Puerto Rico: detener el desparrame urbano

El partido ambiental Puertorriqueos por Puerto Rico (PPR) seal como primer paso hacia la restauracin social de Puerto Rico el poner fin al desparrame urbano en su nivel actual.

Segn Rogelio Figueroa, presidente del PPR y candidato a la gobernacin por nominacin directa, “el urbanismo fundamentado en la urbanizacin cerrada construida en reas verdes destruye el ambiente y acenta la separacin social de los puertorriqueos. stas encierran en ambientes artificialmente privilegiados y seguros a los grupos ms pudientes, mientras que relegan a espacios hostiles y abandonados a cientos de miles de familias puertorriqueas. Este tipo de segregacin social, apoyada por la infraestructura fsica que se construye con fondos pblicos, nos empobrece a todos pues crea condiciones que contribuyen al ambiente de violencia que se vive hoy en Puerto Rico”.

El presidente del PPR asever que “es imperativo para nuestra salud social y ambiental que no se construya una sola urbanizacin o centro comercial ms en las reas verdes de Puerto Rico. Al mismo tiempo debemos dar incentivos a los desarrolladores y banqueros para que dirijan su inversin, que hoy separa comunidades y destruye el ambiente, a la reconstruccin de nuestros centros urbanos y otras reas ya construidas. Esta estrategia creara ambientes de ms integracin y interaccin social entre los puertorriqueos, y detendra la deforestacin, inundacin de comunidades, escasez de agua, afeamiento del paisaje y tapones que tanto lamentamos hoy”.

“Es hora de detener el gasto de dinero pblico en ms y ms carreteras e infraestructura cuyo nico propsito es abrirle paso al desparrame urbano. Mientras gastamos cientos de millones de dlares en carreteras para apoyar proyectos que slo enriquecen a unos pocos, el resto del pas se empobrece por la carencia de recursos para mantener las estructuras existentes y atender la crtica situacin social. Estas enormes cantidades de dinero que hoy se gastan en ms y ms infraestructura de cemento se deben redirigir a mejorar las condiciones escolares, dar apoyo social, crear espacios culturales, asegurar acceso al conocimiento y generar un nuevo conjunto de oportunidades que alejen a nuestra gente de la dependencia, trfico de drogas y la violencia”, afirm Figueroa.

“Nuestro voto es una herramienta para que se tomen importantes decisiones fiscales y de planificacin ahora. Hasta el da de hoy, no podamos apoyar estos reclamos de cambio directamente, porque los partidos tradicionales nos limitaban a votar por un estatus y relegaban a un segundo trmino muchos asuntos sociales y ambientales urgentes. En estas elecciones, gracias a los partidos nuevos, podemos votar por soluciones concretas a nuestros problemas. Hoy podemos votar por modelos especficos de urbanismo, alternativas para terminar con el tapn y cambios en la administracin de los fondos disponibles para atender la lamentable situacin social que vivimos, todo esto libre de ataduras de estatus”, termin diciendo el candidato a gobernador.

19 de agosto de 2004

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>