La patria y la democracia se encuentran enfermas

Mayor Jos LobatoLa historia es evolucin, pero a veces es revolucin y nosotros o nuestros hijos, quirase o no, sern los protagonistas de ella. Por lo que es nuestra obligacin rescribirla. Hermanos salvadoreos: la patria y la democracia salvadorea, se encuentra enferma, se han apoderado de ella una colonia de parsitos que la devoran como gusanos hambrientos, y bajo la bandera de un seudo nacionalismo quieren controlar hasta el pensamiento de cada uno de nosotros. Ante esto yo les pregunto a ustedes hermanos quienes son los verdaderos nacionalistas en este pas? ellos, o nosotros. Nosotros valiente pueblo salvadoreo que a pesar de guerras, huracanes y terremotos, continuamos luchando por sobrevivir, soportando a esa derecha carnvora; los hermanos lejanos, que con mucho sacrificio, mes a mes, envan la remesa familiar. o esa derecha que se ufana de llamarse nacionalistas? Cuando primero satisface sus intereses mezquinos, y soluciona los problemas de pases extranjeros antes que los de nuestro pueblo, enviando a nuestros soldados a morir por una causa que a todas luces, es derivada del petrleo, poniendo en peligro de atentado a todo el pueblo salvadoreo. Yo me pregunto hasta cuando este gobierno, le va a prestar atencin, a los gravsimos problemas de nuestro pueblo, a la delincuencia, la pobreza, el desempleo, y el hambre,hermanos salvadoreos: Yo colabor durante el conflicto armado para instalar este aborto de democracia que hoy sufrimos, pero ahora yo mismo voy a luchar hasta rescatarla. Como soldado de la patria que soy; me siento comprometido, a defenderla y a luchar por ella y por mi pueblo; para hacer realidad el sueo de Manuel Jos Arce, de Gerardo Barrios, de Anastasio Aquino, de Farabundo Mart y de cada combatiente del Ejrcito y del Frente, que luchamos en el pasado conflicto, por darle a nuestro pueblo una patria digna. Porque no es posible que ste valiente pueblo, le halla entregado tantas vidas a su patria; y ella no nos pertenezca. Debemos unirnos, en el Movimiento Ciudadano por la Vida, y ondear la bandera nacional que es el smbolo sagrado de nuestra patria, y que nos pertenece a todos sin distincin. Debemos luchar sin tregua para hacer que se nos respete nuestra dignidad, debemos luchar sin descanso hasta construir la patria que todos queremos, y no la patria de unos pocos como hasta ahora lo ha sido. Debemos luchar para construir una democracia popular nacionalista: donde participe todo el pueblo salvadoreo; donde las polticas de desarrollo, se orienten principalmente a las comunidades ms pobres y marginadas de nuestro pas; debemos construir una nacin que proteja a todos los salvadoreos sin distincin. Con estos ideales surge el Movimiento Ciudadano por la Vida. Como una consecuencia y a la vez respuesta, a la grave crisis econmica y social que vivimos todos los salvadoreos, a la corrupcin generalizada en las instituciones del Estado, y al peligroso retroceso que esta sufriendo la incipiente democracia. Por eso venimos hoy a decirle al presidente SACA, que este pueblo no soporta ms la miseria, la pobreza en que nos tiene sumidos, no soporta ms el desempleo, ni aceptamos las medidas simplistas que esta ejecutando para combatir la delincuencia, la corrupcin y la pobreza. Hermanos salvadoreos, unmonos todos a este Movimiento en nuestros barrios, colonias, municipios y cantones, y juntos enfrentemos el neoliberalismo salvaje promovido por ARENA.SI EL PUEBLO VENEZOLANO, LO HA HECHO. POR QUE NOSOTROS NO? Viva el Salvador. Viva Centro Amrica y Viva Venezuela. *Discurso pronunciado en Plaza Gerardo Barrios el 28 de agosto de 2004 en acto convocado por el Movimiento Ciudadano por la Vida Con Justicia Social

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>