Mxico: ‘Tenemos inteligencia y capacidad para dirigir nuestro propio destino.’

Caravanas mexicanas y extranjeras, en el aniversario del levantamiento

indgena

(Por Hermann Bellinghausen)

La Jornada, Oventic, Chiapas, 1 de enero.- ‘Tenemos inteligencia y

capacidad para dirigir nuestro propio destino’, proclama orgullosamente

Leticia, integrante de la junta de buen gobierno (JBG) Corazn cntrico

de los zapatistas delante del mundo, ante unas 3 mil personas que

celebran aqu el undcimo aniversario del alzamiento zapatista. ‘Once

aos de guerra contra los malos gobernantes, contra toda clase de

injusticia, contra el hambre, contra la miseria, contra el olvido y

contra la muerte.

Once aos de vivir y trabajar entre cercos militares en los pueblos,

regiones y municipios zapatistas. Once aos de soportar amenazas y

hasta agresiones de los integrantes de algunos partidos polticos y

paramilitares’, prosigue la joven gobernante tzotzil ante una audiencia

que tiene fresca en la memoria de 2004 la emboscada armada que

tendieron miembros del Partido de la Revolucin Democrtica a una

marcha de las bases de apoyo zapatistas en Jechv (Zinacantn) en abril

pasado.

Entre la concurrencia, indgena casi en su totalidad, se cuentan

decenas de familias zinacantecas, del mismo modo que se reconocen las

procedentes de las distintas localidades de Los Altos que se congregan

en el caracol Resistencia y rebelda por la humanidad. Celebraciones

similares, y al parecer muy concurridas, se llevan a cabo en los dems

caracoles zapatistas, en los municipios autnomos y en los campamentos

insurgentes del EZLN, ‘dondequiera que estn’, como dice Leticia en

algn momento de su mensaje.

La gobernante agrega: ‘Pero tambin son 11 aos de construir y

fortalecer nuestra autonoma como pueblos originarios de estas tierras.

Once aos de recibir simpata y solidaridad de miles y millones de

hermanos y hermanas de Mxico y muchos pases del mundo. ‘Por esto es

muy importante recordar siempre esta nueva historia que empezamos a

vivir el primero de enero de 1994, cuando para nosotros los indgenas

empieza a brillar la luz y la esperanza para que vivamos con libertad y

justicia.

El mundo debe saber que la lucha de los zapatistas es por democracia,

libertad y justicia. Es decir, para que todos los pueblos indgenas y

no indgenas de Chiapas, Mxico y el mundo podamos vivir algn da en

la verdadera democracia, seamos tomados en cuenta como pueblos y que

los que gobiernan manden obedeciendo’, subraya Leticia.

A sus espaldas se alnean cerca de 100 autoridades indgenas de la

regin Altos. El estrado del caracol se llena de color y grandeza con

la presencia, en ropajes tradicionales y con numerosos bastones de

mando, los miembros de la JBG y los concejos autnomos de San Andrs

Sakamch’en de los Pobres, San Juan de la Libertad, Magdalenas La Paz,

16 de Febrero, San Pedro Polh, San Juan Apstol Cancuc y Santa

Catarina.

Por la vestimenta se reconocen tambin representantes autnomos de

Zinacantn, Amatenango del Valle, San Juan Chamula y otros municipios

indgenas de los Altos y el centro de Chiapas. El mensaje de la JBG,

ledo en castellano por Leticia, lo ser enseguida por Marcelo en

lengua tzotzil y Vctor en tzeltal.

Ante todo, las palabras de la junta se dirigen a ‘los compaeros bases

de apoyo zapatistas de todos los municipios autnomos rebeldes en

resistencia y de todas las regiones, a los compaeros integrantes de

los concejos municipales autnomos, a los promotores de salud y

educacin, los dirigentes de los pueblos y regiones, los insurgentes y

milicianos, y los miembros del Comit Clandestino Revolucionario

Indgena, Comandancia General del EZLN, dondequiera que se encuentren’.

La ceremonial llegada de las autoridades es acompaada por las notas de

un son tradicional con acorden, maracas, arpa y guitarras, y la

multitud les abre paso. Han acudido a la celebracin ms de 200

personas de Mxico y al menos una decena de pases de Amrica y Europa,

a quienes tambin se dirige la JBG.

La noche gana y pierde los velos de la niebla ‘en estas ltimas horas

de 2004 y primeras horas de 2005 en que las comunidades nos hemos

reunido para celebrar el 11 aniversario de nuestro levantamiento armado

para exigir democracia, justicia y libertad para todos’.

En su mensaje, la JBG se pronuncia por ‘desarrollar nuestra vida,

cultura y libre determinacin, y ya no vivir la esclavitud’. Por formas

de gobierno que sean respetuosas con todos y protejan ‘los derecho de

la vida’. Y agrega: ‘Como campesinos tenemos derecho a la tierra y los

recursos de la naturaleza, pero nos tratan como ajenos y extraos en

nuestras propias tierras. Luchamos y vamos a seguir luchando hasta

lograrlo’.

La junta pide a todos los zapatistas de las comunidades y el mundo ‘que

no se desanimen en esta lucha justa’. Tambin ‘que sepamos organizar

nuestros trabajos y resistiendo los momentos difciles que estamos

enfrentando’. La autoridad autnoma pide a los que no son zapatistas

que ‘no se pongan contra los municipios autnomos y las comunidades en

resistencia’, y les dice: ‘Cuando quieran, estn invitados a venirse a

luchar junto con nosotros, pues como indgenas vivimos en la misma

situacin de pobreza y miseria’.

Para concluir, Leticia agradece a las sociedades civiles nacionales e

internacionales ‘su apoyo en estos 11 aos, y el que sigan asumiendo

como suya nuestra lucha’.

Las actividades de la celebracin se iniciaron desde las 7 de la maana

del da 31, y continuaron a lo largo de este primer da de enero: un

festival de teatro, msica, recitaciones y torneos deportivos; la

fiesta incluy la bizarra parodia El batalln manitico, un torito de

petate y fuego que danz espectacularmente al concluir los discursos,

himnos y honores de la ceremonia principal, un bao de luces

pirotcnicas y un baile de cumbias de larga duracin.

‘Queremos un regional del Paraso, y el compaero Arcadio que se

presente ac’, pidi por el sonido el comit organizador del festejo ya

en la tarde. Y tambin solicitaba la presencia de ‘un regional

deportivo’. Las posadas, oficinas y cooperativas del caracol de

Oventic, as como el auditorio Emiliano Zapata, fueron ocupados

completamente por las familias indgenas. Adems, alrededor del centro

de reunin zapatista se alzan modestas carpas para centenares de

indgenas ms, y muchsimas tiendas de campaa de la sociedad civil.

Celebraciones similares proseguan hoy en los caracoles Torbellino de

nuestras palabras (Morelia), Madre de los caracoles del mar de nuestros

sueos (La Realidad), Resistencia hacia un nuevo amanecer (La Garrucha)

y Caracol que habla para todos (Roberto Barrios).

A la presencia de miles de tzeltales, tzotziles, tojolabales, choles,

zoques, mame y campesinos mestizos se agregan caravanas de la sociedad

civil de Mxico, comits y grupos de solidaridad zapatistas de Italia,

Espaa, Catalua, Estados Unidos, Alemania y Dinamarca, as como

representantes de comits de Francia, Canad, Argentina, Euskadi y

Blgica, entre otros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>