Saludo a la Mujer Salvadoreña

MI SALUDO A LA MUJER SALVADOREÑA DESDE LA DISTANCIA. EN EL DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER.
Marzo 8, 2008.

A través de más de 60 años de lucha del pueblo salvadoreño construyendo el camino que nos lleve a lograr cambios estructurales en lo político, económico y social que nuestro país necesita, las mujeres salvadoreñas han estado históricamente vinculadas a ese proceso de heroicas luchas
El avance del movimiento popular no pudiera haber sido posible sin la participación cada vez más creciente de la incorporación de la mujer salvadoreña a ese camino que se ha venido construyendo a través de nuestra historia. Su incorporación paulatina y creciente no ha sido solamente cuantitativa sino que una vez incorporada a la lucha del movimiento popular ha aportando con eficacia, poder, inteligencia y valentía su firme decisión, compromiso y convicción ideológica a este proceso formando parte activa en los logros obtenidos en el progreso y bienestar de la familia y la sociedad salvadoreña en el camino hacia la construcción de un nuevo El Salvador.

Hablar de las mujeres salvadoreñas es hablar de la mujer que es la madre y ama de casa, la jefa de la familia monoparental, de la mujer obrera en las fábricas, de las mujeres campesinas, de la mujer empresaria y de la mujer dedicada al comercio informal, sin saber leer, sin nociones de matemáticas modernas; Es hablar de las mujeres excluida y marginada de los escasos programas socioeconómicos que no permiten su incorporación plena a la vida socio-económica y productiva. Es también hablar de la mujer sometida a la pobreza extrema, excluida de los programas sociales de educación, de salud, de habitación, sin posibilidades de potenciar su plena integración a la vida social y democrática del país. El causante de este desamparo en que se encuentra viviendo las mujeres salvadoreñas son los gobiernos oligárquicos de la derecha capitalista y pro imperialistas que aplican medidas neo liberalistas que abonan mas a la exclusión y marginación de nuestras mujeres.

Mas sin embargo las mujeres resisten estoicamente impulsando sus luchas reivindicativas y librando una dura y desigual batalla por su integración y participación en la vida desicional de la sociedad salvadoreña. Han incrementado su participación activa con mas presencia y determinación en todas aquellas acciones políticas y sociales que contribuyan a crear las condiciones para realizar los cambios profundos y estructurales que el pueblo y la sociedad salvadoreña necesitan. Todavía aun en desventaja cuantitativa en términos de presencia las mujeres salvadoreñas han demostrado en términos cualitativos su capacidad para ejercer su sabiduría y responder a las misiones de alta responsabilidad que la sociedad salvadoreña les ha encomendado. El ejercicio en cargos de elección popular la han llevado a niveles mas altos de participación en el desempeño de funciones y de responsabilidades demostrando su eficiencia y capacidad. Así lo demuestran en cargos públicos como alcaldesas, como integrantes de los consejos municipales, legisladoras y el algunos cargos magisteriales.

Es cierto que en gran medida las mujeres continúan siendo victimas de un sistema marginador y explotador que las sitúa en una situación en la cual siguen siendo victimas de una doble explotación pero también es cierto que están ganando con mucho estoicismo y dignidad un espacio en el cual su voz a comenzado a tener eco. Las salvadoreñas se han ganado a fuerza de sangre y dolor; de dignidad y de estoicismo; de valentía y heroísmo a hacer uso, cada vez más, de sus derechos civiles y ciudadanos. Ha logrado espacios desde los cuales hoy ejercen sus legítimos derechos para poder expresar su pensamiento y sus ideales en la construcción de una sociedad igualitaria fraterna y solidaria en paz y justicia social.

Las cinco organizaciones que originalmente conformaron al FMLN pusieron su confianza, voluntad y compromiso revolucionario en la indoblegable mujer salvadoreña quien exigió su incorporación para formar parte de las gloriosas unidades guerrilleras.

Una lección de alto compromiso ideológico-político, y de determinación revolucionaria en la historia fue la que dieron las jóvenes mujeres integrantes del primer y único batallón de Mujeres “Compañera Silvia” en los Cerros de San Pedro, San Vicente, bajo la conducción militar de la compañera Capitán Ileana. Que derroto el operativo militar del batallón de tropas elite del ejército salvadoreño “Ramón Belloso”. Esto, sin mencionar a todas aquellas mujeres que combatieron no solamente militarmente sino a todas aquellas combatientes que contribuyeron en el movimiento popular con su trabajo político, de apoyo logística e incluso hasta moral.

La visión y el aporte que las organizaciones populares y revolucionarias de la izquierda salvadoreña organizada en el FMLN han permitido actualmente sentar las bases de una verdadera política de género, abriendo así nuevos espacios, para la participación de la mujer generando verdaderos cambios en sus proyectos político-sociales. El FMLN ha creado condiciones necesarias para la integración de la mujer en el proceso de cambios que se generan en esta nueva etapa de la lucha política y social. Condiciones que permiten cimentar las bases para la construcción de una verdadera democracia participativa en El Salvador, en la cual, tanto los hombres como las mujeres compartamos igualitariamente un mundo de paz con justicia social y libertad de otro El Salvador.

Las paginas de la historia salvadoreña poco habla de los aportes y participación de la mujer salvadoreña. Casi brillan por su ausencia. Parece que solo vivíamos para servir de amas de casa. Esta falta de información solamente refleja que la historia esta escrita por personas que demuestran ser producto de una sociedad sumamente machista y retrógrada que ha dominado por mas de un siglo la sociedad salvadoreña.

La derecha arenera ha buscado engañar al pueblo salvadoreño llevando a una mujer a la vicepresidencia como anzuelo para atraer mas votos de las mujeres y poder presentar una cara con “sentido humano” Para luego decir que “las mujeres en El Salvador no están solas”. La verdad que la vida nos demuestra que son no solamente unos hipócritas sino que también mentirosos por que jamás ha impulsado una verdadera legislación de genero ni siquiera aun dentro de sus propios partidos políticos y movimientos sociales manipulados y creados para hacer sus bases sociales.

En este país con el actual gobierno derechista de ARENA las mujeres están mas desprotegidas y más abandonadas que nunca; sumergida en la miseria y mantenida en la ignorancia dado al alto índice de analfabetismo y falta de oportunidades en la educación y la salud, falta de oportunidades para su capacitación y formación para que puedan fácilmente incorporarse a la vida productiva del país. A este gobierno de ARENA no le importa que se sigan cometiendo diariamente los femicidios que dejan un saldo de mas de 400 mujeres muertas por año. Muertes que se suman a tantas otras que se quedan en la impunidad.

En esto de política de genero el FMLN va a la vanguardia de los cambios que nuestra sociedad necesita y aunque todavía hace falta mucho camino por recorrer hay que reconocer que las mujeres salvadoreñas tienen en el FMLN un espacio abierto para continuar incorporándose e integrándose en los diferentes niveles de decisión y participación igualitaria y un verdadero reto para hacer una verdadera realidad la política de genero tanto dentro como fuera del partido.

Es importante que en este 8 de Marzo “Día internacional de la Mujer” resaltar el ejemplo de mujeres heroicas que ofrendaron su vida en pro de la causa Libertaria del pueblo salvadoreño. Con su ejemplar incorporación sentaron las bases que demuestran que sin la participación de la mujer no hay cambio posible en una sociedad. Ejemplos concretos de participación ya se encuentran a la vanguardia de este camino de lucha constante, en la que la historia ya no puede dejar de mencionar, mujeres como, Prudencia Ayala, primera Mujer candidata a la presidencia de El Salvador, Ana Maria Castillo (Eugenia), Marianella García Villas, fundadora de La Comisión de Derechos Humanos, Melida Anaya Montes, educadora y revolucionaria, Leyla Patricia Quintana, radista guerrillera y poetisa de Santa Tecla, Lil Milagro Ramírez, fundadora de la organización político-militar Resistencia Nacional, Ileana, jefe militar del primer batallón de mujeres en el frente paracentral, Febe Elizabeth Vásquez, dirigente sindical de FENASTRAS de la cual es Secretaria General, Silvia Olano, joven madre y trabajadora del movimiento social y político en Sonsonate, Juana Monjaras, defensora del derecho a la vida y de los derechos humanos, quien es asesinada en la ciudad de Suchitoto, Rufina Amaya, única sobreviviente de la masacre del Mozote quien vivió para contar los hechos de tan horrendo crimen colectivo convirtiéndose en una luchadora contra la impunidad. Tantas otras que han abonado este camino de incorporación de la mujer en el proceso revolucionario salvadoreño.

Otras mujeres inquebrantables en su determinación de vencer hasta morir todavía se encuentran luchando en la actualidad. Pese a que los años pasan y envejecen, su determinación de participación en este proceso de cambios estructurales en la sociedad salvadoreña es inquebrantable; manteniéndose a la vanguardia del actual movimiento popular e inspirando y otras mujeres a incorporarse. Mujeres que siguen demostrando con seguridad y firmeza en sus convicciones y lucha por sus reivindicaciones que: Si la mujer salvadoreña es capaz!!

Las mujeres en El Salvador continuaran integrándose a las luchas para hacer crecer la esperanza que ahora se fortalece aun más y crece por que ese cambio de estructuras de poder político, social y económico esta mas cerca que nunca. Estamos seguras que este cambio vendrá a fortalecer las bases que le permitirán a la mujer salvadoreña avanzar con firmeza seguridad y valentía en la vanguardia de la lucha popular del pueblo salvadoreño.

Ana Gladys Méndez
Ottawa, Canadá.
8 de Marzo, 2008.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>