Luchar por la solidaridad de los pueblos latinoamericanos caribeños

El hermano Brooklyn Rivera está en la Unidad Nicaragua Triunfa, nos acompañó en la inaugura-ción de este evento y, creo que algo muy importante en este ejercicio de reconciliación, es que, con los hermanos de la Costa del Caribe de Nicaragua, con Yatama, que es la organización del pueblo miskito… ellos habían votado por la UNO, estuvieron en alianza con la UNO en el 90; fueron en alianza con el PLC en el 96; fueron en alianza con el PLC, nueva-mente, para el 2001; votaron por doña Violeta, por el Doctor Alemán, y por el Ingeniero Bolaños, con la esperanza de que se hiciera realidad la Ley de Autonomía.

Esta es una ley, que todavía está con muchas debilidades, no se cumple a plenitud; pero, llegaron al convencimiento de que estos tres gobiernos ¡no les cumplieron! Les dieron la oportunidad y ¡no les cumplieron!

Finalmente, ahora para estas elecciones nacionales, vamos en alianza con Yatama. Es la primera vez que integramos una alianza con ellos. Eso es un fenómeno nuevo, y tiene que ver mucho con lo que es la reconciliación y, donde la entrada en vigencia de la Ley de Autonomía es el elemento fundamental.

También hemos logrado reconciliarnos con la Iglesia Católica. Con ellos y, en particular con Su Eminencia el Cardenal Obando, nosotros mantuvimos una relación con altibajos, pero, siempre se mantuvo la relación, aún en momentos más complicados, más duros.

Cuando luchábamos contra Somoza, el entonces Arzobispo de Managua, Monseñor Miguel Obando y Bravo… a solicitud del Frente Sandinista, en una operación que el Frente llevó a cabo, para lograr la liberación de varios prisioneros, entre los que me encontraba yo… el FSLN fue, el que pidió a Monseñor Obando que fuera garante ante Somoza ¡que no era fácil! porque Somoza, estaba dispuesto a desbaratar el lugar ocupado por el Comando sandinista… ¡no estaba dispuesto a ceder!

Al final, la posición firme, de reconciliación del Cardenal, entonces Monseñor Miguel Obando y Bravo, facilitó una salida que no fuese cruenta. Desde ese momento, Somoza le empezó a llamar “el comandante Miguel” al Cardenal Obando; lo calificó como un comandante sandinista más.

Antes de eso, es importante reconocer que, cuando nos encontrábamos en la cárcel, yo permanecía más de siete años en la cárcel, donde nos tenían totalmente aislados y no teníamos la posibilidad de recibir libros, revistas, oír radio, ver televisión ¡todo eso estaba prohibido!… nos tenían aislados. Éramos siete compañeros que, estábamos, en condiciones muy difíciles y, allí, llegaba el Cardenal Obando a visitarnos; a pesar que Somoza se molestaba, él pedía autorización para visitar la cárcel y, cuando llegaba visitaba a los reos comunes y después, pedía ir donde estábamos nosotros. Y se lo querían negar, pero él insistía y, al final, lo dejaban pasar.

Teníamos una relación también, por el conocimiento que él tenía de mi madre, porque nacimos en el mismo pueblo, La Libertad, Chontales; mi madre, el Cardenal y yo, nacimos en La Libertad, y había esa afinidad.

Nos visitó en varias ocasiones, cuando hacíamos huelgas de hambre; una vez hicimos una que duró 45 días, pidiendo la libertad de un profesor salvadoreño, Efraín Nortan Walton, que había sido capturado en la época de Somoza, ya había cumplido pena y no lo querían liberar; y pedíamos también, la libertad de un ex guardia de Somoza, Francisco Ramírez, que se incorporó al Frente, nos entregó el fusil, lo descubrieron, lo capturaron y lo metieron preso.

Ya había cumplido condena y no lo dejaban libre, entonces nosotros, hicimos una huelga de hambre, que duró 45 días y, allí, llegó el Cardenal Obando a mediar, interceder para que, al final, cedieran. Había protestas en las calles, pero el gobierno estaba muy duro y, al final ¡cedió!

Al triunfo de la Revolución, nos acompañó el Cardenal, estaba en la Plaza. Cuando la toma del Palacio, inmediatamente lo llamamos; después, al triunfo de la Revolución, nos acompañó. Pero, aquí se presentó un fenómeno en Nicaragua, que fue un fenómeno latinoamericano, el fenómeno de la Teología de la Liberación.

Nosotros, en ese momento, no llegábamos a dimensionar las grandes contradicciones que generaba la Teología de la Liberación. Yo diría que todavía en los 79, 80, no hacía crisis en el seno de la Iglesia Católica… estaba planteado el debate, las discusiones, pero, de repente, aquello se tornó, altamente conflictivo, en el caso de Nicaragua.

En la medida que algunos sacerdotes fueron ocupando cargos, y comprometidos con la Teología de la Liberación, vino el Papa, y nos pidió que los retiráramos de los cargos. Realmente, hizo la solicitud con todo respeto, pero, bueno, nosotros pensábamos que era saludable para el país, por la experiencia de estos sacerdotes, que se mantuvieran al frente de estos cargos y eso, nos generó una contradicción.

Una contradicción que no contribuyó y que, quizás, ya uno con el paso del tiempo, piensa… si hubiésemos actuado con más flexibilidad, nos hubiésemos entendido con los mismos sacerdotes, pero, no fue posible! Nuestra juventud, nuestra rebeldía, nuestra energía, no nos permitía actuar con tanto cuidado, con tanto tacto y ¡tuvimos contradicciones fuertes!

Pero, en medio de las contradicciones, siempre mantuvimos, yo mantuve la comunicación con el Cardenal Obando, con la Conferencia Episcopal. Y, luego de los Acuerdos de Esquipulas, donde acordamos formar Comisiones de Reconciliación en cada país centroamericano, Nicaragua fue la primera en formarlas. Yo, regresando de esa reunión, invité al Cardenal Obando para que presidiera la Comisión de Reconciliación; invité también a un pastor evangélico, el Reverendo Gustavo Parajón, como Vicepresidente, ¡y ayudaron mucho!

Indiscutiblemente, la voz, la fuerza de un líder religioso, para ayudar a generar confianza en un clima tan duro, como el que vivíamos en Nicaragua, era determinante, y que se pudiera poner fin a la guerra; que se pudieran entender las familias nicaragüenses, en los lugares de mayor conflicto, donde, no era posible, hasta ese momento, ni siquiera cruzarse palabras.

Este proceso de reconciliación, halló adoquines, y su momento culminante, diría, fue en el año 2004; siempre, nosotros en comunicación con el Cardenal, él hacía su mensaje; las fuerzas que nos adversan tomaban el mensaje como mejor les parecía. Le tenían mucho respeto al Cardenal, lo admiraban, lo alababan; los medios de comunica-ción que están al servicio del gran capital, y que no les gusta pagar impuestos, también hacían lo mismo.

¡Sí, no les gusta pagar impuestos! En Estados Unidos pagan impuestos, en todas partes se pagan impuestos… aquí, no les gusta pagar impuestos. Ellos también alababan al Cardenal, porque agarraban ciertos mensajes, así como ciertos mensajes de Su Santidad el Papa, para convertirlos en mensajes políticos en contra del Frente Sandinista, manipulándolos.

En el 2004, el Cardenal decide aceptar oficiar una misa el 19 de Julio, una misa por la reconciliación. Ese fue nuestro pedido, una misa por la reconciliación en la Santa Iglesia Catedral. Su Eminencia celebró la misa, algunos de ustedes que nos acompañaban para los actos del 19 de Julio, estuvieron participando de esa misa…

De allí en adelante… el Cardenal dejó de ser el bueno para los ricos, para los capitales que están detrás de algunos medios de comunicación. Ya se convirtió, entonces, en el malo. Empezaron a ridiculizarlo, a caricaturizarlo de la forma más irrespetuosa, más grotesca, más vulgar.

Y el Cardenal, que antes fue para ellos un héroe, se volvió villano, simplemente, porque decidió hacer una misa por la reconciliación. ¡Qué mentalidad! ¡Qué veneno el que tiene esta gente adentro! ¡Qué resentimiento! tiene esta gente! Y esto explica, porqué ellos son los que siguen alimentando la confrontación.

Como les decía, a pesar de la campaña que ha sido feroz, en contra de la Iglesia… ¡una campaña terrible! ahora, la iglesia es mala, porque acepta hacer una misa por la reconciliación y porque la realizó el Cardenal en el año 2005 y la volvió a realizar este año 2006. ¡Eso es malo! según ellos. Es una actitud dictatorial; ellos que tanto hablan en contra de la dictadura, son los mayores dictadores.

Hemos logrado este avance con la Iglesia, en el proceso de reconciliación… sin condiciones, lógicamente; ellos, con su posición crítica; nosotros respetando esa posición. Lo importante es que todos somos nicaragüenses, todos somos hijos de un mismo Dios, en todo este Planeta y, en pueblos como los nuestros, donde el 99.9% de la población es creyente, habrá un 0.01 % no creyente… pero, de repente, el no creyente ¡también invoca a Dios!

En este pueblo, que es tan católico, cristiano, evangélico, indiscutiblemente que la Iglesia Católica y la Evangélica, están contribuyendo a que erradicamos el odio; porque nuestro mensaje es ése y, no se trata de olvidar. Nadie puede olvidar a sus muertos, pero, no se trata de estar recordando a los muertos para alimentar odio y confrontaciones ¡no se trata de eso!

Nosotros consideramos que el mensaje de la reconciliación, está avanzando, pero, por otro lado, está el mensaje de la confrontación, del odio; la campaña sucia. Nosotros hemos dicho, a la campaña sucia, no le respondemos con campaña sucia. Le respondemos con nuestro programa, con nuestras propuestas, con la reconciliación, el entendimiento.

Y debemos librar también la batalla contra las artimañas y maniobras que, con todo el poder que ellos tienen, pueden montar. Ahorita, por ejemplo, como parte de la campaña que quiere favorecer a determinado candidato, un canal televisivo que está al servicio de ese candidato, es de los que más siembra la confrontación, el odio y el veneno; junto con la CNN, donde ya no está nuestro amigo Ted Turner.

Cuando estuvo Ted Turner en la CNN, yo diría que tuvo una actitud decente; luego que salió Turner, la CNN se ha convertido en un instrumento al servicio de las políticas de la confrontación y de la fuerza.

Entonces, viene la CNN con este canal televisivo, deciden, por sí y ante sí, organizar un debate ¡sin consultar con los candidatos! Es decir, con una mentalidad patronal, ellos deciden organizarlo; deciden quiénes van a ser los moderadores; deciden el día, la hora, el local del debate. Y, simplemente, empiezan a publicar un anuncio en el que dicen “que invitan” a los candidatos, al debate… ¿qué se han creído? Se creen los dueños de Nicaragua, ahora, los de la CNN y los señoritos éstos del Canal 2, porque son unos señoritos, con ínfulas de príncipes, los que tenemos allí, en el Canal 2.

Organizan el debate y todo esto ya está montado; combinados con un diario, que ya adelantó la encuesta, porque ellos tienen sus líneas de encuestas y, en ella, ya está claro que la gente está a favor de que, se tiene que ir al debate. Y si van, y preguntan a la población ¿cuántos están viendo los debates en televisión? ¡Muy poca gente está viendo debates por televisión.

Por dos razones, uno, que los debates están totalmente dirigidos a favorecer a las fuerzas de derecha, donde todos ellos, su mensaje es de confrontación en contra de la Unidad Nicaragua Triunfa. Es un mensaje de confrontación y, todos están disputándose, que ellos son los que van a acabar con Daniel, con esta Unidad Nicaragua Triunfa. Esa es la disputa entre ellos.

Pero, además, está el otro problema… ¡están los apagones! Es decir, ¿quién estará viendo programas de televisión ahora, si la gente se está perdiendo la telenovela? porque aquí, la gente lo que más ve, son telenovelas, películas, programas de humor; los niños, con “los muñequitos” como decimos aquí.

Como tenemos apagones y ayer, estaba conversando con la Comandante Elia María Galeano, una comandante de campo de la Resistencia, de las que combatían; hermana de Israel Galeano, uno de los grandes líderes de la Resistencia, que en paz descanse. Ella, con un grupo de comandos, se incorporó a la primera alianza que hizo el Frente con la Resistencia, en el año 1996.

Estaba conversando con ella y me contaba de un recorrido que andaba haciendo, por el lado de Ayapal, Wamblán, comunidades que están en la profundidad de la montaña, en los departamentos de Jinotega, por la Costa; al lado de Wiwilí, Nueva Segovia, Murra. Ella es originaria de esa zona; toda su familia estuvo con la Resistencia, con la Contra.

Me comentaba que conversando con antiguos miembros de la contra que han estado con el Partido Liberal, en estos años, le decían: pero es que va a volver la noche negra. Y ella le decía, pero, “acordáte que la noche negra, era porque nosotros les volábamos las torres.” Porque la Contra, volaba las torres de energía y dejaba a oscuras… no era un problema de falta de abastecimiento de petróleo, bunker; o de que las plantas hidroeléctricas no estuviesen funcionando; o que no funcionaran las plantas geotérmicas.

Porque, en medio de la guerra, nosotros ¡construimos dos plantas geotérmicas! que le incorporaron 70 megawats al sistema nacional. A ustedes, les deben sonar ridículas estas cifras, porque, la demanda de energía de Nicaragua, anda por los 450, 500 megawats y, la producción en estos momentos, puede andar por unos 400 megawats, y para nosotros, incorporar esos 70 megawats, ¡era una hazaña!

Y los incorporamos con energía propia, porque tenemos un potencial de hasta 3,000 megawatas en la geotermia. Y allí, en la base del Volcán Momotombo, se construyeron dos plantas. Gracias a la solidaridad nos venía el petróleo, teníamos bunker, diesel, para alimentar las plantas térmicas y, teníamos las plantas hidroeléctricas.

Es decir, no era un problema de capacidad instalada ni de producción de energía, sino que el problema nos lo creaban, como le recordaba la Elia María al otro comandante de la Contra. “lo creábamos nosotros, porque nosotros volábamos las torres.” Era la contra, la que volaba las torres de energía y cuando lo hacían, nos dejaban sin luz. ¡Ese era el problema!

Y ahora, le decía Elia María, ¿ahora, cómo estás? hablándole de la situación económica, social. Les decía que en estas condiciones, muy poca gente ve televisión, porque con los apagones de 8 horas… ayer, fue un apagón grande en Managua; un día anuncian que los van a reducir, otro día anuncian que se incrementarán.

Un día dicen que van a ser de 8, 10 y hasta 12 horas; otro día dicen que van a ser de 2 horas. ¿Dónde está el problema? El problema es que no han invertido en proyectos energéticos, donde utilicemos nuestros propios recursos. No ha habido una política de Estado… Ha habido unas pequeñas inversiones, no lo vamos a negar, pero, no ha habido una política para multiplicar esta inversión.

Se podría estar multiplicando plantas de energía en todo el país, pequeñas plantas de energía como las que están desarrollando en Brasil, donde han logrado desarrollar de 5, 10 megawats; no son esos grandes megaproyectos, pero, son plantas hidroeléctricas que en el corto plazo, ya están funcionando.

Además, como el régimen de lluvias es cada vez más irregular, podemos identificar bien las zonas donde haya un mejor régimen de lluvia, y allí, instalar plantas hidroeléctricas. En las zonas, donde el régimen de lluvias no es muy bueno, también la planta hidroeléctrica, porque si no llovió, buscar alternativas con plantas geotérmicas. Tenemos el potencial en Nicaragua.

Nicaragua tiene recursos para autoabastecerse y vender energía en Centroamérica; en estos 16 años, no se ha invertido; el Estado no se ha metido a hacer una política de estímulo a la inversión, sino que más bien, han puesto obstáculos y trabas. ¡Y miren lo que está pasando en estos momentos en Nicaragua, en plena economía neoliberal! Es decir, ¿este es el éxito de la economía neoliberal? Privatizaron y miren los resultados… apagones por todos lados.

Les decía que, el famoso debate que han organizado, es una conspiración! La CNN conspirando con el canal ése, y con el diario que todos conocemos; una conspiración para favorecer al candidato que también, todos conocemos.

Pero, la verdad es que ellos juegan con encuestas; un día nos ponen abajo; otro día nos ponen arriba, para tratar de darle credibilidad a sus mentiras, porque después, ponen arriba al que a ellos les interesa. Por eso, es que yo insisto con el pueblo nicaragüense y les digo: la encuesta va a ser el cinco de noviembre, cuando se haya depositado y se haya contado el último voto.

Quiero referirme a un tema muy importante y es la labor de Observación. Aquí, en 1990, vinieron muchos observadores; el Consejo Supremo Elec-toral, era totalmente sandinista, y era un Consejo Electoral eficiente, no se le pudieron erigir faltas.

Aquí se estableció una forma de votación para acercar la mesa de votación al votante, lo que hace que las elecciones en Nicaragua, sean de las más claras en América Latina. Los que siempre están tratando de descalificar, han montado una campaña en contra de que los costos son tan elevados.

La respuesta es la siguiente: si queremos costos bajos, alejemos las mesas de los votantes y, vamos a tener entonces, un enorme abstencionismo. Lo que nosotros hicimos, fue acercar las mesas a los votantes, para que la gente, caminando llegara a ellas y que, en cada mesa de las Juntas de Votación, vote un máximo de 400 personas.

Ese fue un esfuerzo que hicimos, de manera extraordinaria, para lograr que la mayor parte de los nicaragüenses votaran, y lo hicimos, desde el año 1984, en la primera elección. Ya estaba instalado ese sistema y para el 90, lo desarro-llamos para mejorarlo.

Y, con un Consejo Electoral sandinista, con las encuestas que decía que nosotros ganábamos, al final, el Consejo reconoció los resultados, y nosotros admitimos un revés electoral ¡y entregamos el Gobierno! Esa es la realidad. Y todos los observadores que estuvieron en esa ocasión ¡muy contentos!

Luego, en el 96, el Consejo Electoral ya era otro, como resultado de la campaña revanchista, que fue alimentada por sectores de la UNO, por toda la UNO, pero en el Gobierno hubo sectores revanchistas que alimentaron esa campaña, despidieron a miles de trabajadores del sector salud, miles de profesores, a todo aquél que estaba calificado como sandinista. Fue una represión, una violación a los derechos humanos, ejercida por los demócratas.

Porque ellos se dicen muy demócratas, nosotros no somos demócratas; todos ellos se autodefinen como las fuerzas democráticas, que están luchando contra la fuerza antidemocrática, que es el Frente.

En esta ocasión, también lanzaron su revanchismo hasta los Poderes del Estado, Corte Suprema de Justicia; Poder Electoral, Contraloría, etc.; fueron trabajando de tal manera que, se trataba de una persecución por la forma de pensar del ciudadano. Si era sandinista, no podía ser Magistrado… ¡había que despolitizar! quitando al sandinista y poniendo a quién? al liberal, al conservador, al demócrata cristiano, al que era de la UNO. Eso era democratizar.

Poner al que está al servicio del capital, porque los del COSEP, los capitalistas, también proponen siempre a sus candidatos para los Poderes del Estado… ¡para despolitizar! Es decir, para entregar, lógicamente, el poder a las fuerzas más conservadoras y derechistas.

Se formó un nuevo Consejo Supremo Electoral, con una Presidenta que venía del sandinismo y que terminó, dedicándole canciones al doctor Alemán; porque a la señora le gusta cantar y cada vez que cumplía años el doctor Alemán, le dedicaba canciones… ¡la Presidenta del Consejo Supremo Electoral!

Entonces el Consejo… ¡era despolitizado! porque los sandinistas no teníamos mayor presencia en él. Ese proceso electoral, fue totalmente desordenado, viciado, corrupto; faltaba un mes para las elecciones y no nos entregaban el Padrón Electoral, pero el Partido Liberal ya lo tenía en sus manos. Recordemos que aquella elección fue polarizada, entre el Partido Liberal y el Frente; aunque participó también el APRE, pero realmente, se polarizó entre las dos fuerzas.

El día de las votaciones, esto fue un desastre y, algunos de ustedes, que estuvieron aquí en Nicaragua, observaron lo que pasó en aquella ocasión. No solamente se observó, fue filmado por todos los medios de comunicación nacional e internacionales. Al día siguiente de las votaciones que recibí en la Oficina Nacional del Frente a algunos observadores, que son los que valen para la gente del Norte.

Recibí al Expresidente César Gaviria, que era entonces el Secretario General de la OEA; al Expresidente Carter y al entonces Expresidente Oscar Arias, que andaba como parte de la misión. Les di la bienvenida y les dije: ya vieron lo que pasó.

Tomó la voz cantante el Presidente Arias y me dijo: “Daniel, en cualquiera de nuestros países, por hechos mucho menores de los que hemos observado aquí, se suspenden estas elecciones y se convoca de nuevo a elecciones; pero aquí, no puede pasar eso, porque acuérdense, están ustedes, la Revolución, los Estados Unidos. Tienen que entender ustedes que no hay más que aceptar.”

Salieron de la reunión, dieron sus declaraciones, dijeron que las elecciones habían tenido sus debilidades, pero que ¡estaban bien…! Desde ese momento ¿qué podemos confiar nosotros en los observadores? ¿Qué confianza podemos tener en ellos?

Hay observadores que vienen, que nos acompañan, realmente, con una actitud constructiva, respetuosa; pero, hay observaciones que son totalmente injerencistas, irrespetuosas y que están, simplemente, para facilitar o crear condiciones, para que ganen los que son los candidatos del capital; los candidatos del neoliberalismo; y, para evitar que gane una fuerza como el Frente.

¿Qué está pasando en estos momentos? y es importante que ustedes, hermanos de la COPPPAL, lo conozcan. Primero, da la casualidad… ¡que no es ninguna casualidad, ya lo sabemos!… que cuando, recién asume la Secretaría General de la OEA, el amigo José Miguel Inzulsa, aquí en Nicaragua hay un debate entre la Asamblea Nacional y el Ejecutivo.

Se han llevado a cabo unas reformas, el pecado de las cuales, es darle más poder a la Asamblea y quitarle poder al Presidente. Ese era el pecado de las reformas; porque nosotros, estamos convencidos que hay que restarle poder al Presidente y darle más poder a la Asamblea y… que hay que restarle poder a la Asamblea y darle más poder al pueblo, abriendo espacios de participación ciudadana.

Simplemente, estamos buscando cómo fortalecer lo que es una democratización del poder en Nicaragua; pero, como el que está en medio de esto, llevando la iniciativa es el Frente, entonces, hacen venir al Secretario General ¡en su primera misión! a Nicaragua. Donde, no habían grandes manifestaciones en las calles, no habían tumultos, no había una situación de ingobernabilidad, simplemente, el debate normal que se da entre un Parlamento y un Presidente, o un Primer Ministro en el caso de Europa.

Mientras, en Ecuador y en Bolivia, el pueblo está en las calles y los gobiernos ¡están a punto de caer! Yo le decía a José Miguel: tendrías que estar en Bolivia, en Ecuador, no en Nicaragua; pero, lo mandaron a Nicaragua. ¿Quiénes lo mandaron a Nicaragua, quiénes presionaron para que viniera aquí?

En lo que es este proceso de observación de la OEA, ¿con qué nos encontramos? Con una OEA, que tiene la misión más grande instalada en país alguno de América Latina; la misión más costosa, pagada, en un 80% por el Gobierno norteamericano. ¿Qué tarea le han encomendado a la misión, entre otras? Descalificar el proceso.

Ahora, hay que descalificar el proceso, porque el Frente va a ganar! y, el actual Consejo Supremo Electoral, entre sus miembros, empezando por su Presidente… ¡es el mismo Presidente del Consejo Supremo Electoral que le dio la victoria al Ingeniero Enrique Bolaños para el 2001! Ese Presidente del Consejo Supremo Electoral que entonces, era reconocido y aplaudido como muy eficiente y muy honesto, cuando le da la victoria al Ingeniero Bolaños… ahora, ya no es ni eficiente, ni honesto.

Ya dejó de ser eficiente y honesto; ahora, ya es sospechoso de estar promoviendo un fraude, sencillamente, porque están convencidos ellos mismos, que, independientemente de las encuestas que inventen… ellos saben que aquí, hay una tendencia irreversible para una victoria de esta Unidad Nicaragua Triunfa.

¿Qué han hecho? Han hecho algo que tampoco tiene precedente… la OEA, cuando va a observar, le presenta el informe a la Asamblea, después de las elecciones. En cambio aquí, ya empezó a presentar informes; presentó un primer informe en el mes de agosto, donde tienden a descalificar el proceso electoral. ¿Cuáles fueron los titulares de los medios al servicio de la oligarquía, del capitalismo salvaje? OEA confirma el fraude.

Esos fueron los titulares, a pesar de que, el Secretario General, José Miguel Insulza, después que el Presidente de la misión de la OEA en Nicaragua, el excanciller Gustavo Fernández de Bolivia, rindió su informe; el Secretario General hizo una intervención donde trató de ubicar, realmente, lo que es el proceso electoral nicaragüense, con sus defectos, pero también con sus avances cualitativos y señalando, que no hay proceso electoral perfecto en el mundo.

Ya están preparando el segundo informe y lo van a presentar en octubre, digamos a pocas semanas de las elecciones. La intención es que ese informe, sea un informe que reciba el respaldo de la mayoría de los miembros de la OEA, para descalificar el proceso electoral en Nicaragua y, por lo tanto, restarle legitimidad a la victoria de la Unidad Nicaragua Triunfa.

Ese es el plan, así está trazado. Ya el primer informe se presentó en agosto, están preparando el segundo informe para octubre. Claro, que cuando presentaron el primer informe en agosto, lo respaldó, lógicamente, en primer lugar, el Representante del Gobierno de Nicaragua… él tiene su candidato, porque el gobierno de Nicaragua, el Presidente, tiene su candidato. Pidió el respaldo de todos los Representantes de la OEA a ese informe y, ¿quiénes se sumaron? Lógicamente, Estados Unidos, El Salvador y Guatemala. El resto de los países, no se sumó, e incluso, fue muy digna la intervención del Representante de Chile en ese debate.

Ahora, viene la segunda ofensiva para octubre y, nosotros tenemos la seguridad que, con la OEA actual, donde tenemos una gran mayoría de países latinoamericanos y caribeños con una posición digna, respetuosa; una actitud a favor de lo que es la independencia, la soberanía de nuestros pueblos. Estoy seguro, que aún cuando intenten buscar la aprobación de una resolución pensada para tratar de descalificar las elecciones en Nicaragua, seguramente, se van a encontrar, con que no van a lograr los votos.

Pero, el hecho de que llegue un informe y que lleve elementos destructivos, eso, manejado mediáticamente, independientemente que en el Consejo no logren los votos… va a tener su impacto; porque, a última hora, ¡qué les importa no tener los votos en el Consejo! Lo que les interesa es que llegue el informe y que luego, sea potenciado por los medios de comunicación, en esa guerra mediática que sostienen día a día, en contra nuestra.

Por eso, es que, con todo el respeto que nos merecen muchos de los miembros de misiones de observación de la OEA, del Centro Carter… nosotros hemos dicho que ¡no creemos en observadores! No podemos creer en observadores; creemos en los fiscales. Cada fuerza política pone sus fiscales y esos ¡son los mejores observadores para defender el voto!

¿Qué pasa con la OEA? Es una OEA que se mueve, en función… ¿de qué intereses? Yo no vi a la OEA preocupada, cuando se daba el debate en Estados Unidos, en la primera elección en que participaba el Presidente Bush, contra Al Gore. Estaba la discusión en La Florida y, Estados Unidos es miembro de la OEA, pero la OEA ¡no dijo esta boca es mía frente a un problema como ése! No dijo una sola palabra, no se fue a meter allá.

Es decir, vemos una actitud totalmente dirigida para tratar de evitar la victoria de… no evitar la victoria del Frente, porque ya eso lo dan por un hecho, sino, tratar de descalificarla, deslegitimarla. Ese es el plan que vienen desarrollando.

En todo esto, nosotros siempre les damos la bienvenida a todos aquellos amigos de la comunidad internacional, latinoamericanos, caribeños, norteamericanos, europeos, asiáticos, africanos, que quieran venir a acompañarnos. Un acompañamiento en estas elecciones, y que puedan observar, ver. ¡Eso es observar! Lo otro, es imponer un suprapoder sobre el Poder Electoral nicaragüense, quieren tomarse directamente, el Poder Electoral. Eso, sencillamente, no es posible, debe haber un respeto mínimo a nuestras instituciones. Pero ellos, están apostando por la descalificación de estas elecciones.

Queremos invitarlos a ustedes, a que nos acompañen en estas elecciones. El acompañamiento es respetuoso, eso no es injerencismo; el acompañamiento es para contribuir a que se fortalezcan las normas que tiene establecido el sistema electoral nicaragüense; para que se fortalezca la institucionalidad… para eso es el acompañamiento, no para venir a atentar contra la institucionalidad.

Tenemos que seguir luchando los nicaragüenses, como latinoamericanos, como caribeños, como ciudadanos del mundo, porque, esta batalla que estamos librando, realmente, borra las fronteras. Nuestros adversarios han borrado las fronteras; la globalización borra las fronteras. La globalización a favor del neoliberalismo, a favor del capitalismo salvaje.

Los pueblos, para defendernos, también tenemos que borrar las fronteras, tenemos que integrarnos, unirnos y, allí, cobra una enorme trascendencia este momento histórico que está viviendo América Latina y El Caribe, por la integración, la unidad latinoamericana y caribeña.

Tenemos que estrechar los vínculos con las fuerzas políticas europeas, norteamericanas, las más sensibles al sentido de la solidaridad y a las luchas que tenemos que librar por la sobrevivencia de la especie humana. Porque esos luchadores, están en todo el mundo.

Luchar por la solidaridad de los pueblos latinoamericanos y caribeños, que ¡nunca han sido agresores de potencia alguna! sino que hemos sido víctimas de las agresiones de las potencias y, por eso, es que, hoy más que nunca, tenemos que ratificar nuestra solidaridad para con el hermano pueblo de Cuba, que hoy es anfitrión de la Cumbre de Países No Alineados.

Nuestra solidaridad, nuestro respeto, nuestro cariño para Fidel, para ese pueblo. También nuestra solidaridad y nuestro cariño, para el pueblo Bolivariano de Venezuela, que encabeza el hermano Hugo Chávez. Nuestra solidaridad, nuestro cariño, para el pueblo brasileño, con nuestro hermano Lula; seguros de que va alcanzar la victoria, nuevamente, en octubre.

Nuestra solidaridad para con el pueblo boliviano, con ese líder de los pueblos originarios, Evo Morales; nuestra solidaridad para con el valiente, heroico, tenaz y luchador, pueblo puertorriqueño.

Nuestra solidaridad para con todos los pueblos de América Latina y El Caribe que, hoy más que nunca, están caminando con la frente en alto. Están haciendo sentir su voz; están actuando con un sentido de unidad, de integración.

No se está avanzando lógicamente, con los ritmos que todos deseáramos, pero, tendrá que hacerse realidad, la unidad latinoamericana y caribeña y, aún más… ¡tendrá que hacerse realidad la unidad de todas las Américas! Porque, algún día, el pueblo norteamericano, se va a sumar a esta gran unidad con los pueblos de América Latina y El Caribe.

Les agradecemos el reconocimiento que han otorgado a ese gran luchador centroamericano, nuestro hermano Shafick Handal, que está en nuestro corazón. Igualmente, el reconocimiento que le han otorgado a nuestro querido hermano, fundador del Frente Sandinista, Comandante Tomás Borge Martínez.

Gracias, hermanos de la COPPPAL, y ¡adelante, hacia nuevas victorias, unidos, siempre!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>