AFL-CIO y NEA unifican fuerzas en USA

SAN DIEGO — Al contrario de la desunión que está plagando al movimiento sindical de Estados Unidos, hay movidas al contrario y una de estas fue el anuncio por la AFL-CIO que habrá nuevo trabajo unido con la Asociación Nacional de Educación (NEA por sis siglas en inglés), sindicato más grande del país con 2,8 millones de afiliados entre educadores. La anucio se hizo en durante la reunión del concilio ejecutivo de la AFL-CIO el 27 de febrero. La NEA nunca ha sido parte de la AFL-CIO.

Dirigentes sindicales de California dijeron que casi todas las uniones laborales afiliadas con Cambiar para Ganar (Change to Win, la nueva federación sindical que se fueron de la AFL-CIO) han mantenidos sus afiliaciones, a través de cartas de solidaridad, a los organismos sindicales del estado y locales de la AFL-CIO en el estado.

Estas expresiones inesperadas de unidad es saludable para implementar el programa más ambicioso jamás de la federación sindical para las elecciones al Congreso. A pesar de pérdidas financieras por la desafiliación de varios sindicatos nacionales, la AFL-CIO está usando $40 millones para educar y movilizar a sindicalistas y sus familias para “derrotar a los oficiales elegidos que apoyan a la política anti obrera de las empresariales”, de acuerdo a un comunicado de los dirigentes sindicales.

“Donde los locales desafiliados deciden afiliarse localmente, tendremos un programa político unido”, dijo la directora política de la AFL-CIO, Karen Ackerman. El enfoque será en reclutar y sostener a un cuerpo de activistas para llevar el mensaje de los sindicatos a los sitios de trabajo, comunidades y a través del teléfono, agregó Ackerman.

El programa de cartas de solidaridad fue desarrollado el pasado otoño después que varios sindicatos grandes se desafiliaron de la AFL-CIO, llevándose más de un cuarto de los trabajadores afiliados a la federación, y con eso amenazando a la viabilidad de los organismos sindicales de estados y locales. Pero dirigentes y activistas de ambas partes de la división exigieron poder continuar la cooperación crítica necesaria. Como resultado, ambos la AFL-CIO y Cambiar para Ganar acordaron con el programa de cartas de solidaridad. Las cartas permiten a los locales de Cambiar para Ganar a participar en los organismos locales.

Presión de dirigentes locales también proveyó el motivo para la nueva unidad entre la AFL-CIO y la NEA. Esto permiterá que las secciones locales de la NEA puedan afiliarse a los concilios del trabajo locales y estatales.

Bruce McKim, maestro de ciencia de escuela secundaria de Louisville, Kentucky, y presidente de la Asociación de Maestros del Condado Jefferson, explicó que su

local de la NEA se ha estado reuniendo con la NEA nacional y la AFL-CIO por años para tratar de ser parte integral de concilio del trabajo de Louisville que es muy activo. “Todos los sindicatos que representan a los trabajadores estatales tienen un interés en trabajar juntos”, él dijo en una entrevista telefónica. Pero la AFL-CIO no los permitía participar sin pertenecer a una de las organizaciones afiliadas nacionalmente. Las cartas de solidaridad puso fin a ese modelo, él dijo.

“Bajo el programa AFL-CIO/NEA Socios por la Solidaridad Laboral, los organismos locales de la NEA podrán afiliarse a la AFL-CIO nacional y unirse a los organismos locales y estatales”, dijo el presidente de la AFL-CIO, John Sweeney, en una rueda de prensa con Reg Weaver, presidente de la NEA. Ellos tendrán los mismos derechos que las otras organizaciones afiliadas, incluyendo protección sobre su jurisdicción y representación y derecho al voto”. Sweeney llamó al acuerdo el paso más importante para la unidad laboral desde la fusión de la AFL y el CIO en 1955.

Weaver enfatizó que esta asociación fortalecerá la lucha por la “meta principal” de la NEA, proteger “el derecho de cada niño asistir a una buena escuela pública”.

La filial del Condado Jefferson fue la fuerza motriz en favor del acuerdo, él declaró.

Sin embargo, Weaver fue claro que unirse a la AFL-CIO no está en la agenda actual de la NEA.

El liderazgo de la AFL-CIO tomó acción sobre otras cuestiones:

Anunciaron la formar tres comités de coordinación industrial para sincronizar negociaciones y estrategias para organizar. “RN working together” (Enfermeras Registradas trabajando juntas) es el nombre de la coordinadora representando a 200.000 enfermeras en ocho sindicatos. Las otras dos coordinadoras están formándose. Una incluye los 10 sindicatos en las artes, farándula y los medios de comunicación. La última une a los empleados del sector público en nueve sindicatos.

Rechazó programas de “trabajadores huéspedes” como malo para ambos, los trabajadores nativos e inmigrantes.

Se comprometió educar a los medio millón de delegados de talleres de la federación a no solo hacer cumplir con sus convenios, sino de dirigir un movimiento para respaldar el derecho de organizar de los trabajadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>