CARTA A MONSEÑOR ROMERO

CARTA A MONSEÑOR ROMERO

Querido Monseñor Romero: hace treinta años despertaste a la eternidad de la memoria popular.

Te escribimos desde Ayutuxtepeque, el Cerro de los Cusucos en el idioma de nuestros antepasados, al norte de San Salvador, un pequeño pueblo que tú seguramente visitaste en tus tareas pastorales.

Somos un grupo de trabajadores y trabajadoras despedidos injustamente de la Alcaldía de este lugar. Te escribimos entonces desde la intimidad del sufrimiento y desde la dignidad de la lucha, que sabemos son dos dimensiones que tu puedes entender como Pastor de este pueblo.

Desde que te fuiste han pasado muchas ramas y hojas por el río de la vida de este tu pueblo salvadoreño. Hicimos una guerra después de tu muerte, cuando cerraron los puentes de la participación popular e impusieron las metralletas y las masacres como altares de la opresión. Fueron doce años de lucha que al final desembocaron en unos acuerdos de paz que han permitido la palabra, pero en un sistema que sigue negando la alegría del pan y el techo de la seguridad para todos y todas.

Fíjate que en la actualidad, aquí en Ayutuxtepeque las ideas de izquierda permiten que los gobiernos locales sean representativos del pueblo. Desde hace doce años una bandera roja ondea en la casa municipal. Y esto nos enorgullece. Es mas, un busto tuyo del artista Ricardo Sorto anuncia a las puertas que esta es una ciudad comprometida con el cambio.

Pero tú sabes que la vida es compleja y el champagne de la ambición de poder puede confundir la cabeza de muchos que fueron revolucionarios y torcerles el rumbo, cuando no hay firmeza y cuando los principios son débiles. Así pasaba en tu iglesia. Así pasa hoy.

Y esa es nuestra experiencia como despedidos por un gobierno local que se dice de izquierda, pero que actúa como capataces de hacienda, como derecha arenera, como negreros empeñados en arrebatar hasta el ultimo derecho laboral conquistado, explotando a jóvenes, obligando a trabajar 12 horas, una Alcaldesa negando el derecho del descanso maternal, etc. Son las contradicciones de la vida. Tú lo viviste…

Monseñor: Estamos en pie de lucha como tú nos enseñaste. Sabemos que tu nos has acompañados en estos 75 días de resistencia. Y sabemos que estarás con nosotros hasta la victoria final.

Comité de Despedidos y Despedidas de la Alcaldía de Ayutuxtepeque

En la ciudad de Ayutuxtepeque a los 24 días de marzo de 2010; XXX Aniversario de nuestro Pastor y Profeta, Monseñor Romero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>