Denuncian saqueo de uranio en minas salvadoreñas

DENUNCIAN SAQUEO DE URANIO EN MINAS SALVADOREÑAS

SAN SALVADOR; 19 de agosto de 2006 (SIEP) “El daño ambiental será irreparable, hablan de buscar oro y plata pero se están llevando el uranio y nos van a dejar al país destruido” denunció esta mañana el Rev. Roberto Pineda, de la Iglesia Luterana Popular de El Salvador.

Indicó que “ya hace cincuenta años un administrador de una de las minas en El Divisadero reveló que era un lugar con altos niveles de radiactividad debido a la presencia de uranio. Esto se ha mantenido oculto para beneficiar a las multinacionales que explotan este mineral.”

Agregó que “esto explica la rapidez del Ministro de Medio Ambiente de conceder 35 permisos para que multinacionales recorran nuestro país en busca de oro y plata mientras ya se está extrayendo uranio. Lo mismo hicieron hace cincuenta años…están saqueando el país.”

Opinó que “y como el uranio no lo declaran no lo pagan. Es un negocio redondo. Es un beneficio agregado. Es un saqueo a nuestro patrimonio como pueblo. En El Dorado hay uranio y se lo están robando. Antes habían robado las tierras a nuestros abuelos. Así se construyó este país. Todas esos apellidos rimbombantes son de depredadores, de ladrones del erario público…”

“Y por eso es importante tomar conciencia de la gravedad de esta situación y exigirle al gobierno Saca que no siga permitiendo que se roben nuestro uranio. Y exigirle que pare la contaminación que esta provocando esta minería metálica. La minería es un proyecto de muerte y lo vamos a combatir.”

Por su parte, Antonio Pacheco, dirigente de ADES, organización ambientalista que educa a las comunidades de Cabañas sobre los impactos negativos de la minería informó que “hemos conformado una Mesa Social sobre Minería para aglutinar los diversos esfuerzos y dar esta batalla por la vida de nuestro país.”

Añadió que “lastima que como pueblo nos han golpeado en nuestra memoria histórica, pero en El Divisadero, La Unión y Sierra Morena allí esta el desastre, ríos caudalosos son hoy quebradas de invierno y sin peces. Y las vacas que allí beben agua se mueren. Porque en invierno la quebrada se vuelve canal de dreno de químicos. Es una quebrada que no sirve ni siquiera para lavar ropa. El jabón no hace espuma…”

“Y también –continúo- en cabañas en los años cincuenta hubo un proyecto de minas llamado El Dorado y hubo gente que se mató dentro de las minas. Pero estas son historias prohibidas. Se ponían cinturones de dinamita y explotaban los mineros y la familia no era ayudada. Mucha gente murió de enfermedades de los pulmones. Han pasado 50 años y la historia no se trasmitió…”

“Abuelos del lugar nos cuentan que las minas de El Dorado causaron la deforestación del departamento norteño de Cabañas. Era filas interminables de carretas transportando madera. Al hacer los túneles disminuyó el caudal de los ríos. Hoy después hemos buscado a los mineros de aquel entonces y nos encontramos con historias de dolor y de explotación, se aprovecharon las multinacionales de la miseria y de la ignorancia de nuestro pueblo y hoy quieren hacer lo mismo y no hay que permitirlo. Debemos luchar…”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>