Monseñor Rosa Chavez condena allanamiento de templo catòlico

ILOPANGO, 16 de julio de 2006 (SIEP) En una significativa muestra de unidad frente a la represión sufrida por la Comunidad de la Parroquia Reina de la Paz de la población de San Bartolo en este municipio, la Iglesia Católica decidió celebrar una Misa Única este domingo.

Esta iglesia fue víctima de un violento allanamiento por parte de la Policía Nacional Civil la madrugada del 11 de julio, durante la velación de 3 jóvenes en la Iglesia Católica de la Colonia Cimas I San Bartolo. La PNC capturó a 197 jóvenes que s encontraban en la iglesia, muchos de ellos menores de edad.

El director de la PNC, Rodrigo Ávila, exdiputado arenero, justificó este sacrílego acto alegando que era un operativo “preventivo” que los jóvenes capturados pertenecían a pandillas juveniles y formaba parte de su campaña contra la delincuencia.

La celebración eucarística fue realizada sobre la calle principal de San Bartolo, presidida por Fr. Domingo Solís Ofm, y concelebrada por Fr. Emilio Avelar Ofm. La comunidad se unió para manifestarse por la crisis del país en torno a la violencia y el atropello de los derechos de las personas, así como para protestar por el alto costo de la vida, sobre todo la recién alza de los precios del pasaje y electricidad.
La comunidad sintió el apoyo de sus pastores, pues se contó con la presencia de Mons. Gregorio Rosa Chávez, obispo que acompaña fielmente al pueblo y quien también denunció fuertemente estos hechos refiriéndose al respeto que se debe a la casa de Dios, y exhortando a que este hecho no debe volver a suceder. Manifestó también su apoyo diciendo a la comunidad: “No están solos” “… toda causa justa cuenta con la bondad de Dios”.
Hasta el momento, las diferentes noticias y declaraciones han sido manipuladas por muchos medios de comunicación, que faltando a la ética y objetividad hacen ver como responsables de esta captura a los frailes de dicha parroquia.
Diversas organizaciones populares e iglesias han manifestado su repudio por esta actuación de la Policía Nacional Civil, que la semana pasada también utilizó helicópteros para disparar sobre estudiantes de la UES así como apostó a francotiradores en el Hospital Benjamín Bloom.
El Rev. Ricardo Cornejo, pastor de la Iglesia Luterana Popular condenó los atropellos cometidos por la PNC contra “nuestra iglesia hermana católica, que sufre en carne propia la represión de este gobierno corrupto. Estamos con ustedes en este momento difícil, con la seguridad que la esperanza que es nuestro Señor Jesucristo nos dará fuerzas para seguir adelante.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>