El jaguar se niega a morir. La oligarquía salvadoreña en busca de orquídeas y esmeraldas.

Los proceso de venta de la banca salvadoreña por parte de la oligarquía financiera, realizados hace cinco años, dieron lugar a complejos procesos de expansión financiera, principalmente en proyectos de vivienda, hoteles y centros comerciales, en especial hacia la región centroamericana y hacia un nuevo territorio al sur: Colombia. El jaguar bancario que fue ofrendado en el altar de la globalización, renace y se transforma, y desde el silencio y la oscuridad, regresa con fuerza a la antigua caza de primavera y esta vez hacia nuevos territorios, al sur donde reina el cóndor andino, hacia la tierra de las orquídeas y las esmeraldas.

Y es que este bloque empresarial hegemónico, terminó acuñado por el brillante economista Carlos Rodolfo Paniagua Serrano (+) fue obligado por las fuerte corrientes globalizadoras a desplazar su control del sistema financiero hacia otras actividades económicas, comerciales e industriales, nuevas algunas y otras tradicionales, que es importante rastrear para conocer el rostro actual del jaguar. Hay que registrar en la historia económica que cedieron el control sobre el sistema financiero (bancos Agrícola, Cuscatlán, Salvadoreño, Comercio, Credomatic) la producción de cemento (CESSA), producción y distribución de cerveza, bebidas gaseosas y agua purificada (La Constancia), servicio de transporte aéreo (TACA). (1)

Los capitales derivados de estas ventas están siendo invertidos para proyectos de regionalización e internacionalización de empresas hoteleras y construcción de centros comerciales. Y a nivel interno, el fortalecimiento y diversificación de empresas nuevas y tradicionales en diversas áreas. Estos procesos están generando una nueva correlación de fuerzas económicas, en las que las empresas más fuertes (sector globalizado) están doblegando y desplazando a los más débiles (sector local).

Entre estas áreas en disputa de la dinámica empresarial interna se encuentran las siguientes: construcción de proyectos habitacionales, servicio de almacenaje de mercancías (Bodesa) cadenas de ferreterías (Vidri, Freund) comercialización de autos nuevos (Grupo Q, GEVESA) producción de harina de trigo (MOLSA) producción de productos metálicos, exportación de café (UNEX) distribución de fertilizantes (SERTESA, Cristiani Burkard) administración de fondos de pensiones ( Confía y Crecer) producción y exportación de zapatos (ADOC) manufactura textil (Textufil, Industrias St. Jacks) distribución de cigarrillos ( Tabacalera de El Salvador) agencias de viaje (U Travel Service) zonas francas ( El Pedregal).

Importación de maquinaria (COGESA) fabricación de pinturas (Sherwin Williams) fabricación de herramientas agrícolas (IMACASA) industria siderúrgica (CORINCA) venta de sorbetes (La Nevería) producción de aceites (La Fabril de Aceite, industrias UNISOLA) cadenas de cines (Cinemark) cadenas de comida rápida (Mister Donut, Biggest, Nash) producción de cuadernos (Cartotécnica Centroamericana) almacenes (Siman) empresas constructoras (Constructora Siman) distribución de equipos de computación (Sistemas C& C) importación y fabricación de medicamentos ( Droguería Santa Lucía) cementerios (Las Rosas, Jardines del Recuerdo, La Resurrección) fabricación de artículos de plásticos (SALVAPLASTIC) venta de artículos electrónicos y deportivos (OMNISPORT) ,etc.

Hace algunos años, de acuerdo con el economista Alfonso Goitia, “la economía de El Salvador está dominada por ocho grupos empresariales: Cuscatlán, Banagrícola, Banco Salvadoreño, Banco de Comercio, Agrisal, Grupo Poma, Grupo de Sola y Grupo Hill. Cada uno está relacionado con inversiones financieras, comerciales, agroindustriales y de la construcción.” (2) Esto ha cambiado y los banqueros se convirtieron en hoteleros y constructores de centros comerciales, en un proceso aun no concluido, parte del cual reseñamos a continuación.

Renace el jaguar del Grupo Poma

El 29 de julio el Grupo Poma inauguró un lujoso hotel de la cadena Marriot en Bogotá, Colombia. Era su segundo hotel, el primero fue construido en el 2009. El presidente del Grupo Poma es Ricardo Poma. Este grupo financiero estuvo vinculado al Banco Ahorromet. Y fue el primero en vender, ya que lo hizo en 1997 al canadiense Scotiabank, que luego compro en el 2005 el Banco de Comercio. Su capital se ha diversificado en cuatro áreas: Excel Automotriz, Grupo Roble, Real Hotels & Resorts y Grupo Solaire.

Grupo Excel Automotriz, desde enero de 2006 es la distribuidora de autos más importante de Centroamérica, y se encarga de vender vehículos nuevos y de prestar servicio técnico a través de talleres propios y en concesión. Es la antigua DIDEA. Excel administra las 50 salas de venta de las 14 marcas que distribuyen (como Toyota, Kia, Mitsubishi y Honda, entro otras), 41 talleres de servicio y 41 salas de venta de repuestos. Compite con el Grupo Q y Gevesa. El gerente es Andrés Poma.

El Grupo Roble, la división de bienes raíces, es una empresa que desarrolla proyectos habitacionales, centros comerciales y complejos corporativos en Centroamérica. Ha construido y vendido 50.000 viviendas y ha desarrollado y opera 20 centros comerciales en toda la región. Incluye el proyecto turístico Costa Real, en Costa del Sol así como las Torres Multiplaza. El gerente es Alberto Poma.

La división hotelera del conglomerado, Real Hotels & Resorts, lleva 35 años en ese mercado y opera, franquicia y es propietaria de 26 hoteles en Centroamérica, Estados Unidos, México, Panamá, el Caribe y Suramérica. Entre los proyectos más recientes del conglomerado están el JW Marriott Resort & Spa Guanacaste, en Costa Rica, el Hotel Marriott Bogotá, cerca del Aeropuerto El Dorado y el JW Marriott Bogotá, de la línea Premium de la marca Marriot, que está ubicado en la zona financiera del norte de Bogotá, en la calle 73. El hotel cuenta con 264 habitaciones: 143 con cama king size, 96 con dos camas full size, 24 junior suites y una suite presidencial. Su estilo es moderno y elegante, según lo define Fernando Poma, vicepresidente ejecutivo de Real Hotels and Resorts.

Y finalmente, el Grupo Solaire, que es proveedor de insumos y soluciones arquitectónicas para proyectos de construcción de Centroamérica y el Caribe. Las dos empresas que componen el Grupo Solaire son Unitmetal y Solaire. (1)

(www.bogotacorporatecenter.com).

Renace el jaguar del Grupo TACA

La familia Kriete estuvo vinculada al Banco Agrícola Comercial. Es propietaria de Taca. Esta empresa nació en Honduras en 1931, con un avión monomotor para brindar transporte de correo y carga dentro de ese país. Sin embargo, en 1982 trasladó su base de operaciones, mantenimiento y reservaciones a El Salvador. Los Kriete tomaron el mando en los 50 a través de Ricardo Kriete, quien murió en 1969. Asumió el mando de la aerolínea su hijo Ricardo, quien falleció en 1977. En la actualidad esta conducida por su nieto Roberto y su amigo estadounidense Federico Bloch. En los 90, realizó una de las fusiones más sonadas en el sector aéreo latinoamericano y se integraron Aviateca de Guatemala, Lacsa de Costa Rica, Nica de Nicaragua y Taca de Honduras, y conformaron el Grupo Taca. En octubre del 2009 vendió sus acciones a la empresa colombiana AVIANCA.

“La aerolínea inauguró esta mañana su nuevo simulador de vuelo, el cual se encuentra ubicado en las instalaciones de Aeroman, en el Aeropuerto de El Salvador. El equipo, valorado en unos 15 millones de dólares, servirá para entrenar a pilotos de toda Centroamérica, Perú, Costa Rica y de la línea Volaris de México. La aerolínea planea instruir este año a 578 pilotos; de los cuales 510 pertenecen a Taca y el resto son de Volaris.”

“El presidente de la aerolínea, Roberto Kriete, manifestó que actualmente la hora de uso de simulador tiene un costo de 450 dólares por pareja de pilotos. Con los nuevos instrumentos podrán capacitar a su propio personal y ahorrarse los costos de la instrucción en el extranjero. En total, la empresa espera ahorrar 1.3 millones de dólares…” (3)

Renace el jaguar del Grupo Agrisal

El Grupo Agrisal esta dirigido por Roberto Murray Meza. Era el dueño de la Constancia, la principal empresa de cerveza y gaseosas. Hoy además del negocio cervecero, se dedica a la hostelería y el turismo.

El negocio cervecero

Según un acucioso trabajo de Francesca Falconi, titulado La movida cervecera en Centroamérica, (4) “la SAB, la quinta cervecería más grande del mundo (96 empresas en 22 países), compró la Cervecería Hondureña a finales de noviembre del 2008. La transnacional sudafricana pagó U$S 537 millones de dólares, a la estadounidense DOLE Foods, por la citada cervecería, la embotelladora de Coca–Cola, un ingenio azucarero y unas siete mil manzanas de tierra. En el proceso de licitación, también participó la colombiana Bavaria.”
Luego de adquirir la Cervecería Hondureña, SAB se asoció con el Grupo Agrícola Industrial Salvadoreño (Agrisal). El resultado de la alianza fue bautizado con el nombre Beverage Company, BevCo. SAB compró los activos de la empresa hondureña, y colocó sus acciones en una nuevo holding, donde la sudafricana y Agrisal poseen cada una 50% con derecho a voto en BevCo. Las acciones comprometidas por Agrisal, corresponden a las empresas de bebidas que el grupo tiene en El Salvador: Industrias Cristal, Embotelladora Salvadoreña (Coca-Cola), La Constancia y Corchos y Latas S.A. El nuevo consorcio, “con un valor de 883 millones de dólares (US$ 537 millones de la SAB y US$ 346 de Agrisal), tiene la capacidad para producir 10 millones de hectolitros, que incluyen 1.8 millones de cerveza, 6.1 millones de bebidas suaves (gaseosas y refrescos) y 2.1 millones de agua envasada.” Con esta transacción la empresa sudafricana, se convierte en la principal transnacional del sector bebidas con acciones en Centro América.

La Constancia posee el monopolio en la producción de cerveza en El Salvador y es líder en la comercialización de cervezas importadas. “En total la empresa distribuye ocho marcas extranjeras. El primer convenio internacional que La Constancia estableció fue con el gigante estadounidense Anheuser-Bush, en 1994, distribuyendo sus marcas: Budweiser y Bud Ice; la primera de ellas la más vendida en todo el mundo. También importa la cerveza británica Guinness Draught, desde el pasado año. Por último, el más reciente fichaje de La Constancia es la cerveza Heineken, que ingresó a su portafolio de marcas en octubre del año pasado.”

Las marcas de La Constancia son: Pilsener, Regia, Suprema, Premiere, Barrilito y Golden Light. De ellas, la marca insignia es Pilsener, que se comenzó a exportar a Estados Unidos en la década de los 70. Vende al exterior las siguientes marcas: Suprema, Regia, Cantina, Cabaña, Caballo, Arriba y Taurino, en diferentes presentaciones.

“Por otro lado, el pasado 30 de enero, La Constancia y el Grupo Modelo, ratificaron un convenio comercial. Ambas empresas iniciaron relaciones comerciales en 1994. Ese año La Constancia se convirtió en importador exclusivo para El Salvador de cuatro de las marcas de cerveza que produce el Grupo Modelo: Corona, Coronita, Negra Modelo y Modelo Especial. Estas marcas acaparan cerca de la mitad de las ventas de cerveza importada en El Salvador. A nivel mundial, la Corona Extra es la quinta cerveza más vendida.”

El negocio hotelero

En junio de este año la marca hotelera Crowne Plaza fue presentada oficialmente por
Eduardo Quiñónez Caminos, director de la división hotelera del Grupo Agrisal, acompañado de Carlos Muhlbach, director de operaciones de la corporación. La conversión hacia la identidad y los estándares Crowne Plaza significará una inversión aproximada de $3 millones para el Grupo Agrisal, explicaron.

Según nota del Diario de Hoy del 8 de junio, “esta alianza viene a fortalecer la relación de largo plazo con IHG (InterContinental Hotels Group), el grupo hotelero más grande del mundo y socio estratégico de los planes a futuro en Centroamérica. (5)

“La incorporación de esta marca en la cartera de negocios de Grupo Agrisal es un motivo de orgullo, sobre todo porque viene a fortalecer la relación de una corporación 100% salvadoreña con el grupo empresarial más reconocido del mundo en el rubro de la hotelería”, aseguró Quiñónez.

Las construcciones

En diciembre del 2009 abrió sus puertas Torre Futura. En una nota en El Mundo (6) se dijo: Con una altura impresionante que descubre una panorámica de San Salvador hasta ahora oculto, Torre Futura abre sus puertas para imponerse, sobre todo, como un ícono corporativo, un proyecto de primer mundo ideado por Grupo Agrisal.

Dos años después de anunciar el proyecto y con una inversión de $45 millones, éste se inaugura para cumplir con los estándares internacionales más altos de las grandes corporaciones y con un sistema tecnológico que lo posiciona en los peldaños más altos, entre los edificios inteligentes.

Roberto Simán Siri, vicepresidente ejecutivo de Agrisal, expresó con entusiasmo la innovación que representa tanto para la zona como para el país. Asimismo destacó el monumento corporativo y comercial en el que se constituye, por ubicarse frente al Hotel Radisson, reconocido centro de convenciones, y junto de las dos torres del World Trade Center(WTC), lo que en conjunto suma un área de 67 mil metros cuadrados, en esencia, corporativos.

1. Pineda, Roberto. La ofrenda del jaguar. www.ecumenico.org

2. Goitia, Alfonso. Nuevos grupos de poder. www.libreopinion.net

3. EDH 11 de marzo de 2010

4. Falconi, Francesca. La movida cervecera en Centroamérica www.Rel-uita.org

Roberto Pineda, docente de la Universidad de El Salvador

5. EDH 5 de junio de 2010

6. Diario El Mundo www.elmundo.com.sv

Roberto Pineda, docente de la Universidad de El Salvador

San Salvador, 8 de agosto de 2010

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>