FMLN: por un partido democrático revolucionario y pluralista

Promover municipios democráticos y generadores de desarrollo. Superar el sistema presidencialista y hacer de la Asamblea Legislativa, modernizándola y democrátizandola, el primer poder del Estado. Esto se propone el FMLN.

Equipo Envío

En diciembre, la Expresión Renovadora del Pueblo (ERP) y la Resistencia Nacional (RN) se separaron definitivamente del FMLN. Una separación que se anunció días antes de la celebración de la Convención Nacional del FMLN. Ambas organizaciones dieron sus razones para abandonar el FMLN, asegurando que no se trata de una decisión sólo de las cúpulas. No obstante, muchos militantes de las dos organizaciones dicen no estar de acuerdo con esa separación.

La ERP y la RN ¿en el centro?
La razón principal que la ERP y la RN dan es que el país necesita una nueva fuerza social que aglutine a los sectores no tan polarizados entre ARENA y el FMLN. Una fuerza socialdemócrata que junte a estas dos organizaciones con el Movimiento Nacional Revolucionario (MNR) y con algunos disidentes del Partido Demócrata Cristiano (PDC). algunos aluden a la reciente historia salvadoreña, que ha mostrado un nivel tan alto de polarización que ha alejado a muchos de la política. Otros consideran que la decisión está más basada en el oportunismo que en un correcto análisis de la realidad del país.

Está por verse si el objetivo es alcanzar ascensos personales o si en verdad, se trata de un proyecto político nacional que consolide la democracia en El Salvador. Decisión tan drástica plantea preguntas. ¿Se han agotado las posibilidades de mostrar la capacidad que el FMLN tiene como fuerza política en el país? ¿No tiene el FMLN capacidad de generar una revolución interna que le permita responder a los retos actuales de la realidad?

Para dar una respuesta pueden hallarse pistas en este documento, la Resolución final de la Convención Nacional del FMLN, que hoy está integrado por tres organizaciones: las Fuerzas Populares de Liberación (FPL), el Partido Comunista de El Salvador y el Partido Revolucionario de los Trabajadores Centroamericanos (PRTC).

Documento Sobre los puntos prioritarios de nuestra agenda política 1995 1997
1. Los acuerdos de paz pusieron en marcha la más importante reforma política de la historia nacional. Sin embargo, ésta se encuentra inconclusa y distorsionada en aspectos sustanciales.

En este sentido, quedan tareas críticas de la reforma política por completar y corregir en función de construir una democracia moderna y estable.

Para consolidar el Estado de derecho y la gobernabilidad democrática existe un problema fundamental por resolver: erradicar la impunidad institucional y asegurar el irrestricto respeto a los derechos humanos.

2. La política neoliberal del gobierno de ARENA agrava los problemas estructurales e históricos de concentración de la riqueza, masificación de la pobreza y destrucción del medio ambiente .

Un pequeño grupo de familias controlan la economía, particularmente el sistema financiero, del cual se apropiaron utilizando medios ilícitos. Ellos son los principales beneficiados de la actual tendencia de crecimiento económico.

La concentración del capital en pocas manos es ahora mayor que antes de la guerra y constituye el principal obstáculo para la democratización económica y social del país.

La otra cara de la moneda es la masificación de la pobreza, el marcado deterioro de las áreas sociales, el incremento del costo de vida, la elevada tasa de desempleo, los altos niveles de delincuencia, los salarios de hambre y la falta de oportunidades de desarrollo de los sectores populares, pequeños, medianos e incluso numerosos grandes empresarios.

Nuestro país carece de una base productiva sólida que asegure un desarrollo sostenido a largo plazo. Existe un auge de la especulación financiera y una economía altamente dependiente de la cooperación externa y los dólares enviados por los salvadoreños en el exterior.

3. Para avanzar en la democratización del país más allá de lo establecido en el programa de Chapultepec, es necesario impulsar una estrategia de saneamiento y modernización del Estado con visión de largo plazo. Actualmente, el desafío central de este proceso es la erradicación de la corrupción, que carcome la mayoría de las instituciones públicas.

Resoluciones
En tal sentido, la Convención Nacional del FMLN resuelve impulsar una agenda política 1995 1997 con los siguientes objetivos prioritarios:

1. Romper el régimen de impunidad y enfrentar el grave problema delicuencial que prevalece en el país, asegurando el pleno y efectivo cumplimiento de los acuerdos de paz, priorizando lo referente a:

– Depuración, profesionalización y fortalecimiento de la capacidad investigadora de la Policía Nacional Civil.

– Asegurar la no intervención del Ejército en asuntos de seguridad pública.

– Reforma del sistema judicial, especialmente en lo referente a la depuración de los jueces corruptos y en otras medidas de saneamiento y modernización.

– Cumplimiento efectivo de las recomendaciones de la Comisión de la Verdad y del Grupo Conjunto para la investigación de los grupos ilegales armados.

– Fortalecimiento de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos.

2. Promover la democratización y modernización económica, impulsando una reforma orientada al desarrollo de un sector popular de la economía. En tal sentido, nos proponemos impulsar como acciones prioritarias:

– Frenar y revertir el proceso de concentración de la riqueza en pocas manos, demandando la anulación de la privatización fraudulenta del sistema financiero y su reprivatización en términos legales, para convertirlo en un instrumento efectivo para el desarrollo humano y la superación de la pobreza.

– Asegurar la prioridad en la inversión social, especialmente en áreas de salud y educación, promoviendo la descentralización, asegurando el carácter gratuito y la eficiencia de estos servicios.

3. Romper con el sistema de corrupción y tráfico de influencias en el Estado, promoviendo la efectiva investigación y penalización de estos delitos.

4. Impulsar una reforma electoral que asegure la realización de comicios verdaderamente democráticos en 1997 y 1999.

Para lograr estos objetivos nos proponemos:
1. Avanzar en el proceso de unificación, renovación y consolidación del FMLN como un baluarte de la democratización, la modernización y la justicia social en El Salvador.

2. Trabajar por el fortalecimiento de un amplio movimiento de fuerzas sociales y políticas a nivel nacional y local, comprometidas con la democratización integral de nuestro país.

3. Promover la descentralización de las funciones del Estado y el fortalecimiento de los gobiernos municipales para llevar bienestar a la población salvadoreña. Promover un municipalismo democrático, concertador y generador de desarrollo económico y social y cumplir efectivamente los compromisos asumidos en nuestro programas de gobierno municipal.

4. Modernizar y democratizar la Asamblea Legislativa, acercarla al pueblo, superar el sistema presidencialista y fortalecer el rol del Legislativo como primer órgano del Estado.

5. Prepararnos para ampliar sustancialmente nuestra representación legislativa y en los gobiernos municipales en las elecciones de 1997.

6. Señalar de manera consistente la demagogia y el incumplimiento de los compromisos electorales del partido ARENA.

7. Impulsar la búsqueda permanente de entendimiento entre los más amplios sectores dispuestos a impulsar la acción común en temas coincidentes de la agenda nacional.

Resoluciones especiales:
La Segunda Convención Ordinaria del Partido Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) acuerda:

1. Avanzar con paso firme hacia la unificación del FMLN como un partido democrático, revolucionario y pluralista.

2. Que la Comisión Política y el Consejo Nacional tomen las disposiciones necesarias para impulsar el proceso de unificación de las bases y organismos de dirección del FMLN.

3. Como primera medida, a quienes resulten electos a la Comisión Política del FMLN, Coordinadoras y Coordinadores Departamentales, así como Secretarías Nacionales, se les exonerará de toda responsabilidad en sus actuales actividades para que puedan dedicarse plenamente al desarrollo del FMLN.

4. Llamar a los afiliados a trabajar con entusiasmo y seguridad para impulsar la unificación del partido y construir un FMLN más fuerte, más democrático, más ligado al pueblo y sus luchas y sobre todo, más unido”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>