Fuimos impactados por los barbudos de la Sierra Maestra… Entrevista con Américo Araujo (II)

Fuimos impactados por los barbudos de la Sierra Maestra…
Entrevista con Américo Araujo (II)

SAN SALVADOR, 31 de julio de 2009 (SIEP) “Para nosotros jóvenes en el 58, que andábamos por los 13-14 años los barbudos cubanos de la Sierra Maestra eran héroes, eran nuestros ídolos juveniles…” nos relata Américo Mauro Araujo, destacado revolucionario salvadoreño.

Agrega que “conocí al Zarco (Armando) Herrera cuando estaba en séptimo grado, y luego lo volví a encontrar en 2do. Año de Plan Básico, en el Liceo José martí, que era propiedad del Lic. Manuel Luís Escamilla, y el uniforme era saco, camisa y pantalón blanco…era el año 58, enero del 58…Lemus era presidente…”

Y escuchábamos y leíamos las noticias de los barbudos de la Sierra maestra…de Fidel castro, camilo Cienfuegos, el Che…estábamos pendientes de leer religiosamente la revista Bohemia, que venía de Cuba, y que tría mucha información sobre la lucha guerrillera del Movimiento 26 de Julio, venían fotografías, reportajes…los jóvenes nos sentíamos atraídos hacia este tema, eran nuestros ídolos, ya que habían pocos, quizás James Dean de la película El rebelde sin causa, Elvis Presley…

Para jóvenes que andábamos por los 13-14 años los barbudos cubanos eran héroes, eran nuestros ídolos juveniles, había una gran atracción…Y cuando triunfa la revolución cubana el 1 de enero de 1959 hubo un gran regocijo, me acuerdo que aún sin estar organizado, asistí a un mitin convocado por un Comité de Solidaridad con Cuba…habían muchos universitarios, era una convocatoria para celebrar la victoria popular en Cuba…en el predio Universitario, al costado poniente de catedral…

Me llamaron la atención por su porte alto y aspecto de clase media, cuatro muchachos universitarios, a los cuales tiempo después conocería, estaban bien vestidos- camisas mangas larga- y bien nutridos…ellos eran Raúl Castellanos Figueroa, Roberto Castellanos Calvo, Schafik Handal y Mario Flores Macall…

Ese año 1959 ingrese al INSFRAMEN, allí conozco o mejor dicho me reencuentro a Federico Baires, lo había conocido en el Colegio América, en quinto grado, y en sexto grado conocí a Miriam Medrano, llegue en junio de ese año ya que el primer semestre estuve interno con los maristas…

En 1960 estallan las jornadas populares contra Lemus y junto con Lico, ya en 3er curso de Plan Básico, decidimos participar y asistimos a las marchas…en septiembre de ese año me encontraba con Lico en uno de esas marchas cuando, la guardia nacional comenzó a reprimir, nos vienen siguiendo, de oriente a poniente, del Hula Hula al Parque Bolívar, en la esquina de la 9na. calle nos separamos, yo continúo sobre la Darío y Lico se va para el Paraninfo, porque consideraba que la Rectoría era más segura, fatal error, porque los Guardias irrumpieron precisamente en la Rectoría e incluso golpearon al Rector Dr. Napoleón Rodríguez y a Lico lo capturaron, estuvo dos días preso…el lunes cuando llegamos a clase Lico no llegó, estaba preso…esta represión creo una coyuntura que condujo al golpe contra Lemus el 26 de octubre…

Había un grupo de muchachos, estaba el Zarco Herrera, Mario Aguiñada, Esperanza García, Alfonso “El Chiquitín” García, Chequelito, que habían formado la Unión Nacional de Estudiantes de Educación Media, la UNEEM, el mismo día del golpe llegan al Instituto a repartir propaganda contra Lemus…terminamos el año días después del golpe y vienen las vacaciones…estando en vacaciones, en los primeros días de diciembre del 60, la UNEEM convoca al Paraninfo Universitario para una charla, decido asistir, entre, vi y me retire, había poca gente…en enero conozco de una nueva convocatoria de la UNEEM, convocan para una reunión en una barbería, que estaba en frente del Cine Apolo, decide ir y esta vez me inscribí en la UNEEM, era enero del 61, luego vino el contragolpe y participamos como UNEEM en manifestaciones de repudio, luego comenzaron de nuevo las clases en febrero…

La Vanguardia de la Juventud Salvadoreña

Ya en abril de ese año conozco a Vanguardia de la Juventud Salvadoreña, VJS, una organización clandestina juvenil y en mayo ingresamos…nos convocaron para el Parque Cuscatlan y allí nos juramentaron…lo hizo un compañero al que llamábamos Pepita. Nos convertimos en el Grupo 7 de la VJS. Yo pensaba en ese momento que éramos miles, después supe que éramos muy pocos…

Rápidamente fui ascendiendo…en la UNEEM era responsable de educación y en la VJS del equipo de organización dirigido por el entonces Palmiro ( A. Herrera)y me nombraron responsable de un grupo en Santa Ana…en aquella época los partidos comunistas más prestigiosos de Occidente eran el francés y el italiano, y a nivel continental, el chileno y el argentino.

En Santa Ana atendía a un grupo de jóvenes entre los que se encontraban Carlos Abrego, que fue también de la UNEEM, en el 62 nos fuimos para la URSS y hoy vive en Francia; también estaba el León Dorado, que luego se convirtió en el León Peinado, que tenía una melena rubia larga y alborotada que luego decidió peinar, ya para ese entonces aunque jovencito era ya maestro, hoy vive en Costa Rica; en usulutan el dirigente era Toni Handal, tanto de la UNEEM como de la VJS

Luego vino el periodo del Frente Unido de Acción Revolucionaria, el FUAR, y como VJS nos convertimos en su columna juvenil; me acuerdo que en mayo del 62 volví a encontrarme con aquel joven que había visto en el Predio Universitario, Schafik era dirigente del FUAR y coordino una asamblea en mayo del 62, que fue en el edificio Chahin, en la azotea. Ahí le hable por primera vez a Schafik.

Ingreso al PCS

A finales de octubre de 1961 nos proponen a un grupo de jóvenes que ingresemos al PCS. Y nos convertimos en candidatos a miembros atendidos por el Zarco Herrera. El 26 de diciembre nos convocan a una reunión para juramentarnos. La reunión era al costado oriente del Parque Bolívar, entre la Calle Darío y la 13 Ave. Sur, en una casa que nos prestaba para reunirnos un miembro del partido, que era estudiante de derecho y profesor de primaria, de apellido Sagastume, que después fue abogado laboral.

La juramentación, un acto muy solemne en el que juramos lealtad al PCS y a la clase obrera salvadoreña, estuvo a cargo de Raúl Castellanos Figueroa. Ingresamos ese día a las filas del PCS: Diana Minero, Américo Duran, Federico Baires, Guadalupe Rosales Carpio, un joven de apellido Arrazate y mi persona. Nos constituimos como célula del PCS. Como detalle señalo que a mitad de la reunión a Raúl le dieron ganas de fumar y me pidió que le fuera a comprar una cajetilla de cigarrillos Kent, que era los que fumaba.

En julio de 1962, me convocan a una reunión en casa de Cayetano Carpio, quedaba en santa Anita, cerca del Boulevard Venezuela, en un pasajito…allí vivía también Miguel, conocido como Cara de Olla, que era un profesor del Teatro Obrero, que fue alumno del Maestro Edmundo Barbero…

Me comunican que hemos sido seleccionados para optar a una beca para estudiar en la URSS. Acepto. Los que nos vamos para la Universidad Patricio Lumumba de Moscú somos: Carlos Abrego, Victoria Cortez, Fernando Flores, Manuel Chalate García, Jorge Palacios, Américo Araujo y para Alemania El Chino. No terminamos el año sino que allá pasamos el attestat, que nos autorizaba para estudios universitarios. Nos vamos vía México, soy el responsable del grupo y al llegar a la Ciudad de México me corresponde ir a buscar al Fondo de Cultura Popular, en el centro, al salvadoreño Miguel Angel Vásquez, que me da las visas y los boletos aéreos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>