China: Locomotora de la economía mundial

China: Locomotora de la economía mundial y partenaire de Rusia
El año 2007 será Año de China en Rusia

Por Yuri Plutenko

Artículos de RIA-Novosti editados en Rebanadas
Rebanadas de Realidad – RIA Novosti, 04/01/07.- Hace diez años un amigo mío me trajo regalo de Estados Unidos: un nuevo libro de Tom Clancy.

El escritor norteamericano muy popular en EE UU por haber vaticinado, en uno de sus libros, los trágicos acontecimientos del 11 de septiembre de 2001, esta vez describe en su obra la “futura” guerra de EE UU contra China. Su trama es muy sencilla narrando la transformación del conflicto en la zona de las islas Spratley, donde en el curso de la Tercera Guerra Mundial un submarino chino torpedea el portaaviones atómico norteamericano “Nimitz”.

Dejemos a los aficionados a las fantasías ese fruto de la imaginación exaltada del escritor que se hizo célebre pronosticando apocalipsis.

China es locomotora de la economía internacional siendo su mercado el más codiciado por las mayores compañías del orbe. En muchos aspectos es el negocio que determina el porvenir y el destino del mundo.

En 2001 en Moscú se reunió el Comité Olímpico Internacional para determinar al anfitrión de los Juegos Olímpicos veraniegos-2008. La lista de pretendientes era bastante larga: París, Pekín, Osaka, Toronto y Estambul. En vísperas de la votación el COI recibió la carta abierta firmada por los jefes de las firmas “Mitsubishi”, Sony”, “Toshiba”, “Boeing”, “Lockheed”, “Coca-Cola”, “Motorola”, “Nokia”, “Erickson”, “MacDonald´s”, “Codak” y otras muchas compañías en apoyo de la candidatura de Pekín. Cada una de esas compañías recoge anualmente cosecha multimillonaria de beneficios y si Pekín sea elegido sede de la Olimpiada, las sumas se expresarán en cifras astronómicas. Este factor decidió el desenlace de la votación: Pekín salió victorioso.

En la economía mundial dos últimos decenios transcurrieron bajo el signo de boom económico en China. El país registra un ritmo sin precedentes de desarrollo de todos los sectores de la economía.

En 2002 China, por primera vez, comenzó a liderar por el volumen de inversiones extranjeras habiéndose adelantado a EE UU, que en total ¡sobrepasó $52,7 mil millones! A título de comparación: el mismo año Rusia logró atraer solamente $2,5 mil millones. ¡El solo Shanghai recibió más inversiones que Rusia!

Anualmente, a lo largo de los últimos dos decenios el crecimiento económico de China se mantiene a nivel del 9,4%, mientras que el año pasado el PIB de la RPCh arrojó un aumento del 9,9%. Entre 1978-2004 el PIB aumentó del $147,3 a 1649,4 mil millones. En 2005 el PIB de China sobrepaso $1,85 billones. Hacia 2020, por el PIB, China alcanzará y dejará atrás al líder actual: EE UU. China proyecta aumentar su PIB hasta $4000 mil millones, lo que corresponderá a unos 3000 dólares per capita.

Hace varios años Vladimir Putin planteó ante el Gobierno la tarea de duplicar el PIB hacia 2010. En China esa tarea se cumple con buen éxito una vez cada tres años…

Así la dirección del Partido Comunista de China hace realidad la célebre consigna de la URSS: ¡Alcanzar y sobrepasar a EE UU!” Es poco probable que en el lejano 1954 Nikita Jruschov pudiera vaticinar los actuales progresos de la RPCh, instruyendo con tono aleccionador a la dirección china “sobre la manera de hacer más feliz la vida del pueblo”.

Tenía razón Arkadi Volski al escribir que “si hace 10-15 años comenzáramos a imitar la experiencia china, hoy habríamos conseguido florecimiento y no vegetación. Pero en lugar de enviar a Gaidar y Burbulis a China para estudiar sus experiencias, Yeltsin invitó a consejeros taimados norteamericanos”.

En dos decenios, gracias a las nuevas orientaciones de la política esbozadas por el distinguido reformador Deng Xiaoping, China se convirtió en el centro de actividad de las importantísimas corporaciones del mundo.

Las compañías “Microsoft”, “Mitsubisi” e “IBM” prefieren invertir recursos en los servidores de tráfico de altas tecnologías de China. Las inversiones hechas por la compañía “Microsoft” de Bill Gates en la creación del programa informático en 2004 le proporcionaron más de 2,3 mil millones de dólares por concepto de beneficios. ¡Hoy en la RPCh existen más de 120 servidores de tráfico de Internet de ese tipo!

Ya en 2004 China se clasificó en el segundo lugar del mundo, después de EE UU, por el número de usuarios de Internet: 79,5 millones de personas, pero el año 2005 esa cifra alcanzó 150 millones de chinos, es decir, ¡casi se duplicó durante un solo año! En 2001, por el número de propietarios de teléfonos móviles China figuró en el segundo lugar después de EE UU. Pues ahora, por este índice, China se adelanta a

EE UU.

Desde hace mucho en China se montan automóviles “Audi”, “Volkswagen” (a propósito, en la fábrica de automóviles de Changchun, construida por técnicos soviéticos, que antes se especializaba en producir nuestros ZIL) e incluso limusinas de lujo “Rolls-Roice” destinadas a las élites (píldora amarga para quienes ironizan respecto a la calidad de la producción china). En la RPCh trabajan activamente “Mitsubishi”, “Siemens”, Toshiba”, LG, “General Electric”, “Bridgestone” y otras muchas compañías. En Shenyang se construyen, en base a licencia, los mejores aviones de caza de fama mundial “SU-27SK” del consorcio “Sukhoi”.

De tal modo, se observa la tendencia de trasladar los potenciales de producción del mundo a China que se convierte en el mayor productor de maquinaria industrial, en la llamada “fábrica universal”. Si el XIX se denominaba siglo de la Gran Bretaña y el XX, siglo de las dos superpotencias mundiales: la URSS y EE UU, pues el siglo XXI transcurrirá bajo el signo de triunfo de China.

La economía china en impetuoso desarrollo necesita energía eléctrica. En 2003 China se clasificó en el segundo lugar del mundo, después de EE UU, por el consumo de petróleo habiéndose adelantado al Japón.

China ha avanzado mucho en el sistema internacional de educación. Según el ranking de “The Financial Times”, cuatro de los veinte mejores programas mundiales de formación de magistros MBA (Masters of Business Administration) pertenecen a la RPCh (ningún programa ruso MBA figura en ese ranking).

En el mundo crece el número de deseosos de aprender el chino. Actualmente en el extranjero unos 40 millones de personas tratan de aprender chino. ¡En Alemania el chino figura en el currículo escolar! En EE UU el chino se enseña en 800 de los 3000 centros de altos estudios! Rusia va a la zaga de EE UU y Europa por la envergadura de su aprendizaje.

Los éxitos de China repercuten en el nivel de vida del pueblo. Desde hace varios años los chinos viajan más que nadie por la geografía mundial dejando atrás a los japoneses.

En el orbe crece el interés por el Imperio Celeste. Desde hace dos años China figura entre los cinco países más visitados por turistas extranjeros. China se convirtió en una meca turística tan importante como Francia e Italia.

Estos progresos atestiguan la preocupación de los grandes reformadores y la administración de China por el país y el pueblo. Mientras nuestros seudo-reformadores caseros se limitaron a inculcar al pueblo palabras tan abominables como “martes negro”, “secuestro”, “default”, los reformadores chinos conducían el país a paso firme hacia nuevas cimas.

En 2003 la RPCh llegó a ser la tercera después de la URSS y EE UU en incorporarse al club de Grandes Potencias Espaciales habiendo lanzado a Yang Liwei al espacio extraterrestre. El año pasado se realizó el primer vuelo conjunto de dos cosmonautas chinos. China planea construir su propia estación orbital y más allá de 2020 ¡realizar el vuelo de cosmonautas a la Luna!

A Rusia el repliegue de EE UU al segundo lugar en la política mundial y el ascenso de la RPCh, le brinda excelente posibilidad de fortalecer sus posiciones a escala mundial.

Las relaciones de Rusia con sus partenaires occidentales abundan en divergencias sobre importantísimos problemas de la política internacional. Pero con Pekín se observa la plena coincidencia de opiniones respecto a los problemas claves de la situación internacional. Es alto el nivel de contactos políticos que unen a los dirigentes de los dos países. El año pasado fue resuelto definitivamente el problema de las fronteras. Nuestros Estados declaran inadmisible un modelo de desarrollo social impuesto desde fuera.

En 2005, por primera vez en la historia de nuestros países, se llevaron a cabo los ejercicios militares conjuntos, lo que, en considerable medida, reforzó la confianza entre nuestras dos naciones y tuvo consecuencias positivas para la seguridad y estabilidad del área Asia-Pacífico.

La afinidad de posturas viene a fortalecer la confianza recíproca. Han pasado para no volver los tiempos, cuando China confería el papel de maestro a la Unión Soviética. China desaprueba los resultados de la perestroika y la privatización y rechaza tales reformas. No hemos logrado conservar nuestros progresos, mientras que la administración china, al hacer suya la mejor experiencia atesorada por la URSS, avanza a paso firme. Hoy le toca a nuestro país aprender de China.

Actualmente, crece el volumen de nuestro comercio con China que en 2004 totalizó $21,3 mil millones, es decir, el 34,7% más que en 2003; y en 2005, $29,2 mil millones, siendo de notar que en 2004 todo el giro de mercancías de China se evaluó en $1billón 154,74 mil millones. Se espera que pronto China se convierta en el tercero o incluso segundo consocio comercial de Rusia. Hacia 2010 se planea aumentar el comercio mutuo hasta $60-80 mil millones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>