Hacia un Movimiento Popular latinoamericano y caribeo

Los pueblos latinoamericanos caribeos parecen decididos a retomar las luchas independentistas del siglo XIX.

Todo indica que el modelo neoliberal impuesto a partir del Consenso Washington est en decadencia. La ofensiva imperialista de las dcadas del 80 y el 90 entr en una etapa crtica.

La accin de los pueblos, la resistencia a las recetas fondomonetaristas y la irrupcin de gobiernos dispuestos a defender la soberana nacional, abren una nueva oportunidad a los latinoamericanos caribeos para marchar hacia la unidad y la segunda independencia.

Las justas consignas de ‘otro mundo es posible’ y el rescate de las ‘utopas’ fueron lemas progresistas y avanzados frente al aluvin neoliberal, el ‘pensamiento nico’ y el individualismo exacerbado. Pero ante los desafos del presente, de la actual etapa, parecen insuficientes y extremadamente defensivos.

Cul utopa defendemos? A qu otro mundo nos referimos? Hoy, somos concientes y estamos unificados en torno a la sociedad que no queremos, que rechazamos. Pero estamos de acuerdo en qu sociedad proponemos y a qu humanidad aspiramos?

El actual desarrollo de las fuerzas productivas puede garantizar, para todos los habitantes del planeta: 1) Alimentacin, 2) Educacin, 3) Salud, 4) Trabajo, 5) Vivienda, 6) Vestido, 7) Cultura, 8) Deporte, 9) Recreacin y 10) Turismo.

Entonces cul es el sistema alternativo a este perverso modelo actual? Evidentemente, aquel que garantice a la poblacin los diez puntos sealados anteriormente; que podemos afirmar, sintetizan las condiciones bsicas para alcanzar una vida digna, en armona con la naturaleza y sustentados en el ms llano igualitarismo.

El desafo de las organizaciones populares, patriticas, democrticas y revolucionarias de Nuestra Amrica entonces, ser el de ofrecer, al pueblo en su conjunto, un programa realista y concreto de medidas y pasos a adoptar para lograr esos objetivos. Esto implica, sin duda, la confrontacin con los sectores opresores: las oligarquas locales y el imperialismo norteamericano y europeo. Aqu la tarea esencial, ya no meramente contestataria, sino propositiva: elaborar el boceto de la sociedad que queremos y debemos construir, que unifique al pueblo bajo una misma bandera.

La lucha por la unidad latinoamericana caribea ser un paso esencial en la lucha por una nueva sociedad mundial, la derrota del imperialismo est asociada directamente a esta empresa. La conformacin de un movimiento revolucionario a nivel continental, que ofrezca las verdaderas razones para la lucha y constituya una suerte de Estado Mayor de la revolucin latinoamericana caribea, ser obra de las organizaciones populares y de los programas unitarios tcticos y estratgicos. La unidad se debe construir sobre slidas bases propositivas que expongan a los pueblos las verdaderas razones de la lucha revolucionaria y patritica.

  • Periodista. Director de la revista Cuadernos para la Emancipacin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>