya ya vienen los segadores, ya, ya, ya se anuncia la cosecha, volverán los héroes cantan los poetas volverán los mártires, dicen los profetas…” La jornada religiosa en homenaje a este revolucionario concluye tomados de la mano, con el Padre Nuestro: venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad, así en la tierra como en los cielos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>