Planteamientos del PCS (segunda parte) Enero de 1966

NUESTRA POSICION ANTE LA RELIGION, Y EN PARTICULAR, ANTE LOS CATOLICOS

102. A los comunistas se nos acusa de ser enemigos jurados de la religión y se nos achaca que al llegar al poder desatamos la persecución contra las creencias religiosas y contra todos los que profesan una religión. Es realmente todo esto?

¡Será cierto! Las cosas son de otro modo. En primer lugar, es cierto que los comunistas no creemos en la existencia de Dios. Somos ateos. Pero también que llegar a establecer quién tiene la razón, si nosotros o, los creyentes religiosos, en cuanto a este problema de la existencia de Dios; es algo que solamente se conseguirá en un futuro muy lejano. Nosotros creemos firmemente que tenemos la razón y que si la sociedad fuera transformada revolucionariamente de modo que se construyera una nueva vida en la que todos tuvieran la posibilidad de recibir una educación científica y no sufrieran el rudo padecimiento de la explotación económica y la opresión política, se iría abriendo paso a una nueva concepción del mundo, y del Hombre, de sus orígenes y leyes de desarrollo que no reconoce misterios y no necesita de explicarse las causas de lo que ocurre y existe por la voluntad de seres sobrenaturales, como Dios. Los religiosos creen por su parte que son ellos quienes están en la razón y que nosotros seremos finalmente convencidos de la existencia de Dios.

Mientras tanto, religiosos y ateos pertenecemos al mismo pueblo, a las mismas clases sociales y sufrimos los mismos problemas económicos, sociales y políticos. Los comunistas pensamos, por consiguiente, que dejando en segundo lugar nuestra discusión acerca de si existe o no existe Dios, podemos y debemos hacer un esfuerzo por resolver los problemas que nos afectan por igual. Además, tenemos que, puesto que a nuestro entender, solamente se resolverá la disputa ideológica entre ateos y religiosos cuando la sociedad se haya transformado y se haya desarrollado plenamente sobre una nueva base, todo gobierno debe respetar y proteger la libertad religiosa más amplia, al igual que la libertad de no creer para aquellos que no poseemos fe religiosa. En ningún país gobernado por los comunistas se ha efectuado ni se efectúa persecución por motivos religiosos, lo que ha habido es otra cosa, muy distinta: han, sido castigados algunos religiosos y otros sin religión que conspiraban para lograr un regreso a la vida anterior, con el hambre, con la explotación, el atraso cultural y la mala salud cayendo
sobre el pueblo, que en mayoría sigue siendo creyente en muchos países gobernados por los comunistas.

La Iglesia Católica había venido manteniendo, bajo la dirección de Papa y Cardenales anteriores, vinculados o comprometidos con los intereses de grandes monopolios capitalistas internacionales o con las oligarquías internas de cada país, una lucha contra el comunismo y contra el ateismo, desaforadamente injusta.

Pero los tiempos cambian. Los oleajes de las luchas populares se fueron haciendo muy
altas en todo el mundo. En un conjunto de países se ha iniciado o se encuentra culminando la construcción del socialismo; en la Unión Soviética se da comienzo a la construcción de la sociedad comunista; y decenas de países se han liberado del colonialismo. La Iglesia Católica se ha visto, por la fuerza de los pueblos, en la necesidad de ocuparse de los problemas sociales y ha tenido que reconocer la existencia de una gran explotación sobre las masas trabajadoras, que formen la mayoría de la. Humanidad. En la lucha contra esa explotación, nos ha encontrado en todas partes a nosotros los comunistas, que estábamos luchando por una vida mejor, sin explotación, desde mucho untes que la Iglesia comenzara a preocuparse por el problema. Se le presentó por consiguiente una encrucijada: o bien variaba su línea reaccionaria para buscar el acercamiento de las masas trabajadoras y en ellas estamos los comunistas, pues la mayoría de nosotros somos trabajadores; o bien continuaba en sus posiciones conservadoras, defendiendo a los explotadores y cada vez más alejada de lo pueblos. El Concilio Ecuménico encaró este problema y lo resolvió así: la Iglesia no condena al comunismo, lucha contra los ateos pero no los condena. Mas aún, considera que es bueno que los católicos “mantengan un diálogo prudente con los ateos” para enfrentar los problemas comunes.

Es importante tener en cuenta que la Iglesia comenzó a comprender la necesidad de cambiar su línea solo cuando las luchas de los pueblos en todo el mundo entraron en una etapa aguda y generalizada y cuando llegaron a ser Papas y Cardenales, hombres procedentes del pueblo y no de la aristocracia millonaria. Pío XII, que fue un enconado anti-comunista, al mismo tiempo que encubría los nazi-fascistas, provenía de la aristocracia millonaria y monárquica de familia. Juan XXIII, que inició estos cambios en la línea de la Iglesia Católica procedía de una familia de campesinos.

103. En la América Latina, los obispados y cardenalatos continúan en manos de elementos vinculados a las ricas familias terratenientes o de elementos que educaron en el servicio incondicional de los explotadores, aunque provienen ellos mismos de capas populares. Por eso en el Concilio Ecuménico gran número de obispos latinoamericanos se alinearon con la minoría reaccionaria que quería una condena del comunismo y una lucha sin cuartel contra nosotros, tan deseada por los grandes terratenientes y multimillonarios de todo negocio, para mantener la actual estructura social. Sin embargo; en la América Latina también ha comenzado a menudear el caso de sacerdotes que, sin temores ni prejuicios, se han lanzado a la lucha por la liberación nacional y la revolución social, incluso al lado, de los comunistas.

Nosotros saludamos esos pasos adelante que ha dado la Iglesia Católica en su Concilio Ecuménico, aunque son todavía vacilantes e inconsecuentes. Saludamos esos progresos hacia la izquierda en la línea de la Iglesia, porque favorecen la unidad popular y contribuyen a la victoria de los pueblos en su lucha por una vida mejor.

104. Los comunistas estamos por el diálogo respetuoso y de altura que aconsejó a los católicos el Concilio Ecuménico. Estarnos en favor de la unidad de las masas católicas, para luchar por la transformación de la sociedad y para enfrentar la solución inmediata de los problemas que, aquejan a nuestro pueblo. Estamos en favor do la unión estrecha de todos los hombres y mujeres de nuestro pueblo: católicos, protestantes de todas las sectas y ateos, para luchar por la causa común. Estamos en favor de la libertad religiosa y, más ampliamente todavía, en favor de la plena libertad da pensamiento.

105. Quienes pregonan que los comunistas somos enemigos jurados de todo aquel que tiene religión, mienten pare lograr un propósito vital para los intereses explotadores que representan: evitar la unión de todo el pueblo, porque si pueblo se une, estarán contados los días de existencia para este infernal sistema social, en el que reina la miseria,.el hambre, la enfermedad, el desempleo, -el atraso cultural, la represión por motivos ideológicos, la garduña en el manejo de los recursos públicos, etc. Los propagandistas del anticomunismo utilizan el tema religioso para lograr la vieja fórmula que han empleado todos los explotadores: “divide y vencerás”. Los comunistas decimos a los católicos y a todos los creyentes de cualquiera otra religión’, que pertenecen a las clases sociales populares: “! Unámonos y Venceremos!”.

106. La mayoría de católicos y protestantes, los comunistas y demás ateos somos obreros, jornaleros agrícolas, campesinos, estudiantes, intelectuales, comerciantes, agricultores o comerciantes pequeños y medianos. Formamos el pueblo salvadoreño. Enfrentamos a enemigos comunas a todos: el imperialismo yanqui y la oligarquía interna. Que es lo que impida que nos unamos para derrotar esos enemigos. y construir un país distinto, donde podamos hacer una vida mejor? Antes se decía que los creyentes religiosos tenían prohibido relacionarse con nosotros los comunistas. Pero ahora los tiempos han cambiado. El Concilio Ecuménico rechazó las propuestas de una minoría do obispos recalcitrantes para condenar a el comunismo..No sólo se negó a condenarnos, sino que también aconsejó a los católicos un “diálogo prudente’ con nosotros. El Partido Comunista de El Salvador (PCS) saluda esa resolución del Concilio como una contribución constructiva a la unión de los pueblos en la lucha por sus anhelos. Nosotros llamamos a todos los católicos a ese “diálogo prudente” y a unir nuestra acción para resolver los problemas que sufre nuestro pueblo.

Los comunistas no estamos en contra da los católicos y demás creyentes religiosos, nosotros estamos en contra de los hambreadores y opresoras de nuestro pueblo, sean católicos, protestantes o ateos. O todos los demás, a todos los que sufren la explotación y la opresión, a todos los que quieran liberarse de ellas, nosotros les decimos: Tenemos problemas comunes, luchamos contra el mismo enemigo, perseguimos la misma causa, formamos el mismo pueblo y tenemos por tanto, el deber de unir nuestra fuerza y nuestra acción dejando en segundo lugar nuestras discrepancias religiosas. Nosotros somos ateos, pero respetamos vuestra creencia y fe. Podemos incluso discutir sobre eso, pero sin poner esa discusión en el primer lugar y sin abandonar la lucha por una vida mejor, a la que aspiramos todos.

108. La propaganda anticomunista pregona la división por motivos religiosos, porque esté al servicio de los opresores y explotadores imperialistas y oligarcas de este país. Pregonan la división porque saben que si el pueblo se une estarán contados los días para este injusto sistema social, en el que todo el pueblo trabaja duramente por unos cuantos centavos y un puñado de multimillonarios de aquí y monopolios extranjeros, se enriquecen incesantemente.

109.Los comunistas estamos favor de le unión de todo el pueblo salvadoreño, haciendo a un lado las diferencias religiosas, para librar con fuerza la batalla por un cambio social, que nos ofrezca la posibilidad de vivir sin hambre, sin desempleo, con buena salud, con trabajo bien remunerado, con educación y progreso social en general. Viva la unión de comunistas, católicos y protestantes un bien de la Patria y de las generaciones futuras!

NUESTRO POSICION ANTE LOS FUERZAS ARMADAS

110- Ahora se desarrolla una propaganda asegurando que ellas procedan del pueb1o. Y eso es una gran verdad. Los soldados y agentes de los cuerpos de seguridad se reclutan entre los jornaleros del campo y los trabajadores de las ciudades, lo mismo que entre los campesinos pobres y acomodados. Los oficiales proceden de las capas de campesinos acomodados o ricos, o de las capas medias de las ciudades. Solamente muy pocos tienen su origen en familias millonarias. No hay duda pues de que las Fuerzas Armadas proceden del pueblo. Pero entonces resulta más absurdo que, procediendo del pueblo, estén al servicio de explotadores y opresores. Para mantener al servicio de los explotadores y opresores a estos salvadoreños que integran las Fuerzas Armadas, se hace uso, entre otras cosas, del anti-comunismo. Se les inculca el temor y el odio contra los comunistas, pintándonos como enemigos jurados de todo lo militar. Se nos pinta como violadores de la moral, como enemigos de todo al que tiene creencia religiosa y su les dice que queremos quitarlo todo a todos, para darnos la gran vida con lo ajeno, etc. Se argumente sobre esta base que la misión de la Fuerza Armada es la de perseguirnos y abatirnos con las armas.
Pero no es difícil comprender que esos jornaleros, obreros, campesinos, elementos de las capas medias, vestidos de uniforme o al servicio de cuerpos secretos, no sirven a la Patria atacándonos a nosotros. Mientras las Fuerzas Armadas se hacen más anticomunistas y se preparan más pera luchar contra nosotros, el hambre, el desempleo, la miseria, la quiebra económica, la perdida de sus propiedades a manos de los prestamistas, la mala salud, el atraso total, los altos alquileres, el mesón, las barriadas de cartón y desperdicios, de latas o madera, etc., no sólo continúan presentes, sino que además aumentan sin cesar. Y también aumentan sin cesar las deudas de nuestro país con los EE.UU., la riqueza de los multimillonarios de aquí y los ingresos de monopolios norteamericanos. No esta claro que el anticomunismo es un procedimiento ideológico para hacer a los soldados y hombres de armas en general que defiendan a los explotadores y opresores del pueblo y luchen en contra de cambio social que ansían las clases sociales y las capas de donde ellos proceden? No esta claro que así las Fuerzas Armadas se extraen del pueblo para que luchen contra él?

Los comunistas no estamos en contra de las Fuerzas Armadas. Estamos en contra de este sistema social y luchamos por cambiarlo. Estamos en contra de quienes defienden este sistema social, pero al mismo tiempo comprendemos que la mayoría de esos defensores, entre los que se cuentan los miembros de la Fuerzas Armadas, no tienen razón para defender este sistema, porque proceden de un pueblo que lo sufre y ansía una vida mejor.

111. El Partido Comunista de El Salvador invita a todos los soldados y oficiales, a todos los agentes de los cuerpos de seguridad, a todos los salvadoreños que forman las Fuerzas Armadas, a meditar sobre su origen social, recordar las familias de donde proceden, las clases sociales de donde vienen, los problemas graves que confrontan esas clases y nuestro pueblo todo y al enjuiciar, teniendo en cuenta esta situación, el papel que ahora desempeñan al servicio de este sistema de explotación y opresión. Qué razón que no sea falsa, impide pues que los comunistas y los miembros de las Fuerzas Armada estemos en el mismo bando, si somos parte de nuestro pueblo, venimos de las filas de las masas trabajadoras y de las capas medias?

112. El soldado, el guardia, el policía, son jornaleros, obreros o pequeños agricultores. Los oficiales de las Fuerzas Armadas son elementos procedentes de familias de las capas medias. Quienes explotan a los jornaleros, a pequeños agricultores, a los obreros y a las capas medias, son los grandes terratenientes, los multimillonarios que forman la oligarquía nacional y 1o imperialistas norteamericanos, responsables de los malos precios de los productos nacionales de exportación (café y algodón). Pero son estos mismos grandes terratenientes, oligarcas e imperialistas yanquis, quienes más pregonan y a quienes más conviene el anticomunismo.
Por qué entonces tiene que estar la Fuerza Armada obligada a defender a estos explotadores del pueblo salvadoreño? Por qué tiene la Fuerza Armada que ser anticomunista, si los comunistas luchamos por poner fina semejante explotación, por transformar la sociedad y asegurar a los jornaleros, a los obreros, a los pequeños y medianos agricultores, a las capas medias en general, una vida mejor? Anticomunismo es lo mismo que defensa del actual sistema social, en el cual se enriquecen unos cuantos mientras se empobrece, se enferma, se mantiene sin educación, se oprime, se hambrea a la inmensa mayoría del pueblo.

113. La Fuerza armada procede del seno del pueblo, pero eso no basta. Es necesario también que defiende a ese pueblo de donde procede y se niegue a servir a quines lo explotan. El anti-comunismo es un truco ideológico que sirve para mantener a la Fuerza Armada en contra de pueblo de donde procede.

114. La oficialidad de las Fuerzas Armadas ya ha comprobado por su propia experiencia la insolente intromisión de los EE.UU. en la conducción de los asuntos militares en nuestro país. La Misión Militar norteamericana opera en muchos aspectos como un verdadero Estado Mayor, por encima del Estado Mayor salvadoreño. Con frecuencia oficiales y hasta Sargentos norteamericanos, aparecen impartiendo órdenes a oficiales salvadoreños de grado superior.

115. La intromisión militar yanqui constituye un esfuerzo práctico encaminado a convertir a las Fuerzas Armadas salvadoreñas en un ejército de ocupación, al servicio de los EE.UU. En gran parte ese objetivo ya ha sido conseguido. He aquí dos hechos que prueban suficientemente lo que estamos diciendo:

i) Toda la razón de ser y el centro de todos los planes de desarro1lo de las Fuerzas Armadas nacionales, ha pasado a ser el anti-comunismo. Ha llegado a ser tan absorbente esa posición, que ahora todo se justifica en nombre de la necesidad de prepararnos para combatir al comunismo.
Bajo la presión de los militares yanquis, en 1966 se rompió con la tradicional y positiva actitud de nuestro país de no formar bloques militares en Centroamérica. Tales bloques están siempre orientados a intervenir en los asuntos internos de los pueblos del Istmo y en otros países latinoamericanos y del mundo. Ahora con todo descaro se ha anunciado que el llamado Ejército Centroamericano, en el cual se ha comprometido El Salvador, está destinado a intervenir en cualquier país para impedir el triunfo del comunismo.

Nadie mejer que los propios oficiales saben que ese llamado Ejército Centroamericano no es otra cosa que la realización de un antiguo proyecto yanqui para contar en esta zona con una fuerza a su servicio, con la cual intervenir en defensa de sus intereses imperialistas y en contra de los pueblos, tal como se hizo en Santo Domingo.

116. Entre los oficiales salvadoreños han comenzado a perfilarse las corrientes nacionalistas, unes más consecuentes y democráticas que otras, que constituyen una expresión de resistencia al intento de los imperialistas de ocupar nuestros países con sus propios ejércitos puestos al servicio suyo. El Partido Comunista de El Salvador (PCS), pese al anticomunismo de estos oficiales nacionalistas, apoya y aplaude su posición y esté seguro que la Historia demostrara que esa es la posición correcta y patriótica. También demostrará la Historia que los comunistas somos patriotas de primera fila y que el anticomunismo propalado por los militaras yanquis, es una treta para conseguir la supeditación de la Fuerza Armada a sus designios.

117. La intromisión militar yanqui en nuestro país sofoca su desarrollo democrático. La Misión Militar norteamericana envenena el pensamiento de la oficialidad con el anti-comunismo y lo hace ver fantasmas rojos por todas partes, instigándola para imponer al Estado una línea de gobierno reaccionaria y represiva.

La Agencia Central de Inteligencia (CIA) ha corrompido a numerosos oficiales al reclutarlos para servir bajo sus órdenes mediante el pago de un sobresueldo en dólares. Así, las Fuerzas Armadas de El Salvador han sido minadas de agentes al servicio de una potencia extranjera que las imponen el rumbo considerado mejor por ella a la política interna e internacional de nuestro país. La amenaza constante de castigar con el golpe de Estado a los que rehúsan aplicar la línea trazada por el Pentágono yanqui la aseguran los agentes de la CIA en los distintos cuerpos armados y los oficiales independientes y nacionalistas se encuentran bloqueados y vigilados. Poner fin a la intromisión militar norteamericana ha pasado a ser una cuestión clave para abrirle paso a la democratización del país y preservar la independencia nacional.

SOBRE EL MERCADO COMUN Y LA INTEGRACION ECONOMICA CENTROAMERICANA

118. El Mercado Común Centroamericano es una buena cosa, pero deben aprovecharlo los centroamericanos y no los monopolios extranjeros. El Partido Comunista de El Salvador (PCS) esta en favor de una nueva orientación para la política que se sigue en la formación del mercado común y la integración centroamericana. Los comunistas estamos en favor de que se proteja al capital centroamericano, de que se dé facilidades y apoyo a los pequeños y medianos industriales y comerciantes, para que también puedan aprovechar las buenas condiciones de un mercado más grande.

119. El Partido Comunista de El Salvador (PCS), esta en favor de que grandes recursos naturales centroamericanos sean explotados por los propios centroamericanos y no se entreguen a los monopolios extranjeros. Centroamérica tiene capacidad para desarrollar su propia industria petrolera, su propia industria siderúrgica (fundición de acero), su propia industria. Metalúrgica, su propia industria química pesada, sus propios astilleros, etc. Las poquísimas inversiones que ahora se hacen en estas ramas de la producción pertenecen primordialmente a monopolios norteamericanos, europeos o japoneses. Se trata de las ramas más importantes de la economía de los países y quien tiene control de ellas, controla todo lo demás.
El pretexto que se invoca para entregar a monopolios extranjeros estos renglones, en el que no hay capitales centroamericanos suficientes para montar esas grandes empresas. Los comunistas salvadoreños creemos que sí existen esos capitales y además que pueden obtenerse muchos recursos nuevos ampliando el comercio con los países socialistas y obteniendo así mayores ingresos a cambio de nuestras exportaciones, lo mismo que ampliando las relaciones económicas en general al campo socialista y a todos los países europeos y asiáticos con los que ahora no existen, para obtener préstamos baratos y sin condiciones políticas, ayuda técnica incondicional y cooperación activa para las ramas de la industria pesada centroamericana en manos centroamericanas.
Ahora solamente se obtienen préstamos en los EE.UU. y. traen precisamente la condición de que nada más se inviertan en carreteras, viviendas, servicios públicos en general, además de las condiciones políticas que van eliminando poco a poco nuestra independencia. Los comunistas creemos que incluso se puede seguir .contratando préstamos en los EE.UU., pero sin admitir condiciones lesivas y para ser invertidos conforme a planes elaborados por centroamericanos de acuerdo al interés centroamericano. Este interés reclama la construcción de las grandes empresas de la industria pesada, que son indispensables para asegurar una independencia económica de verdad.

123. Ahora se monta en Centroamérica una industria no sólo penetrada por capital extranjero imperialista, sino que también sin el respaldo de una industria pesada centroamericana que la abastezca de los materiales, las herramientas, las máquinas, los repuestos necesarios. Aquí solamente se instalan fábricas para mezclar, para ensamblar o envasar. La industria pesada y hasta las empresas claves de la industria liviana, se encuentran en los EE.UU., en Alemania o Japón. Cuando no convenga a los monopolios de esos países, las fábricas instaladas aquí, pueden dejar de producir, con sólo negarse a abastecerlas. Por te camino Centroamérica esté perdiendo más y más su independencia económica y política y va cayendo bajo el chantaje imperialista.
Con esa línea impuesta a nuestra industrialización, los imperialistas calculan poder bloquearnos y rendirnos por la paralización de la economía., el día que nuestros pueblos quieran seguir un camino propio .y se decidan o resolver revolucionariamente los seculares problemas sociales que los agobian. Esa es la espada que estén colgando sobre la cabeza de Centroamérica. Los comunistas llamamos por eso a todos los centroamericanos patriotas, obreros, campesinos, estudiantes, intelectuales, profesionales y técnicos, capitalistas pequeños, medianos y hasta aquellos grandes con sentimientos patrióticos, a la lucha por una industria pasada centroamericana y por una industrialización orientada con criterio de independencia y patriotismo.
Exijamos un plan de desarrollo industrial centroamericano que garantice el interés centroamericano y asegure el fortalecimiento de la independencia económica y política de Centroamérica.

121. El Mercado Común y la Integración Económica centroamericanos pueden ser formidables palancas para alcanzar la independencia económica de nuestros países, promover un acelerado desarrollo económico y elevar el nivel de vida material y cultural de nuestros pueblos, a condición de que se elimine la penetración del capital monopolista yanqui y se realice una reforma agraria profunda en todo el Istmo. El timón del mercomún y la integración esté ahora en Washington, traigámoslo a Centroamérica. La acción unida de los pueblos centroamericanos puede corregir el rumbo y asegurar un movimiento integracionista al servicio de nuestra independencia y de la transformación de nuestro sistema social atrasado e injusto.

122. Los trabajadores centroamericanos deben coordinar sus esfuerzos y unir su acción por salarios más altos, legislación laboral avanzada, libertad sindical y política plenas. Los trabajadores centroamericanos deben unir su acción en la lucha por los cambios sociales, en la brega por una vida mejor.

123. Es de interés vital para los obreros, los campesinos y los comerciantes e industriales pequeños y medianos, que en toda Centroamérica se realice una profunda y democrática Reforma Agraria, que elimine el latifundio y ponga la tierra en manos de quienes la trabajan. La Reforma Agraria daría gran poder comprador a las masas populares de toda la región y significaría un gran impulso para el desarrollo industrial y comercial. El Partido Comunista de El Salvador (PC5) esté en favor de la unidad de acción de los movimientos obreros, campesinos y democráticos centroamericanos en la lucha por la Reforma Agraria en todo el Istmo.

124. El Partido Comunista de El Salvador esté en favor de la completa libertad de tránsito para los centroamericanos por toda Centroamérica. Ese libre tránsito no sólo será un factor do apoyo al desarrollo económico, sino también una vía mucho más práctica y efectiva que miles de declaraciones románticas, para estrechar los vínculos entre nuestros pueblos y para fortalecer sus luchas por su causa común.

125. El. Partido Comunista de El Salvador (PCS) esta en favor de un amplio entendimiento y una activa unidad de acción entre todas las fuerzas democráticas y antiimperialistas de Centroamérica. De hecho tenemos enemigos comunes y objetivos similares. La reacción centroamericana, por su .parte, ya se han unificado y ya actúan coordinadamente bajo la batuta del imperialismo yanqui. ! Viva la unidad de las fuerzas revolucionarias, democráticas y anti-imperialistas toda de toda Centroamérica.

NUESTRA POSICION FRENTE A LA DEMOCRACIA

126. Se nos acusa a los comunistas de ser enemigos de la democracia y a los comunistas salvadoreños, en particular, de luchar para destruir la democracia en nuestro país. Más aún, la Constitución, la Ley Electoral, el Código Penal, el Código de Instrucción Criminal, prohíben y castigan la difusión de “las doctrinas anárquicas y contrarias a la democracia”, entre las que se sitúa arbitrariamente a la nuestra.
Para orientarse en el examen de esta acusación contra los comunistas hay que partir de esta cuestión: Se nos acusa de querer destruir la democracia en El Salvador, pero realmente hay democracia en nuestro país? Nosotros sostenemos que no la hay y que, por tanto, es absurdo que se nos acuse de querer destruirla. He aquí algunas razones en las que basamos nuestra afirmación:

a) La Constitución establece el derecho a la libre asociación, pero de y por medio de algunas leyes, se prohíbe la organización de los trabajadores del campo y se mantiene un costoso aparato represivo para controlar, vigilar y aterrorizar a las masas rurales, con el objeto de impedir que se asocien para la defensa do sus intereses.
La población rural, conforme al censo de 1961, forma las dos terceras partes de toda la población del país.
b) La Constitución establece el derecho a la inviolabilidad del domici1io. Sin embargo, tanto por disposiciones de la Ley Agraria, como de hecho, la Guardia Nacional y demás cuerpos represivos, irrumpen diariamente en decenas de viviendas rurales sin orden de juez. Igualmente, sin orden de juez, la policía, la guardia y otros cuerpos, allanan los domicilios de cientos de ciudadanos democráticos durante las represiones políticas que frecuentemente se realizan.
c) La Constitución prohíbe los castigos corporales y la prisión por deudas, pero en el campo son procedimientos predilectos do la Guardia y demás cuerpos represivos: las “colgadas”, la flagelación, los planazos de machete, las torturas con capucha, los puñetazos y patadas. En las ciudades, el procedimiento principal de la policía, tanto para la investigación de delitos comunes, como para la represión política consiste en la tortura, cuyas modalidades, con la capucha en primer lugar, son ampliamente conocidas por nuestro pueblo.
Por otra parte, en el campo los terratenientes y todos los ricos, tienen el privilegio de poder mandar presos, simplemente bajo su palabra, a cualquier persona. Este procedimiento se utiliza ampliamente pera hacer pagar las deudas aunque la Constitución prohíba la prisión por deudas. Estos procedimientos de apremio sobre los deudores se utilizan con frecuencia, aunque en menor grado también en las ciudades, principalmente en las pequeñas poblaciones del interior del país.
ch) La Constitución establece que toda persona tiene derecho a ser oída y vencida en juicio y que nadie puede ser castigado sin previa sentencia judicial. Realmente en lo que se refiere a la población rural esa disposición es simplemente un adorno. La Guardia Nacional castiga a diestra y siniestra incluso con la muerte. Eso es de sobra conocido.
Los opositores al gobierno, especialmente los elementos de izquierda y nosotros los comunistas, somos permanentes victimas de toda clase de castigos sin previo juicio y sentencia: se nos captura sin orden judicial, se nos mantiene en secuestro sin presentarnos ante juez competente durante meses, se nos tortura en la Guardia o la Policía, se nos hace la guerra económica presionando para que se nos despida de todo empleo, se nos calumnia y denigra constantemente, se nos expulsa del país, pese a que la Constitución prohíbe el exilio, etc.

d) La Constitución establece la libertad para organizar partidos políticos. Pero de hecho solamente so tolera la formación de partidos que representan a los intereses de clases minoritarias de nuestra sociedad. El Partido Comunista y otros partidos que representan los intereses de los trabajadores, de los campesinos, de la intelectualidad, de las capas medias, o bien son mantenidos en la arbitraria ilegalidad (como es el caso nuestro), o bien se les obstruye y hace imposible de obtener su inscripción legal, con el sarcástico pretexto de defender la democracia.
e) La Constitución establece el derecho a la libre emisión del pensamiento. Pero solamente pueden difundir sin trabas su pensamiento los reaccionarios, que defienden el actual sistema social, injusto para la gran mayoría de nuestro pueblo. Tienen libertad para expresarse y difundir sus ideas los dueños de periódicos, radiodifusoras y estaciones de televisión y todos los elementos de la minoritaria clase dominante y sus propagandistas. Tienen derecho a expresarse libremente los propagandistas nacionales y extranjeros a sueldo del imperialismo, al que le cantan loas y lo cubren de elogios al mismo tiempo que cubren de calumnias y deforman la imagen de todos los antiimperialistas y revolucionarios, especialmente de nosotros los comunistas. Para todos los que no defienden el sistema actual y la sumisión al imperialismo norteamericano, están cerradas las páginas de la prensa y si queremos opinar, debemos hacerlo en franca lucha con la policía y mediante un arriesgado esfuerzo para
imprimir y divulgar clandestinamente nuestra palabra.
f) La Constitución establece el sufragio universal come medio de dar origen al gobierno de la República, pero, habrá en nuestro país alguien que pueda sostener con seriedad que ha sido el sufragio universal la fuente de nuestros gobiernos? La misma Constitución que manda eso es cambiada con frecuencia para ajustarla a las conveniencias de cada camarilla de golpistas que asalta el poder, en cuanto tienen la impresión de que esta avanzando la conciencia popular democrática y peligra el dominio de la minoría explotadora y pro-imperialista.
g) La Constitución establece el recurso de Exhibición Personal para amparar la libertad de toda persona privada injustamente de ella. Pero, hay un solo caso que pueda citarse en los quince últimos años, para no extendernos más, algún preso político, de los miles que en este período ha habido, en cuyo caso la Exhibición Personal haya sido un procedimiento eficaz para recobrar la libertad? Se puede citar un solo caso en el que la Corte Suprema de Justicia haya defendido este recurso de Exhibición Personal, de la descarada burla que de el hace la policía y demás cuerpos represivos, cada vez que es invocado en favor de un perseguido político? Más todavía, se recuerda el caso de alguna Corte Suprema de Justicia realmente independiente del Poder Ejecutivo, como lo manda la Constitución, que no haya sido un fiel lacayo del Presidente la República?
La Constitución no puede realmente mandar nada, aunque contenga en su texto toda la lista de derechos y libertades democráticas, porque sencillamente nadie que tenga poder garantiza su existencia y ella puedo ser cambiada, cuestionada vuelta a promulgar, corregida, aumentada, reducida, maltratada, etc., según la conveniencia de las minorías que detentan el poder.
¡NO! , los comunistas no somos perseguidos por tratar de destruir esta destruida y burlada democracia salvadoreña! Los comunistas somos perseguidos precisamente por lo contrario, por luchar en defensa de los derechos democráticos, en defensa de las libertades públicas, por hacer uso de esos derechos y esas libertades contra la voluntad de las poderosas minorías gobernantes y del imperialismo yanqui. Somos perseguidos en nombre de la democracia por quienes aplastan y niegan la democracia.

127. No habrá democracia en El Salvador mientras se mantenga en la ilegalidad a los partidos de izquierda y mientras se mantenga en la ilegalidad al Partido Comunista de El Salvador (PCS).

128. No habrá democracia en El Salvador mientras no sea efectiva la plena libertad de emisión del pensamiento y mientras no se ponga fin a la persecución policial por motivos ideológicos.
129. No habrá democracia en El Salvador mientras no se reconozca el derecho de los trabajadores agrícolas a organizarse libremente en Sindicatos.

130. No habrá democracia en El Salvador mientras no se garantice plenamente el derecho a organizar partidos políticos, sin cortapisas do ninguna clase.

l3l. No habrá democracia en El Salvador mientras no se garantice plenamente el derecho de huelga para los trabajadores de la ciudad y del campo y se ponga fin a la intromisión del Ministerio de Trabajo en los sindicatos.

132. No habrá democracia en El Salvador mientras no se garantice plenamente la educación científica superior y se ponga fin a la hostilidad contra Universidad Nacional.

133. No habrá democracia en El Salvador, mientras el poder no esté en manos del pueblo salvadoreño y no se ponga fin al dominio de la minoría, que esta al servicio de los intereses de los multimillonarios nacionales y de los imperialistas yanquis.

134. No habrá democracia en El Salvador mientras las Fuerzas Armadas al servicio del puñado de grandes terratenientes, grandes exportadores e importadores, banqueros y grandes negociantes en general, y mientras estén bajo control y dirección del Pentágono norteamericano. La democracia salvadoreña necesita unas Fuerzas Armadas al servicio de la nación y defensores de la Independencia patria.

135. No habrá democracia en El Salvador mientras la Misión Militar yanqui controle y dirija a las Fuerzas Armadas salvadoreñas, mientras la Policía; la Guardia y demás cuerpos de seguridad, estén bajo la dirección de recalcitrantes reaccionarios al servicio de la Agencia Central de Inteligencia y del Estado Mayor Conjunto de los Estados Unidos.

136. No habrá democracia en El Salvador mientras la inmensa mayoría del pueblo no tenga propiedad y mientras la tierra, los bancos, los transportes, el gran comercio y la gran industria, estén en manos de un puñado de multimillonarios salvadoreños y de monopolios extranjeros.
137. No habrá democracia en El Salvador mientras se encuentre vigente la ley anticomunista. La ley anticomunista es un instrumento del imperialismo y de la reacción interna para impedir la democratización del país. ! La ley anticomunista debe derogarse!!

138. La Ley Anticomunista viola el derecho a huelga, el derecho a la libre expresión del pensamiento, la libertad de asociación, la libertad de reunión, la libertad de cátedra, y atenta contra la seguridad personal de todo los ciudadanos desafectos al Gobierno. Todo opositor al régimen esta bajo la amenaza que se emplee en su contra la Ley Anticomunista.
.
139. El Salvador necesita un cambio! !Debe terminar el sufrimiento en que vive la mayoría de nuestro pueblo! El Salvador necesita un gobierno que haga una Reforma Agraria, que establezca relaciones económicas y diplomáticas con todos los países del mundo, que defienda la soberanía nacional y ponga fin a la intromisión yanqui, que nacionalice la Banca, los ferrocarriles, los puertos, la producción y distribución de electricidad; que emprenda una industrialización con orientación nacionalista; que democratice la vida político, reformando toda la legislación para eliminar las trabas y prohibiciones antidemocráticas y para ampliar los derechos y libertades ciudadanas y laborales a los más elevados niveles democráticos; que mantenga una política exterior do amistad con todas las naciones y defienda la coexistencia pacífica entra los Estados de distinto régimen social y el derecho a la no intervención y la autodeterminación de los pueblos.
140. El Salvador necesita un gobierno en el que estén representadas la clase trabajadora, los pequeños y medianos propietarios de la ciudad y el campo, la intelectualidad democrática.. El Salvador necesita un gobierno así, que transforme su sistema social, que emprenda los cambios revolucionarios para hacer del nuestro un país que pertenece a su pueblo y no a un puñado de millonarios criollos y de monopolios extranjeros. Sólo un gobierno como este puede realmente ser democrático.

QUE POSICION TIENEN LOS DEMAS PARTIDOS FRENTE A LA DEMOCRACIA Y A LA SITUACION DE DEPENDENCIA DE NUESTRO PAIS?

l4l. Los partidos (tales o cuales) deben definir claramente su posición ante la Reforma Agraria, ante las relaciones económicas y diplomáticas con todos los países, incluyendo al campo socialista; deben definir su posición ante la llamada ‘Ley anticomunista”, ante las restricciones antidemocráticas de la Ley Electoral; deben definirse frente a las medidas yanquis contra el precio del algodón y ante la política del gobierno actual de endeudar interminablemente al país con los EE.UU. comprometiéndose a apoyar su política intervencionista en la América Latina. En suma, los partidos (tales o cuales) deben definirse ante la Democracia.
142. Cuál es la posición de los partidos (tales o cuales) y de sus candidatos en relación con la presencia y actividades de la Misión Militar de los EE.UU. y de los agentes de la CIA en nuestro país? Qué opinan acerca del Estado Mayor Centroamericano, del Consejo de Defensa Centroamericano y del control y dirección que en esos organismos tiene el Estado Mayor Conjunto de los EE.UU.?
Qué opinan acerca de las frecuentes reuniones de los Ministros del Interior, Jefes de Policía y de Migración de Centroamérica con delegados del gobierno yanqui para acordar medidas de control y represión en todos estos países? Qué opinan de la existencia de la llamada Policía Centroamericana? Qué opinan de el derecho a la autodeterminación de los pueblos y el derecho a la no intervención? Qué opinan acerca de la intervención militar yanqui en la República Dominicana y del papel de encubridor y cómplice do ese bárbaro crimen que fue a sostener el gobierno de Rivera en la llamada Comisión de Paz, que estuvo haciendo arreglos en Santo Domingo y luego en la Conferencia de Río de Janeiro? Cual es la política exterior que esos partidos y candidatos creen que sería la mejor para nuestro país?
143. Que opinan los partidos (tales o cuales) de la Ley Anticomunista?
144. Los municipios deben dejar de ser un instrumento del oficialismo. Hay que arrancar los municipios de las manos del gobierno y transformarlos en instrumentos de la voluntad popular. Cómo enfocan este problema los partidos
(tales o cuales)?
145. Qué opinan los partidos (tales o cuales) y sus candidatos a Alcaldes sobre el problema de las vendedoras ambulantes? Continuará la persecución contra las vendedoras ambulantes?
146 – ! Libertad para los presos políticos! !Libertad para los sindicalistas presos! Qué opinan los partidos (tales o cuales) de la represión contra la izquierda y contra el movimiento sindical independiente?

SOBRE LAS VENDEDORAS AMBULANTES

147. El problema de las vendedoras ambulantes no se resuelvo con hacer Mercados. Este problema refleja la falta de empleos suficientes para toda la población en edad de trabajo y de empleos con un salario suficiente. El problema de las vendedoras ambulantes solamente se resolverá cuando se haga la Reforma Agraria, se industrialice al país con una orientación patriótica, se elimine el dominio de la oligarquía de los 14 grandes y de los monopolios yanquis, se realicen todas las demás reformas sociales. Por eso el Partido Comunista El Salvador sostiene que debe cesar la persecución a las vendedoras ambulantes, que debe garantizarse a estas mujeres su derecho a ganarse la vida con su trabajo. Los pretextos de ornato de la ciudad y de la inconveniencia para el turismo, no pasan de superficiales argumentaciones que, más que justificar la represión contra estas trabajadoras constituyen un insulto a la dignidad humana! Basta de maltratar a las vendedoras ambulantes! !Respeto absoluto a su derecho a ganarse la vida trabajando.honradamente!

EL PARTIDO COMUNISTA DE ÉL SALVADOR (PCS)

148. EL Partido Comunista de El Salvador (PCS) cumplió 35 años de existencia en marzo de 1965. Antes de cumplir dos años de fundado soportó una feroz masacre que segó la vida de más de treinta mil trabajadores, hombres y mujeres del pueblo en general. Sus 33 años siguientes están repletos de persecuciones, expatriaciones, encarcelamientos, torturas, etc., en contra suya. Y sin embargo, nuestro Partido no sólo subsiste, sino que crece y se desarrolla. Cuál es la causa de la indestructibilidad de este Partido? Por más que los propagandistas del anticomunismo retuerzan las cosas, la respuesta a esta pregunta no puede ser otra que la siguiente: los comunistas provenimos de la entraña de nuestro pueblo y el pueblo procrea comunistas incesantemente.

Somos hijos del pueblo salvadoreño, somos eJ. Partido de los trabajadores salvadoreños, y hemos asumido plenamente nuestro deber revolucionario ante nuestro pueblo, el pueblo salvadoreño. Porque somos sus hijos y hemos asumido esa responsabilidad, él nos protege y nos apoya. El Partido Comunista es indestructible.

La rudeza de los enemigos, aunque no la buscamos ni deseamos, en realidad nos ayuda, puesto que nos templa y depura nuestras filas de aquellos que no son capaces de mantenerse en pie en medio de la tormenta, libres de corrupción y de vacilaciones.

149. El Partido Comunista de El Salvador (PCS) cumplió 35 años de existencia en marzo de 1965, durante los cuales ha sufrido una atroz masacre que segó la vida de más de treinta mil patriotas y una permanente persecución, abundante en secuestros y torturas policiales, en exilios y enjuiciamientos amañados en contra de sus miembros. Pero el PCS sigue en pie y además crece, se desarrolla y ensancha su prestigio entre todo el pueblo.
Cuál de todos los movimientos anticomunistas ha mostrado tanta vitalidad política? Cuál de los gobiernos anticomunistas salió de su cargo cubierto de gloria, rodeado del cariño de su pueblo? Cuál de los gobernantes anticomunistas no dejó su cargo condenado y maldecido por nuestro pueblo? Cual de todos ellos puede mostrar siquiera la mitad de la honradez, del espíritu de sacrificio que hemos demostrado poseer los comunistas?

EN LO INTERNACIONAL

150. Al mismo tiempo que somos patriotas y precisamente por ello, los comunistas somos internacionalistas.
La clase obrera de todas partes, los pueblos de todos los confines, tienen nuestros mismos objetivos, enfrentan los mismos enemigos, luchan por las mismas aspiraciones a una vida mejor. Los explotadores y reaccionarios por su parte, acoplan internacionalmente sus golpes contra los pueblos. De todo esto puedo cualquiera enterarse por la simple lectura de los diarios.

Los imperialistas norteamericanos han asumido el papel de policía mundial y golpean con su garrote lo mismo a Vietnam que a la República Dominicana. Por eso la lucha de los vietnamitas y de los dominicanos, como la de todos los que de una otra forma combaten al imperialismo, nos ayuda a nosotros los salvadoreños, que soportamos un sistema social que mantiene en la miseria y el hambre a la inmensa mayoría y tenemos enfrente también al imperialismo yanqui que se opone a nuestra necesidad vital de hacer una profunda revolución social, que resuelva nuestro graves problemas.

Quienes no comprendan el carácter internacional de la lucha de los pueblos y no miran la causa de la liberación nacional de los salvadoreños como parte de la causa de toda la Humanidad trabajadora y progresista, quienes no miren la lucha de nuestro pueblo por la transformación social como una contribución a la lucha de todos los pueblos; de hecho fortalecen las posiciones del imperialismo y debilitan la causa del pueblo salvadoreño.

Pero la propaganda anticomunista trata de tergiversar esta posición internacionalista, presentándonos como agentes de potencias extranjeras. Nosotros estemos en un mismo bando con los soviéticos, con los cubanos, con los pueblos de todos los países socialistas, que están construyendo la nueva vida y asestando con ello go1pes demoledores al imperialismo. Nosotros estamos en el mismo bando que todos los pueblos contra el imperialismo, en el bando de la revolución mundial contra el bando de la reacción, el colonialismo, la contrarrevolución, y la explotación mundial. Esto es lo que hace rabiar a los anticomunistas y por eso nos calumnian.
l5l. ! Fuera yanquis de Vietnam! !Viva el pueblo norteamericano que repudia la agresión imperialista a Vietnam!
152 – ! Los imperialistas yanquis serán derrotados en Vietnam! !El Viet Cong levanta la bandera de todos los pueblos oprimidos y explotados por el imperialismo! 1 Viva el Viet Cong!
153 – Los imperialistas yanquis tienen en Vietnam super-fortaleza para bombardear, portaaviones y una flota entera de buques de guerra, tienen allí miles de helicópteros, más de ciento noventa mil soldados armados hasta los dientes con equipos modernísimos; tienen allí grandes bases de la aviación militar con miles de bombarderos y cazas supersónicos; esta gastando allí para sostener su guerra de agresión, más de 30 millones de dólares diarios, !pero les falta algol No tienen a su favor, sino resueltamente en su contra, al heroico pueblo vietnamita y, por eso están perdiendo la guerra y serán derrotados, pese a que el Viet Cong no cuenta con armamento moderno ni abundante.

154! Viva el pueblo norteamericano, que está despertando a la lucha antiimperialista! El Partido Comunista de El Salvador saluda al pueblo de los EE.UU. y llama a todo el pueblo salvadoreño a expresarle su apoyo.

155. En América Latina crece la lucha contra el imperialismo y por la revolución social: En Venezuela, Guatemala, Colombia y Perú, el pueblo ha tomado las armas para arrancar el poder de manos de la oligarquía y los agentes de1 imperialismo. En Uruguay y Chile se agiganta la lucha callejera de masas, huelgas de los trabajadores y el movimiento de la intelectualidad democrática, en Panamá arrecia la lucha de los estudiantes; en Nicaragua crece la organización de los obreros y campesinos, con la reciente formación de una gran federación de asalariados agrícolas.; en Honduras, la resistencia popular ha impedido al gobierno aplastar al movimiento obrero que recientemente sostuvo en Tegucigalpa une valiente huelga; en El Salvador crece orgánicamente el movimiento obrero, se intensifica la lucha de los estudiantes, se agrupan las fuerzas políticas en torno, de programas partidistas más inclinados a la izquierda; en Bolivia, el gobierno gorila,,y pro yanqui ha recurrido a la masacre contra los mineros, pero no ha conseguido doblegar su resistencia.; en Paraguay sigue adelante la lucha contra la tiranía fascista pro yanqui de Stroessner; en Ecuador surge el movimiento popular y revolucionario con nueva fuerza después de los reveses sufridos en 1963 con la represión desatada por los gorilas que asaltaron el poder; en Brasil fue derrotado rotundamente en las urnas electorales el llamado gobierno “revolucionario” de Castello Branco, gobierno de gorilas peleles de Washington, obligándolo a quitarse la careta al prohibir las elecciones presidenciales para no enfrentar otra derrota segura.

En los propios EE.UU. el pueblo está despertando a la lucha contra la agresión a Vietnam y la política guerrerista del imperialismo en todo el mundo, y ha arreciado su esfuerzo en contra de la discriminación racial.

Los comunistas estamos en las filas delanteras de todos estos combates, cumpliendo con nuestro deber ante los pueblos, de cuyas entrañas provenimos.

156! Viva el pueblo guatemalteco! !Abajo la tiranía gorila de Peralta Azurdia! El pueblo salvadoreño mira la valiente lucia de los guerrilleros guatemaltecos de las” Fuerzas Armadas Rebeldes (FAR), como suya propia. El Partido Comunista de El Salvador apoya la lucha de las FAR.
157. El Salvador defendió el principio de la no intervención, y el derecho a la autodeterminación de los pueblos en la Conferencie de La Habana en 1929. Pero esa gloriosa tradición de la política internacional de nuestro país ha sido lanzada por la borda por el gobierno actual. Los comunistas nos mantenemos firmes y no claudicamos ante el imperialismo, defendiendo nuestra honrosa tradición nacional. Estamos en favor de la no intervención., estamos en favor de la autodeterminación de los pueblos.

158 — En la República Dominicana el imperialismo yanqui botó su máscara, se mostró como lo que es: el enemigo principal de los pueblos latinoamericanos.
159. ¡Fuera yanquis de la República Dominicana! ¡Viva la gran unidad de los patriotas dominicanos y su heroica decisión de lanzar de su patria al invasor yanqui!
160. En la República Dominicana los comunistas demostraron al lado de quien están: mientras los imperialistas yanquis invadían su patria y pisoteaban al derecho de su pueblo a decidir libremente su destino, los comunistas luchaban junto a todos los patriotas de distintas tendencias políticas por restablecer la institucionalizad y por defender la independencia nacional. Muchos de los que honradamente se habían hecho eco de la propaganda anticomunista aprendieron por la irrefutable y dura lección de la vida, que los imperialistas yanquis, sumos sacerdotes del anticomunismo, son al mismo tiempo los peores enemigos de su pueblo; mientras que los comunistas son patriotas de primera fila, dispuestos a morir por la libertad y la independencia nacional, por la democracia y el progreso social.
Ahora en la República Dominicana hay un gran frente unido formado por todos los patriotas de verdad. La Historia demuestra dónde esté el lugar de los comunistas y dónde el de los anticomunistas.
l6l. El odio y la furiosa campaña de propaganda contra la Revolución Cubana tienen una explicación:
En Cuba se hizo la Reforma Agraria que puso fin al dominio de los terratenientes y dio lo tierra a quienes la trabajan; se puso fin al Analfabetismo en un solo año, so ha llevado las escuelas primarias hasta el último rincón del país, se ha creado una amplia red de Escuelas técnicas en el campo y la ciudad, se ha extendido enormemente la educación universitaria y ahora se he llevado a todos los que eran analfabetas antes de la Revolución, hasta el nivel del Sexto grado como mínimo. La ‘Batalla por el Sexto Grado” como la llamó el pueblo de Cuba, se ha cumplido en un breve plazo.

En Cuba la Revolución puso fin a la explotación de los casatenientes sobre la población de, las ciudades, mediante la Reforma Urbana que dio a todos los arrendatarios la posibilidad de ser propietarios de casa y rebajó los alquileres a un nivel que ya no significa la parte mayor do los gastos de la familia trabajadora.

La Revolución Cubana hizo cubana toda la industria; nacionalizando las empresas
de propiedad de los monopolios extranjeros y multimillonarios criollos, industrializando a ritmo rápido al país, electrificándolo abundantemente y multiplicando en muchas veces el número da técnicos y obreros calificados que laboran en la producción.
La Revolución Cubana ha desarrollado la salud pública llevando le medicina curativa y preventiva a todos los rincones del país.
La Revolución Cubana ha hecho gobernante a la clase obrera, ha hecho participar en la dirección del Estado a los campesinos, a la intelectualidad, y otras capas medias. Estas clases sociales soportaban antes de la Revolución la dictadura de la minoría de terratenientes, banqueros y grandes negociantes del comercio exterior que, aliados de los monopolios norteamericanos y supeditados a ellos, realizaban el saqueo económico del país y sojuzgaban a su pueblo. El poder en manos de esa minoría explotadora se había transformado en un apéndice de Washington y la independencia nacional, por la que tanta sangre derramaran los cubanos a fines del siglo pasado, era una simple frase en la Constitución Política. Ahora en Cuba gobierna el pueblo y la dignidad nacional ha sido rescatada y elevada. La bandera de Martí y de Maceo flamea hoy sostenida por el poderoso abrazo de todo el pueblo.
En América Latina no hay una democracia tan amplia y tan profundamente verdadera en sus postulados de “gobierno del pueblo, por y para el pueblo” como la que estableció en Cuba la Revolución.

La Revolución Cubana ha demostrado que todo esto y muchísimo más que ha
realizado para bien de su pueblo, se puede hacer aún en contra de la voluntad de los imperialistas yanquis, gracias a las inagotables reservas de heroísmo que una revolución despierta en el pueblo y gracias al resuelto respaldo material y moral que le ha prestado la. Unión Soviética y todo el campo socialista.

La Revolución Cubana es un ejemplo para los pueblos de este Continente, que no puede cubrirse por la propaganda venenosa de los imperialistas y reaccionarios, de la misma forma que “no puede taparse el sol con un dedo”.

El Partido Comunista de El Salvador (PCS) apoya resueltamente a la Revolución Cubana y considera que el pueblo de Cuba ha hecho y hace con su Revolución y la construcción de la Sociedad Socialista en América, una gran contribución a la causa de todos nuestros pueblos. ! Viva la Revolución Cubana! ¡Viva el Primer País Socialista de América!

162. La Revolución Cubana es invencible porque la realiza su heroico pueblo, firmemente unido; porque la apoyan todos los pueblos de la América Latina y el mundo; y, sobre todo, porque ha llevado a la clase obrera al poder, con ello Cuba ha entrado en la poderosa y gran familia de países socialistas, de países gobernados por la clase obrera.

La Unión Soviética y todo el Campo Socialista respaldan a Cuba Socialista y demuestran con ello que los comunistas, vanguardia que somos de la clase obrera, no decimos palabras vanas, ni hacemos ofrecimientos mentirosos cuando decimos a los pueblos: !Somos internacionalistas, nuestra causa es la causa de toda la humanidad trabajadora, la lucha de cualquier pueblo por su liberación es nuestra propia lucha.!

El ejemplo de la solidaridad internacional con Cuba demuestra la gran fuerza y la vigorosa vitalidad de la consigna que escribió Carlos 1arx en 1848, al final del Manifiesto Comunista: “Proletarios de todos los países, uníos”, que es hoy la más alta divisa de todo el Movimiento Comunista Internacional. “Proletarios de todos los países, uníos” dice también el lema del Partido Comunista de El Salvador (PCS).

163. Los comunistas somos partidarios de la coexistencia pacífica entre Estados con distinto régimen social. Somos enemigos firmes de la guerra mundial y de la carrera de los armamentos. Lo comunistas estarnos firmemente a favor de la prohibición total de las arma nucleares y abogamos por la utilización de la energía atómica exclusivamente para los usos pacíficos, que permitan hacer mejor la vida de la sociedad humana.

164. Los pueblos realizan inevitablemente sus revoluciones sociales como un resultado del desarrollo económico-social de sus países. En unos madura antes la Revolución y en otros después pero todos llegan invariablemente al momento de realizar su revolución social. Los imperialistas yanquis y todos los ultra reaccionarios quieren impedir este proceso natural por medio de una guerra atómica mundial, que confronte a todos los pueblos de una vez con una destrucción gigantesca. Confían en que así harán retroceder la rueda de la Historia y alargaran indefinidamente el plazo de cada pueblo para arribar al poder y hacer su Revolución.

De una guerra mundial, en las actuales condiciones, el imperialismo y todo el sistema capitalista saldrían sin duda derrotados y no vencedores, como algunos de los más furiosos reaccionarios piensan. La Unión Soviética cuenta con un gigantesco poderío nuclear, capaz de realizar esa tarea y todos los pueblos del campo socialista, a la cabeza de .toda la Humanidad, constituirían una irresistible fuerza demoledora contra el imperialismo, el día, que los atolondrados guerreristas desencadenaran el incendio nuclear. Pero los imperialistas habrían, sin embargo, alcanzado en parte su objetivo, porque los pueblos, aunque vencedores, sobrevivirían en un mundo de cenizas radioactivas, cubierto por los escombros de la destrucción atómica. Las maravillosas conquistes de la ciencia, de la técnica, de la industria y la agricultura, los bellos frutos del arte, conquistados al través de los siglos y que constituyen un tesoro de toda la Humanidad; en fin, las conquistas de la vida civilizada, sufrirían una destrucción incalculable y la construcción de la nueva vida, de la vida socialista y comunista, sería para estos vencedores una meta muy lejana.

Los comunistas confiamos firmemente en la vitalidad de la lucha de los pueblos, en su capacidad para vencer al imperialismo y hacer cada uno, con la solidaridad de todos los demás, su propia Revolución. Los comunistas sostenemos que la coexistencia pacífica, el mantenimiento de la paz mundial, el no estallido de la guerra nuclear, constituye por eso la CONDICION MAS IMPORTANTE PARA QUE LOS PUEBLOS PUEDAN HACER SU REVOLUCION. La coexistencia pacífica entre los estados de distinto sistema social, es el marco indispensable para que cada pueblo realice su propia revolución. Por eso la lucha por la paz mundial, por la coexistencia pacífica, es una lucha revolucionaria de alcances históricos incalculables. Los comunistas sostenemos que la liberación de la humanidad de la esclavitud capitalista, está más cerca ahora que después de una guerra nuclear.

¡Viva la coexistencia pacífica entre los Estados con distinto régimen social! !Atemos las manos de los incendiarios atómicos que maniobran desde Washington! !Alto a la carrera de los armamentos! !Los pueblos exigen el desarme general y completo!

165! Viva el puebla venezolano en armas! !Vivan las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional de Venezuela (FLN)! En Venezuela la guerra revolucionaria del pueblo la sostienen como un solo brazo el Partido Comunista (PCV), el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), un amplio contingente de oficiales del Ejército que han preferido servir a su pueblo en vez de obedecer a los explotadores imperialistas y multimillonarios criollos, y un vasto y mayoritario sector de la intelectualidad y el estudiantado universitario. Todas estas fuerzas forman al Frente de Liberación Nacional de Venezuela (FLN). El Partido Comunista de El Salvador apoya al Frente de Liberación Nacional de Venezuela.

166. En Guatemala se he encendido la guerra revolucionaria en las montañas. Los que han levantado las armas son: el Partido Guatemalteco del Trabajo, partido de los comunistas, un combativo grupo de Oficiales patriotas del Ejército Nacional, que prefirieron servir a su pueblo en vez de servir de instrumento a los imperialistas yanquis y a los multimillonarios criollos, y contingentes representativos de las capas medias.
Este ejemplo del pueblo guatemalteco demuestra que los comunistas no decimos palabras vanas ni hacemos promesas falsas, cuando ofrecemos nuestra amistad y nuestra alianza a todos los patriotas, civiles o militares, y fuerzas políticas que quieran realmente luchar por la democracia, por la independencia nacional y el progreso social, contra el imperialismo y la oligarquía interna.
¡Viva la unidad de los comunistas guatemaltecos con todos los patriotas de ese país!
¡Viva la Revolución guatemalteca, que ya alumbra en el horizonte!!
! Los comunistas salvadoreños apoyamos la justa lucha del PGT y de las FAR (Fuerzas Armadas Rebeldes)! El Partido Comunista de El Salvador se esfuerza y se esforzará aún más, para que todo el pueblo salvadoreño apoye activamente la guerra revolucionaria del pueblo guatemalteco.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>