OBSERVACIONES A LA LINEA APLICADA POR NOSOTROS LOS COMUNISTAS EN EL RECIENTE CONFLICTO HONDURAS-EL SALVADOR

Considero necesario hoy después del conflicto Honduras El Salvador, hacer llegar a la dirección de nuestro Partido, mis observaciones a la línea aplicada por nosotros los comunistas en este conflicto. Creo también necesario que la dirección pase documento y los demás que en este sentido le lleguen a las bases para que estas sepan de nuestras inquietudes e incluso que las discutan promoviendo así la sana y constructiva discusión para edificar. Pido pues a la dirección, haga llegar este documento a las bases.

Considero necesario hacer estas observaciones a la línea porque a mi juicio hubo errores que hoy hay que señalar, de no hacerlo así, cargaremos con la responsabilidad de que más tarde se profundicen y terminemos convertidos en un aparato más al servicio de las clases dominantes, como responsabilidad tendrán también, los que no quieran reconocer errores y por defender posiciones incorrectas, hagan todo lo posible para demostrar que la posición asumida en el conflicto, sino fue “perfecta” por lo menos fue correcta, aunque eso haya significado haber hecho a un lado los principios básicos del Partido de la Clase Obrera.

Esto que afirmo aquí, tratare de demostrarlo a través de mis observaciones a la línea, tratare de demostrar porque abandonamos en determinado momento nuestros principios y como al final terminamos metidos en un mismo costal, dirigidos por al Oligarquía y la Burguesía.

Pienso, que aunque realmente me va a ser difícil hacerme entender, voy a tratar de hacerlo; a mi juicio hay das formas de entender o abordar el enfoque al desarrollo de nuestra línea y, creo que para no perdernos es mejor hacerlos ahora y no después, que para entonces, al tiempo habrá borrado los elementos más delatadores del bandazo que a mi juicio se a dado ( lo de que se habrán borrado los elementos más delatadores no es para la historia, pues ella siempre los señalara, sino que es para la membresía de nuestro Partido que sinceramente no tiene puesta la cabeza en la revolución, no tenemos mística de partido, por la menos una gran mayoría del frente obrero (que es el conozco), eso naturalmente se debe a que tenemos un nivel teórico muy bajo, siendo esto lo que nos permitirá más tarde, buscar esos elementos, pues no estamos pensando en ello.)

De todos modos y aun con todo eso, algo positivo en el terreno interno nos a demostrado este conflicto, eso positivo es: que hemos averiguado en la práctica que nos falta contar con un verdadero partido de vanguardia, con la suficiente capacidad de organización entre las masas populares, nos falta un periódico ágil, que refleje nuestras posiciones y que se difunda no solo entre sus militantes y simpatizantes, sino también entre las masas populares para influirlas, nos falta consolidación ideológica y política a sus miembros, especialmente a los obreros y nos falta una dirección de composición más proletaria y sólida políticamente y que se encuentre más ligadas a las masas populares.

Lo dicho arriba salta ala luz, cuando hoy que ha pasado lo más álgido del conflicto, nos ponemos a meditar con serenidad y con espíritu observador y auto-crítico la línea aplicada por nosotros durante el desarrollo del conflicto y sinceramente, las conclusiones que sacamos, por lo menos yo, no las encuentro favorables. Y por más que tratemos de engañarnos, justificando nuestra línea, nos estrellaremos con la realidad de las cosas, al pueblo no le llegó como nosotros pensamos, nuestra orientación.

Algunos dirán por defender los errores, que somos unos poquitos los que estamos molestando con estas cosas, empeñados en ver errores donde no los hay, pues el pueblo esta claro de nuestra posición, sabe que condenamos la guerra, sabe que nuestra línea fue acertada y ahora lo esta viendo mejor debido a la crisis económica que padece y que nosotros le anticipamos (conclusiones sacadas de reuniones de amigos y simpatizantes del partido, como que si ellos fueran el pueblo).

Estos argumentos son solo para esquivar la realidad, como va a ser posible que diez, quince personas nos den la medida de como piensa un pueblo de cerca de tres millones y medio de habitantes, además esos argumentos a mi juicio son empleados para diluir la discusión mañosamente ¿cómo puede el pueblo juzgarnos a estas alturas? Los que podemos hacerlo somos nosotros después de balances a nuestro trabajo y de análisis auto-críticos. A estas alturas el pueblo no puede ver nuestros errores, peor si los siente, el pueblo no sabe que hemos atrasado la revolución al ilusionarlo conque Fidel Sánchez es capaz de resolverle sus problemas, como se lo insinuamos en el manifiesto sacado por nuestro partido del 2 de julio y los manifiestos de las organizaciones que influimos; ¿cómo ve el pueblo el prestigio del ejército? Como institución al servicio de las clases dominantes ese prestigio les asegura otros años más de dominio, eso no lo puede ver el pueblo pero nosotros si y, es necesario decirlo para nos enteremos si no lo estamos.

De eso se trata, de saber si estamos haciendo avanzar o retr4oceder la causa del pueblo; no se trata de saber si le gusto lo que le dijimos o no, sino de averiguar si le estamos haciendo un bien, también se trata de saber si le llegamos a todo el pueblo o no, con nuestras ideas, no de hace hipótesis de que si le llegamos, solo porque un grupo de amigos o simpatizantes después de una charla nos dijo que si le llegamos, porque para ser francos, yo no creo que le hayamos llegado al pueblo con tres mítines y un manifiesto, incluso ni nosotros mismos tuvimos la suficiente propaganda, solo se sacó un número extraordinario de nuestro periódico La Verdad y por cierto que no fue capaz de llegar a todos los miembros. En conclusión, si nosotros no estuvimos suficientemente informados de nuestra línea (y muchos compañeros todavía no la conocen) ¿cómo podría estarlo el pueblo?

Por encima de todo lo dicho, todavía hay quines se atreven a decir que le pueblo sabía de nuestra posición y que hoy se entera mucho más de su justeza, cuando la verdad es que quines realmente se enteraron de nuestra posición y nos estuvieron siguiendo los pasos para conocerla mejor ( con alegría y beneplácito para ellos) fueron la oligarquía y la burguesía; pues para ser sinceros con nosotros mismos, fue para ellos para quienes escribimos y fue para ellos el beneficioso producto de nuestra línea.

La posición de nuestro partido o mejor dicho, la línea que aplicamos, después de todas las cosas que hemos dicho, llego a la conclusión que solo tiene dos formas de explicarse. La primera forma no nos permite ver con claridad nuestra posición, debido a que se limita a verla desde un punto de vista bien general y no entra a analizar las cuestiones de principio, la contradicción con la realidad de nuestros planteamientos realizados, ni los efectos que puedan causar a los diferentes sectores (trabajadores, clase dominante y membresía del partido), ni mucho menos trata de reconocer que por ser “ágiles” ,tratando de sacar y lavar de golpe y sopapo las debilidades de nuestro Partido, ante la magnitud del conflicto y, por tratar de profundizar las contradicciones entre las clases dominantes, se hicieron ciertos planteamientos “tácticos” que nos llevaron a renegar de nuestros principios y nos han hecho dar un bandazo de derecho deshonroso.

Paro para opacar toda desviación que pueda haber habido, se conforman con argumentar y hacer resaltar, que nuestra línea es justa porque nos oponíamos a la GUERRA y ESTO BASTA. No se molestan siquiera en averiguar si esa posición es consecuente o no, sea porque no quieren, porque la vida ha demostrado que aunque hayamos condenado la guerra en teoría, en la práctica la apoyamos, eso sin descartar que también en teoría , hicimos planteamientos velados de apoyo ( de eso trataremos más adelante) , esa política nos llevo incluso a convertirnos en la práctica, en cómplices de los asesinatos cometidos en territorio hondureño, sobre la humanidad de hombres, mujeres, ancianos y niños hondureños; cualquiera puede asustarse de lo que aquí decimos pero desgraciadamente es la verdad, esto lo aseguro, porque cuando la oportunidad se dio y el momento históricamente lo exigía, nosotros no respondimos, se había efectuado una guerra de agresión y nuestro deber era el de denunciarla, sin embargo no lo hicimos, pues según criterios por “táctica” no convenía hacerlo. Sin m embargo todo esto no se quiere reconocer.

Esa primera forma de ver la línea de manera GENERAL y enfatizando que es correcta porque se condena la guerra, no nos permitió ver que a la par de planteamientos denunciando la guerra, hacíamos también planteamientos de apoyo, pues manifestamos nuestro apoyo al representante de los que al final hicieron la guerra, en otras palabras, planteamos también apoyo a la guerra, solo que de manera velada, veamos esos planteamientos:

“Los comunistas sostenemos que este conflicto y la guerra que llegara a estallar por su causa, están siendo promovidos por los intereses reaccionarios antipopulares ya señalados…”

O sea tanto los de Honduras como los de El salvador; peor veamos el planteamiento hecho en el párrafo siguiente:

“Al mimos tiempo, los comunistas, guiándonos precisamente por el interés de las masas trabajadoras y populares en general, sostenemos que si nuestro país es invadido por tropas extranjeras (las de Honduras), el deber principal de todo revolucionario, de cada uno de nosotros, de todo hombre y mujer de nuestro pueblo, será el de luchar por expulsar del suelo patrio al invasor.” Nota: el paréntesis es mío.

Que contradicción para nuestros principios significan esta clase de planteamientos, pues en palabras más claras, estos planteamientos significan: que aunque ya sabemos que la guerra que venga será la continuación de la política de los reaccionarios burgueses y oligarcas de ambos países por diferentes objetivos, eso a nosotros deja de importarnos al sonar los primeros bombazos. Inmediatamente, como “comunistas” como “revolucionarios” tenemos el deber de llamar a todo el pueblo, obreros, campesinos, estudiantes, etc., etc., a que apoyemos a nuestra burguesía, a que nos unamos al bloque de la Unidad Nacional jefeada por Fidel Sánchez Hernández
(Representante de la burguesía y d e la oligarquía) y juntos luchar por expulsar a las tropas de la burguesía y oligarquía vecina (apoyar la guerra).

He aquí las debilidades que no quiere ver la primera forma de ver nuestra posición durante el conflicto con Honduras y los planteamientos de nuestra línea no se reconocen los errores, se ocultan evitando la discusión y tratando de pararla, y cuando se defienden, se defienden con los argumentos ya señalados arriba y, como si fuera poco, de manera irresponsable se empieza a decir que quienes intentamos hablar de los errores cometidos, para ayudar a nuestro Partido a superarlos, seremos los futuros responsables de romper la unidad de nuestro partido, unidad que al final de los finales, y bajo estas circunstancias, es una UNIDAD MAS FORMAL QUE REAL, pues no esta basada en la conciencia y la disciplina de la Clase Obrera, sino en el palabrerío de la pequeña burguesía. Por eso también la lucha de todo comunista consciente de esta realidad debe de ser: la de forjar una UNIDAD basada en la línea política correcta consecuente con el MARXISMO LENINISMO y producto del intercambio de opiniones de la membresía y la dirección y no como lo es ahora, producto de las hipótesis subjetivas de la dirección (de algunos doctores en política).

La segunda forma, es diametralmente opuesta a la primera, en ella se analizan las causas correctas e incorrectas, haciendo énfasis en la última, por ser eso los que nos va ayudar a reconocer que hemos cometido errores y nos va ayudar a rectificar posiciones de manera consecuente y nos preocupará por buscar las mejores formas de salir adelante con todas la s deficiencias y lagunas que tiene nuestro partido.

Esto lo pueden ver, que nuestra línea adolecía de serias debilidades ideológicas, se sabe que eso nos preocupa para le futuro y nos sensibiliza más, estos señalamientos también pondrán al descubierto, la insensibilidad revolucionaria de que somos objetos muchos camaradas, también mostrará que muchos camaradas obreros, ya no pensamos en las masas, pues hemos perdido la perspectiva a la revolución atenidos solo a los artificiales e ilusionadores planteamientos de algunos dirigentes; quedara claro para el pueblo que habemos una gran cantidad de camaradas que solo nos movemos cuando nos lo dicen – y en muchos casos ni así- no se nos ve capacidad para por lo menos informarnos y hacer nuestros propios comentarios y análisis.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxx0000000000000000000xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Para adelantar que mi posición es la segunda, pero para poder hincar cualquier observación a la línea –soy franco en reconocerlo- primero fue necesario salir del estancamiento en que me encontraba aquí, bajo la influencia del conflicto y de la línea de nuestro Partido, esto me sucedió debido a que para mi este fenómeno era algo desconocido, y debido a que también mi nivel ideológico y político es muy bajo, a esto le agregamos que no tenía los conocimientos necesarios sobre situaciones de guerra en otros países para poder aprovechar esa enseñanza, ni mucho menos, conocer la enseñanza de LENIN en ese sentido, era de esperar que en los primeros momentos no tenía opinión. Fue necesario pues, salir de ese estado de estancamiento, intercambiamos impresiones con camaradas que veían el conflicto desde afuera y en estado frío, concretamente con los CAMARADAS COSTARRICENSES.
XXXXXXXXXXXXXXXXoooooooooooooooooXXXXXXXXXXXXXX

La línea de nuestro Partido surge a raíz de un conflicto planteado, el conflicto Honduras-El Salvador…y así llegamos a una situación delicada…Estamos ante la expectativa de una posible guerra, desde el punto de vista de los trabajadores y el pueblo o del partido) la guerra será para salvar a nuestros compatriotas idea metida por la propaganda burguesa.

Desde el punto de vista de la burguesía y la oligarquía, esa guerra será para defender sus intereses. Los primeros, pretenden abrir el mercado hondureño cerrado a sus productos después del rompimiento de relaciones y los segundos, tratan de detener la huida de los compatriotas que vendrán a exigir lo que necesitan ¡tierras!

Ante esta situación, el partido de la Clase Obrera tendrá que definirse orientando a su pueblo para que pueda seguir adelante, sorteando todo tipo de dificultades y tratar de asegurar los intereses populares.

Es de esperar que la oligarquía y la burguesía tendrán que hacer uso de todos los medios a su alcance para desorientar al pueblo y poder lograr sus fines egoístas y funestos para las grandes mayorías.

Echándole una hojeada a los documentos que editó nuestro partido durante el conflicto y a los documentos editados por las organizaciones democráticas y revolucionarias influenciadas por nuestro partido, podemos llegar a hacer algunas conclusiones:

La actitud de nuestro partido y de las organizaciones democráticas y revolucionarias, al principio de conflicto era correcta. Pues, con espíritu revolucionario se desenmascararon los negros y sucios propósitos que se perseguían al provocar este conflicto, se denunciaron a los responsables y a las camarillas ultra reaccionarias que estaban detrás instigando el conflicto y lo que es mejor, no se vislumbraba la “táctica” de clasificar a los malos, los medios malos y los menos malos, entre la especie de los militares.

Pero a medida que las clases dominantes por medio de la radio y la prensa iban creando un animo guerrerista en nuestro pueblo, la actitud orientadora del cerebro de la revolución no se hacía sentir, es más, empezó a tomar posiciones no correctas ni propias de un Partido Comunista ( el partido de la Clase Obrera) pues se empezó a jugar con los principios y a no identificarse con los intereses de las grandes mayorías explotadas y engañadas en ese momento concreto, pues la política que se estaba llevando adelante, sirvió para justificar la política que estaba llevando adelante Fidel Sánchez Hernández, representante de la oligarquía y a burguesía.

A estas alturas había sido celebrado ya un primer pleno ampliado del C.C. donde se sacó la orientación de no meter en un mismo costal a todos los reaccionarios militares (una completa tabla de clasificación de la especie militar) ya que no era cierto que fueran iguales y que tampoco representaban los mismos intereses; en ese pleno ampliado , hubo muy poca, valiosa y pobre participación de los presentes, en cuanto a aportar algo para la elaboración de esta línea ( me refiero a los representantes de frente, incluso miembros del C.C. Hay que decir que a esas alturas, también habían sido realizados algunos mítines, en los que habíamos tenido mucha asistencia, pero poca o ninguna aceptación por el pueblo a nuestros planteamientos.

Eso fue seguramente lo que nos movió a tratar de aplicar una línea, que no se “alejara de las masas”, que las”interpretara”, es más, como en ese m omento la masa veía a
Sánchez Hernández como el guía y jefe, había que referirse a él tocándolo con mano de seda, porque en caso contrario nos veríamos expuestos a terribles represiones, y lo que es peor, “nos aislaríamos” de las masas y era fácil que en las filas de ella y bajo el sonido de sus aplausos nos liquidaran enteramente. Y así toda posibilidad que se pudiera hacer la revolución. , pues no quedaría vivo un solo revolucionario que levantara banderas. En conclusión, la masa no quería oírnos y mantener una actitud radical no era saludable.

En vista de esos razonamientos, había que adoptar una línea que “articulara todas las contradicciones” que no nos “aleje de las masas” enceguecidas de nacionalismo burgués y que no “nos oponga contra Fidel Sánchez Hernández”, aunque eso significara RENUNCIAR a uno de nuestros elementales principios y deberes, como lo es el de ORIENTAR a nuestro pueblo.

Desde el momento en que adoptamos esa línea, RENUNCIAMOS a asumir el papel ORIENTADOR que estamos llamados a jugar con responsabilidad, con nuestro pueblo, pues no hicimos lo posible por sacarlo de la claudicación en que se encontraba, al contrario, contribuimos con la burguesía a desorientarlo, adoptamos la actitud de dejarnos arrastrar por la corriente. Esto solo tiene un nombre ¡OPORTUNISMO! ¡OPORTUNISMO PEQUEÑOBURGUES! No tiene vuelta de hoja, ese es el verdadero calificativo ¿o de que otro modo se le puede llamar? Si conscientemente esa “ágil manera” que empleamos al hacer nuestros planteamientos hacia allí nos conducía, toda la “táctica” de: “al mismo tiempo que no nos separamos de la masa, evadimos la represión”, hacia allí nos conducía, al tratar de ponernos al nivel de las masas para no “aislarnos” forzosamente tendíamos que cederle terreno al subjetivismo de la masa y ponernos al igual que la masa a tener esperanzas en Fidel Sánchez Hernández, claro que no de la misma manera que le pueblo, pues no puede ser igual, nosotros lo hicimos por “táctica” por eso fue que en nuestro manifiesto sin siquiera dudar, decimos ”que la actitud de Sánchez Hernández es correcta y que nosotros lo comunistas le damos nuestro apoyo” y antes que este planteamiento, hacemos otro donde le damos una pequeñita dosis de responsabilidad, no hay duda que estamos entrando a una fase donde el partido empieza a utilizar una “táctica” poco saludable, pues empezamos a volvernos halagadores con el representante de la oligarquía y la burguesía para ganarnos su protección y evitar su represión., permitiéndonos así , según nosotros y nuestra línea, ganar mucho terreno, pobrecitos de nosotros; pero para no seguir conjeturando, veamos lo que dice el manifiesto del 2 de julio. Después de los señalamientos que hace en su apartado No. 1 y que se refiere a Honduras y el N. 2 que se refiere a El Salvador y que son de carácter riguroso para orientarse, aparece el No. 3 que realmente todo es contradictorio, pero para convencernos veamos:

“Una cuota de responsabilidad le corresponde también al gobierno Salvadoreño entero, presidido por el general Fidel Sánchez Hernández, por la situación que ha llegado a plantearse. Sánchez, Hernández, que fue elegido en contra de la voluntad popular y representa los intereses oligárquicos y pro imperialistas, llevó a Medrano a ocupar posiciones claves al frente del aparato represivo del Estado, lo mantiene allí pese a todos sus crímenes y atropellos y, en el caso que ahora nos ocupa toleró la campaña publicitaria provocadora que antes mencionamos.”

Para mi este es un párrafo, que dice bastante, en primer lugar hace notar que la responsabilidad que tiene Fidel Sánchez Hernández y todo su gobierno solo es una cuota en ese todo, del criminal conflicto que esta por provocarse, es indudable que se refleja la “táctica” de distinguir entre las especies militares.”Fidel Sánchez Hernández es menos malo y menos responsable de lo que esta sucediendo que otros” También refleja, como con un ropaje de aparente revolucionarismo, se desenmascara la posición de Fidel Sánchez Hernández, diciendo que es el representante de la oligarquía y de los intereses pro imperialistas, por otro lado también se dice que ha levado a Medrano a ocupar posiciones claves en el aparato represivo del estado. Todo eso bien puede significar una denuncia revolucionaria, pero ya antes se ha tocado con guante de seda a Sánchez Hernández , eso nos indica que estamos actuando dentro de una “táctica” que nos va a alejar mucho más de nuestras posiciones revolucionarias. Pero en el momento de escribir esos planteamientos, cualquiera que haya sido, seguramente solo se trataban con viveza de “aprovechar” la situación planteada, para la revolución, veamos lo que sigue diciendo el apartado:

“Por otra parte hay que recordar que el éxodo de millares de salvadoreños tanto a Honduras como a Guatemala, Nicaragua y otros países, tiene su raíz profunda en hechos como el monopolio de la tierra, la irracionalidad de su cultivo, nuestra dependencia económica de mercados extranjeros oprimentes, la existencia de un régimen fiscal increíblemente injusto, que son todas estas, las deformaciones propias de un país sometido a los intereses anti nacionales o imperialistas. Y el gobierno de Sánchez Hernández n ha adoptado hasta ahora, ni una sola medida para aliviar esa situación.”

Es todo un planteamiento que señala las deformaciones de nuestro país debido a múltiples razones: planteamiento al estilo revolucionario que incluso pone contra la espada y la pared al Sánchez Hernández, al señalarle que no ha hecho nada 8supongo que la señalar eso, no se esperaba que Sánchez Hernández hiciera algo al verse descubierto), es más, este planteamiento nos prueba que Sánchez Hernández no puede hacer nada ya que es el representante de los sectores y clases que precisamente tienen al pueblo en esas condiciones; no puede pues, tomar medias en contra de los intereses que representa, no esperábamos, supongo, peras del olmo,.pero veamos el último párrafo para que tengamos una visión exacta de todo el contradictorio apartado:

“Sin embargo, es de advertir que ante la crisis surgida con Honduras en el gobierno de Sánchez Hernández predomina en este momento una actitud correcta de buscar una solución negociada. Esta actitud nosotros la apoyamos de la misma manera que luchamos en contra de quienes, como Medrano, están buscando a toda costa la guerra con Honduras para servir sus propios fines políticos y desatar la represión contra los sectores democráticos salvadoreños.” Nota: los subrayados son míos.

Hemos transcrito todo el apartado, con sus tres párrafos. Tenemos en el planteamiento un mejurje y, el abandono de nuestros principios e incluso de la estrategia trazada en nuestros materiales; ¿por qué decimos esto? Sencillamente, porque estamos apoyando al representante de la oligarquía y de los intereses pro imperialistas, y con los imperialistas o sus representantes no podemos hacer alianzas.

Sobre esto hay mucha tela que cortar, se podrá decir que quien representa los intereses imperialistas y ultra reaccionarios en nuestro país , es Medrano, pero realmente esa apreciación no es del todo correcta ya que hacemos a un lado al representante legal y de derecho, que es el actual presidente, él, como ya nosotros mismos lo reconocemos en el primer párrafo, es el representante de la oligarquía y de los intereses pro imperialistas, porque después de haber dicho que ese era el representante de los más obscuros intereses, que querramos o no son los que gobiernan ahora lo queremos hacer aparecer como menos peligroso que Medrano? Como que si representara oros intereses, digamos más ligados al pueblo, no será eso que queremos ganárnoslo? No será que queremos evitar la represión y de manera sutil lo planteamos para que pase desapercibido? No es eso que estamos abandonando nuestros principios para volvernos unos oportunistas? Porque queremos hacer aparecer a Medrano uno y a Fidel otro? Que ganamos?

Ocupémonos de las dos ultimas interrogantes, realmente yo creo que tratar de hacer aparecer a Fidel más consecuente que Medrano, lo que buscábamos era contraponer a uno contra otro, o mejor dicho eliminar a uno pero sobre la base de apoyar al otro, (recuerdo que incluso nos alegramos cuando en un discurso, Fidel dijo que no se le atravesaran, pues creímos que lo decía por Medrano que andaba haciendo declaraciones por su cuenta) ese propósito de hacer desaparecer al que considerábamos más peligroso, no nos puso a meditar sobre lo común que tienen estos personajes, sino solo lo que para nosotros son diferencias que los contraponen. Para mi, Medrano y Fidel no son diferentes, como van a ser diferentes, si ya se dijo en lo párrafos anteriores del manifiesto del 2 de julio que Fidel llevó a ocupar posiciones claves en el aparato represivo del estado a Medrano; por eso cuando tratamos con guantes de seda a Fidel diciéndole que tuvo una cuota de responsabilidad , nos estamos contradiciendo, pues Fidel no puede emplear mano dura contra el hombre que él mismo llevó a ocupar puestos claves en el estado, uno y otro se entienden, como pudimos habernos olvidado que fue Fidel Sánchez Hernández el que ordenó reprimir la huelga de panificadores y, como pudimos olvidarnos que fue Fidel Sánchez el que ordenó la represión contra la Huelga del magisterio nacional ANDES 21 DE JUNIO , donde perdieron la vida dos camaradas nuestros a manos de Medrano , EL UNO ORDENO Y EL OTRO EJECUTO, que diferencias hay si los dos representan los mismos intereses, solo que uno con representatividad ante el pueblo y el otro no, todo lo que hemos dicho nos lleva a una sola conclusión: diferencias profundas no hay, podrá haber diferencias de carácter y de vicios, el uno parece más aguado que el otro, pero eso no debe de equivocarnos.

En cuanto a las ganancias, podemos decir que quines ganaron fueron ellos, porque con esas diferencias lo que hicimos fue poner ante los ojos de quienes nos leyeron este panorama: Fidel Sánchez el bueno, Medrano el malo, Fidel Sánchez el representante de los intereses menos reaccionarios, Medrano el representante de los intereses más reaccionarios (ultra reaccionarios), Fidel Sánchez nuestro aliado, Medrano nuestro enemigo.

Al repudiar a Medrano apoyando al mismo tiempo a Fidel Sánchez Hernández, usamos una diferenciación “táctica” que en nada nos ayudo sino muy por el contrario, esta táctica empleada fue la que ante los ojos de mucha gente con un poco de visión política, nos ha colocado como unos ineptos para enfrentar la situación y como unos grandes oportunistas con influencia pequeño burguesa, porque como el Partido Comunista pudo hacer tales diferenciaciones? Que puede buscar con eso de que “apoyamos a Fidel y condenamos a Medrano” será que queríamos que Fidel y las clases que representa vieran que no era contra ellos la lucha sino contra Medrano, claro que eso era por “táctica” pero diluía nuestra atención contra nuestros verdaderos enemigos, el imperialismo, la oligarquía y la burguesía pro imperialista y nos fijamos mucho en un solo hombre que la fin y al cabo puede ser sustituido por cualquier otro.

Al concentrar nuestra atención y tratar de que se viera en Medrano al enemigo más peligroso, adoptamos la “táctica” de distinguir al malo, al medio malo y al menos malo, para lograr distinguir así a los principales enemigos y saber con quienes podíamos hacer alianzas y con quienes no, razón por la cual empezamos a hacer planteamientos de apoyo a unos y de repudio al otro, cuidándonos de no meter en el mismo costal a dos, como si fueran ratas de distintos piñales.

Después de leer el documento, de estudiar el párrafo, llego a una conclusión tomando en cuenta el momento en que vivíamos, callar era lo más cómodo, no condenar enérgicamente la actitud de Sánchez Hernández, no desenmascarar sus propósitos, era muy cómodo, decir que era una actitud correcta la que predominaba en su gobierno, era todavía mas cómodo y, como no iba a serlo, si decir lo contrario era exponer el pellejo, por eso se busco una formula que enmascarara nuestra cobardía y fue así como se adopto una “táctica” que nos permitiera acomodarnos a esa situación, aunque jugáramos así un papel de desorientadores del pueblo que queremos liberar; ahí en esa táctica esta el eslabón principal de la gran cadena de desatinos que cometimos, pero sigamos viendo el manifiesto del 2 de julio para convencernos :saltándonos un párrafo del 4º apartado y, que se refiere al camino de la guerra, a que consecuencias nos conduciría y al retroceso que significaría, sigue lo siguiente:

“no obstante, si a pesar de nuestros esfuerzos y de los esfuerzos de las grandes mayorías democráticas y concientes, la guerra estalla, debe desde ahora saberse que nosotros los comunistas y los sectores populares que influenciamos sabemos cumplir nuestros deberes de proletarios y demócratas, luchando con las armas en las manos para defender la integridad territorial al mismo tiempo que para desbaratar los planes de los López Arellano, los Medrano y compañía y para defender, en fin, todos aquellos derechos fundamentales que interesan a los grandes mayorías de su conjunto”

Aunque se argumente lo que se quiera este párrafo viene a reafirmar todavía mas, la cadena de desatinos que se estaban cometiendo en estos momentos; y por mucho que se argumente, que así tomando párrafos escogidos cualquier tesis a de ser botada, aquí eso no vale, pues nosotros podemos apreciar que no es el primer párrafo que transcribimos ni esta aislado de los demás, tiene mucha relación y es el cuarto, si los he transcrito en este documento es porque dicen cosas que sola las puede decir, o bien. La burguesía para convencer al pueblo que sus propósitos son sanos y explotar así su nacionalismo, o bien, los OPORTUNISTAS que quieren agenciarse la simpatía de gobierno burgués y sus representantazos, pero no los comunistas sensatos. Porque los comunistas no podemos decir, sino solo cuando abandonamos nuestros principios, que estamos dispuestos nosotros y los sectores populares que influenciamos a luchar con las armas en la mano para seguirle el juego a la política reaccionaria de las clases dominantes; también se puede decir cuando ya no se quiere luchar y se quiere aparentar que si, y también cuando ya se a perdido la perspectiva de la REVOLUCION, porque hablar de “si a pesar de nuestros esfuerzos y de los esfuerzos de las grandes mayorías democráticas y concientes la guerra estalla, nosotros los comunistas y los sectores populares que influenciamos sabremos cumplir nuestros deberes de proletarios/demócratas, luchando con las armas en la mano para defender la integridad territorial” es olvidarse de que para los comunistas, según las enseñanzas de LENIN no importa quien ataque primero ni en que territorio se desarrollen los acontecimientos, para condenar o apoyar, sino, lo que importa es que clase dirige esa guerra y que intereses representa, si nosotros nos olvidamos de eso no dejamos sino en su lugar un miserable y lamentable nacionalismo; veamos lo que dice LENIN:

“Si un alemán del tiempo de Guillermo o un francés del tiempo de Clemenceau dicen: «tengo como socialista el derecho y el deber de defender mi patria si el enemigo la invade ´´ no razona como socialista, como internacionalista, como proletario revolucionario, si no como pequeño burgués nacionalista. Porque en este razonamiento desaparece la lucha revolucionaria de clase del obrero contra el capital, desaparece la apreciación de toda la guerra en su conjunto, desde el punto de vista de la burguesía mundial y del proletariado mundial, desaparece el internacionalismo y no queda sino un nacionalismo miserable, lamentable; se agravia el país; lo demás no me importa, a esto se reduce tal razonamiento, y en ello reside su estrechez pequeño burguesa y nacionalista.
El socialista, el proletario revolucionario, el internacionalista razona de otra manera: el carácter de la guerra( el hecho de si es reaccionaria o revolucionaria) no dependen de quien haya atacado ni d el territorio en que este el ‘‘enemigo’’ si no de la clase, que sostiene la guerra y de la política de la cual es continuación esa guerra concreta…NO DEBO razonar desde el punto de vista de ‘‘mi país ’’(porque esta es la manera de razonar del pequeño burgués nacionalista desgraciado cretino que no comprende que es un juguete en manos de la burguesía imperialista), sino desde el punto de vista de mi participación en la preparación, en la propaganda en el acercamiento de la revolución proletaria mundial’’

Nota. Tomado del Boletín “Estrella roja” No. 14, Órgano de la Comisión política de la Unión de Jóvenes Patriotas.

Al analizar detenidamente estas enseñanzas, llegamos a comprender que este planteamiento del si a pesar de nuestros esfuerzos la guerra estalla, defenderemos la integridad territorial con las armas en la mano” no es sensato ni mucho menos consecuente con nuestros principios, olvidamos los intereses de clase, hacemos a un lado la lucha contra nuestros explotadores para correr a defender los intereses de ellos, pues son ellos los que timonearon esta guerra concreta, claro que a estas alturas ya no nos extraña, si ya antes en los párrafos anteriores estábamos apoyando al representante de la contra revolución.

Comparando lo que decimos nosotros en los planteamientos del 2 de julio y lo que dice LENIN sobre la guerra y definidos cuales deben ser los elementos de orientación que no deben de perder de vista los revolucionarios comunistas; podemos ver con claridad que la consigna “defender la integridad territorial” fuera simple ligereza de análisis, sino una gran concesión de nuestros principios a favor de la burguesía, pues segundas citas de LENIN estamos haciendo a un lado nuestros principios porque esa guerra que venga será la continuación de las reaccionarias políticas de ambas burguesías y oligarquías: y al plantear la defensa de la integridad territorial, planteamos nuestro apoyo a la guerra, le estamos haciendo el juego a la política guerrerista sumida por las clases dominantes, que buscan la solución de sus problemas y no los del pueblo, por esta vía.

Ahora podemos apreciar como nosotros nos habíamos alejado mucho de nuestras posiciones de vanguardia y habíamos adoptado posiciones oportunistas, pequeño burguesas nacionalistas, talvez por vergüenza lancemos algunos pujidos pero que no pasaron de ser el disfraz que iba a permitir filtrar todas esas inconsecuentes ideas pequeño burguesas. Aplicamos una “táctica” que según los creadores de esos planteamientos ( que no se vaya a decir que fue el pleno ampliado del CC porque no fue así, por lo menos yo pienso que allí casi nadie aportó nada, me refiero a los delegados de los frentes no a los de la C. P.) nos permitieron aprovechar el conflicto para fortalecer las fuerzas con que haremos la revolución, pero esa “táctica” nos costó el sacrificio de nuestros principios, no condenamos con energía los intereses obscuros que se movían en él, en lo momentos en que más necesario fue hacerlo. Nos permitimos hacer diferenciaciones, tocando aguado aquí y duro allá, con eso lo que hicimos fue, en lugar de acumular esas fuerzas para nosotros, los ayudamos a acumularlas a nuestros enemigos, les valió también ir a la cola de su dirección convertido en vulgares COMUNISTAS.

El 3 de julio habo un choque en la frontera, esto fue decisivo para el propio reforzamiento de nuestras posiciones incorrectas.

Muchos de ustedes han de recordar que se hizo una reunión ampliada de la C. P. con el C. D. –C. S y C. M. para discutir preliminarmente alguna nueva línea a aplicar ante esta nueva situación. Hubieron dos cosas que me llamaron poderosamente la atención: una es con relación ala intervención que tuve yo y que luego fue rebatida por el compañero, BOBY. El llegó incluso a plantear que en el partido fuera prohibido hablar de revolución a todos los comunistas porque eso no era lo correcto en esa ocasión (ni lo saludable), había perdido toda perspectiva por la revolución ese compañero( eso es explicable, debido a que el había estado en una asamblea de los estudiantes universitarios, donde había sido rechazado y, pensó en vista de esa experiencia y para no “desaprovecharla ” que lo mas sensato era no hablar de revolución, sino de plegarse a hacer planeamientos halagadores a los oídos de las masas borrachas de nacionalismo barato). En el caso del compañero BOBY, s ele puede justificar por muchas razones, una de ellas es: que es de extracción pequeño burguesa, otra es, que no sufre la miseria del pueblo y no vibra a las par de las masas trabajadoras, y explotadas, porque no está ligado a ellas, sino en teoría, eso es lo único que explica el porque de esa actitud y de esos planteamientos.

El otro aspecto que me llamó la atención fue, el de paralizar la lucha de clases por lo menos en el período de arranque y consolidación de la Unidad nacional, me llamó la atención digo –y soy autocrítico- porque yo vi bien esa disposición debido a mi bajo nivel teórico y o a la influencia d los razonamientos que ahí se vertían, en esa reunión se habló de evitar las huelgas (parar la lucha de clases) hasta donde fuera posible, incluso yo me permití hacer una propuesta en base de un “deseo” sí Barrios Amaya, sale traicionando como acostumbra, la Unidad nacional, lo podemos destruir definitivamente.

Estas dos cuestiones nos dan la medida del porque salió una orientación inconsecuente; esa reunión jugó un gran papel para la gran desviación, algunos planteamientos tomaron campo en los cerebros de los dirigentes obreros ( de todos los que estamos en el frente obrero y, en algunos con mucha mayor facilidad pues desde hace algún tiempo vienen observando posiciones acomodadas y de oposición a la lucha), se pasaron a hacer con insistencia algunos planteamientos en los cuales se destacaban cuestiones que le servían en bandeja de plata al pueblo a las clases dominantes.

Los planteamientos hechos en el manifiesto de nuestro partido el 2 de julio, la reunión la que ya me referí y la tónica pequeño burguesa que se le imponía a los razonamientos hicieron sus efectos, sino, veamos los pronunciamientos de las organizaciones revolucionarias, progresistas y democráticas que están influidas por nuestro partido. Yo considero, que para llegar a tomar posiciones como las que plantea el documento del partido( manifiesto del 2 de julio) o sea tomar las armas para defender la integridad territorial, es necesario aceptar o adherirse a la política que esta siguiendo el gobierno, pues la guerra que venga, será la continuación de esa política, es por eso que el 4 de julio la FUSS y la FESTIAVTSCES suscriben un pronunciamiento, donde perfilan claramente es posición de adhesión a la política del gobierno, ¡sin escatimar principios! Este pronunciamiento sin lugar a dudas, también refleja la influencia de nuestro partido y su línea.

El pronunciamiento de las dos federaciones en sus partes más gruesas (todo el texto) dice:

“PRIMERO: Hacer un llamamiento a todos los trabajadores y pueblo salvadoreño a responder en forma unida, consciente y responsable a nuestro deber para defender nuestra soberanía y nuestra integridad territorial actualmente violado por el irresponsable y criminal gobierno de la república de Honduras, encabezado por el general Oswaldo López Arellano.

SEGUNDO: Que a pesar de las diferencia ideológicas y de los intereses que representamos que son distintos y hasta contrapuestos con diferentes sectores del país, nos integramos al Frente de Unidad Nacional, con le propósito de contribuir positivamente a la solución del actual conflicto Honduras-El salvador provocado por el despótico gobierno de López Arellano;

TERCERO: Llamar a la conciencia de los industriales, comerciantes y demás sectores empresariales para que no pretendan aprovecharse de la actual situación para violar ni dañar los derechos conquistados y los intereses del pueblo trabajador los llamamos asimismo a que no se aprovechen de la situación para alterar los precios de los productos;

CUARTO: Hacer un llamado a todos los trabajadores de las fábricas y demás centros de trabajo para que constituyan Comités de defensa encaminados a coordinar la orientación, de primeros auxilios, donativos de sangre, protección de las fábricas y demás actividades tendientes a orientar positivamente a la población civil tal como lo amerita la situación actual;

QUINTO: hacemos un llamado a todas las organizaciones sindicales existentes en el país a que en este caso concreto apartemos las diferencias ideológicas –si es que existen- para que integremos un solo frente sindical que pueda orientar positivamente a todos los trabajadores salvadoreños;

SEXTO: Llamar a todos los trabajadores, comerciantes, industriales y a todo el pueblo a que mantengamos la serenidad, no ser presa del pánico y fundamentalmente mantener la normalidad en toda la actividad económica y mantener el ritmo de la producción nacional, ya que en la situación actual es determinante;

SEPTIMO: ….”
Nota: los subrayados son míos.

Así como este tipo de pronunciamientos, podemos ver otros documentos tales como: el periódico “Juventud” “Opinión Estudiantil” manifiestos del “FUP” de la “UJP”, etc., órganos de difusión de frentes revolucionarios, Progresista y democráticos, influidos por nuestro partido y su línea.

Visto este ejemplo (manifiesto de FUSS-FESTIAVTSCES del 4 de julio) podemos nosotros apreciar como nos alejábamos cada vez más de nuestras verdaderas posiciones de vanguardia.

Pero bien, veamos la otra fase de nuestras posiciones, sucede que a esas alturas cobra fuerzas dentro de nuestros planteamientos la consigna de “la defensa de la integridad territorial” o dicho de otro modo “expulsar del suelo patrio al invasor”. Es interesante pegarle una leidita al 4º apartado de nuestro periódico La Verdad, el número extraordinario sacado después de las 100 horas de guerra, pero seguramente elaborado antes. Ese apartado se refiere a ¿CUAL ES EL CARÁCTER DE LA GUERRA PROBABLE ENTRE HONDURAS Y EL SALVADOR? Paginas 8 y 9.Los tres primeros párrafos contienen un planteamiento a mi juicio correcto, incluso al final se llega a decir (en el tercer párrafo):
“los comunistas sostenemos que este conflicto y la guerra que llegara a estallar por su causa, están siendo promovidos por los intereses reaccionarios antipopulares ya señalados, pero sostenemos también que los intereses más amenazados son los de las grandes mayorías populares y que el papel y el deber de las fuerzas revolucionarias y democráticas Salvadoreñas y Hondureñas, consiste en guiarse en todo momento por estos intereses populares y en llevar adelante una política que defienda de la mejor manera y procure sacar victoriosos esos intereses. Cualquier otra política solamente significaría dar la espalda a ese deber para con las masas populares y ponernos en la cola ciega e incondicionalmente, de los intereses y la jefatura de la ultra reacción interior y del imperialismo”.

Este planteamiento es brillante, llama a identificar el interés de clase, llama incluso a que sobre la base de los intereses populares hay que orientarse y de no hacerlo así, iremos ala cola de la dirección de las clases dominantes, pero que desilusión al leer los “razonamientos” que se hacen en el siguiente párrafo (el cuarto):

“Al mismo tiempo los comunistas, guiándonos precisamente por el interés de las masas trabajadoras y populares en general, sostenemos que si nuestro país es invadido por tropas extranjeras, el deber principal de todo revolucionario, de cada uno de nosotros, de todo hombre y mujer de nuestro pueblo, será el de luchar por expulsar del suelo patrio al invasor”…

Nota: los subrayados de los dos párrafos son míos

Se empiezan a hacer buenos planteamientos como los del párrafo anterior( el tercero), pero luego se termina retorciéndolos como sucede con este que acabamos de transcribir (el cuarto) eso sucede en los únicos dos documentos que editó nuestro partido: se empieza a hablar de la necesidad de orientarse buscando el interés de clase pero terminamos diciendo que hay que defender la integridad territorial, porque así defenderemos nuestros intereses; con la mentira de “defender nuestros intereses” dejamos fijo un planteamiento que lleva en su esencia la tónica de un razonamiento nacionalista pequeño burgués y, lo que es peor se llama al enfrentamiento de Obreros contra Obreros, campesinos contra campesinos, Estudiantes contra Estudiantes, etc., etc., olvidamos que los comunistas somos INTERNACIONALISTAS, es un principio tan elemental que nos distingue y caracteriza; botamos con dos frases todo lo bello que planteamos antes y nos llena de lodo, so pretexto, de que se habla en el nombre del pueblo y para el pueblo, cuidado el no “aislarnos de la masa”, cuando lo que hacíamos de manera indirecta y sutil apoyar todo plan guerrista que se ponga en marcha pues no lo desconocemos, (lo demostraremos mas adelante en base a lo que dice el mismo periódico La Verdad). Se esta haciendo planteamientos más que todo, para que los viera, oyera y leyera “nuestro gobierno” y para alargar la borrachera nacionalista que tenia el pueblo, producto de la propaganda radial y escrita que había hecho la burguesía.

Por los planteamientos que hicimos los comunistas en es oportunidad, lo que hoy se puede deducir, era que buscábamos resolver las contradicciones existentes, a base de hacer concesiones al subjetivismo del amasa y a base de sacrificar nuestros principios a las clases dominantes. ¿Por qué decimos y afirmamos esto? Porque quisimos aparecer como patriotas sin explicar lo que eso significaba para nosotros, ante el pueblo aparecíamos como otros nacionalistas igual que ellos y ante las clases dominantes como nacionalistas apoyando sus pretensiones. No nos cuidamos de decirlo y hacer notar la diferencia en patriotismo, por razones “tácticas” porque si se enteraban las clases dominantes que nosotros le estábamos diciendo al pueblo que ser patriota significa, luchar porque nuestro pueblo tenga una patria digna de un pueblo trabajador como el nuestro, dirigido y orientado por él y no por camarillas militares representantes de los más negros intereses oligárquicos, burgueses y por imperialistas., este sería capaz de desatar en nuestra contra una represión; pues nosotros al plantear secamente y sin explicaciones y conscientes de que este conflicto era el resultado de la política de la burguesía y oligarquía Hondureña y Salvadoreña “que nuestro deber es defender la integridad territorial de nuestro país” le estábamos diciendo a Sánchez Hernández, representante de las clases dominantes, que nosotros los comunistas, nos estábamos preparando para apoyar sus pasos, aunque eso significara violar nuestRo principio INTERNACIONALISTA y enviar a nuestro pueblo a romperse el pecho contra el pueblo hermano de Honduras aunque eso sea injusto, en primer lugar porque no era una lucha para defender los intereses de las grandes mayorías de los dos pueblos; en segundo lugar, porque no era realmente la guerra del pueblo como se quería hacer aparecer ( posición que todavía mantiene el gobierno) y en tercer lugar, porque no era una guerra dirigida por nosotros, aceptar eso de la “defensa de la integridad territorial” es aceptar los planteamientos de la política burguesa, también es aceptar SU DIRECCION.
Caímos así, bajo la influencia y la dirección de la burguesía, pero algunos dirán que todo eso es mentira, ni somos oportunistas ni es un planteamiento blandengue. Pero para no ir tan lejos en la discusión veamos que dice el 5to. Párrafo del apartado a que nos estamos refiriendo.

“Los comunistas declaramos que, por las mismas razones de principios que estamos dispuestos a luchar en defensa de la integridad de nuestro país, rechazamos rotundamente cualquier plan de hacer una guerra de invasión contra Honduras. Estamos convencidos que este conflicto tiene una solución justa y digna por la vía de las negociaciones, como lo vamos a proponer enseguida y que no es necesario desatar una guerra entre nuestros dos países para alcanzarla.”

No es de oportunistas y blandengues quedarse callados cuando en la vida se producen los acontecimientos que estamos condenando en teoría? El planteamiento que se hace en este párrafo, tiene la cualidad de condenar los panes de los ultra reaccionarios y burguesía desesperada, en el sentido de que quieren hacer una guerra de agresión hacia Honduras; claro que si ya aquí se esta anticipando es por alguna razón; esa razón esta estampada en un párrafo de nuestro periódico La verdad, veámoslo:

La línea seguida por Sánchez Hernández en este conflicto, de acuerdo a los intereses que representa, ha sido la de buscar una pronta reapertura del mercado hondureño; para que a medida que pasen los días sin lograrse ese objetivo, ha tomado fuerza dentro de algunos círculos industriales ligados al comercio con Honduras, dentro de los grupos ultra-reaccionarios y dentro de la oficialidad joven del Ejército, la idea de hacer algún tipo de guerra contra Honduras. Ciertos elementos militares, ciertos capitalistas, funcionarios del gobierno y hasta ciertos dirigentes de partidos políticos, incluidos algunos de oposición, llegan ahora a hablar de la procedencia de hacer conquistas territoriales.”

Nota: los subrayados son míos, este párrafo a sido sacado de nuestro periódico la verdad número extraordinario, pagina 6, primer párrafo completo de la segunda columna.

Esto nos esta indicando que el planteamiento que transcribimos arriba que este, tiene como base condenar un posible hecho que ya a sido anticipado y que quedó estampado en el párrafo que acabamos de transcribir, se tenía fuerte impresión de que pudiera suceder una guerra de agresión y era por eso que desde ya se le condenaba en teoría; ¿pero que sucede en la práctica? Pues sencillamente que por “táctica” se giró la orientación de no condenar la guerra o sea no enjuiciarla cuando esta estalló, callamos, cómoda posición, peor triste para los comunistas, ese no era el papel que estábamos llamados a jugar en ese momento histórico y concreto, ese no era tampoco lo que se había planteado en el 5to. Párrafo de apartado N. 4 ¿CUAL ES EL CARÁCTER DE LA GUERRA PROBABLE ENTRE HONDURAS Y EL SALVADOR” allí habíamos dicho que “rechazamos rotundamente cualquier plan de hacer una guerra de invasión contra Honduras”, pero al producirse e la realidad ese hecho, enmudecimos para no exponernos seguramente, no hay argumento capaz que pueda convencer seguramente a nadie, de que no actuamos como cobardes y oportunistas y lo que es peor, nos convertimos en cómplices de tanto crimen cometido en territorio hondureño y sobre la humanidad de hombres, mujeres, ancianos y niños, pues con nuestro silencio, realmente evadíamos la represión pero no podíamos seguir llamándonos comunistas, pues estábamos haciéndole el juego a las clases dominantes, no condenamos esos crímenes, guardamos un silencio absoluto y COMPLICE. Muy por el contrario todo nuestro argumento fue el siguiente:

“No es hora de que discutamos o enjuiciemos la guerra que se ha realizado, pero si es hora de pronunciarse con toda firmeza y claridad en contra de cualquier intento de la OEA, de intervenir en nuestro país, con tropas o sin ellas, norteamericanas o de otras naciones. El FUP condena esos intentos intervencionistas de la OEA y declara su disposición a oponerse resueltamente a ella si llegara a producirse.”

A esto se resumía nuestro cumplimiento a los planteamientos hechos muy seriamente en documentos de partido y a esto se resumía también el cumplimiento a nuestros principios. Es más, todavía de grandes vivos y aplicando la ya muy conocida “táctica” de aprovecharse de las contradicciones, quisimos hacer una lucha anti-imperialista; veamos a que se reducía esta lucha:

“La OEA después de observar una cómplice actitud en todo este conflicto, ahora, actuando de manera parcial amenaza con aplicar sanciones al país que van desde el rompimiento de relaciones diplomáticas hasta la intervención de tropas, si el gobierno no acata las disposiciones del Consejo Permanente de dicho organismo.

Saltándonos un párrafo con el siguiente sigue diciendo

“Por ello, en los actuales momentos en que el país es objeto de amenazas que incluso pueden desembocar, en la intervención armada de la Fuerza Interamericana de Paz FIP, la actitud unánime de los salvadoreños debe ser la de contestar con un rotundo NO A LA INTERVENCION y, en caso que se produzca la intervención de tropas extranjeras, debemos prepararnos a LUCHAR EN CONTRA DE LA AGRESION.

Estos dos párrafos han sido tomados del manifiesto de la Unión de Jóvenes Patriotas UJP, del julio 23 de 1969, organización influenciada directamente por nuestro partido.

Podemos ver con facilidad que se intenta hacer lucha anti imperialista, no hay duda ¿pero a base de que? No nos olvidemos que la OEA mandaba a que se retiraran las tropas hasta nuestros territorios, de no hacerlo así entonces se aplicarían las sanciones, y nosotros con los planteamientos que hacemos, damos la impresión de no querer nada con la OEA incluso si nos intervienen con las Fuerzas Interamericanas de Paz llamamos a dar nuestra sangre, ¿pero en base de que? Vuelvo a preguntar, la respuesta es, en la de no retirar las tropas o sea que le estamos haciendo el juego los sectores ultra-reaccionarios que querían convertir la guerra, ya no solo en guerra de agresión, sino en guerra de conquista, que bajo habíamos caído, apoyando nosotros esas pretensiones aunque digamos que no ha eso nos conducía nuestros planteamientos anti-imperialistas.

A quedado probado pues, que en determinados momentos abandonamos nuestros principios, que le hicimos el juego a los planes de la burguesía y que al final terminamos siendo arrastrados y dirigidos por ellos.

Es triste llegar a confirmar todo esto, pero es la realidad, sino fuera así, el pueblo los trabajadores tuvieran distinta visión de la realidad, fueran más receptibles y más rápidamente despertaran de la confusión y se aprestaran a la lucha contra la crisis económica que esta azotando en estos momentos sobre nuestras espaldas.

Concretamente y a mi juicio, el conflicto vino a demostrar muy duramente por cierto, que no tenemos un verdadero partido Comunista de vanguardia, que no tenemos suficiente capacidad de organización, que no tenemos capacidad de movilización, que no tenemos influencia en el pueblo y que además no tenemos un periódico para el pueblo, que le llegue permanentemente, que el frente obrero, frente que debería de ser el más consolidado es el que menos capacidad teórica y política tiene; también ha venido a demostrar que nuestro partido posee una dirección pequeño-burguesa que no esta ligada a las masas y que se bate a pura hipótesis y, hasta me atrevo a asegurar que algunos se encuentran acomodados pensando en su trabajo y no en la revolución; creo pues que para salir adelante, por lo menos debemos ponerle mucha atención al frente obrero, a los sindicatos a promover la discusión en ese frente y promover métodos de trabajo nuevos que pongan su atención en el proletariado de las fabricas, pero de verdad, darle toda la atención necesaria, a promover la discusión para que el partido tenga la participación de ideas, de todos sus miembros y realmente se convierta en un PARTIDO COMUNISTA, que en la elaboración de la línea para su trabajo, en la orientación, efectivamente participen las bases(su membresía) y no que sea elaborada exclusivamente por doctores en política que se baten a pura hipótesis y llegan a transformar el proceso para la elaboración de la línea o sea, ya no es de la base a la dirección si no al contrario, de la dirección a la base(ya no de abajo para arriba, sino de arriba para abajo.), dando como resultado un partido donde muchos miembros nos movemos al mandato u a la orden del dirigente, ya no nos molestamos en pensar, ni tampoco se recibe un estimulo para ponerse a hacerlo, no hay preocupación, pues se sabe que hay gente para eso, tampoco hay preocupación por hacer avanzar la REVOLUCION, pues se cree que la dirección es la obligada a eso; urge poner a trabajar a nuestro partido, para que trabajando se robustezca y consolide LUCHANDO, eso vendrá a demostrar que todo aquel militante que no se forje en el trabajo en la lucha, no será un buen militante ni llegara a ser nunca UN COMUNISTA.

OCTUBRE 11 DE 1969
Claudio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>