FMLN celebra cumpleaños 100 de revolucionario Blas Escamilla

SAN SALVADOR, 18 de febrero de 2011 (SIEP) En un emotivo encuentro realizado esta noche en la Casa Roja de la Avenida Masferrer, la dirección nacional del FMLN agasajó al legendario militante comunista Blas Escamilla, que este día alcanzó los 100 años de su existencia.

A la reunión se dieron cita diversas generaciones de revolucionarios, quienes rindieron homenaje a este luchador social, sobreviviente de persecuciones, cárceles, exilios, amenazas, torturas, y de una claridad política y firmeza revolucionaria admirable.

“Nunca le he tenido miedo al enemigo…” expresó Blas como una de las claves de su larga vida revolucionaria, que inicia a mediados de la década de los cuarenta del siglo pasado.

El solemne acto inicio con las palabras de Nidia Díaz, quine luego de saludar a los representantes diplomáticos de Nicaragua, Venezuela y Cuba, pidió un aplauso para Blas a quien saludó “ya que es un acontecimiento histórico que un compañero cumpla cien años de muchas luchas y victorias.”

Posteriormente, Dagoberto Sosa hizo una reseña biográfica del “Viejo Blas…ya que así le decimos con mucho cariño” en la que resaltó su profundo espíritu internacionalista, y su indoblegable compromiso con los intereses populares.

Asimismo saludo a diversos militantes históricos que se encontraban en el acto, entre estos a Antonio Velasco, Juanita Mineros, Berta Deras, Julia Ramirios, Raúl Farfán, Lázaro Martínez “Tata Lacho” Antonio González y otros.

“Conocí a Blas hace 45 años, siendo joven todavía en las luchas contra la dictadura de Lemus, luego en la clandestinidad, en el movimiento sindical, y ya era un sólido dirigente político y sindical, caracterizado por su firmeza en la lucha revolucionaria, por su espíritu internacionalista, de solidaridad, muy propio forjado y templado a lo largo de muchos años…siendo trabajador muellero en Guatemala participa de su primera huelga, luego va a Panamá en el contingente de los que fueron a ampliar el canal; regresa a El Salvador en 1944, y al año siguiente es exilado hacia Costa Rica, donde ingresa al partido Vanguardia Popular el partido de los comunistas ticos; y participa en la guerra civil en el bando conducido por Carlos Luis Falla y los hermanos Mora Valverde; en 1953 le entró el gusanito de regresar a la patria y es capturado en el aeropuerto de Ilopango.

“Lo llevan a la Policía Nacional dirigida por el Chele Medrano. Lo torturan. Al salir de la cárcel busca a Raúl Castellanos Figueroa, dirigente comunista ya fallecido, y se integra al Partido Comunista. Es dirigente del Sindicato de panificadores y participa en la fundación de la CGTS en 1957. En 1964 durante el V Congreso del PCS es electo miembro de su Comité Central. Es enviado a varias misiones internacionales, a la URSS, a la república Popular China, en 1961 asiste a un curso de adiestramiento militar en Cuba; en 1972 es nombrado jefe de la Policía Municipal en Zacatecoluca, cuando el Alcalde era el compañero Primo Cáceres, del UDN, que fue luego asesinado.”

“Luego es enviado a Usulután, a Santa Ana. En 1981 es capturado acusado de guerrillero y enviado al Penal de Mariona donde se incorpora al Comité de Presos Políticos, COPPES. Luego de los Acuerdos de Paz de 1992 es nombrado Coordinador Municipal del FMLN de San Marcos, y conduce la victoria en 1994 del gobierno municipal de ese municipio.”
Por su parte, Blas agradeció el agasajo y contó de manera humorística diversos pasajes de su atribulada vida de revolucionario, entre estos la sorpresa de Lucio cuando al solo salir libre de la Cárcel de Mariona en 1983, en plena guerra, a Blas se le ocurrió gritar: ¡Viva el Partido Comunista!

A continuación, José Luís Merino entrego un reconocimiento del FMLN y expresó que “me siento muy alegre de estar aquí, y al escuchar a Blas hablar se le viene a uno la tormenta de recuerdos de todo lo que ha significado llegar hasta aquí…y es ese mismo espíritu combativo el que debe guiar el cumplimiento de los nuevos desafíos que tenemos planteados…”

Blas respondió con otra intervención, en la que contó nuevas anécdotas, incluyendo su viaje en 1959 a la Republica Popular China para el X Aniversario de la revolución de ese país y sus reuniones junto con otros latinoamericanos, con Mao Tze-tung. Expresó también que “yo quisiera tener la misma energía para salir a la calle, a luchar, a organizar a la gente…”

Luego se paso a partir el pastel de 100 velitas. Entre los asistentes se encontraban también los dirigentes del FMLN, Orestes Ortez, Liliam Coto de Cuellar, Rafael Benavidez, Carlos Ruiz, Miguel Ángel Sáenz Varela, Benito Lara, Jorge Schafik Handal, el empresario Armando Bukele, Tania de Handal, y los pastores luteranos Ricardo Cornejo y Roberto Pineda. Asimismo se recibieron saludos de Ricardo Martínez de Australia, Alfredo Acosta de Nicaragua, y de los embajadores de Cuba y republica Dominicana, Domingo Santacruz y Américo Araujo.

En la mesa de Honor estuvo Norma Guevara, jefa de de la fracción Legislativa del FMLN, quien dijo que “Blas es un símbolo de la lucha del pueblo salvadoreño así como un amigo, una persona a quien queremos mucho…”

El Rev. Ricardo Cornejo enfatizó que “Blas nos evangeliza, siendo ateo. Su indignación ante cualquier injusticia y su respuesta combativa nos inspira en nuestra labor pastoral…”

El acto concluyó con una cena entre cama

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>