Paro Civico Nacional contra TLC en Colombia

Este 12 de octubre el conjunto del movimiento popular colombiano, agrupado en la Gran Coalición Democrática, realizará un paro cívico nacional que tiene como bandera central la protesta contra el TLC que el gobierno quiere firmar con Estados Unidos. Durante todo el proceso de negociación y a pesar de la desinformación oficial, ya es claro para una parte muy importante de la población que con el TLC se sacrificará la producción nacional, la capacidad del Estado para promover el desarrollo social y productivo y el bienestar de la población.

Entre muchas de las actividades programadas por el movimiento popular, a partir del 10 de octubre miles de indígenas realizarán marchas en Sucre, Risaralda y Caldas. La Federación Colombiana de Educadores, el núcleo sindical más grande y extendido del país, también llamó a sus afiliados a sumarse al paro, al cual asimismo han convocado el resto del movimiento sindical, las organizaciones campesinas, los movimientos de usuarios de servicios públicos, las organizaciones juveniles y las fuerzas políticas de izquierda.

A medida que se acerca el cierre de la ‘negociación’ del TLC, el gobierno ha tratado de crear un clima de temor y acrecienta su mano dura contra el movimiento popular. Se supo que prohibió a los indígenas Embera de Caldas, Risaralda y Sucre realizar una marcha pacífica que está organizada desde hace varios meses y seguramente habrá un gigantesco despliegue militar.

En días pasados, durante la ronda de negociaciones en Cartagena, sucedió lo mismo cuando para ‘cuidar’ a los cerca de 1.000 asistentes, incluyendo periodistas y observadores, destacó más de 5.000 soldados, cinco por cada asistente, de tal forma que la ciudad parecía un territorio de guerra. Esa misma semana, durante protestas realizadas en Cali, fue asesinado por la fuerza pública el estudiante Jhonny Silva Aranguren mientras participaba en las movilizaciones que juntaban la denuncia del TLC con los reclamos del corregimiento de Villagorgona, municipio de Candelaría, el cual sufría un corte del servicio de agua desde hacía una semana. Este asesinato, producto de la agresión del ESMAD, se suma al cometido el 1 de mayo pasado del niño Nicolás Neira, agredido brutalmente por este destacamento policial.

Durante el proceso de preparación del Paro Cívico, decenas de organizaciones sindicales, universidades y otros sectores populares invitaron a sus afiliados a pronunciarse en contra del TLC en unas consultas internas de carácter educativo. Inclusive el gobernador del Valle, Angelinos Garzón, durante el sepelio del estudiante asesinado y en una especie de respuesta a la decisión de Uribe de firmar el TLC así le cayeran rayos y centellas, afirmó que si se firmaba el tratado él promovería una consulta en el Valle del Cauca. En las consultas se pudo establecer que, a medida que el movimiento popular va conociendo el tema, la oposición arrecia.

El gobierno ha sido sordo a las protestas populares, ha ignorado los resultados de los estudios que demuestran que habrá más daños que beneficios y ha intentado ignorar y marginar a la oposición. Ahora recurre a la represión. Bien se merece un paro. Invitamos a la ciudadanía a expresar mediante su movilización activa el rechazo al TLC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>