Entre la fe y la humanidad

Adital – Carta Capital – A contramano del conservadorismo refrendado por la Iglesia Catlica, el Congreso Espaol, dominado por los socialistas, aprob el jueves 21 un proyecto de ley que autoriza el casamiento gay y la adopcin de nios por parejas de homosexuales. A pesar de que todava dependa de la aprobacin del Senado, el proyecto fue celebrado por homosexuales de todo el mundo y apedreado por entidades ligadas a la Iglesia. En tiempos de Joseph Ratzinger, son pocos los sacerdotes capaces de defender la iniciativa espaola, pero CartaCapital encontr a uno de ellos: el padre Ermanno Allegri, de 61 aos, italiano, que hace 31 aos se mud a Brasil. Director de Adital – agencia de noticias premiada por la Unesco -, el padre Allegri ya trabaj en Santa Maria da Vitria (BA), fue secretario nacional de la Comisin Pastoral de la Tierra en Goiania, y que desde 1991, vive en Fortaleza. Desde all, habl con CartaCapital:

CartaCapital: Cmo recibe usted la noticia de la aprobacin de ese proyecto en Espaa?

Ermanno Allegri: Antes que los principios se debe siempre tener en cuenta la cuestin de las personas. Ir al encuentro con las personas en situaciones especficas no significa renunciar a los principios. Algunas posiciones en la Iglesia olvidan eso. Nosotros podemos estar siglos discutiendo la cuestin del casamiento entre homosexuales, pero las personas concretas necesitan recibir una respuesta hoy. Aqu en Fortaleza, particip de un encuentro en el que se sentaron, en la misma mesa que yo, un travesti y un homosexual. Percib all lo que significa hablar de las personas en abstracto o escuchar a las personas en concreto. Percib lo que significa para una persona sentirse excluida por el hecho de ser como es – ya sea por algn muchachito que se re sin decir porqu, sea por el Papa que dice una frase que lo ofende. Pienso que “deshumanidad” es una palabra liviana para definir lo que eso significa. Espaa da una respuesta a esas situaciones concretas.

Carta Capital: Mientras la Iglesia las condena…

Allegri: La Iglesia debera mirar la realidad y ayudar a profundizar ciertos temas

en vez de condenar a quien enfrenta el problema. Quien sabe si no llegaramos a una tercera verdad. Es absurdo que dos hombres o dos mujeres que viven juntos toda la vida no tengan ningn derecho cuando el otro muere. Pero, antes que nada, como dije, hay una cuestin humana, que es la que ms importa.

Carta Capital: Usted dice cosas con un sentido humanista pero, al mismo tiempo, no puede ser reprendido por la Iglesia por decirlas?

Allegri: Yo ya pas los 60 aos y no espero ms nada. Si yo hubiese esperado alguna cosa… Qu podemos perder? Cmo mximo, tal como Jesucristo dijo, lo que perdemos es la vida y a la hora de perder, se gana. Cuando usted ve a una persona ser aniquilada, despreciada, uno no puede negociar eso, uno tiene de defender a esa persona.

3 de mayo del 2005

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>