Patria chiquita nuestra

Patria chiquita nuestra

Rev. Héctor Fernández
Instituto Ecuménico Diaconal “Esteban”
San Salvador, El Salvador, Centroamérica

Otra vez el mes de la Patria. Celebraciones del 15 de septiembre, con discursos y actos de funcionarios de gobierno y muestras de “agilidad, eficacia y poder” bélico de las fuerzas Armadas de El Salvador, desfiles de soldados, aviones y helicópteros, tanques y novedades de tecnología militar que hasta erizan el cuerpo al hacer presente con sus movimientos y piruetas lo grotesco de la armamentizacion, que nos ha llevado entre otras situaciones, a la vergüenza de acompañar con soldados tierras, población civil invadidas por el Imperio, celebración con soldados en un país chiquito y económicamente pobre, alarde militar que contrasta escandalosamente con la pobreza que hay en la mayoría de mesas y estómagos en El Salvador

Otra vez el mes de la Patria, en el que con argucias de palabrería deshonesta se intenta decir que “somos un país independiente”, eso si, cualquier decisión que se tome en cualquiera de los rubros de la vida nacional debe ser cuidadosamente analizada con el fin de que “el gran amigo” del norte no se sienta incomodo, si es necesario hay que concensuarlo con este “amigo” aunque públicamente esto se niegue. “gozamos los frutos de la libertad” dice el actual gobernante y uno se pregunta ¿Cuál libertad? Si ni el derecho constitucional de protestar tiene el pueblo organizado

Otra vez las cadenas nacionales que le obligan al pueblo a apagar su televisor porque esta cansado de que cada año el presidente de turno dice que “estamos mejor” pero el pueblo se pregunta ¿a quienes les esta yendo mejor, cuando a la mayoría de la población le va peor?

Otra vez el día de la patria utilizado por el señor “todopoderoso” Mercado para vender en combos, electrodomésticos, celulares y cualquier otra cosa que se le ocurra, a plazos, promocionar tarjetas de crédito para de alguna manera endeudar y esclavizar aun más al pueblo

Otra vez el mes de la patria, que se celebra en los Estados Unidos, porque por allá viven machismos hombres y mujeres salvadoreños, se van obligados porque aquí “ya no hay como vivir” y “ganarse el pan de cada día”

Otra vez el mes de la Patria, a la cual le quitaron hasta su moneda nacional, para imponerle la del Cesar del Norte

Otra vez el mes de la Patria, alegra a unos cuantos emocionados en sus brindis y reuniones en hoteles de lujo y mansiones en el “otro San Salvador” en ese que no se ven los pobres y si se les ve se les echa encima a los perros, los vigilantes privados y si se considera necesario a la PNC, celebración que pasa de largo en la mayoría de hogares salvadoreños porque es demasiado profunda la angustia en los hogares de mas escasos recursos, donde, por más que se quiera, no hay como sentirse en la Patria pues lo único que esta en la mente y el corazón es ¿y que vamos a comer hoy? Y como futuro únicamente dos alternativas: morirse de hambre o migrar a Los Estados

Algún día no muy lejano lo superfluo, la manipulación y el circo que hoy sufrimos en el día, el mes de la Patria serán cosa del pasado y los sueños y esperanzas de los mejores hijos e hijas de la Patria serán una realidad

Nosotro/as en este tiempo y todos los días del año recordamos y llevamos en el corazón y la mente a hombres y mujeres que con su sangre han escrito en muchos momentos de la historia de la Patria, la Palabra: Libertad

Parafraseando la canción de Cutumay Camones: algún día veremos a la Patria Chiquita nuestra con vestidito nuevo y cachetes chapuditos, podrá ser bien grandota, será bien hermosa

Y tanto hoy, como mañana la Patria nos llama para que continuemos caminando juntos/as todos los que tengamos un corazón para querer a la Patria y que sea una realidad: Dios Unión y Libertad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>