En 1970 cuando fui presidente de AGEUS…

En 1970 cuando fui presidente de AGEUS
Conversación con Jorge Federico Baires

SAN SALVADOR; 27 de mayo de 2005 (SIEP) De mirada penetrante y voz fuerte, Jorge Federico Bairez, de 62 años, dirigente de la Federación de Estudiantes de Enseñanza media (FEEM) en los años sesenta, presidente de AGEUS en 1970, dirigente del desaparecido Partido Comunista de El Salvador en la UES, es una referencia obligada de la izquierda salvadoreña. A continuación reproducimos partes de una extensa entrevista sobre diversos temas.

RAUL VALIENTE

Presidente de AGEUS en el año 1956. Compañero de Fabio Castillo Figueroa. Ingeniero Civil. En 1968 fue profesor de matemática en el Instituto de Ciencias Naturales que dirigía el hondureño Jorge Arturo Reyna, que estaba exilado.

LA VANGUARDIA DE LA JUVENTUD SALVADOREÑA Y LA UNEEM

La Vanguardia de la Juventud Salvadoreña surge en 1960. En su dirección se encontraban: Mario Aguiñada, Armando “El Zarco” Herrera, Alfonso “Chiquitín” García (que lo desaparecieron en el año 1968), y era el compañero de Blanquita, que tuvo cafetín en los años ochenta en la facultad de Ingeniería de la UES.

También estaba Ciro Cruz Torres, que venía de una familia histórica del 32, vivían en Soyapango, y luego de pertenecer a la Comisión Militar del Partido, decidió buscar y casarse con una mujer con dinero, lo logró y cambio de ser militante a ser informante para el Partido de las opiniones de los “hacendados.”Una tía de Ciro era Lucía Torres, militante del partido, de temperamento fuerte. Estaba casada con Luis Torres, que a su lado era un ángel.

Otro miembro se me olvida su nombre, pero yo le llamaba el “Compañero Souvenir”, morenito, una vez me abordo y me dijo: he sido enviado para que conversemos sobre la organización revolucionaria. Hablemos entonces, le dije. Armando Herrera lo había enviado para que me reclutara. El me contacto con el Chiquitín García que me dice un día: vamos al Ministerio de Educación.

No me gusto de entrada la idea pero luego accedí. Ya estaba todo hablado. En el Ministerio había funcionarios que nos dieron una autorización, una carta firmada y sellada, para visitar institutos y organizar a los estudiantes. Y así formamos la Unión Nacional de Estudiantes de Educación Media, UNEEN. El secretario general era Alfonso García, yo era el de organización. Allí es que se incorpora Norma Guirola y también Diana Minero.

En mis tareas de organización una vez voy a Usulutan a buscar a Tony Handal. Schafik me lo había referido. Lo encuentro y platicamos, ya sabía a lo que llegaba, me dice que regrese el día siguiente que va a organizar una asamblea de estudiantes. Llegó y me encuentro con que el auditórium del Cine Alameda que acababa de inaugurarse esta completamente lleno, con todos, el 100 por ciento de los estudiantes del INU.

Toni era presidente de la Asociacion de Estudiantes y todos habían respondido a la convocatoria. Eran alrededor de 400 estudiantes. Yo quede sorprendido de ver tanto estudiante. Y me eche un discursito. Allí comencé a ser orador, a hablar en público. Al final Toni preguntó: que levanten la mano los que estén de acuerdo en pertenecer a la UNEEN. Todos levantaron la mano.

También visite Santa Ana, incluso organice estudiantes en la población de Ataco. Aquí me ayudo Mauricio Cienfuegos, que era un maestro activista de la Federación Magisterial Salvadoreña, un antecedente de ANDES 21 de Junio.

Jacinto Castellanos Rivas

En 1961 o 1962 una vez me dice Roque Dalton: veni, te voy a presentar a un personaje. Le pregunto por la identidad y guarda secreto, y se hace el misterioso. Nos vamos y llegamos a un hotel a la par de la escalinata de la Universidad de La Habana. Fuimos donde Jacinto Castellanos Rivas. Era una habitación modesta de hotel. Con una cama, una mesa, una radio.

Era el jefe de redacción de Radio Habana Cuba. El que hacía los editoriales o el que los revisaba antes de salir al aire. Toda una personalidad. Un personaje del 32, de los últimos que hablaron con Farabundo Martì. No pude evitar hacerle una pregunta que siempre ha rondado por mi cabeza: ¿cuantos fueron los muertos del 32? Yo había hecho números y 30,000 siempre me pareció una exageración. El me acuerdo que me respondió: Unos 12, 000. Estuvimos con él platicando una media hora y nos retiramos.

En San Salvador vivía en la Colonia La Rabida, detrás del Cine Roxi, en un pasaje que no tenía salida. En 1967 o 1968 se pegó in tiro para terminar con el sufrimiento que a él y a su mujer les ocasionaba el cáncer que sufría.

El marxismo como teoría
“La Comisión Política del PCS me solicitó elaborar un documento teórico para una reunión de la Comandancia General del FMLN, donde iban a tomarse decisiones estratégicas. Schafik me planteó que la CP quería llevar documento teórico. Esto fue en 1982. Se planteaba el marxismo como teoría y método y la firmaron todos. Yo hice el documento. Asimismo elabore un documento sobre la lucha insurreccional para la Comisión Militar del Partido Comunista de El Salvador en 1965.

Jacobo Waisefild
Me acuerdo que le ganó una discusión a Schafik sobre marxismo. Era muy preparado. Era el director del departamento de Ciencias Sociales, de origen argentino. Una vez me preguntó Jacobo: ¿por qué no traemos a Miguel Mármol como profesor invitado, para que elabore documentos sobre el 32? Le respondí: ¿y cómo lo justificamos? Me dijo: por la vía del contrato. Y así lo hicimos.

Miguel Mármol
Me lo encontré en Managua en 1982, iba para una gira a los países socialistas, llegó y platicamos, le pregunte: ¿y lo estudios que Ud. realizó en la UES, que los hizo? Sacó un fajo como de 300 hojas de él, escritas por él. Después bajamos a Managua a tomarnos unas cervezas, le gustaba echarse las cervezas de vez en cuando.

Melida Anaya Montes
Fue a Vietnam y cuando regresó hizo un libro trasladando la experiencia vietnamita al caso salvadoreño.

Salvador Cayetano Carpio
Evalúa y aplica la experiencia de 1932 a la situación de los años setenta. Hay un artículo en la revista La Universidad de año 1971(Esta en la Hemeroteca de la UES)

Rubén Zamora
Hasta 1970 fue el principal dirigente democristiano en el país. Fundador del Frente Revolucionario Universitario Social Cristiano. FRUSC. Fue a formarse a una escuela chilena democratacristiana llamada ORMEUS. Era nuestro contrincante, a veces nos amenazaban con ganarnos el apoyo estudiantil, pero nunca lo lograron. Había otro grupo más progresista vinculado a Monseñor Arturo Rivera y Damas.

El FEUR
La AEU de los años 50 fue sustituida en los sesentas por la Federación de Estudiantes Universitarios revolucionarios (FEUR), que fue creada en 1966, fueron la base de la Columna Universitaria del FUAR. Cada facultad adoptaba su propio nombre, como el FURIA de Ingeniería y Arquitectura, donde militaban Antonio Osegueda, que fue presidente de AGEUS, y Toni Handal.

Fui presidente de AGEUS en el año 1970. Los estudiantes que dirigían la Huelga de Áreas Comunes me aceptaron como guía político y a Jacobo Waisefield como guía teórico. No obedecían las directrices de Rubén Zamora sino las mías. Hubo una discusión fuerte por el hecho que era comunista, pero yo defendí con vigor mi derecho a participar.

Ellos (el FEUR) supieron que yo renuncie al PCS en el 70 y de manera formal el 71. El día de las elecciones para AGEUS; cuando llego había un grupo que me rechazaba, gane por un voto, la oposición venía de los nuevos grupos, algunos del famoso “grupo”, por mi parte reivindique el derecho de los comunistas a participar.

A principios del 70 convoco a reunión en el Edificio de Física y Matemáticas, y les planteo que dado que tenía la responsabilidad de AGEUS renunciaba a ser responsable de las células de la Juventud Comunista, JC en la UES. Ya no tenía intención de seguir recibiendo instrucciones. Ingrese al PCS en el 60, tuve 10 años de militancia.

Me fui luego para Chile como representante de las FPL en formación. Fui el fundador en el año 64 de la Comisión Militar del PCS. Y al desaparecer el FUAR elabore en 1965 el documento Línea Insurreccional de la Comisión Militar.

Rafael Arce Zablah
Escribió a los 18 años un libro El Grano de Oro. Sobre la burguesía cafetalera. Aquí en la UES era el primer guía de los estudiantes socialcristianos.

Alejandro Rivas Mira
Se formó en Alemania. Se vinculo a los grupos radicales alemanes. Viajó a Cuba y conoció a Roque Dalton, que ya en ese entonces representaba al ERP en Cuba. Regresó a El Salvador y se convirtió en el jefe absoluto. Era el que tenía más formación marxista. Tenía mal aspecto, un tipo siniestro.

¿Conociste a Rodolfo Rivas Guardado, que fue asesinado cuando reprimieron la movilización del 15 de septiembre de 1960?
Recuerdo que Rivas Guardado estaba en la Biblioteca, el Rector estaba en su despacho, los estudiantes movilizados estaban fuera oyendo a oradores de la AGEUS, que había convocado a la actividad, cuando nos damos cuenta que la Policía nacional esta tendiendo un cerco alrededor del área para golpear y capturar, para estrenar sobre nuestras espaldas los “topekas”que eran bastones de aluminio tratado con envoltura de cuero, que habían llegado dos días antes en un barco de Estados Unidos que dejó esta dotación. Los llamamos topekas por el nombre del barco. Yo soy testigo de cuando sacan al rector (Napoleón Rodríguez Ruiz) y al secretario general (Emilio Cuellar Milla) padre de Benjamín Cuellar. A Milla le quiebran el brazo y a Rodríguez la cabeza, y asesinan a Guardado.

¿Participaste en la campaña del PAR con la candidatura del Dr. Fabio Castillo de finales de 1966?
La campaña de Fabio fue en el 67. El renunció a la rectoría de la UES para irse a la campaña. Rafael Menjivar iba como candidato a regidor por San Salvador. El programa “5 grandes soluciones para 5 grandes problemas” fue el resultado de investigaciones que Menjivar había venido haciendo sobre el tema agrario, él fue el principal elaborador de este documento electoral. Fue el más profundo investigador, científico, como economista director del Instituto de Investigaciones, esto le posibilitó elaborar este documento electoral, es su mérito, aunque después participaran otros.

¿Participaste en la primera huelga de ANDES en 1968?
Trabaje fuertemente en levantar la solidaridad del movimiento revolucionario estudiantil con la primera huelga de ANDES, por medio de AGEUS. Toni Handal era el presidente de AGEUS en 1968 y primer presidente de FEUR. Yo era presidente de la Asociación de Estudiantes de Humanidades (AEH) y secretario de organización de la FEUR. Los dos nos movilizamos en solidaridad con ANDES. Ya antes ambos nos habíamos movilizado en 1967 en solidaridad con los trabajadores de la fábrica Acero en Zacatecoluca. Recolectamos dinero, víveres, hicimos piquetes en las afueras de la fábrica. José Napoleón Rodríguez Ruiz, Pepe, era miembro de la CP del PCS en esta época.

¿Qué actitud política tomaste frente a la guerra con Honduras en julio de 1969?
Participe en muchas acciones en contra de la guerra antes que esta estallara. El presidente provisional de AGEUS era Rolando Elías Julián, conocido como Toroloco. El se pone a favor de la guerra y convoca a una asamblea en el Auditórium de Física y Matemáticas, con el fin de “apoyar la guerra”, yo veo peligroso esto por el impacto nacional de un acuerdo de AGEUS

Al finalizar la asamblea, lo busco y lo llamo a la reflexión y me dice: “yo soy patriota, yo voy a cumplir los acuerdos de la asamblea.”Ya el Consejo Superior Universitario había tomado posición apoyando la guerra. El PCS también había publicado su posición de apoyo a la guerra. De los dirigentes del PCS de esa época sólo Schafik (encargado de educación) y Pepe Rodríguez Ruiz están vivos. Ya murieron Virgilio Guerra, Roberto Castellanos Calvo (encargado de finanzas) Raúl Castellanos Figueroa, que era el secretario general.

El siguiente día luego de esta asamblea, llegó al local de AGEUS y no encuentro a nadie, por el pasillo que sigue existiendo atrás del edificio de Química, me encuentro a Fabio Castillo y me dice: tuve conocimiento de la asamblea y me parece que esta sabia táctica les permitirá una gran capacidad de maniobra.”Digo para mis adentros, también este está apoyando la guerra luego de tantas mítines que hicimos en su contra. Solo le respondí: fue un gran error.

Luego de esto entré en una fuerte depresión anímica, había tenido un momento de debilidad ideológica. No fui lo suficientemente firme en mi rechazo a la guerra. Unos días después me encontré en el cafetín de Humanidades con Salvador Moncada que andaba con un paquete de folletos que habían editado como SEMEA con el título El conflicto Honduras-El Salvador. Tenía una visión de rechazo a la guerra.
Semanas atrás habíamos con Toni Handal adoptado una posición leninista frente a la guerra, había que definirse entre Lenin o Kautski, hicimos una asamblea estudiantil en Ingeniería. Y esta posición luego cambia.

Me acuerdo que después Rosita Braña y Tula Alvarenga, dirigentes ambas de Fraternidad de Mujeres llevaron niños, sus hijos, en manifestación apoyando a la guerra, en el Parque Libertad. Y después del cuarto día de guerra, cuando la OEA le exigió al gobierno salvadoreño retirar sus tropas de Honduras, Fraternidad de Mujeres apoyo un piquete de mujeres de la ANEP frente a la embajada norteamericana. ¡Sí, eso pasó!

El día del desfile de la Victoria, por la noche me pongo a oír Radio Moscú, en un radio National que tenía, y alcanzó a escuchar un programa de entrevistas a dirigentes latinoamericanos, y reconozco la voz de Salvador Cayetano Carpio, y habla sobre la guerra y hace un cita de Lenin: hay que voltear los fusiles hacia el enemigo de clase y buscar la paz, y no se si habló también de tomar el poder, como algo implícito.

Me pongo a pensar: si el secretario general del PCS desde Moscú se opuso a la guerra y habló el segundo día de la guerra ¿qué va a pasar cuando él regrese? ¿y que hubiera pasado si él hubiera estado aquí? Cuando regresa Carpio de Moscú se reúne con su grupo y se organizan ya como fracción definida, todavía no plantean ni la lucha armada ni la creación de una nueva organización sino “darle vuelta al partido” por medio de la lucha ideológica y así llegan hasta el congreso de noviembre de 1969.

Después de esta reunión deciden ya crear una nueva organización pero se quedan por un tiempo para reclutar. Eran unos diez. Unos meses después toman la decisión de renunciar y mejor buscar gente afuera del PC. En esa reunión de noviembre de 1969 los seguidores de Carpio llegaron preparados, con documentos elaborados contra la guerra. En el bando contrario, dirigido por Schafik, únicamente Raúl Castellanos Figueroa llevo un documento por escrito, los demás improvisaron. En mi caso, no hable, me neutralice. Y aunque estuve siempre cerca de ellos, con Carpio, nunca me les uní, ellos habían apoyado mi candidatura para presidente de AGEUS.

Eso trajo todas las consecuencias previsibles, él, Carpio ya contaba con un grupo de seguidores, en lo político y lo personal, que lo fue formando desde que realizó una huelga de hambre en 1967 o 1968, durante una huelga de panaderos. Esta célula de estudiantes de la Facultad de Medicina iba a cuidarlo. Y después de la huelga de Acero en el 67 plantean que había que “radicalizar los métodos de la lucha de masas.”Había que revisar los métodos de lucha. Incluso durante la huelga de panaderos Carpio ordena la captura de contra huelguistas. Esta situación salió a relucir en el congreso de noviembre de 1969.

Me acuerdo que Roberto Armijo hizo mítines en Zacatecoluca. En uno de esos mítines, mientras hablaba contra la guerra, un campesino lo escuchaba y blandía el machete, siguió hablando y el campesino decidió subirse a la tarima, siguió hablando y el campesino se le abalanzó con el corvo y entonces Roberto decidió salir mejor corriendo.

Repartiendo encargos
Anécdota: En marzo de 1971 me voy a Chile. Rafael Menjivar me entrega libro “Las reformas agrarias en América Latina” para entregárselo a Luis Vitale, historiador argentino residente en Chile y vinculado al MIR. Yo se lo entregue y él lo recibió sin disimular su sorpresa por una obra tan liviana. Era trotskista. Una vez asistí a una conferencia entre este Vitale y Marta Harnecker, quien me daba clase de Materialismo Histórico. Ella planteo que por su historia, en Chile era impensable un golpe militar. Y la reacción de Vitale fue: Usted es una imbecil! Usted es unas estupida! No conoce la historia de Chile! El tiempo le dio la razón a Vitale.

La vez que me querían sacar de la facultad…
Anécdota: luego que se levanto la huelga de ANDES, MAM se vino a trabajar como profesora a la Escuela de Educación, a cargo de Manuel Luis Escamilla. Este una vez convocó a una asamblea cerrada, secreta, de docentes en horas que no habían clases. Un profesor de apellido Romero sale de la asamblea, me llama y me dice: hay una asamblea secreta! El decano propone la expulsión del presidente y vicepresidente de la AEH, bachilleres Bairez y Rafael Guidos Vejar respectivamente. Le digo: te agradezco y salgo para el Sindicato de Trabajadores Universitarios (STU) a prestar un megáfono, me llevan un pequeño y les digo: no, uno grande. Y me voy a poner frente al auditórium donde estaban reunidos y los comienzo a denunciar y no salían. Les decía: tengan el valor de salir para saber quienes son. Y no salían. Al final fueron saliendo, incluyendo a MAM. Luego supe por boca de José Vides, que era una computadora histórica, las razones que habían impulsado a MAM a apoyar a Manuel Luis Escamilla.

Presidente de AGEUS en 1970.
Cuando fui presidente de AGEUS funde un periódico llamado Crítica que era interno, sobre los problemas de la UES. Hicimos una asamblea para solidarizarnos con la Huelga de Áreas Comunes. Y Rubén Zamora llegó para presionar a los muchachos para que terminaran la huelga. Y por coincidencia, también llega Salvador Moncada a hacer lo mismo. Pero la asamblea, una de las más grandes que he presenciado a nivel de UES, en el auditórium de Derecho, terminó apoyando la Huelga de Áreas Comunes.

En 1967 en la conferencia de la OLAS
Forme parte de la delegación salvadoreña que asistió en La Habana, Cuba a la conferencia de la Organización Latinoamericana de Solidaridad, OLAS. La invitación llegó para “organizaciones sociales.” Asistieron Domingo Mira, por Bienestar Universitario, Domingo Santacruz, Américo Duran “Pelopincho” por el Sindicato de Trabajadores de la UES, Schafik Handal por el PCS y este servidor por la AEH.
Como asesor allá tuvimos a Roque Dalton. A mi me tocó estar un una comisión presidida por el chileno Anselmo Sule, del Partido Radical. En la primera reunión un cubano criticó fuertemente a los partidos comunistas por no abrazar la lucha armada, yo pedí la palabra y hable como Comisión Militar del PCS y no como AEH. Explique nuestra concepción insurreccional, que era diferente del modelo cubano, que no había que generalizar.
El nicaragüense Julio Buitrago, que también era dirigente estudiantil, pero que representaba al FSLN me apoyó, diciendo que ellos si se basaban en el modelo cubano pero conocían El Salvador y por razones geográficas no se podía aplicar el modelo cubano. El cubano volvió a pedir la palabra y repitió generalidades. En esta comisión me acompañó Pelopincho y la discusión trascendió, creo debates.
A Schafik le fue mal. En su comisión él criticó la lucha armada, y fue fuertemente asediado. En el almuerzo nos reunimos y se quejó de las críticas. Estaba bastante deprimido. Al final Domingo Mira, Américo Duran y yo apoyábamos la lucha armada y Schafik y Santacruz no la apoyaban.

El levantamiento del 2 de abril

El levantamiento del 2 de abril de 1944 fue una insurrección cívico-militar. Mientras que el levantamiento contra Lemus fue cívico y cuasi insurreccional, aunque no armado. El golpe de estado del 60 no estuvo conectado al movimiento popular, no hubo entendimiento previo. Es importante construir una tipología de los distintos tipos de levantamientos y su diferenciación metodológica.

La Comisión Militar del PCS

La Comisión Militar fue fundada después de la disolución del FUAR en 1964. Hubo un Congreso y se confrontaron dos tesis: la primera, del abogado Roberto Carías Delgado, revolucionario independiente, miembro del FUAR pero no del PCS, con el planteamiento de lucha armada. Y la otra tesis presentada por Schafik Handal que consideraba como superada la situación económica, social y política que dio origen al FUAR como proyecto de lucha armada y que había que tomar la decisión de disolverlo y pasar a desplegar la lucha de masas en las nuevas condiciones. Yo estuve de acuerdo con la tesis de Schafik. Fui miembro del FUAR desde su fundación en 1961 hasta su disolución en 1964.

En 1961 cuando se acordó en el PCS crear el FUAR Salvador Cayetano Carpio se opuso porque alegó que iba a impedir el desarrollo de la lucha revolucionaria de masas. Cuando es disuelto el FUAR entonces propongo a la Comisión Política del PCS un plan de creación de la Comisión Militar, que elaboro con base en los estudios que había realizado en La Habana. Schafik lo lleva. La CP aprueba el plan. Propongo que Schafik forme parte de la Comisión Militar para garantizar la relación directa y fluida con la CP, sería “adscrita a la CP”.

Adquirimos conocimientos militares por estudios y además por las experiencias del 32, del 44, del 44 guatemalteco, con base en esto elaboro la tesis insurreccional de la Comisión Militar del PCS, que no tiene nada que ver con el modelo guerrillero cubano. En 1967 en La Habana defendí esta tesis en el Congreso de la Organización Latinoamericana de Solidaridad, OLAS, y Pelopincho (Américo Duran) me apoyó. Y Roque también estuvo de acuerdo aunque con algunas diferencias porque él si apoyaba “el modelo cubano.”

La tesis insurreccional

Además de la tesis insurreccional elabore un documento sobre Estrategia y Táctica Político-Militar, que era una síntesis de los estudios que realice con Roque Dalton en La Habana. En este documento mencionaba las experiencias de lucha armada de varios países subdesarrollados de tres continentes: Filipinas, Argelia, Venezuela, Panamá. Cuando elaboro este documento había varias experiencias fracasadas según el modelo cubano que Regis Debray calificaba como “foquista.”Las únicas dos experiencias que siguiendo el modelo cubano sobrevivían eran las centroamericanas de Guatemala y Nicaragua. Elaboro la tesis insurreccional para El Salvador.

Posteriormente, entre 1981 y 1983 en el FMLN se sigue con la idea de levantar la insurrección…En 1981 esta idea fracasa ya que no pudo vincularse ataques a cuarteles en Usulutan, San Miguel, Santa Ana con levantamiento de la población. En el 83 Joaquín Villalobos planteaba la tesis insurreccional pero la Comandancia General se decidió por la lucha guerrillera, dislocando fuerzas y se renuncia al ataque a los cuarteles, para simbolizar esta despedida el ERP destruye el cuartel de Morazán.
Las FPL tenían el esquema de combinar todas las formas de lucha, según su documento sobre la Guerra Popular Prolongada o GPP; y cuando haya el desarrollo de las fuerzas de combate populares y el momento propicio, se culmina con la insurrección.

En la primera reunión de la Comisión Militar se hacen los nombramientos. Schafik, jefe encargado y yo, jefe de instrucción militar. Ya antes, con el FUAR, hubo una escuela militar, funcionaba en las afueras de la Colonia La Rabida, en una casa que quedaba al fondo, llegábamos los sábados por la noche, dormíamos allí para amanecer el domingo y recibir clases, las cuales consistían en una charla sobre la situación nacional en la que Schafik era casi siempre el conferencista, y la otra parte, de supuesta instrucción militar, con una pistola. El instructor ensañaba una posición de tiro, luego de apretar el gatillo ¡ya se estaba listo!

Esta escuela fue descubierta por la policía, siguieron a alguien o algún delator les informo, fue allanada y capturaron a los que se encontraban allí. Daniel Castaneda logró escaparse. Después el gobierno denunció en los medios los “arsenales” del FUAR que se encontraron en esa casa. El Partido convocó a un mitin en la Plaza Libertad para denunciar esta situación. Me acuerdo que Schafik habló y defendió el derecho del pueblo salvadoreño a tomar las armas. El FUAR había sido inventado en 1961 para realizar la lucha armada y fue disuelto en 1964.

Estuve en La Habana en el segundo semestre del 61 y viví allí la crisis de octubre junto con Roque Dalton. En La Habana estudie con Roque sobre “temas político-militares en países subdesarrollados.” Luego de terminado el curso regrese a El Salvador y me reincorpore al FUAR, en los mismos términos de antes de mi viaje, como militante de base. Informe del curso, ni me lo solicitaron ni lo propuse.

Como FUAR realizamos muchas actividades de propaganda. Pero jamás se consiguieron armas. Ni hubo estudios político-militares, ni se contó con un plan de acciones militares. Todo terminaba en propaganda, carteles, octavillas, manifiestos.

Había participado meses antes, en julio en el 6to. Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes realizado en Helsinki, Finlandia. Roque había asistido al anterior en 1957 que fue en Moscú y recuerdo que compuso una letra con música de El Carbonero, que evocaba el desenvaine de los machetes del 32. Decía así:
Soy un pobre campesino
Sin un rancho en que vivir
Sin tortillas no frijoles…
Pero tengo mi machete
Filoso como mi hambre
Con el debo de cobrar cuentas
Y eso no será muy tarde…

En el Chile de Allende: de marzo del 71 a octubre del 73

Ante de partir a Santiago de Chile le exprese a Schafik mi renuncia al PCS. Libre del todo entre en contacto con lo que llamo el grupo fundador de las FPL, encabezado por Salvador Cayetano Carpio, y que incluía a José Dimas Alas, y que era el núcleo, la cabeza, el grupo pensante, que fueron militantes que se salieron del PCS, estuvieron en el Congreso de noviembre del 69 y se mantienen en el PCS hasta abril de 1970, en este período hacen trabajo de reclutamiento infructuoso dentro del PCS, pero no reclutan a nadie, más que los ya reclutados y entonces deciden renunciar. Y empieza este grupo fundador a hacer trabajo de hormiga. Salvador y José Dimas se van a la clandestinidad.

En el transcurso del año 70 elaboran su documento sobre la Guerra Popular Prolongada y me piden mi dictamen, mi opinión, al ver el título no me simpatizo, lo vincule al libro de Mao. Pero al examinarlo fui descubriendo mucha creatividad, habían adaptado a nuestras condiciones propias la teoría de Mao. Por ejemplo, en Mao hay la lucha guerrillera desde el principio, en el documento no hay nada de eso si no se propone ir creando estructuras, sobre todo urbanas. Ejemplo: el planteamiento de la lucha de masas, de la organización de estructuras de masas, lo del Bloque Popular

Revolucionario. No era militarista, van construyendo. Mi respuesta fue que aprobaba el documento en un 100 por ciento.

Este documento es un aporte original con lo que se completaba mi planteamiento de tesis insurreccional. La tesis insurreccional mía era la tradicional. En mi planteamiento la insurrección aparecía como principio y como fin, igual que luego lo planteó el ERP y la RN. Ahora al apoyar este documento de GPP lo asumo como planteamiento más completo. No me reclutaron porque yo había sido profesor de ellos, de los universitarios, eran mis alumnos y no me veían como reclutable sino como su profesor.

Tuve dos conversaciones con Salvador Cayetano Carpio. Me llevaron vendado y estaba Salvador, que después sería Marcial. La casa era de suelo de tierra y de lámina de sinz. Era de un solo cuarto y había una cama, una mesa y una cocina. Le digo: voy para Chile. El viaje a Chile lo empecé a preparar luego de la guerra El Salvador-Honduras. Sabían de mi partida desde un año antes. Respetaban eso. Le digo: ¿no se si pueda colaborar con ustedes en Chile? Llevo ya contactos con el FSLN, con Jaime Wheelock. El me responde: voy a llevar esto con los compañeros del grupo de dirección. Yo le voy a avisar.

El contacto era fácil y a los días me convoca a una segunda reunión. Me dice: le propongo que adquiera usted categoría de miembro especial de nuestra organización y en esa calidad lleve nuestra representación. Confiamos a usted que decida lo que va a hacer, ya que no tendrá estructura. Confiamos en usted. Le dije: esta bien. Y cumplí. Hice contactos oficiales a nombre del grupo fundador con la Embajada cubana, el FSLN, el EGP que no tenían todavía ese nombre, y otros grupos.

Regreso a El Salvador

Al regresar a El Salvador en octubre de 1973 me amenazan a muerte. Sucede que vine a la UES a solicitar certificación de notas de estudio antes del viaje a Chile. Son los tiempos del CAPUES. El decano de la facultad es el Capitán Alfonso Castro Sam. El mismo me da las notas. Ese mismo día me contacta Rafael Guidos Vejar y me dice: Hato Hasbun, del departamento de filosofía de la UCA te invita a dar una conferencia sobre el golpe de estado en Chile. Tengo días de haber llegado pero pienso que no debo rehusar la invitación.

Acepto. Aunque mi estado de animo esta por el suelo no podía negarme. Y fui. El problema que tenía era muscular y nervioso. Después de la conferencia un fulano que yo ubicaba como “oreja” me busca, me andaban siguiendo. Luego me vine de la casa a la U, quería estar físicamente en el auditórium donde había traído en 1960 a Miguel Mármol a dar una conferencia sobre la insurrección de 1932. Y allí estaba este tipo. Y allí me lo encuentro. Me dice: te he andado buscando. Tenes que irte mañana porque existe un grupo de militares que te van a asesinar. Un grupo de militares amigos te manda este aviso.

Sabía que yo desconfiaba de él. Le dije: deciles a esos militares hijos deputa que yo jamás les he tenido miedo, que voy salir en estos momentos por la entrada principal de la U y voy caminar directo a mi casa, sin ver para atrás, y que me maten, cobardes asesinos…! El se fue a la mierda!

Llego a mi casa esa noche y recibo una llamada de San José, Costa Rica. Me dicen: soy yo, Sebastián Vaquerano. Te llamo porque si no te venís perdes la matrícula en la Escuela Centroamericana de Sociología. Eso era otra cosa. Reflexione que iban a creer que les tuve miedo pero me fui. Me voy para San José. Me fui del aeropuerto a casa de Sebastián. Me dice: faltan meses para la matrícula pero aquí nos reunimos un grupo de exiliados, incluyendo a Rafael Menjivar y Fabio Castillo, y consideramos que había que hablarte porque te iban a matar.

Pase muchas semanas molesto por haberme hecho salir así. Años después mi mamá me explicó el asunto: un grupo de militares fascistas habían llevado mi caso al estado Mayor alegando que yo había sido recibido, entre por el aeropuerto, camine libremente y di una conferencia en la que ataque a “mi general Pinochet.”

0 comentarios sobre “En 1970 cuando fui presidente de AGEUS…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>