La Palma 1984: el corazón rebelde de El Salvador

LA PALMA; Chalatenango, 14 de octubre de 2007 (SIEP) “El corazón de El salvador estuvo en La Palma en octubre de 1984, en esta ciudad se vivieron horas dramáticas, fue el encuentro de dos mundos, de dos partes de una sociedad que estaba en guerra y fue aquí donde se sembró la semilla de la paz” expresó el Rev. Roberto Pineda, de la Iglesia Luterana Popular, en Acto conmemorativo del 23 aniversario del primer dialogo de Paz.

Agregó que “en esta ciudad hace 23 años se pusieron frente a frente dos proyectos históricos, el del imperialismo y los militares representado por Duarte y el de los sectores populares representado por el FMLN. Fue un punto de encuentro de dos fuerzas y el pueblo pudo captar la existencia de dos caminos, que todavía siguen vigentes, el de la opresión y el d e la liberación…”

“En La Palma se abrió el corazón del pueblo hacia la paz y centenares de personas organizaron caravanas para conocer el rostro de la revolución, para escuchar a la Banda Tepehuani, así como hoy vamos a escuchar al conjunto cubano Moncada, y conocer a los de la Radio Venceremos; la gente quería tocar el rostro de esos muchachos y muchachas que bajaban de las montañas con sus fusiles victoriosos…”

“Porque la guerrilla venía al dialogo en pie de igualdad; no venían derrotados, era un ejercito victorioso que mostraba con orgullo sus fusiles arrebatados al enemigo; en sus sonrisas se reflejaba la confianza en el triunfo popular y su compromiso de construir un nuevo El Salvador, el mismo entusiasmo que tenemos hoy con Mauricio y Leonel…”

“Y este campanario, esta iglesia, esta plaza fueron testigos de este encuentro popular del pueblo de las ciudades, del movimiento popular con el movimiento guerrillero y hubieron abrazos, lagrimas, besos y tantas cosas más, la gente les compraba pan, les regalaba café, gaseosas…La gente sabía en ese octubre de 1984, que en ese momento, en La Palma se encontraba el corazón rebelde del pueblo salvadoreño…”

“Porque la Palma fue también un puente que el pueblo cruzó para saludar a Nidia, a Lucio, a Facundo, a Ferman, a los guerrilleros y guerrilleras y le gente les dijo con lagrimas en los ojos que no se rindieran, que ellos eran la única esperanza para que este país cambiara…que se mantuvieran firmes, que no confiaran en las promesas de Duarte, que un día íbamos a vernos de nuevo en la Patria liberada…”

“Y esto era muy evangélico. Porque nuestro Señor Jesucristo dijo: Yo he venido para que tengan vida y para que la tengan en abundancia. Y el corazón de la vida que es el pueblo estaba latiendo con fuerza en la Palma. Era octubre de 1984 y faltaban largos años de guerra pero allí estaba ya la decisión de vencer…”

“La Palma también fue símbolo pascual de la resistencia popular. Símbolo de la lucha por la Paz y símbolo de la lucha por la justicia. Y hoy con la presencia de nuestro futuro vicepresidente Leonel en esta plaza la Palma se convierte de nuevo en expresión de esperanza. En símbolo de que vamos a cambiar este país en el 2009, con Mauricio y Leonel…vamos a ganar la presidencia, vamos a ser gobierno nacional.”

“Es de esta forma como vamos a coronar este gran esfuerzo de lucha popular, derrotando a ARENA en el 2009, y levantando al pueblo para construir un nuevo país, un nuevo El Salvador…”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>