FMLN: la conciencia y la organización nos hizo invencibles…

SAN SALVADOR, 11 de noviembre de 2010 (SIEP) “Entre los principios fundamentales de nuestro pensamiento revolucionario es que siempre tuvimos claro que más importante que las armas era la conciencia y la organización de nuestra fuerza; esto nos hizo invencibles…” expresó esta tarde en la UES el dirigente del FMLN, José Luís Merino.

Merino participó junto con otros dirigentes del FMLN en la presentación de tres libros editados por la editorial australiana Ocean Sur. El acto conmemoraba la Ofensiva Militar “Hasta el tope…” realizada en noviembre de 1989, que abrió las puertas a una solución negociada del conflicto militar de los años ochenta.

Norma Guevara, jefa de la fracción legislativa abrió el acto explicando que “a 21 años de la Ofensiva general y en el marco del 30 aniversario del FMLN una nueva herramienta se une a nuestros esfuerzos: la palabra escrita, la obra testimonial, de Medardo, de Ramiro y de otros compañeros y compañeras…”

“Es significativo que esta celebración la realicemos en este Auditórium de Derecho, que vio la primera expresión de la unidad del movimiento revolucionario cuando la constitución de la Coordinadora Revolucionaria de Masas el 11 de enero de 1980.”

Por su parte, el cubano Roberto Regalado, investigador y editor de los tres libros presentados, expresó que “frecuentemente los árboles impiden ver el bosque y eso les puede pasar los compañeros salvadoreños, al FMLN, por el hecho de estar inmerso en la lucha…Siento un gran cariño, respeto y amistad con Medardo, con Leonel, con Ramiro…con el FMLN en general. A mi me impactaron las palabras pronunciadas por Schafik Handal en 1993 allá en el Palacio de las Convenciones, cuando dijo que con la caída de la Unión Soviética se había cerrado la etapa histórica iniciada en 1959 con la Revolución Cubana de una revolución insertada, uso este termino para referirse a una revolución con el apoyo económico de los países socialistas, necesitada de apoyo externo, y hay que seguir luchando bajo nuevas condiciones históricas…”

“Con la firma de los Acuerdos de paz en 1992, eso es lo que encarna el FMLN, la fuerza de izquierda latinoamericana que mejor logra convertir el acumulado político-militar en acumulado político-electoral y social.”

Salvador Sánchez Ceren, Vicepresidente de la Republica, comentó el libro FMLN, un gran tsunami de votos rojos subrayando que “la clave de nuestro éxito esta en nuestra unidad, y en contar con la virtud de saber encantar, saber ganar la voluntad, el cariño de este pueblo…”

Medardo González, conocido como Milton Méndez, presento su libro titulado Memorias del camino y hablo que “un día como hoy se desarrolló una guerra heroica del FMLN para derrotar a la oligarquía y a la dictadura militar…”

Preciso que “debe de existir respeto a las organizaciones con las cuales constituimos el FMLN. Necesitamos en primer lugar unidad para poder vencer y vincularnos a los intereses populares, a la lucha por los frijoles, por el gas, por el transporte publico, por salarios justos y dignos…”

Finalmente hizo uso d e la palabra José Luís merino, que presentó su libro Comandante Ramiro. Dijo “Hermanos y compañeros: no tienen idea de la emoción que nos despierta el estar aquí con ustedes, vivitos y coleando después de esta historia, estar en este auditórium, tener a la primera delegación cubana, a la representación del gobierno bolivariano de Venezuela, a los hermanos nicaragüenses…”

“Y veo a tantas caras sospechosas…de haber puesto su granito de amor, de azúcar como decía Schafik, en la derrota de la dictadura, haber estado metido en esa guerra heroica, un saludo a esas familias, a esas mujeres heroicas que le dieron cobertura a casas donde se reunía la comandancia general del FMLN; a los que fueron trayendo los tiros y las armas con las que se hizo la guerra… por eso le tienen miedo al FMLN…un saludo a esos cipotes de las fuerzas especiales que fueron tigres en el combate, en la guerra…”

“Veo a los sospechosos de haberme metido en este lío, a Lucio (Dagoberto Sosa), al Chele Ramón (Rafael Benavides) que nos enseñó a tirar los primeros tiros…veo esos rinconcitos de este auditórium, donde estuvimos dando seguridad del acto de creación de la CRM, que fue el primer rostro de la unidad en publico, eso lo vivimos aquí, con rumores que habían orejas armados entre los presentes, que uno andaba una bomba y la iba a explotar, con toda la tensión del momento…”

Medardo en su época de presidente de AGEUS vivió eso también, estuvo aquí, esta fue su cuna, y l fue de Schafik, este es su auditórium, fue su cancha hasta transformarse en el líder que conocimos, que respetamos queremos enormemente…este auditórium debe ser un monumento nacional…

Aun queda mucho por hacer, estamos transformando el país…veo rostros de compañeros que hoy son ministros, gobernadores, alcaldes, diputados…pero a mi me pagaron por venir a hablar de un libro…que escribí con Roberto Regalado.

Veo a mi esposa y a mi hija, a mi tía Tomy, hermana de mi mamá…

En el libro intentamos trasladar la idea que los integrantes del FMLN, esos guerreros gloriosos de esa guerra que realizamos, son hombres y mujeres de carne y huesos, fueron niños y niñas en sus barrios, no somos marcianos, ni hechos en Moscú o en Cuba, aquí nacimos y aquí nos criamos, somos hijos e hijas de hombres y mujeres humildes y sencillos de nuestro pueblo.

Estudie mi primer grado en Chiltiupan, Rubén Orellana fue mi primer maestro…eso somos los guerreros del FMLN, nacimos aquí…naci en la Colonia Quezaltepeque de Santa Tecla. Me acuerdo de niño que nos metíamos por montes a Los Chorros para no pagar los 20 centavos de la entrada.

Fui reclutado por Lucio, por Alfredo Acosta, y luego conocí a Schafik. Y me identifique con las necesidades de cambio, de transformación, venimos de esa lucha, de ser luchadores sociales, integrantes de las filas del movimiento social de los años 70, fuimos sindicalistas, activistas de la UNO, ganamos dos veces las elecciones presidenciales y dos veces fuimos reprimidos, es de esas luchas históricas que nace el FMLN, de esa historia somos dueños todos, sino hubiera habido BPR, FAPU, Lp-28, MLP, UDN, no hubiera habido FMLN…Ese cipotillo con esa historia termina en los años 80 como guerrillero y termina como comandante…

Entre los principios fundamentales de nuestro pensamiento revolucionario es que siempre tuvimos claro que más importante que las armas era la conciencia y la organización de nuestra fuerza, esto nos hizo invencibles, nos permitió derrotar los intentos de destruirnos y pudimos mantenernos en Guazapa, Chalatenango, Morazán, Jucuapa, Cerros de San Pedro…

Esa conciencia y organización que fue construida por las cinco fuerzas que integraron el FMLN, fueron los principios validos que nos permitieron luego sumar miles de voluntades para derrotar el fraude de la derecha, y la derrotamos…estos principios derrotaron a una derecha que lo tenía todo, millones de dólares, canales de televisión, maquinaria de estado, y los derrotamos…en esa inmensa marea roja que todos los días y todas las noches tocaba las puertas de las casas …eso principios nunca debemos de perderlos porque nos hacen invencibles…

Hay una segunda cosa, en la guerra aprendimos a desatar la iniciativa y creatividad de nuestros compañeros, esa fue la clave militar de hombres y mujeres que inventaron miles de cosas, sino no hubiéramos llegado hasta aquí…en Guazapa nos enfrentamos al uso masivo de artillería y aviación contra nuestras fuerzas durante la guerra, y entonces desarrollamos el uso de explosivos. 25,000 minas rodeando nuestros campamentos, y la iniciativa de como colocarlas, para hacerlas más rápidas y efectivas. Al ejército, sus patrocinadores, les dieron detectores de minas y como eran bandidos, sabían que había hilitos y entonces llevaban vacas adelante; pero nuestros compas se inventaron una espoleta que se amarraba aquí y explotaba 10 metros atrás…

En el enfrentamiento al que vamos, la derecha esta asustada…pensaban que nos íbamos a hundir, pro seguimos vivos y vamos a estarlo los tres años y medio que faltan y otros muchos años más…están asustados y van tirarse con todo para asustar y meter miedo…Y entonces necesitamos esa iniciativa y creatividad para enfrentar y derrotar cada plan, cada táctica de la derecha…Por ejemplo, observamos como la gente llama a los derechistas en las entrevistas por televisión, es que no hay que darle al enemigo un minuto de descanso…necesitamos ideas para enfrentar al enemigo.

Durante la guerra aplicamos el principio de la concentración y dispersión de fuerzas. La idea es forzar a que el enemigo disperse sus fuerzas. Ellos tenían 100,000 efectivos entre tropa, cuerpos de seguridad, etc., pero nunca podían concentrar 2000 tropas porque estaban dispersas en todo el país. Lo mismo le pasa a los Estado Unidos, con un ejercito de 1 millón 300 mil efectivos pero dispersos en todo el mundo…

La Ofensiva que celebramos fue la que cambió la historia del país, la que transformó el dialogo en negociación. Convenció a nuestros enemigos que este pueblo era invencible, eso nació en la ofensiva del 89. Estuvimos 45 días controlando la parte norte de la capital, fue un enorme esfuerzo político-militar, de planificación, de organización, de heroísmo…movimos 2000 toneladas de armamento y de explosivos; 4,000 toneladas de alimentos, enterramos toneladas de agua…un día le vamos a contar la receta a las autoridades del ANDA para que no se acabe el agua…

Junto con Milton hemos compartido momentos alegres y tristes. Con la muerte de Dimas Rodríguez se nos hizo un nudo grandote en la garganta, ahí terminó la ofensiva de noviembre, se nos complico el escenario, ahí terminó…

Esa ofensiva dio origen a la firma de los Acuerdos de Paz. Y por primera vez tuvieron nuestros enemigos una fotografía a cuerpo entero de quienes éramos, e iniciaron un paciente trabajo de quitarle los colmillos al tigre y quitarle las garras…Y ya no nos torturaban sino que nos empezaron a transformar la cabeza…en el 97, 98 iniciamos lucha contra esto. Por un momento se nos perdió el crisol, ese esfuerzo del enemigo nos atarantó, y algunos ya no se recuperaron.

Necesitábamos recuperarnos como proyecto histórico, recuperar nuestras formas de pensamiento, nuestra ideología. Este pensamiento que nos permitió mantenernos invierno tras invierno firmes, sin ceder un milímetro. Una de las cosas que habíamos perdido era la formación política. Gracias a Roberto nos hemos acordado de lo que fuimos…necesitamos recuperar al FMLN como pensamiento, debemos estudiar la complejidad de nuestra realidad. Tenemos la necesidad de pensar como gobernantes, se necesita pensamiento profundo, no se puede gobernar con consignas, se necesita de conocimientos de educación…

Al final del libro se hace una reflexión sobre el camino, hace tres años, el 11 de noviembre de 2007, cuando en el estadio Cuscatlán anunciamos al candidatura de Mauricio Funes, empezamos al 4ta. Gran ofensiva del FMLN, que termino victoriosa, exitosa. Para lo que viene es crucial la unidad del Partido y además el frente tiene la necesidad de la unidad del pueblo, la necesita para seguir transformando el país.

Nos complace la presencia aquí de Roberto Bukele. Ojala pudiéramos llenar este auditórium con empresarios y plantearles el reto de construir un país viable para todos y todas, con salud y educación, el sueño del FMLN. Aspiramos a un socialismo pipil, fruto de nuestra experiencia, auténticamente nacional. Hicimos nuestra guerra, nuestros Acuerdos de paz, y necesitamos un pacto nacional para seguir avanzando y transformando el país…esos son los retos. Necesitamos invitar a los empresarios para que nos ayuden a producir riquezas, abrirnos como fuerza para encabezar este proceso de transformaciones.

Quiero concluir con la consigna que nos caracterizo durante la guerra, decía:

¡Unidos para combatir…hasta la victoria final!

¡Revolución o muerte…Venceremos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>