En esta lucha no hay fronteras…

SAN SALVADOR, 5 de abril de 2005 (SIEP) “Donde tu vayas yo ir. Mi pueblo ser tu pueblo y tu Dios ser mi Dios”le dice Ruth a su suegra Noem para expresar la relacin entraable que las una y que no poda ser disuelta. Ruth es ejemplo de solidaridad entre los pueblos. De la misma manera Ldice es ejemplo de solidaridad entre nuestros pueblos latinoamericanos, ella nunca nos abandon y se hizo salvadorea” dijo el pastor luterano Roberto Pineda al presentar a la venezolana Ldice Navas en el programa radial Fe y Esperanza.

Lidice Navas trabaja actualmente en el Banco de Desarrollo de la Mujer en Caracas, pero vivi en nuestro pas luego de los Acuerdos de Paz. En las montaas de San Vicente cayeron combatiendo como guerrilleros tanto su esposo como uno de sus hijos. Visit nuestro pas, su pas, para asistir al 25 aniversario del martirio de Monseor Romero, en representacin del Congreso Bolivariano de los Pueblos.

“Soy funcionaria del –nos dice Ldice- Banco de Desarrollo de la Mujer, institucin creada con el fin de potenciar el desarrollo integral de la mujer en Venezuela, por medio del otorgamiento de creditos que les permita avanzar, ya que en el pasado estuvimos excluidas de cualquier oportunidad.”

“Me vincule a la lucha del pueblo salvadoreo a partir de nuestra propia lucha en Venezuela, en los aos sesenta, setenta y ochenta participe junto con mi esposo en las guerrillas, en los combates por construir una sociedad ms justa, l fue perseguido poltico y tuvo que asilarse en la Embajada de Mxico, y viaj a ese pas, en el hotel donde los colocaban pudo conocer a exilados, a luchadores salvadoreos, y comenz a integrarse al proceso de lucha del pueblo salvadoreo. Yo por mi parte, participe en la creacin del Comit Venezolano de Solidaridad con El Salvador.”

“Mi esposo cay combatiendo en san Vicente, en las filas del FMLN, el 29 de diciembre de 1981. Su nombre era Julio Cesar Guzmn. El estuvo dedicado a la lucha en Venezuela desde los 14 aos, se incorpor a la lucha guerrillera en el oriente de Venezuela, fue capturado y hecho preso poltico, lo torturaron, fue un hombre de mucha conviccin revolucionaria.”

“Posteriormente mis dos hijos fueron aprendiendo, desarrollando su sensibilidad humana, su solidaridad con los pobres, ayudando a los que pasaban pidiendo comida y ropa, abriendo las puertas de nuestra casa a la solidaridad, fueron educados, formados en nuestro ejemplo de luchadores sociales.”

“Eso hizo que uno de mis hijos, Julio Cesar Guzmn Navas, tambin decidiera incorporarse a la lucha del pueblo salvadoreo, y una vez que baj al pueblo fue detenido en Santa Clara por el ejrcito y ejecutado el 30 de octubre de 1991. Despus de los Acuerdos de Paz yo vine a ver donde haban cado.”

“En esta lucha no hay fronteras…la lucha de otros pueblos es la lucha nuestra. En la medida que avance nuestro pueblo venezolano avanza el pueblo salvadoreo. Una victoria de un pueblo es una victoria de todos. Lo mismo que las derrotas. Yo egrese a Venezuela en el 95 y no cre que se fuera a dar un vuelco, de que se pudiera reaccionar rapidamente ante la situacin, aunque ya en el 89, las medidas econmicas neoliberales de Carlos Andrs Perez llevaron al pueblo a reaccionar de manera violenta, y el 27 de febrero hubo una explosin social. El pueblo ya no estuvo dispuesto a seguir soportando la miseria y la explotacin.”

“El golpe del 92 dado por Hugo Chvez abri una brisa de esperanza hacia una situacin distinta. Esto se consolid a partir del 98 con procesos electorales en las que el pueblo ha expresado esas ansias de transformacin, hoy se vive, hoy se construye una sociedad de inclusin, que tome en cuenta a los jovenes, nios y ancianos que ahora tengan esas oportunidades, de educacin por medio de la Misin Robinson, que ha logrado que un milln y medio de personas aprendan a leer escribir, de la Misin Barrios Adentro, que ha llevado la consulta mdica y medicinas a las comunidades pobres, al sistema micro financiero que permite oportunidades de lograr creditos, y se trabaja en lo econmico y lo social.”

“Estamos construyendo en Venezuela una nueva sociedad participativa y protagnica. Y no es extrao que seamos por eso una revolucin amenazada. Y nos estamos preparando para defender nuestra soberana porque sabemos que estamos afectando los intereses del gobierno norteamericano. Mi deseo es que as como en Venezuela el pueblo se decidi a transformar la sociedad porque ya no poda vivir como estaba, que as el pueblo salvadoreo se decida a encontrar su propio camino para avanzar, para construir una nueva sociedad.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>