La cancin necesaria

El arte de trovar, la juglara, los cantores y las cantoras, la cancin de protesta, la cancin social, la cancin de pueblo, el canto nuevo, la cancin revolucionaria, la cancin comprometida, la cancin poltica, la cancin necesaria, la nueva cancin latinoamericana, la nueva trova; son conceptos que definen a un fenmeno artstico musical cuyo contenido estar caracterizado por elementos sociales, polticos, amorosos, patriticos, de hermandad entre pueblos, de humanidad, de paz en el planeta y de liberacin.

En realidad se trata de un arte que histricamente ha jugado un papel interesante en los diversos procesos culturales y polticos de los pases latinoamericanos y de otros pases. Para conocer cmo en la prctica social se fue definiendo esta corriente cultural, es preciso describir su historia, partiendo desde sus orgenes hasta nuestros das y analizar en forma breve los acontecimientos ms importantes.

La Cancin Necesaria en el tiempo histrico

Los antecedentes histricos del arte trovadoresco, reconocido como tal dentro de la historia de la cultura universal, se encuentran en la Europa del medioevo, en el siglo XI, especficamente en Provenza, antigua provincia del sudeste de Francia, extendindose desde all a otras regiones del pas, y tambin a Alemania, Espaa e Italia. Surge en el marco de las cruzadas, que por ser el fenmeno sociopoltico de mayor determinacin durante este perodo histrico, va a condicionar el carcter esencial del arte de trovar. Los protagonistas de dicho arte son los caballeros andantes, viva expresin del orgullo y la prepotencia en lo social y lo militar, que a travs de este arte exaltan el culto a la personalidad, al soberano, a Dios, al amor, el honor y lo heroico. Los reyes prncipes y seores de la corte se apoyaran en el contenido de los poemas para enfatizar y mostrar a la sociedad su identificacin con los valores ticos expuestos en ellos.

Es el tiempo del feudalismo, rgimen en el que los seores feudales conforman una clase social dominante que condiciona el arte de la poca, el cual no es ms que una expresin de la hegemona de los intereses de dicha clase. Sin embargo, se dan otras manifestaciones dentro de la misma esencia trovadoresca pero con “… motivaciones en la creacin, como fue el enueg, mucho ms representativo de la problemtica del juglar o trovador <>, que no perteneca a la nobleza”. Daz (1997)

En Amrica Latina el arte de trovar se inicia con la llegada del colonizador. Un aporte fundamental ser la introduccin de la guitarra, instrumento que va a enriquecer el cancionero popular latinoamericano. Se inicia as una simbiosis cultural que dar como resultado un trovador dotado de canto, poesa y sabidura popular y exaltar en sus composiciones a la mujer amada, a su tierra y un alto sentimiento por su patria. No obstante, los textos y la msica revelan la influencia de elementos forneos, europeos esencialmente. Hay un uso de imgenes literarias totalmente divorciadas del contexto social; sin embargo, en el transcurso del siglo XIX se irn produciendo cambios ms vinculados a la realidad, por tanto, ms autctonos.

Elementos caractersticos del oficio de juglar en Amrica Latina es posible encontrarlo hacia el siglo XVIII, en las pampas argentinas, regin habitada por los gauchos, personajes desarraigados cuya nica manifestacin artstica es la msica, el canto y la poesa. Estos gauchos poetas son los llamados payadores que significa coplero o tambin cantor popular y errante en Amrica del Sur. El payador continuar, a la manera de los antiguos juglares medievales, su recital de poemas como improvisador, con acompaamiento de guitarra, charango o tiple. El contenido de su canto es folclrico pero tambin se encuentra en sus textos temas de clara intencin social y poltica.

En Mxico, dentro del proceso de la Revolucin Mejicana, tambin es posible encontrar aportes significativos para la cancin poltica en Amrica Latina, escritas con ritmo de rancheras, corridos y guapangos. Canciones como Adelita, Valentina, El camino de Durango y Carabina treinta treinta, son apenas una muestra de todo un caudal de composiciones alusivas a la Revolucin.

Estados Unidos no escapa al influjo del movimiento de la cancin social. Como iniciador de este acontecimiento musical en dicho pas se reconoce a Joe Hill, obrero cantor, que particip en la creacin de sindicatos, para lo cual difunda canciones solidarias y de protesta. En 1915 fue fusilado por un delito que no cometi. Sus canciones fueron recopiladas en un libro titulado “Canciones para avivar las llamas del descontento”. Despus, hacia los aos 30, nuevos seguidores del modo de cantar creado por Joe Hill entran en escena; son ellos Woody Gutrie, Pete Seeger, Cisco Houston, Sony Terry y Huddy Ledbetter, quienes dan inicio a la fusin de la msica negra y blanca con cantos de amor y lucha. En 1941 surge un grupo llamado “Almanac Singer’s” que organizaba recitales para los obreros en las puertas de las fbricas y sindicatos; este grupo se desintegr, fue reorganizado y se rebautiz como People Song (Cancin de Pueblo), lo cual revela una clara intencin de compromiso de estos artistas con el pueblo.

Hacia los aos 1950 y 60, en el mbito internacional comenz a gestarse un movimiento de cancin folklorista con proyeccin social cada vez ms comprometida, al cual se denomin histricamente como oleada de la nueva cancin en el mundo.

En Estados Unidos, hacia los 60, se conoce una nueva generacin del canto social, es el caso de Jimmy Hendrix, Joan Bez, Malvina Reynolds, Bob Dylan y Simon and Garfunkel. Los temas de sus canciones abogaban por los derechos humanos y la paz en el mundo, condenaban la guerra de Estados Unidos contra Vietnam y exaltaban las luchas por la liberacin en frica, Asia y Amrica.

Por el mismo tiempo aparece en Barcelona (Espaa) la Nova Canc Catalana, un movimiento impulsado por Miguel Porter y Luis Serrahima en el que se agrupa a todos los trabajadores del arte con el objetivo de legalizar el uso de la lengua catalana. Entre los idelogos e idelogas del grupo se destaca la presencia de Joan Manuel Serrat, Mara del Mar Bonet, Delfi Abella, Guillarmina Mota y Raimon. Inspirado en este movimiento, pero no con el objetivo de reivindicar un idioma, Luis Eduardo Aute, inicia en Madrid un tipo de cancin que influira enormemente en los cantautores de Espaa y dara origen en 1968 al grupo “Cancin de Pueblo” como homenaje y respeto al People Song de Estados Unidos.

En la dcada del 60 en Amrica Latina, como consecuencia de la agudizacin de los conflictos sociales y del despertar de los pueblos del continente, comenz a gestarse un movimiento de cancin al que se denomin Nueva Cancin Latinoamericana. En el inicio el inters del Movimiento es ir al rescate del folklore, pero la excesiva represin y los frecuentes golpes militares hizo posible un proceso de radicalizacin en los autores, quienes, sin dejar de interesarse en los ritmos de cada pas, en adelante abordarn en sus textos el problema poltico-social.

El marco poltico que caracteriza este tiempo es el de las dictaduras militares y representa el inicio de una nueva etapa para la cancin social. Entre las fundadoras y fundadores de ese movimiento estn: Hctor Roberto Chavero (Atahualpa Yupanqui) de Argentina, Violeta Parra de Chile (folklorista / cantautora), Judith Reyes de Mxico, Edu Lobo y Joao Do Vals de Brasil. Mas adelante se incorporaran Daniel Viglietti y Alfredo Zitarrosa (folklorista / cantautor) ambos Uruguayos; Gloria Martn y Al Primera en Venezuela.

A finales de los 60 y a comienzos de la dcada del 70 la cancin de contenido social y poltico es un fenmeno con vida propia en Amrica Latina. Se reconocen los aportes y el trabajo de: Hctor Pavs y Vctor Jara en Chile; Facundo Cabral, Jorge Cafrune, Jos Larralde, Horacio Guaran (folklorista / cantautor) y Mercedes Sosa (cantora) de Argentina; de Argentina es tambin Bernardo Palombo, reside y canta en el estado de New York, en los Estados Unidos; Gabino Palomares, Oscar Chvez, Julio Solrzano, Guadalupe Trigo, Jos de Molina y el grupo los Folkloristas en Mxico; Venjo Cruz, Nilo Soruco, Luis Rico y los grupos Savia Nueva y Jharcas en Bolivia; el grupo Pueblo Nuevo en Ecuador; Milton Nascimento, Chico Buarque y Gilberto Gil de Brasil; Roy Brown, Andrs Jimnez (el Jbaro) y Lucecita Bentez de Puerto Rico; Tania Libertad y Susana Baca en el Per; Leonor Gonzlez Mina (La Negra Grande de Colombia) y la Moposina en Colombia; Carlos Meja Godoy, Luis Enrique Meja Godoy y Norma Elena Gadea en Nicaragua; los grupos Yolocamba-ita y Cutumay Camones en El Salvador; Sonia Silvestre y Ramn Leonardo en Repblica Dominicana (reside y canta en el pueblo de Lorens en el estado de Massachussets de los Estados Unidos)

En algunos pases centroamericanos como Nicaragua y El Salvador, la Cancin no slo cumplira con una actividad cultural de sensibilizacin social, sino que, adems de esto, las cantoras y cantores e integrantes de las agrupaciones musicales forman parte de los frentes guerrilleros, y en sus giras artsticas a otros pases cumplen funciones cual si fueran embajadores en la bsqueda de apoyo para la paz en sus pases y en Centroamrica. En otros casos se trata de cantores que se dedican al trabajo sindical o cultural o poltico o a la guerra de guerrillas como Venjo Cruz y Al Primera. Son autnticos intelectuales orgnicos de las clases dominadas.

Las formas meldicas parten del folklore y se apoyan generalmente en la guitarra, pero se van incorporando instrumentos autctonos como es el caso del charango y los instrumentos de viento del altiplano. Los textos, sin descuidar lo folklrico, lo vivencial y lo humano, tienen un marcado acento poltico y antiimperialista pues se abordan temas que denuncian la explotacin de los obreros; el saqueo de los recursos naturales minerales y agrcolas por parte de las transnacionales; la tenencia de la tierra en manos de los terratenientes; el derecho de las comunidades indgenas a poseer sus territorios; tambin se tocan temas que exaltan el amor entre los pueblos, la libertad y la propuesta de la unidad latinoamericana.

(Servicio Informativo Ecumnico y Popular SIEP, comparte con nuestros lectores parte de un importante trabajo del cantautor venezolano Carlos Ruiz, quien recientemente nos visit en El Salvador en el marco de la conmemoracin 25 aniversario del martirio de Monseor Romero.)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>