Mensaje en ocasin del 136 aniversario del Grito de Lares

Desde su fundacin,esta es la primera ocasin en que el Movimiento Independentista Nacional Hostosiano acude al altar de la Patria. Como muchos de ustedes saben, el pasado 16 de mayo se llev a cabo la asamblea de fusin organizativa del Nuevo Movimiento Independentista y el Congreso Nacional Hostosiano. Nos sentimos profundamente complacidos de estar aqu hoy, como nuevo instrumento de lucha del movimiento patritico, junto al Partido Nacionalista, al Frente Socialista, al Partido Independentista Puertorriqueo, a nuestros prisioneros polticos y todas las organizaciones y personas que luchan desde su particular trinchera, por un nuevo Puerto Rico de libertad, democracia y justicia social. Un saludo fraternal a todas las organizaciones aqu representadas y a las que por su propia naturaleza y concepcin de lucha, no pueden estar visibles en esta tarima. Y a la patriota Isabel Rosado, a quien reconocemos hoy en este 136 aniversario del Grito de Lares como la representante de la mujer puertorriquea: valiente, luchadora, recia, dulce, humilde, proletaria, cariosa; ejemplo de valor y sacrificio para todos los hombres y mujeres de esta Patria. Vaya para ella el respeto y admiracin de todo el pueblo puertorriqueo.

Un saludo muy especial al valeroso pueblo y gobierno cubano, que esta semana, en este mismo momento llevan a cabo una Jornada de Solidaridad con la Independencia de Puerto Rico por todo su territorio nacional. Una felicitacin calurosa al pueblo venezolano y a su Ciudadano Presidente, Hugo Chavez, por la ms reciente victoria de la Revolucin Bolivariana. Nuestro agradecimiento al pueblo venezolano por habernos prestado al hijo de esa patria, Manuel Rojas, uno de los principales combatientes y dirigentes del Grito de Lares y de cuya Hacienda partieron los revolucionarios en armas para tomar esta Plaza y declarar la Primera Repblica de Puerto Rico.

Como primera expresin desde esta tarima, reafirmamos nuestra aspiracin a que Lares sea un oasis, donde el movimiento patritico deje a un lado sus diferencias y nos congreguemos aqu como un slo cuerpo, con un slo corazn, a rendirle tributo a los patriotas que valientemente se enfrentaron al imperio hace 136 aos en el Bautizo de Fuego de la nacin puertorriquea.

Venimos a hablarles en este da, de los proyectos del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano, de nuestra visin de lucha, de nuestra aspiracin de convertirnos en un complemento efectivo de las distintas expresiones de esta lucha; de convertirnos en un instrumento til y pertinente a las luchas cotidianas del pueblo puertorriqueo.

Voy a citar unas palabras de Cesar Andreu Iglesias, destacado patriota, fundador del peridico Claridad junto a Juan Mari Brs y dirigente poltico de la lucha por la independencia y el socialismo de los aos 60 y 70. Sus palabras recogen en esencia, la visin y aspiraciones del Movimiento Hostosiano. Deca Cesar Andreu:

Es tiempo de comprenderlo: la independencia nacional no ser producto de minoras selectas, de simples gestiones diplomticas, ni de violencias individuales. La independencia nacional ha de ser obra de todo el pueblo. Slo as habr de ser posible su conquista.

No quera Cesar Andreu negar con esto la necesidad de organizar a las minoras; de la necesidad de realizar gestiones diplomticas; y mucho menos renegar del derecho de todo pueblo colonizado a utilizar todas las formas de lucha, incluyendo la lucha armada. Sin embargo, en su visin de una lucha de masas, Cesar Andreu parta de la necesidad de incorporar las grandes mayoras en esta lucha; de que nosotros nos integremos a las luchas del pueblo; de aspirar a ser, como lo hicimos en Vieques, parte de un todo que haga posible la conquista de la independencia.

A travs de los aos el colonialismo en Puerto Rico ha adoptado diversas formas y manifestaciones. Sin embargo, el militarismo y el reclutamiento de jvenes puertorriqueos para las guerras imperialistas ha sido una constante desde la invasin de 1898. Es cierto que el pueblo sac a la Marina de Vieques y como resultado cerraron su instalacin militar ms importante en Ceiba. Pero los militares persisten en su agenda de reclutar lo mejor de nuestra juventud, bajo treta y engao. Nuestra organizacin se ha unido a otras organizaciones independentistas para combatir esa prctica, para impedir el engao de nuestra juventud; para que en Puerto Rico los reclutadores fracasen estrepitosamente en su objetivo.

Estamos exigiendo entrada a las escuelas pblicas del pas para hablarle a los estudiantes sobre los horrores y atrocidades de las guerras imperialistas, para hablarles de las verdaderas intenciones de los reclutadores; para contribuir en el esfuerzo de que Puerto Rico sea el territorio de ms bajo porcentaje de reclutamiento de estos mercaderes de la guerra dentro de la jurisdiccin de Estados Unidos.

Maana viernes 24 de septiembre, a las doce del medioda, estaremos llevando a cabo piquetes simultneos frente a las oficinas de reclutamiento del ejrcito de Estados Unidos en diez ciudades a travs de todo Puerto Rico. Todos y todas estn invitados a participar. En Rio Piedras, Caguas, Humacao, Cayey, Ponce, Mayagez, Aguadilla, Arecibo, Manat y en Bayamn. Todos debemos decir presente para condenar la guerra y el reclutamiento de nuestros jvenes estudiantes.

Pero el colonialismo se disfraza adems de otras formas que cada vez de manera ms directa y cruel afecta a todos los sectores de la poblacin. Vimos hace unos das como los camioneros y sindicatos como la Unin de Tronquistas se levantaron airados ante la pretensin de una compaa de trasporte estadounidense, con una flota de 80,000 camiones, de iniciar operaciones en Puerto Rico. Entre esos miles de puertorriqueos que estaban protestando haba cientos de estadistas y de estadolibristas, as como independentistas, porque a la hora de desplazar trabajadores puertorriqueos, el invasor no pregunta por su ideologa. Esos trabajadores comprendieron en la calle que bajo la colonia sus empleos no estn seguros; que bajo la estadidad y la colonia estas empresas alegan que sera ilegal luchar por evitar su entrada al mercado puertorriqueo pues se estaran violando las leyes federales que prohben interferir con el comercio interestatal. Esa experiencia debe haberle abierto los ojos a muchos de ellos, ya que slo en las repblicas independientes se cuenta con los poderes para evitar que estos pulpos afecten el derecho al trabajo de los nacionales.

Y quin invit a ese pulpo multinacional a nuestra isla? Nada ms y nada menos que sus amigos de las tiendas Wal-Mart, Pep Boys y Sams. Los nuevos protagonistas del desplazamiento de los pequeos comerciantes puertorriqueos. Los mismos que han llevado a la quiebra a cientos de familias y han convertido los cascos urbanos en pueblos fantasmas. Wal-Mart es la cruda expresin del colonialismo yanqui. Afecta a todos por igual. Incluso contra los trabajadores y trabajadoras que emplea, a los que emplea a tiempo parcial y no les reconoce el derecho a sindicalizarse, ni a tener vacaciones regulares ni por enfermedad. Contra ese mounstro de penetracin colonial tenemos que luchar!

La ms reciente puercada de la gerencia de Wal-Mart en Puerto Rico ha sido prohibir la venta del peridico Claridad en los Supermercados Amigo. Mientras esa cadena de supermercados estuvo en manos puertorriqueas representaron un importante puesto de distribucin del semanario de la independencia. Hace dos semanas no se vende Claridad en los Supermercados Amigos y todo porque Claridad public varios artculos crticos de las prcticas antiobreras y represivas de esa multinacional. Por lo menos conmigo que no cuenten ms para la compra semanal que durante aos mi familia realiz en los Supermercados Amigo, porque con amigos as, quin necesita enemigos!El boicot es tambin una forma de lucha! Los invito a todos a no pisar jams una de esas tiendas; en solidaridad con los camioneros, con las comunidades desplazadas, con los pequeos comerciantes, con Claridad, por el respeto a nuestro pueblo y por la independencia de Puerto Rico!

Desde lo militar y lo econmico, las formas ms burdas y groseras de expresin colonial, llegamos a las formas ms sutiles del colonialismo. Y lo vivimos la semana pasada, durante el paso de la supuesta tormenta tropical que a todas luces fue un huracn.

Por qu Puerto Rico tiene que depender de la informacin que le ofrece el Centro de Huracanes en Miami, cuya prioridad est en informar a los residentes del continente norteamericano? A juzgar por la imprecisin y la ambigedad en la informacin que nos han ofrecido a los residentes de Puerto Rico y las Antillas, o somos unos islotes incidentales en el camino hacia la costa este del continente americano, o el llamado Servicio Nacional de Meteorologa alberga una equipo de incompetentes e ineptos que no pegan una. Esto es el colmo: el colonialismo meteorolgico!

Todas las naciones tienen el derecho a estructurar sus sistemas de autodefensa. Es hora ya de que Puerto Rico organice su propio sistema de vigilancia de informacin de tormentas y huracanes, cuya prioridad sea Puerto Rico y las Antillas; que no se dependa exclusivamente de los boletines del Centro de Huracanes de Miami. No hay nada que justifique la dependencia, ni en lo econmico, ni en lo poltico, ni en lo psicolgico, ni en la informacin.

Pero sobre Puerto Rico y Amrica Latina se cierne una amenaza mucho ms devastadora que cualquier huracn conocido. Los pequeos comerciantes, los trabajadores y sobre todo los agricultores sern los ms afectados, aunque eventualmente todo el pas y la regin se vern afectados. Se trata de la ofensiva neocolonial impulsada por Estados Unidos bajo los rimbombantes nombres de Tratados de Libre Comercio y en nuestro caso, el llamado ALCA, o Acuerdo de Libre Comercio de las Amricas. Aunque se les est haciendo difcil, Estados Unidos est ejerciendo todo tipo de presiones y de maniobras para lograr entrada libre de restricciones o cuotas de sus productos a los mercados latinoamericanos y caribeos.

Los primeros devastados por el ALCA sern los agricultores, especialmente los caficultores, gran fuente de empleo en esta regin montaosa de Lares, Adjuntas y Maricao. Los llamados Tratados de Libre Comercio impiden que las naciones firmantes impongan arbitrios proteccionistas a sus productos agrcolas, como existe actualmente con la produccin del caf en Puerto Rico. Estados Unidos firma por nosotros, a nuestras espaldas, sin que tengamos ni voz ni voto en esas negociaciones. Y como resultado, los caficultores puertorriqueos se irn a la ruina y la agricultura quedar condenada a su eventual desaparicin.

El movimiento independentista tiene que prestarle mayor atencin a esta nueva modalidad imperialista. Los productos de todos los pases involucrados tendran libre acceso al mercado puertorriqueo, incluyendo los monopolios y los productores subsidiados de Estados Unidos que tienen unos excedentes que inundaran el mercado local, llevando a la ruina a la incipiente economa nacional. Lo que inicialmente traera una reduccin en precios, al desaparecer la industria nativa los monopolios importadores tendran mano libre para imponer precios altos al consumidor, sin competencia que le imponga controles.

La Iglesia Catlica ha levantado su voz sobre los efectos del ALCA en nuestros pueblos. Afirman los Jesuitas en un manifiesto respecto al ALCA que es una injusticia pactar como iguales entre aquellos que son desiguales en tecnologa, conocimiento, capital y poder militar. Para ellos, el ALCA, ms que un tratado comercial, es un esquema de privatizacin (especialmente de servicios y bienes pblicos tradicionalmente reservados al Estado), de liberacin de mercados y de seguridad para las inversiones extranjeras, a las que se les conceden ventajas sobre las nacionales.

Esta nueva modalidad de colonialismo econmico aumenta la dependencia, destruye la economa de las naciones pobres y abre las puertas a los emporios multinacionales estadounidenses y de los dueos del capital en Amrica Latina- para acaparar lo poco que queda e imponer sus reglas comerciales. Desempleo, empobrecimiento y mayor dependencia es lo que nos espera si no combatimos el ALCA y cualquiera de esas iniciativas imperiales.

La descolonizacin e independencia de Puerto Rico ser el resultado natural del proceso de lucha del pueblo puertorriqueo, por lo que parte de nuestra misin como Hostosianos ser la educacin y la lucha de masas. Dedicaremos pues, grandes esfuerzos y recursos a la preparacin mental, material y espiritual de nuestro pueblo para la llegada ineludible de la independencia de Puerto Rico.

Es tarea de todos educar e informar al pas sobre todas esas formas en que se disfraza el colonialismo, llmese ELA o llmese estadidad. Desenmascarar estas estrategias diseadas para perpetuar la pobreza y la marginacin social; reclutar para la lucha por la independencia y la justicia social, acabar con el colonialismo y organizar para el triunfo de la revolucin que comenz en Lares, esa es la tarea que le compete al independentismo en esta hora y con la cual el Movimiento Independentista Nacional Hostosiano est a su vez comprometido!

Conquistemos la independencia nacional, como obra de todo el pueblo!

Que vivan los Patriotas de Lares!

Que viva Puerto Rico Libre!

23 de septiembre de 2004.
Lares, Puerto Rico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>