El Salvador: ¿asocio para el crecimiento o asocio para la dependencia?

El Salvador: ¿asocio para el crecimiento o asocio para la dependencia?
Por Roberto Pineda San Salvador, 6 de noviembre de 2011

Estrenando nuevas modalidades de dominación imperial: los asocios para el crecimiento

Con bombos y platillos celebraron esta semana, los gobiernos de Estados Unidos y de El Salvador el inicio de un nuevo proyecto internacional de cooperación económica que la potencia del Norte desarrollara a la vez con Tanzania, Ghana y Filipinas. Se trata del Asocio para el Crecimiento que supuestamente permitirá que El Salvador salga de la pobreza. Ojala.

No es la primera vez que los Estados Unidos intentan implementar un mecanismo de control económico que les permita “cooperar” y “ayudar” para abrir las puertas de las economías latinoamericanas para sus gigantescos consorcios, que vienen a desplazar a los empresarios nacionales. Hace cincuenta años escuchamos la misma canción con el proyecto de la Alianza para el Progreso. Al final, Johnson y luego Nixon se encargó de enterrar el proyecto.

Luego, a principios de siglo surgió el ALCA, un nuevo proyecto de colonización, y la lucha popular se encargó de acabar con este engendro. Luego nos impusieron los tratados de libre comercio, y en nuestro caso, la dolarización. Y hasta tuvo que derramarse sangre salvadoreña en Irak. Hoy estamos “incluidos” en el proyecto de la Cuenta del Milenio (MCC). Y por ultimo el Asocio para el Crecimiento (PfG).

Y algunos hasta se sienten especiales, halagados, por este trato preferencial. Y piensan que deberíamos de estar hasta agradecidos por la generosidad de nuestros “aliados estratégicos.” Somos los primeros, exclaman con orgullo. Hay personas que se dicen de izquierda y sueñan con formalizar nuestros lazos coloniales y que celebremos el 4 de julio.
Otros de manera dogmática rechazan todo vínculo, ignorando la realidad de una tercera parte de nuestro pueblo viviendo en EE.UU.

De lo que se trata es de definir una política que tome en cuenta realidades geopolíticas pero que a la vez se fundamente en principios. Y en este mundo globalizado la idea de patria es fundamental. La realidad nos obliga a una relación con EE.UU., pero puede y debe ser una relación de respeto. Es posible. La idea pragmática que es valido todo lo que nos ayuda a mantenernos en el gobierno es equivocada y conducirá más temprano que tarde a renunciar a nuestros principios. El fin no justifica los medios.

Para la derecha empresarial (ANEP, ASI, CCIES) es una situación complicada ya que saben los costos de un desaire hacia los patrocinadores de este entuerto (los EE.UU.), pero por otra parte se resisten a plegarse a la estrategia mediática del presidente Funes y llegan a la reunión pero patealean y hacen bravatas de niños malcriados. Están dolidos porque ya no son los dueños exclusivos del espectáculo mediático. Y temen que se verán obligados a ceder al pacto fiscal y al final tendrán que pagar.

Y si a esto le agregamos que la alianza entre Funes y Embajada ha permitido romper la unidad en las alturas empresariales y cuatro destacados empresarios (Callejas, Eserski, de Sola y Borja) se reunieron para escuchar el rollo del Asocio y ese mismo día FUSADES publicaba un interesante manifiesto en que repitiendo las palabras de Alex Segovia llaman a “una oportunidad para la unidad.”

El presidente Funes por su parte, esta emocionado porque hoy ya no son súbditos sino que son socios y ya no van a estar dominados por EE.UU. sino que van a ser “acompañados” en el camino hacia el progreso y el crecimiento, en un esfuerzo común, hacia el logro de la democracia y el respeto a los derechos humanos.

Ojala esta nueva caipirinha no se le suba de nuevo a la cabeza a nuestro presidente. Y ojala también que se avance realmente en el combate a la delincuencia y el impulso de la economía. Y no sería extraño que entre lo acuerdos off the record se encuentre el cambio de ambas gerencias. Pronto lo sabremos.

Las presidenciales “salvadoreñas” del 2012

Los resultados de las elecciones presidenciales de noviembre de 2012 en Estados Unidos afectaran definitivamente el éxito o fracaso del actual proyecto socialdemócrata que encarna la Administración Funes. Una victoria de Barack Obama va fortalecer a Funes e incluso al FMLN y una victoria de los Republicanos va fortalecer a ARENA. Por lo que las miradas están ya puestas en el calendario electoral de EE.UU.

Los partidos Demócrata y Republicano son dos expresiones del capitalismo monopolista de estado, en su fase de globalización. Reflejan los intereses estratégicos de las grandes corporaciones y bancos. Pero no son lo mismo. No debemos de equivocarnos. Y debemos de aprender a hilar fino en el aprovechamiento de las contradicciones que existen en los diversos componentes del bloque de poder imperial. La experiencia del trabajo diplomático y de solidaridad durante la Guerra Popular Revolucionaria fue un gran aprendizaje en este sentido. Hay diversos espacios de poder. La actual gira de Jorge Schafik por USA lo comprueba.

En el caso de Obama, su propuesta programática en general esta orientada a fortalecer y reestructurar la economía para volverla competitiva y poder así enfrentar la crisis mundial del capitalismo, recuperando la supremacía económica y afectando lo menos posible los programas sociales. Responde a intereses de sectores económicos preocupados y afectados por la perdida de la hegemonía económica global de EE.UU.

El símbolo de este partido es un burro. Para los latinos que votaron abrumadoramente por él es un burro que ha batido record en lo que se refiere a deportaciones, ganándole a Bush. Hablamos de casi medio millón de deportados, entre estos miles de salvadoreños. Por su parte, los Republicanos, en sus diversas variantes, propugnan por una visión diferente, más vinculada a una visión guerrerista afuera y de destrucción de los avances sociales a lo interno. El símbolo de este partido es un elefante. Responde a intereses más vinculados al complejo militar industrial.

Pero durante estos cuatro años Obama ha enfrentado la más fiera oposición de sectores de ultraderecha que han logrado derrotarlo en muchas batallas legislativas. La última es con respecto a legislación para la creación de empleos. Cuentan con el control de la Cámara de Representantes, y con fuerte presencia en el Senado, y desde ahí torpedean cualquier tipo de iniciativa progresista. Y la batalla por la recuperación económica y el empleo Obama no la esta ganando. No sería extraño que los sectores ultraderechistas vinculados al partido del Te, y con fuerte presencia en el Partido Republicano, logren hacerse con la presidencia el próximo año.

Y la batalla ya comenzó. Obama ha logrado hacerse de una modesta alcancía de 70 millones de dólares, mucho mayor que la de sus rivales, pero quizás no suficiente. Todo parece indicar que el exgobernador de Massachusetts, Mitt Romney será el rival de Obama. Romney se encuentra seguido por Rick Perry, actual gobernador de Texas. Ninguno le aventaja en recaudación de fondos para la campaña. Perry trata de ganarse el voto latino apoyando la idea de dar visas de trabajo a inmigrantes. En enero del 2012 inician las primarias en New Hampshire para definir al candidato republicano. Iowa votara una semana antes en asambleas. El camino concluye en Utah el 26 de junio.

Por otro lado, aunque Obama logró una participación destacada en la reunión del G20, esta fracasó en resolver la crisis financiera europea. Obama tuvo que presenciar en Cannes una película muy sombría del futuro del capitalismo, traducida al griego, y luego al italiano, y quizás también al portugués, al gaélico y español. O sea los PIIGS.
Por otra parte, la revista Forbes le dio un espaldarazo al presentarlo como el hombre más poderoso del planeta, algo así como Superman. Felizmente, cuando Obama regrese a Washington se encontrara con que miles de jóvenes se suman al Movimiento de los Indignados, que ocupan Wall Street, pero también están ocupando plazas en todo el país.

Desplazamientos al interior del GOES

La última crisis socio ambiental vivida por el país en octubre pasado, originó cambios al interior del equipo gobernante. Se modificó la correlación de fuerzas a favor del sector vinculado a la Sría. de Inclusión Social. Tomaron control de la crisis, la administraron adecuadamente y hoy toman control de la ayuda y la reconstrucción.

Han desplazado claramente al Canciller, el cual ve de esta manera, por el momento, disminuidas sus posibilidades de potenciar desde el Gobierno su candidatura presidencial vía FMLN. Pero tiene tiempo e inteligencia para recuperarse.

En respuesta, el sector tecnócrata, concentrado en la Sría, Técnica y que conduce al malogrado CES, sale en escena con el estratégico proyecto de Asocio por el Crecimiento y logra generar un hecho político, que divide a los grandes sectores empresariales y obliga a la ANEP a sumarse a regañadientes. Los Estados Unidos imponen no solo una democracia tutelada sino también una economía tutelada. Y no sería extraño si alguien propusiera cantar en las escuelas el Star Spangled Banner.

Por su parte, el sector “político” representado en la Sría de Asuntos Estratégicos, que es la encargada de garantizar la “armonía social” hace denodados esfuerzos por evitar que la bomba de la crisis social les estalle en la cara. Y le ha ido bastante bien, porque pudo desactivar el peligrosamente sensitivo conflicto magisterial, e incluso el de la Salud.

Los sectores vinculados a los equipos económico y de seguridad si se encuentran en aprietos porque el Señor Presidente les ha informado que espera ver resultados para finales de año. Y cuando el presidente Funes habla…

Los escenarios de futuro

Empiezan a delinearse las líneas gruesas de los principales enfrentamientos entre las clases y fuerzas sociales y políticas del país para el 2012, 2014 y 2015. A continuación se propone una lectura anticipada de resultados, a partir de las tendencias actuales. Se toman en cuenta las formas de lucha, niveles de unidad, candidatos y posibles resultados.

Todo parece indicar que la forma de lucha principal por lo menos hasta 2015 es la electoral. Y la electoral se mide no con fusiles ni marchas, sino con votos, con maquinaria electoral, con imagen, con posiciones ganadas. El problema con lo electoral es que tiene sus límites. No rebasa el marco del sistema. Permite avanzar, pero estos avances están condicionados por los poderes fácticos e incluso por situaciones hasta climáticas.

Lo único que sostiene la presencia política de manera permanente es la organización popular. Y lamentablemente hemos retrocedido en este campo. La construcción de poder popular para cambiar el país sigue siendo una bandera poco comprendida y poco practicada. Pero es una realidad a transformar.

Puede haber lucha electoral y lucha popular (reivindicativa y política) en la medida que tengamos claridad de esta necesidad. Existen dos visiones opuestas al respecto. La visión predominante es que la lucha popular atemoriza y aleja a posibles votantes conservadores, es una lucha que desestabiliza. Y hoy somos nosotros el gobierno.

Otra idea es que solo debe haber lucha popular y la lucha electoral debe suspenderse porque es una peligrosa droga que provoca ilusiones en la gente. Pero incluso sectores que por años han propugnado esta tesis empiezan a aparecer apoyando candidaturas, lo cual es una muestra de realismo. La realidad se compone de hechos no de ilusiones.

No debemos de tomar nuestras ilusiones por realidades y confundir la disposición de lucha de los sectores políticamente más avanzados, con el de los amplios sectores populares, porque nos aislamos. Nos quedamos solos, como les ha pasado a muchos, que todavía siguen vistiendo el uniforme de guerrilleros.

Pero tampoco podemos marchar a la zaga de los acontecimientos, y confundir simples medidas de compensación social (uniformes, vaso de leche, zapatos, etc.), sugeridas incluso por el FMI y el BM, con cambios revolucionarios. El radicalismo estéril y el reformismo oportunista nos acechan de manera permanente, y es lógico, por la presencia predominante del pensamiento de sectores pequeño burgueses. De lo que se trata es que en esta etapa, busquemos las banderas que nos permitan avanzar, como es la de legalizar las tierras de las comunidades, y universalizar la organización sindical.

Los resultados de las elecciones de marzo de 2012 impactaran fuertemente en los resultados de las elecciones presidenciales de 2014. 2012 es un ensayo para 2014. Y podemos hablar de tres situaciones: victoria, situación de equilibrio y derrota.

El significado de victoria estaría representando por ganar San Salvador, y aumentar el número de diputados y consejos municipales. Es una opción que hay que construir. El camino no es fácil. La derecha defenderá a capa y espada su última trinchera. Y Quijano ha decorado muchos parques. Y el desafío nuestro es edificar una amplia alianza de fuerzas democráticas y revolucionarias que derrote a la derecha. Y se trata no solo de estar unidos sino también de parecer unidos.

El significado de una situación de equilibrio es perder San Salvador, y aumentar el número de diputados y de consejos municipales. Esta es la apuesta principal de ARENA, y podría ser a la vez la apuesta principal de la derecha en su conjunto.

El significado de derrota sería la de perder San Salvador, y a la vez disminuir el numero de diputados y de consejos municipales. Si la derecha logra pasar la factura por la crisis económica y la delincuencia al FMLN, este es un escenario que no puede descartarse.

Con relación a las candidaturas de la izquierda para el 2014, existen opciones ya en plena campaña, de dentro y de fuera del FMLN. Y lo mismo sucede en la derecha. A nivel de FMLN hay varias apuestas. Esta la opción de la principal figura histórica, legendaria, emblemática. La de la principal figura parlamentaria, hábil, negociador. Y la del funcionario moderado, persuasivo, calculador.

Desde las filas del gobierno se perfilan dos claros contendientes, que podrían tener el aval del presidente para competir. Uno de ellos con un perfil de la persona idónea para derrotar a la delincuencia y el otro, la persona idónea para sacar al país de la pobreza y la exclusión social. Ya con estos van cinco y podrían surgir mas…

Incluso no puede descartarse que la exitosa alianza legislativa entre FMLN y GANA, que le ha permitido al presidente Funes avanzar en su proyecto, y aislar y derrotar en múltiples ocasiones a ARENA, arrastrando incluso al PDC y PCN, pudiera convertirse en alianza electoral para el 2014. Esperemos a ver que sorpresas nos depara la vida.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>