A MONSEOR ROMERO

Pastor –Profeta y Mrtir de nuestra Amrica Latina y de la iglesia universal de Cristo. 25 aos han pasado del martirio del santo de las Americas, y trece despus de la firma de los acuerdos de paz, la realidad de tu pueblo salvadoreo, los ms necesitados, los empobrecidos por el sistema de opresin y de miseria seguimos siendo ms cada da, los excluidos en todas las formas y facetas gritan cada da ms al ver tanta impunidad zozobra y desesperanza a lo largo y ancho de nuestro pequeo El Salvador.

El yugo de la injusticia impuesto por aquellos que te asesinaron es vigente

El pan de cada da, cuesta ms obtenerlo y muchos tienen que emigrar en busca de la subsistencia, estamos sometidos a la voluntad del imperio sometidos a los serviles del imperio que nos someten a leyes injustas y solo agachamos la cabeza, nos meten miedo y terror en todo momento.

Monseor Romero

Seguimos escuchando la predica del evangelio, en tu voz y en tu ejemplo, segus siendo nuestro gua, seguidor del cristo histrico, con la palabra que libera, que sana y nos cura de todo mal, segus siendo la lmpara que alumbra al pueblo, la voz de los sin voz.

Los que quisieron callarte, los imperialistas, enemigos de la vida y de la humanidad, tienen en George Bush, un imperialista norteamericano, que impone su podero sobre todo el planeta, a travs de las guerras, del comercio injusto como el Tratado de libre comercio, conocido por las siglas de TLC y el irrespeto a la vida a los derechos fundamentales de cada ser humano, el imperio nos ataca de varias formas desde la propaganda religiosa que hace masa al pueblo, asta del desarrollo y el xito de los poderosos con sus ganancias exorbitantes, que no comparten con tu pueblo y se alejan cada da ms de las grandes mayoras engaadas y vituperadas por los de siempre.

Hay iglesias que crecen en numero y predican fraternidad del amor de un cristo que no conocemos, por que cierra los ojos y los odos y el corazn a la realidad a la que es sometido nuestro pueblo, iglesia que cierra las puertas a los perseguidos y excluidos de nuestro pueblo salvadoreo.

Este imperialismo, es anti-evanglico y por ello debemos combatirlo con exigencia y con mucha responsabilidad cristiana, debemos proclamar y vivir la verdad del evangelio de Jess y ser testigos como Monseor Romero y defender la patria chica y la patria grande del continente Bolivariano y Latinoamericano, la vida del pueblo, la defensa de la soberana y de la creacin de Dios en diferentes lenguas, religiones y culturas.

El imperio nos confronta y nos hace aparecer a occidente con el cristianismo del imperio en labios de George Bush y sus millones de lobos depredadores de la humanidad y de la creacin de Dios.

Monseor Romero

T nos sigues predicando y sigues denunciando a los falsos Dioses del poder y del dinero, sigues desenmascarando falsos dolos y sigues llamando a la conversin a tu pueblo, y sigues predicando que iglesia que no denuncia el pecado estructural no es iglesia del cristo de la vida y de la verdad. El imperio nos globaliza y nos lleva ha una muerte lenta pero segura, nos impusieron la dolarizacin, usando mentiras y mucha propaganda, hoy nos imponen leyes que nos maniatan y que no nos dejan protestar por los atropellos a los que nos someten, persiguen a los jvenes nos privatizan todos los medios necesarios para nuestra subsistencia, siguen asesinando a tu pueblo, a los veinticinco aos de tu martirio, el gobierno de Arena sigue generando victimas.

Monseor Romero

Tu predica sigue vigente y los poderosos te siguen temiendo y no sueltan los anillos, tu predica seguimos escuchndola y les sigues diciendo que les van a quitar los dedos y las manos, por que no comparten con su pueblo, pero no hacen caso el evangelio nos dice que donde esta tu corazn all esta tu tesoro y el tesoro de ellos es el poder y las riquezas lo que Cristo no acepto en la tentacin.

Por eso creemos en el Dios de la vida el que t nos predicaste, seguimos escuchndote por eso cuando el Cesar y el imperio nos meten miedo y terror, decimos que cada da somos ms los que seguimos la verdad y la vida plena y abundante, tu nos enseaste que siendo obispo Dios en tu pueblo te convirtieron a ser servidor del pueblo de Dios, el pueblo nos sigue evangelizando a ser sal y luz en este mundo. T nos sigues acompaando como hermano y compaero, vos SOS San Romero de las Amricas.

Segus acompaando la verdad y la vida y nos sigues inspirando a ser seguidores del cristo histrico y verdadero. Por eso recordamos tus palabras, un cristiano que hace alianzas con los opresores no es verdadero cristiano, ni puede llamarse hijo o hija de Dios, por que no hace la voluntad del Dios de la vida plena y abundante.

La iglesia de hoy en la dimensin poltica de la fe, donde el mundo de los ms necesitados nos llama a partir el pan con el que tiene hambre, compartir las dos capas con el que no tiene, a dar agua al sediento visitar al encarcelado y dar esperanza al afligido y acongojado, todo lo que daa al pueblo hay que denunciarlo por amor a Cristo y al pueblo.

Monseor Romero

Tus palabras – tan vigentes,

Un Obispo Morir, pero la iglesia de Dios en Jesucristo, que es el pueblo, no perecer jams, (marzo 1980).

Por eso creemos en la Iglesia que es una santa, Catlica y apostlica y perseguida como iglesia de cristo y su apstoles: cuando es verdadera iglesia, Jesucristo lo dijo as, si a mi me persiguieron, tambin los perseguirn a vosotros no tengan miedo a las calumnias a que los vituperen y los metan en las crceles, no tengan miedo por que yo estar con ustedes hasta el fin de los tiempos.

Prediquemos la verdad y seamos responsables con nuestros hermanos y hermanas, Monseor Romero Vive, y cristo resucitado esta entre nosotros,

Abramos nuestros ojos y odos, abramos nuestros corazones y El Salvador ser liberado de los depredadores de la humanidad.

Dios nos bendiga hoy y siempre, y por siempre amen.

San Salvador, El Salvador, marzo de 2005

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>