Otro motor que se enciende: nace el Frente Social para un Nuevo País

Otro motor que se enciende:
nace el Frente Social

El pasado 28 de noviembre ocurrió un hecho importante en nuestro país: se creó el Frente Social para un Nuevo País (FSNP), integrado por organizaciones de base y agrupamientos del movimiento social. Esta unidad popular es otro motor que refuerza el ánimo de cambio que se vive en El Salvador.

¿Quiénes y cómo constituyeron el Frente Social?

El FSNP surgió después de 3 años de coordinación y de acciones con
juntas de lo que hasta la fecha era conocido como “G-7” (Grupo de
los 7). Une a 21 organizaciones: sindicales, cooperativas, campesinas,
comunitarias urbanas y rurales, del sector informal, de profesionales,
de personas lisiadas y pensionadas; y a los agrupamientos: Bloque Popular Social para la Democracia Real (BPS-DR) y Movimiento Popular de Resistencia- 12 de Octubre (MPR-12).

Banderas de lucha del FSNP

En su plataforma de lucha, el FSNP demanda
solucionar 29 importantes problemas que afectan a la
población salvadoreña. Entre dichas demandas están:

1. Reducir el alto costo de la vida, quitando el IVA y regulando
los precios de los alimentos, las medicinas y los servicios básicos
(luz, agua, transporte).

2. Subir los salarios a las personas que trabajan en la empresa privada y los sueldos a las y los empleados públicos, de acuerdo al costo de la vida.

3. Garantizar el respeto a los derechos de las mujeres, con acciones que
combatan las desigualdades con respecto a los hombres, la opresión y la violencia, que son resultado de las relaciones capitalistas y patriarcales.

4. No privatizar el agua y garantizarle salud y educación pública gratuita al pueblo, especialmente a la niñez y a la juventud.

5. Aumentar las pensiones y crear programas de protección social para
personas lisiadas, jubiladas y de la tercera edad.

6. Aprobar la propuesta de “Ley de Reactivación de la Producción
Agropecuaria”, presentada por las organizaciones campesinas y cooperativas; y rechazar la “Ley de Arrendamiento de
Tierras”, de los terratenientes y el gobierno.

7. Legalizar los solares de vivienda de las comunidades marginales,
amenazadas de desalojo en las líneas férreas, calles en desuso y terrenos privados y estatales.

8. Suspender la actividad minera,la construcción de represas y la carretera
longitudinal del norte.

En el momento actual, el FSNP debe redoblar la organización y la movilización popular, para que el pueblo defienda sus intereses, derrote
las políticas de ARENA y empuje los cambios que tanto necesita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>