BPS realiza seminario sobre tàctica y estrategia

LOS PLANES; San Salvador, 19 de mayo de 2006 (SIEP) Con el propósito de dilucidar aspectos sobre estrategia y táctica del movimiento revolucionario salvadoreño, el Bloque Popular Social organizó este día un Seminario sobre la Situación Nacional, con la participación de los dirigentes del FMLN, Salvador Arias y José Luis Merino.

Salvador Arias, diputado del FMLN en la Asamblea Legislativa, indicó que “la caracterización de un régimen parte del carácter de clase de este régimen. Su papel es defender los intereses del gran capital. la alianza estratégica del poder se establece entre el capital financiero local y el capital transnacional.”

Una dictadura del gran capital local y transnacional

“Existe un aspecto de sumisión al imperio de Estados Unidos. Todas las políticas del estado están determinadas por la concepción política del gobierno de los Estados Unidos. Hemos de hecho pasado a ser una colonia gringa: estamos dolarizados, el TLC, la ILEA.”

“El sistema capitalista en El Salvador se orienta a un régimen político dictatorial en el cual el estado es poderoso para defender los intereses de los ricos pero es débil para defender los intereses de los sectores populares. El estado ejecuta las decisiones económicas del gran capital.”

“Son 942 empresas que son propiedad de los ocho grupos o conglomerados financieros y manejan 18,000 millones de dólares en activos de capital financiero, comercial y productivo…”

“Antes los militares administraban el estado, hoy son empleados políticos los que administran el estado para darle un rostro civil a esta dictadura. El estado esta dividido en tres estructuras manejadas por el gran capital. Lo que hay es una dictadura.”

“Lo que llega de casa Presidencial define a la Asamblea Legislativa y a la Corte Suprema de Justicia. Es una dictadura no definida. Su cabeza no es Saca. Su cabeza esta en los intereses del gran capital local y del capital transnacional. En la Asamblea solo se aprueba lo que decide la burguesía. Es una dictadura. “

“La política de elecciones es fraudulenta. No busca expresar los intereses del pueblo. Es un esquema para que prevalezca el gran capital. La Corte Suprema de Justicia protege estos sectores violando la Constitución. La Fiscalía y la Corte de Cuentas protegen la corrupción, la PNC reprime a la población. Se ha montado un esquema dictatorial.”

“Si bien las elecciones son un instrumento de lucha, pero no permiten construir un poder alternativo que surja de la destrucción del poder existente. Hay por lo tanto la necesidad de construir una estrategia de toma del poder que combine la electoral con la lucha social para enfrentar esta dictadura civil, financiera, económica o como se le llame.”

“El carácter de clase se define en la lucha concreta. Hay proceso de agotamiento del modelo. La mayoría de la población no tiene estabilidad, seguridad, futuro. Anda en la rebusca. Sin empleo. Un millón y medio de salvadoreños no tienen para la canasta ampliada”

“Las formas de lucha las definen los pueblos o son impuestas por el enemigo. La crisis nacional esta dando lugar a explosiones de carácter insurreccional. Este año han habido dos explosiones de este tipo. Una de estas explosiones fue la decisión de miles de personas de defender el gane electoral de Violeta Menjivar de la Alcaldía de San Salvador. La gente estaba dispuesta a chocar. La gente quería darse en la madre…”

“Fueron momentos de quiebre…se agotaba el proceso electoral. El otro momento fue cuando la PNC les decomisó mercadería a los vendedores de DVD por el Parque Infantil. La respuesta de la gente fue contundente. Y después vino la represión, estuvieron reprimiendo hasta entrada la noche. El enemigo esta empezando a marcar el proceso. Frente a este hecho insurreccional se quedaron asustados, sorprendidos y estuvieron reprimiendo hasta las ocho de la noche.”

“El carácter insurreccional de las acciones se va a expresar ante la agudización de la crisis. Y nos puede rebasar como partido. Aunque tenemos una ventaja: tenemos partido. En Argentina hubo un hecho insurreccional pero no se pudo tomar el poder porque no tenían partido. Lo mimos sucedió en Ecuador. Se botan gobiernos pero no se toma el poder si no hay partido. Nosotros tenemos partido.”

“Hay que ir construyendo poder y estar listos al aparecimiento de coyunturas que nos acerquen al poder. Se va profundizando el esquema represivo de redadas y de crear temor en la población. Nos encontramos entre el esquema electoral del 2009 y el explosivo proceso social derivado de la crisis. El carácter insurreccional de la lucha es parte del proceso social de toma del poder.”

La derecha le apostó a la domesticación del FMLN

Por su parte, Merino conocido durante la guerra como Comandante Ramiro Vásquez, explicó que “ el escenario político instalado luego de los Acuerdos de Paz de 1992 se va agotando. Al terminar la guerra, la derecha le apostó a la domesticación del FMLN.”

“Hubieron muchos esfuerzos en esta dirección: Villalobos, Facundo, Silva, Jovel, etc. En la medida que el FMLN se ha mantenido, se conserva, crece, ellos suben la parada hasta conformar un modelo de dictadura de los ricos. Los espacios que negociaron en 1992 los van retirando, los van enrollando.”

“El rechazo a ratificar los convenios 87 y 98 de la OIT es un ejemplo de esto. Piensan que los policías se van a organizar y van a declararse en huelga. Alegan que se va producir un caos. Y esta clase de bestias son las que gobiernan este país.”

“Con ese escenario agotándose y esto tiene mucho que ver con el despertar a la protesta en la calle de los sectores populares, e incluso con el despertar de la oposición de muchos empresarios que se ven ahogados con este modelo. El nivel de concentración de riqueza es mayor hoy que antes de la guerra. De 14 familias que controlaban antes la economía se ha pasado a 7 o 5 familias.”

“Si bien los sectores de derecha no lograron domesticar al FMLN pero si debemos reconocer que nos golpearon. Hemos sido afectados por toda esta campaña desatada luego de los Acuerdos de Paz de 1992. Afectaron nuestra visión de partido.”

“Vladimir Illich Lenin diseño a principios del siglo pasado el modelo de partido que los pueblos y la clase obrera necesitaba para tomar el poder, lo llamo el partido de nuevo tipo, un partido de cuadros, de revolucionarios profesionales que le dedicaban su vida a la causa del socialismo, un partido de vanguardia.”

“Este fue el modelo de las fuerzas de izquierda que integraron el FMLN a fines de los años setenta. Las FPL, el PCS, el ERP, las RN, el PRTC, eran partidos de cuadros con una amplia, variada, rica, poderosa, multifacètica, influencia en los sectores populares y la vida nacional. Eran partidos de lucha contra la dictadura militar.”

“Y luego de los Acuerdos de Paz de 1992, los sectores de la derecha nos llevaron, nos condujeron a que nosotros mismos destruyéramos aquel modelo victorioso de partido revolucionario que nos sirvió para hacer la Guerra Popular Revolucionaria. Y lo hicimos.”

“Nos dieron la paja, el cuento de abrir el partido, de volvernos amplios, pluralistas, propositivos. Y la aceptamos. El propósito era transformar el FMLN en un apéndice de la burguesía. No nos destruyeron pero lograron golpearnos…y no nos hemos recuperado todavía…”

Por un FMLN con ideología revolucionaria

“Y el reto que tenemos como revolucionarios salvadoreños es como devolverle su carácter pleno de destacamento revolucionario a este FMLN. En eso estamos desde hace algunos años. Lenin nos enseñò que en primer lugar, debe ser un partido con ideología, con identidad de clase, con posición de clase. Todavía hay compañeros en nuestro partido que niegan la lucha de clases, y por eso rechazan la lucha de calle. Dicen que eso es una cosa del pasado.”

“Cuando analizamos nuestra historia como movimiento revolucionario descubrimos que lo que permitió construir poderosas organizaciones de masas, los rasgos de los años setenta y ochenta fueron el tener una ideología firme, tener ideas, tener análisis de la realidad. Por lo tanto, el FMLN debe recuperar su ideología revolucionaria.”

“El pensamiento revolucionario de los años setenta y ochenta hizo posible a miles de personas de llegar al convencimiento de dar la vida, de entregar la vida por estos ideales de justicia y democracia. Este partido, este FMLN esta obligado a recuperar su identidad revolucionaria, por la sangre de miles de mártires y héroes, por la situación de crisis existente en el país, por la necesidad de avanzar en la lucha por una nueva nación.”

“Y para ser revolucionario no hace falta asistir a la universidad, o viajar a Cuba para capacitaciones. Nuestros compañeros y compañeras de los setenta y ochenta se educaron en la lucha revolucionaria, fortalecieron su ideología en los rincones de los mesones y en medio de los cafetales, en las fábricas, en las comunidades. El primer elemento para un partido revolucionario de nuevo tipo, leninista, es la ideología. Principios ideológicos firmes.”

Por un FMLN fuerte y organizado

El segundo elemento es que el FMLN debe ser un partido orgánico. Cada militante debe pertenecer a un comité de base. De tal forma que las orientaciones de la dirección se trasladen a la base y las orientaciones de la base se trasladen a la dirección.”

“Antes, una pequeña fuerza era capaz de alborotar este país. Porque éramos pocos en numero pero con un gran prestigio, con una gran influencia, con un gran impacto en la sociedad. Estábamos organizados en células, en pequeños grupos de revolucionarios. Lenin definió que la estructura básica del partido revolucionario de nuevo tipo es la célula.”

“La célula se reproduce en el cuerpo social, tiene vida, piensa en reproducirse. Si no fortalecemos lo orgánico vamos a estar desarmados frente al enemigo. Y por esto este partido necesita reorganizarse. Su primera tarea es la organización, la búsqueda de nuevos cuadros. Dos, trabajar en la formación política, en la capacitación. Tres, impulsar la lucha social, la lucha de calle, de donde surgirán nuevos militantes.”

“Esta discusión que en la actualidad mantenemos alrededor de la reforma de los estatutos, con los renovadores, con los reformistas, en nuestras filas del FMLN es la misma discusión de Lenin con los reformistas, es la misma discusión entre bolcheviques y mencheviques, entre marxistas revolucionarios y socialdemócratas, entre la revolución y la reforma…”

“La forma de lucha la determina el nivel de respuesta del enemigo. Lo que a nosotros nos corresponde es dominar todas las formas de lucha, y conducir a los sectores populares en cualquier forma de lucha. Nosotros debemos ser capaces de ir a cualquier parte que la lucha nos exija. El modelo de partido nos determina la capacidad de responder en cualquier escenario.”

“La derecha ha diseñado una gigantesca maquinaria de fraude. Y frente a esto debemos de tener la capacidad de combinar la lucha electoral con la lucha de calle, nuestros 32 diputados en la Asamblea Legislativa deben combinar sus acciones con el movimiento social organizado. Y ya estamos caminando en esta dirección…”

“Si hay lucha de calle cualquier diputado nuestro que piense en venderse, en irse de nuestras filas, como ha sucedido, lo piensa dos veces. Si no hay lucha de calle, si no hay expresiones populares de rechazo, las almas débiles están en peligro…”

“Uno de los principales ejes de la derecha para derrotar al FMLN ha sido el lograr que nuestro Partido pierda la relación, se aleje de la gente y convertir al FMLN en un partido del sistema, en un partido electorero. la derecha sabe que las grandes transformaciones sociales las realizan los pueblos y por eso trabajan por separar al FMLN de los sectores populares.”

“Y debemos de reconocer que la derecha nos ha impuesto este nivel de partido aguado, amorfo. Nos engatusaron con tener un partido grande, masivo. Y con esto anularon la lucha, la debilitaron. Porque hoy en el FMLN cabe chinche y telepate. Cualquier persona desde que se afilia tiene los mismos derechos que todos.”

“No importa el tiempo de militancia, los derechos son los mismos. Y esto tenemos que cambiarlo. Hay que recuperar la fibra revolucionaria de nuestro partido, reconstruir un partido de cuadros revolucionarios solidamente vinculado con las masas populares. Hay que cambiar los estatutos. Vamos a hacerlo.”

Por un FMLN compacto y disciplinado

El tercer rasgo de un partido revolucionario, leninista, es la disciplina. Debe ser un partido disciplinado que tenga la capacidad de transformar en puño de acero la voluntad de lucha del pueblo. Para esto la disciplina es esencial. Estamos obligados a recuperar en el FMLN la disciplina consciente.”

“La derecha, el sistema, nos ha llevado a perder este rasgo que fue característica esencial de nuestras fuerzas revolucionarias en los años setenta y ochenta. Es de esto que habla Joaquín Villalobos cuando afirma que la cúpula ortodoxa esta acabando con la democracia y la apertura al interior del partido.”

“Debemos de recuperar el modelo de partido de cuadros, altamente organizado, disciplinado, armado ideológicamente y con amplios vínculos en la sociedad. Eso significa cualificar la fuerza del FMLN porque la crisis se viene encima y el pueblo va a buscar las formas para derrotar esta dictadura y debemos conducir este proceso, nos corresponde conducirlo.”

“El concepto de disciplina es clave recuperarlo en el FMLN para las batallas futuras de nuestro pueblo. Y por eso debemos de combatir al individualismo. Este es un gusanito que les pica en la cabeza a algunos y les dice: vos sos un gran vergòn. Desde ese día busco imponer mis ideas y las ideas de los demás no sirven, solo las mías. Las otras ideas están equivocadas. Las mías son las correctas.”

“Esto le pasó al Partido Comunista de la Unión Soviética con Mijail Gorvachov y la perestroika y el glasnost. El individualismo desarmó al PCUS. Aquí cuando le metieron en la cabeza a Joaquín Villalobos que el era el gran estratega, lo transformaron. Empezó a pensar que solo él tenía la razón, solo él estaba en lo correcto. Esa es la esencia del individualismo, marchar en contra de la fuerza del pensamiento colectivo. En la actualidad hay esfuerzos para quebrar la disciplina del FMLN.”

Por un FMLN con una estrategia de toma del poder

“Nuestro partido necesita ideología, organización, disciplina y necesita también tener clara su estrategia. Cuesta encontrar la visión que teníamos en los años setenta y ochenta. Todo lo que hacíamos, el esfuerzo más modesto, lo vinculábamos a la toma del poder. Trabajábamos para la toma del poder no para administrar el sistema. Debemos reconocer que hemos perdido la visión estratégica.”

“En la actualidad cada uno piensa que lo que hace es lo principal. No tenemos claridad sobre que es lo principal. En la guerra, el miliciano en la montaña y el luchador urbano clandestino, el que realizaba labores diplomáticas y el radista en el campamento. Estaban claros que luchaban por el poder. Hoy nos preguntamos para que queremos alcaldes y diputados.”

“La esencia de la estrategia de este período es acumular fuerzas para resolver la correlación de fuerzas a nuestro favor. La tarea planteada es organizar a la población para que esta luche por sus reivindicaciones. Y es desde aquí que establecemos el vínculo con las alcaldías y los diputados. Hay alcaldías que hacen muchas obras pero no organizan a la población.”

“Hay que recuperar la visión estratégica de relacionarnos con la población, la visión estratégica de tomar el poder. Yo me inicie en la lucha revolucionaria muy joven en los años 70. Me incorpore al Sindicato de Mecánicos, que pertenecía a la FUSS. Y me educaron en el concepto que los sindicatos eran instrumentos de educación política de las masas y de organización de los trabajadores. Hoy eso esta borrado. Pero debemos de recuperar esta visión. Este Partido existe para tomar el poder y eso requiere fuerza organizada y una clara estrategia de lucha.”

Por un FMLN con fuertes raíces sociales

“Es importante que recuperemos nuestras raíces en las fuerzas sociales vinculadas a la revolución, en las fuerzas motrices del proceso revolucionario. Es muy triste que los más pobres voten por la derecha en este país, voten por ARENA. Debemos de reconocer que no hemos ganado a los más pobres para nuestra causa. Sacamos cero de nota en este examen de la vida.”

“Este partido no esta donde debemos de estar, con los más pobres, con los más explotados, con los más excluidos por este sistema capitalista. Debemos de recuperar esa relación vital, estratégica, con estos sectores empobrecidos por el gran capital.”

“En este país se construyó el movimiento social más radical de América Latina. El BPR, el FAPU, las LP-28, el MLP y el UDN fueron grandes organizaciones de masas que abiertamente se declaraban como el brazo político de las organizaciones revolucionarias armadas. Esos son los cinco rasgos fundamentales de nuestra política leninista: la ideología, la organización, la disciplina, la estrategia y las raíces en las fuerzas sociales.”

“La experiencia vivida en las jornadas de defensa del triunfo de Violeta son impresionantes. La gente venía a acompañarnos a la Plaza Cívica, y el 15 de marzo que tomamos la decisión de marchar hacia el Hotel para exigir el respeto al triunfo popular, miles marcharon, pero la Plaza siguió llena, llegó más gente, y estoy seguro que si hubiéramos hecho otra marcha, la Plaza iba a seguir llena. La gente nos estaba acompañando. Nos estaba dando una lección de combatividad, de decisión de luchar.”

“Estábamos en el filo de la navaja para un estallido social con dimensiones imprevisibles para nosotros y también para la derecha en este país. Saca buscó a los militares para que lo sacaran de esta crisis y no le hicieron caso. A los militares hoy la propia burguesía los desprecia. Antes les ofrecía a sus hijas para casarse, pero hoy la burguesía los desprecia.”

“El escenario político esta lleno de peligros y también de oportunidades. Ustedes en el movimiento social son un firme pilar de esta lucha. Nosotros estamos como partido tomando medidas para acompañar la lucha social. Y debemos de recuperar la experiencia acumulada, en los años 70 las organizaciones del movimiento popular tenían mecanismos de autodefensa. Y existía una profunda relación entre los lideres del movimiento popular y el partido.”

“Debemos de reconocer que hemos perdido a generaciones valiosas de lideres del movimiento popular, sea porque se burocratizaron trabajando en alguna oficina, o porque se volvieron viejos o porques e fueron del país. Necesitamos capacitar a una nueva generación de cuadros del movimiento popular. Tenemos el reto de forjar nuevos líderes. De discutir el concepto de autonomía.”

Finalmente enfatizó el respetado dirigente del FMLN que “debemos de aprender de la experiencia internacional, estudiarla. En Ecuador y en Argentina se comprobó que puede haber insurrecciones populares pero si estas no cuentan con un partido no se toma el poder. Se pueden botar gobiernos pero la derecha se recompone y las victorias se tornan en derrotas. El llamado es a fortalecernos como partido y como movimiento social para enfrentar victoriosamente las batallas que se avecinan.”

Posteriormente se desarrolló un período de preguntas y respuestas entre Arias, Merino y los asistentes a este taller del Bloque Popular Social sobre táctica y estrategia de la izquierda en El Salvador. Esto generó una nueva ronda de intervenciones que sintetizamos a continuación. Una de las preguntas más importantes fue la de si vale la pena seguir participando en procesos electorales con el actual diseño fraudulento, así como el carácter del movimiento social y popular.

Elecciones: abandonarlas sería un error pero no son suficientes

Salvador Arias opinó que “el tema electoral es un factor necesario en el proceso de acumulación de fuerzas. Abandonar las elecciones sería un error pero las elecciones no son suficientes. El proceso de construcción de poder para derrotar al poder establecido requiere de los dos métodos de lucha: la electoral y la social.”

“Asimismo el tema de los comités de base es garantizar que tengamos un partido orgánico y no una fuerza electoral amorfa. También debemos de hablar del nuevo tipo de organización social. Luego de los Acuerdos de Paz nos vendieron la idea que los problemas sociales se resuelven en la mesa y por la negociación. Frente a esta tesis, debemos de recuperar el carácter revolucionario del nuevo movimiento social.”

“¿Cual es la estrategia? Una estructura de cuadros que orienten al cuerpo social. El trabajo permanente de cuadros políticos, revolucionarios, que le den conducción a la lucha social. Hay que estar claros que nos enfrentamos a un sistema y no solo a un partido. Y en este marco las reivindicaciones de coyuntura son mecanismos de construcción de conciencia política, porque la reivindicación última es la toma del poder.”

En su respuesta Merino planteó que “el 13 de marzo de 2006 se tomó la decisión de tomarse la Plaza Cívica. Debo de reconocer aquí públicamente que el primer destacamento que se incorporó fue el de los vendedores populares. Y después otros sectores. El proceso de recuperación del carácter revolucionario de nuestro partido va caminando. Este es un proceso al que hay que ganar al partido en su conjunto.”

“Existe una tendencia natural en el ser humano de facilitar las cosas, y esto se refleja en las instituciones como los partidos. Una tendencia a acomodarse a las circunstancias. Por ejemplo, en lugar de ir a la calle en marcha a exigir un derecho, porque mejor no hacemos una solicitud y nos reunimos con el funcionario.”

“Les cuento una experiencia, en 1971 acababa de llegar al Sindicato de Mecánicos de la FUSS, y en la empresa donde trabajaba echaron a unos compañeros, nos indignamos frente a este hecho y nos declaramos en huelga y nos tomamos la fábrica. Y le hablo por teléfono al secretario general del sindicato y me dice, tráigame fotocopia de las cedulas de los despedidos para ir al Ministerio. Y cuando le explico lo que pasaba, la toma, siento que se asusta. No estaba preparado para esto. Estaba preparado únicamente para lo legal.”

“Este sello de indignación, de protesta, de lucha, de resistencia, debemos de recuperarlo. Primero es la protesta y después viene lo legal. Es importante aprovechar el momento de la indignación que dura poco. Si no hubiéremos tomada la fábrica en ese momento y lo hubiéramos dejado pasar, en otro momento quizás hasta hubieran aceptado el despido, sin hacer nada, sin decir nada. Por eso es importante la reacción inmediata, con el cuerpo caliente.”

“Debemos de fortalecer los principios de un partido revolucionario…”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>