Carta Abierta a Condoleeza Rice

San Salvador, 28 de abril de 2005

Sra. Condoleeza Rice

Presente.

Este da llega usted a nuestro pas. No podemos darle la bienvenida. Usted representa un gobierno que durante el conflicto armado contribuy con ayuda militar al genocidio de nuestro pueblo. Usted representa un gobierno, la Administracin Bush, que interviene en nuestros asuntos internos y amenaza la vida y el empleo de nuestros compatriotas en Estados Unidos.

Permtanos presentarnos: somos una coalicin de sectores populares que incluye a sindicatos que viven bajo la amenaza de la represin; campesinos que luchan por la tierra acaparada por terratenientes; comunidades que defienden el derecho a una vivienda digna; estudiantes que buscan la luz del saber; indgenas que se niegan a ser exterminados; veteranos de guerra que levantan la bandera de la paz; mujeres que rechazan la discriminacin de gnero; iglesias que proclaman el evangelio de justicia de Jess de Nazaret.

Sabemos que el gobernador Saca le va informar que esta es una provincia del imperio que se encuentra pacificada, que es una colonia que avanza hacia la modernidad y que es una tierra de oportunidades. Usted piense lo que quiera. Lo que podemos asegurarle es lo siguiente:

Somos un pueblo que lucha por su independencia y soberana. Somos un pueblo con mucha dignidad. Somos el pueblo de Agustn Farabundo Mart y Monseor Romero. Somos un pueblo en resistencia. En los ltimos 16 aos, cuatro gobiernos del partido ARENA destruyeron la agricultura y hoy predomina el desempleo. La gente se viene del campo a la ciudad y se ubica en las aceras como vendedores informales. Hay mucha hambre y sufrimiento. Y hay mucha injusticia, se pagan salarios de hambre en las maquilas, y los jovenes son expulsados hacia su pas para buscar empleo. Este es el estilo de vida que nos han impuesto con la ayuda del gobierno de Estados Unidos.

Nosotros respetamos las tradiciones democrticas de su pas. Los ejemplos de Frederick Douglas, de WEB Dubois, de Martin Luther King, de George Washington y Abraham Lincoln, nos inspiran en nuestras luchas por la democracia. Pero tambin las campaas racistas del Ku Kluz Klan contra negros y hispanos nos causan rechazo. Las actitudes racistas del Partido Republicano al que usted y el presidente Bush pertenecen nos causan repudio.

En el espritu de las cuatro religiosas que fueron asesinadas en diciembre de 1980 por militares salvadoreos y que derramaron su sangre para que nuestro pueblo tuviera vida, por medio suyo le exigimos al gobierno que usted representa:

1. Pedirle disculpas publicas a Francisco Flores por la burla de que fue objeto al utilizarlo en la fracasada estrategia diplomtica de Estados Unidos para la OEA.

2. Respetar nuestro derecho a la autodeterminacin e independencia.

3. No extraditar al terrorista Posada Carriles a nuestro pas.

4. Garantizar la estabilidad laboral de los salvadoreos en Estados Unidos. Amnista para los sectores productivos indocumentados.

5. Respetar la voluntad de nuestro pueblo no interviniendo con propaganda ni dinero en nuestros procesos electorales.

6. Cese de la campaa criminal de grupos racistas contra nuestros compatriotas que cruzan la frontera Estados Unidos-Mxico.

7. Detener la imposicin del Tratado de Libre Comercio, TLC.

8. Permitir que las tropas salvadoreas regresen de Irak.

9. Cerrar la base Militar de Comalapa porque es amenaza para la paz de la regin mesoamericana. El gasto militar de esta base usarlo en educacin y salud.

10. Restablecerle la visa a Schafik Handal, lider indiscutible del principal partido de oposicin del pas, el FMLN.

Coordinacin Nacional del Bloque Popular Social de El Salvador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>