29 años: Fmln en victoria y compromiso

29 años: Fmln en victoria y compromiso

Norma Guevara de Ramirios

Este 10 de octubre se cumplieron 29 años de la fundación del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, FMLN, la organización política más importante creada a finales del siglo pasado, que ha transformado la sociedad salvadoreña, primero derrotando un régimen de dictadura militar, y luego abriéndose paso como partido político hasta que el pasado 15 de marzo ganara la primera victoria electoral en la Presidencia y Vicepresidencia de la República.

El FMLN, por su origen, se distingue del resto de partidos, no sólo por haber sido un movimiento político militar antes de que se firmaran los Acuerdos de Paz con el gobierno del partido Arena en 1992, sino por la consistencia popular de su organización; por sus raíces en la lucha reivindicativa, a favor de la democracia, de la soberanía e independencia nacional. Su edad, reúne y resume décadas de lucha, de la cual es continuador.

La respuesta al régimen dictatorial, oligárquico y pro imperialista, fue la organización de salvadoreñas y salvadoreños que sentían la necesidad de abrir paso a una sociedad diferente. Aquél régimen autoritario era caracterizado por el dominio de las Fuerzas Armadas y de la oligarquía sobre el gobierno, el aplastamiento de cualquier forma de competencia política; en aquél régimen, las diferencias internas de la clase dominante se resolvían con golpes de Estado, con conspiraciones, con simulacros de elecciones y fraudes. El FMLN entonces, surgió como una respuesta y un camino para el cambio.

Las organizaciones que fundaron el FMLN, eran clandestinas, pues todo intento de contraponerse a la dictadura por la vía legal era bloqueada. El Partido Comunista de El Salvador (PCS), Las Fuerzas Populares de Liberación “Farabundo Martí” (FPL), El Partido de la Revolución Salvadoreña (PRSERP), la Resistencia Nacional (RN) y el Partido Revolucionario de los Trabajadores Centroamericanos (PRTC), con experiencias y sistemas organizativos parecidos, se integraron para vencer. Cada organización propiciaba la organización popular entre la clase obrera, los campesinos, las núcleos poblacionales marginados, los estudiantes universitarios y de secundaria, en el magisterio y otras capas sociales, de manera tal que a pesar de la represión el tejido social organizado fue extendiéndose y sobre sus luchas, los gobiernos de turno desataron una feroz represión. Se intensificó la lucha armada, para muchos se convirtió en recurso de sobrevivencia. Aquélla cresta de organización popular y lucha, culminó entonces con el compromiso del FMLN de luchar para liberar al país de la opresión.

Los primeros intentos en 1981, no lograron derrocar la dictadura, más bien ésta se rodeó de apoyo externo militar, financiero y político, y el recién surgido movimiento debió aprender a resistir, desarrollarse y avanzar, tal fue su primer divisa después de la ofensiva militar e insurreccional de enero de 1981.

12 años duró la guerra revolucionaria bajo la conducción de la Comandancia General, que supo mantener la unidad, desarrollar el pensamiento, la acción, la organización y combatividad de aquél enorme movimiento clandestino, guerrillero, diplomático y político. Decenas de miles de salvadoreños y salvadoreñas de distintas edades y orígenes socioeconómicos formaran parte del Frente. Nuestro país vivió una confrontación entre la vieja dictadura y un movimiento revolucionario, logró un final negociado que permitió modificar sustancialmente el régimen político y abrir paso a la democracia.

El FMLN pasó a ser partido cumpliendo los requisitos legales mediante acuerdo del Tribunal Supremo Electoral del 14 de diciembre de 1992, debió organizarse inmediatamente para un nuevo escenario de lucha, pero en 1994 se colocó como segunda fuerza política con 21.4% de votos para diputados y 31.7% en segunda vuelta para Presidencia; fue creciendo consistentemente hasta situarse como primera fuerza electoral en 2003. Alcanzar sin embargo, la mayoría absoluta en primera vuelta de la elección presidencial en marzo de 2009, requirió de una estrategia muy bien elaborada y aplicada, que parte de comprender que un programa de cambios en beneficio de la gente requiere sacar a Arena del gobierno.

Ahora recién inicia un nuevo tiempo para El Salvador, el Presidente Mauricio Funes ha empezado a actuar con políticas orientadas a servir a las mayorías, la derecha que sigue siendo mayoría en la Asamblea Legislativa procura limitar el alcance de los cambios; pero esa circunstancia aumenta el compromiso de luchar arduamente en beneficio de la gente, para disminuir ese 40% de familias pobres, la inseguridad y los altos índices de problemas ambientales y de salud. Este 10 de octubre, dirigentes y activistas del Frente recorrieron todo el país para recordar su fundación, rendir tributo a sus héroes y mártires y reafirmar su compromiso de luchar por el cambio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>