1ro. de Mayo de 1968: Viva la unidad de todos los trabajadores salvadoreños

1o. de Mayo 1968 :
DIA INTERNACIONAL DE LOS TRABAJADORES

¡Viva la unidad de todos los trabajadores Salvadoreños!

Los trabajadores salvadoreños llegan a este Primero de Mayo más robustos en su organización y su conciencia. El primero de Mayo del año pasado lo celebramos dos dos días después de haber concluido con una victoria rotunda: la grandiosa Huelga General Progresiva en apoyo de los obreros de Acero, S.A. y en defensa del derecho de huelga amenazado por toda la clase patronal y el gobierno unidos. Desde entonces, la ruta del movimiento huelguístico, ha sido transitada por nuevos destacamentos de trabajadores que incorporan a la acción. Diversas huelgas se han sucedido en estos meses recientes, entre ellas la de los panificadores y la gran huelga de la ANDES durante 52 dias ( enero a marzo de este año), la cual atrajo en su apoyo la mas formidable movilización popular de que se tiene recuerdo en nuestro país.
En apoyo de la ANDES, la clase obrera dio ejemplo de solidaridad y heroísmo , mas en respuesta, la Guardia Nacional embistió de una manera salvaje y sangrienta .
Más de mil obreros, maestros y estudiantes fueron capturados y decenas de ellos brutalmente torturados. SAUL SANTIAGO CONTRERAS Y OSCAR GILBERTO MARTINEZ, dos queridos dirigentes obreros, miembros activos del Partido Comunista de El Salvador, y el estudiante BALMORE SACA fueron cobarde y vilmente asesinados por ordenes del rabioso Coronel José Alberto Medrano.
Cientos de obreros fueron despedidos de sus empleos en represalia por haber participado en la huelga de apoyo a la ANDES.
Pero nada de esto fue en vano: ni el dolor de las torturas, ni la afrenta de los apresamientos arbitrarios, ni el sufrimiento de cientos de hogares a los cuales hoy no llega el salario de los obreros despedidos, ni la sangre y la vida de nuestros queridos camaradas Saúl y Oscar y el estudiante Saca y el sufrimiento de sus madres, hermanos, hijos y esposas, han ocurrido en vano, porque la ANDES no fue destruida, dividida, ni debilitada, como se lo propuso el gobierno en su torpe afán por destruir las organizaciones populares y desalentar al pueblo para que no siga luchando por sus intereses.
La gloriosa organización de los maestros salvadoreños salió de la batalla más fuerte y unida y la conciencia de sus miembros muchísimo mas elevada y despejada, su dignidad incomparablemente más altiva; y lo que es todavía más grandioso para asegurar el futuro de libertad y bienestar para nuestro pueblo, en esta batalla se selló con la sangre de los mártires y el fuego del combate, una gran amistad : LA AMISTAD Y LA HERMANDAD DE LA CLASE OBRERA Y DE LOS MAESTROS, que presagia la futura y gloriosa unidad de todo el pueblo salvadoreño.
Nuestro Partido se enorgullece de que el trabajo abnegado de sus militantes, dirigentes y organismos y el sacrificio de dos de sus miembros, hayan contribuido a forjar la gran AMISTAD DE LA CLASE OBRERA Y LOS MAESTROS.
Ahora los divisionistas en el seno del movimiento sindical tratan de llevar agua a su molino de traición, tomando los golpes sufridos en esta grandiosa lucha como pretexto para amedrentar a los trabajadores y para enfrentarlos contra sus dirigentes honestos, revolucionarios y dignos. Pero sus maniobras fracasaran porque la lucha ha hecho más clara la visión a grandes masas de obreros y porque todos los revolucionarios nos empeñaremos a fondo para impedir que triunfe la maniobra y para ayudar a los trabajadores a salir más unidos y organizados de esta prueba.

Los ¨ Rabiosos ¨ a la Ofensiva
Cuando las huelgas comenzaron , en 1967, el gobierno de Rivera, próximo a terminar su periodo y en el marco de la campaña electoral presidencial, se vió obligado a adoptar una posición no tan represiva.
Rivera aprovechaba la necesidad en que se hallaba de mantener una actitud así, para dárselas de gobernante popular y no fueron pocos los que creyeron que en efecto el gobierno del PCN era algo nuevo y distinto en la historia de nuestro país. Nosotros entendemos que es cierto que en el gobierno anterior y el actual había y hay elementos civiles y militares que muestran una actitud nueva, más amplia, para enfocar las luchas populares y la necesidad de que el país avance; pero los hechos se encargaron de evidenciar, desde la huelga de los panificadores en adelante, sobre todo durante la huelga de ANDES, el predominio en el partido oficial, en el gobierno y en el ejercito, del sector más retrógrado formado por los partidarios del garrote y la masacre, el grupo que ya el ingenio popular ha bautizado como el grupo de los RABIOSOS.
Para este grupo únicamente valen la palabra y los deseos de los grandes millonarios salvadoreños y las ordenes del Pentágono y la Agencia Central de Inteligencia (CIA ) de los Estados Unidos. El tristemente célebre Coronel Medrano, es el jefe y el símbolo de los ¨rabiosos¨: los ametrallamientos de casas, el asesinato de dirigentes populares, las amenazas y el chantaje sobre sus familias y , en el futuro quizá los secuestros y homicidios, son los métodos de esta banda de matones que sirven a la oligarquía y al imperialismo yanqui.
Son ellos los mismos que se encubren para sus fechorías bajo el nombre de La ¨Mano Blanca¨.
SanchezHernandez se comprometio con el pueblo salvadoreño durante la campaña presidencial a realizar numerosas reformas en la vida económica y social del país orientadas a limitar el enriquecimiento fastuoso y desbordante de unos pocos y el empobrecimiento de las grandes mayorías, pero en ves de marchar resueltamente hacia el cumplimiento de sus promesas, ha virado sobre sus talones para buscar el entendimiento y los compromisos con la oligarquía.
La huelga de ANDES puso a prueba la sinceridad de Sánchez Hernández y terminó desmostrando que su propaganda electoral no había sido otra que ¨ cuentos y promesas¨ . Esto lo comprendió rápidamente el pueblo salvadoreño y por eso le dio la mayoría de votos a la oposición en las recientes elecciones.

La Lucha del Pueblo por sus intereses
La experiencia señala que todo lo que se pueda avanzar en beneficios de los intereses populares habrá que conquistarlo luchando. Nada puede esperarse en ese sentido del gobierno de Sánchez Hernández, como no sea una actitud cada vez más ruda y un control de su política cada vez más firme por parte de los ¨rabiosos¨ y los reaccionarios. Esto sin duda revela en el Presidente de la Republica y en su equipo de colaboradores cercanos una gran miopía en una época en la que el pueblo despierta y reclama una situación mejor; una gran miopía en un momento en que las grandes masas trabajadoras, que son la inmensa mayoría de nuestro pueblo, están dispuestas a apoyar activamente toda política de cambios y democracia; una miopía en un continente y un mundo conmovidos profundamente por grandiosas y crecientes luchas populares.
Los trabajadores Salvadoreños, ahora más conscientes, más organizados, más unidos por la hermandad surgida bajo el fuego del combate, continuarán sin duda desplegando su lucha; nuevas y poderosas huelgas azotarán la reaccionaria política de este gobierno y la actitud intransigente de los patronos. Nuevas y mayores movilizaciones populares recorrerán las calles, llenaran las plazas publicas, atronaran los espacios con sus reclamos de libertad y justicia.
Nuevas y grandiosas batallas de masas por el pan , la democracia y la independencia nacional serán libradas por nuestro pueblo en el futuro inmediato.
La clase obrera, que ha demostrado su capacidad para ganarse en el fragor de la lucha la amistad de los estudiantes y los amestros, tiene una gigantesca tarea histórica que cumplir: despertar y atraer a su lado a los cientos de miles de jornaleros del campo y agricultores pobres. Estos son los aliados que la clase obrera necesita para hacerse invencible y abrirle paso a la transformación de nuestro país. La tarea de despertar y ganar al campo está planteada para todos los trabajadores organizados de las ciudades y también para los estudiantes y la intelectualidad.
Ganar al hermano rural para el movimiento popular de las ciudades , incorporar al campo a la ruta ya iniciada por la ciudad hacia la democracia, la independencia nacional y la revolución social: tal es la tarea primordial que tiene ante sí como un reto histórico el movimiento revolucionario y popular salvadoreño.

Los Comunistas Frente a la Violencia
La clase obrera y el pueblo salvadoreño han escogido una forma publica, franca y cívica para desarrollar sus luchas. La violencia no ha partido de los trabajadores ni del pueblo en general. Son los reaccionarios que predominan en el gobierno quienes, desesperados por mantener sin cambio esta situación en beneficio de la oligarquía y del imperialismo, han comenzado a emplear de nuevo la violencia. De ellos dependerá principalmente que los trabajadores y el pueblo continúen haciendo uso de las formas no violentas de lucha o se vean obligados a responder a la violencia con la violencia. Por su parte, como partido revolucionario de vanguardia, el Partido Comunista de El Salvador ha sido fiel al expreso deseo de las masas en el sentido de realizar su lucha por una vía sin violencia. No ha trotado nuestro Partido de forzar a las masas a utilizar la violencia contra su deseo, ni tampoco ha aceptado las viles y salvajes provocaciones de los ¨rabiosos¨, que pretenden empujarnos por desesperación a presentarles batalla en el terreno que ellos han elegido para ensangrentar una vez más al país y destrozar a fuerza de masacre y represión el grandioso movimiento popular que está en desarrollo.
Los comunistas somos resueltos luchadores que sabemos conservar la mente despejada aun en lo más intenso del combate: tenemos ¨el corazón ardiente, pero la cabeza fría ¨. Nosotros, pues, no nos prestaremos para que los ¨rabiosos ¨ le impongan a la clase obrera y a todo el pueblo salvadoreño un combate desventajoso, desigual ; no les daremos el pretexto que buscan para lanzarse a una orgia de sangre contra el pueblo salvadoreño, que es en definitiva el objetivo último de sus odios.
Sin embargo, los ¨rabiosos¨ con su obstinada determinación de imponer la violencia a nuestro país por encargo de la oligarquía y del imperialismo yanqui, pueden conseguir su propósito, obligando a los trabajadores y al pueblo a defenderse y responder a sus salvajes acometidas. Entonces los comunistas estaremos estrechamente junto al pueblo, en las primeras filas del combate, cumpliendo con el deber revolucionario de ofrendar nuestra sangre para que se abra paso al futuro y se convierta en realidad el ascenso del pueblo salvadoreño al Poder. Los comunistas insistimos no somos partidarios ni cultores de la violencia, pero tampoco la tenemos ni eludimos nuestro deber cuando llega la necesidad de hacer uso de ella JUNTO AL PUEBLO y frente a la violencia reaccionaria.
SAUL SANTIAGO CONTRERAS Y OSCAR GILBERTO MARTINEZ, fueron asesinados cuando se encontraban en las primeras filas de la batalla popular, porque siendo comunistas jamás rehusaron su deber de combatir junto al pueblo en todas las circunstancias.

La America Latina en pie de lucha
En el curso de los últimos años las luchas de los pueblos latinoamericanos por su libertad y su independencia, han alcanzado un desarrollo impetuoso. En algunos de los países hermanos la clase obrera y el pueblo siguen utilizando predominantemente las formas pacificas de lucha, recurriendo a grandes acciones de masas que hacen estremecerse a las clases dominantes y que permiten a los mismos trabajadores acumular fuerzas para las batallas decisivas del futuro.
En otros países los pueblos se han visto obligados a empuñar las armas para responder a la violencia reaccionaria y libran en estos momentos combates heroicos. Se trata de una lucha llena de sacrificios, pero no cabe duda de que se verá coronada por el éxito completo. Citamos como el más próximo a nosotros, el caso de Guatemala, donde el Partido Guatemalteco del Trabajo (el partido de los comunistas ) y otras fuerzas revolucionarias , luchan esforzadamente, con las armas en la mano, para liberar al país de la opresión de los imperialistas yanquis y de la oligarquía interna.
A los trabajadores y al pueblo todo de Guatemala, les ofrecemos en este momento nuestra solidaridad combativa y nuestra seguridad completa en el triunfo de su causa.
En la America Latina, fue el triunfo de la Revolucion Cubana, en 1959, el que señaló una perspectiva nueva para la lucha liberadora de los pueblos y elevó la misma a un nivel más alto. Los años han transcurrido y la Revolucion Cubana no solo se ha mantenido en el poder, sino que ha avanzado a la fase socialista. Ha enfrentado con éxito el bloqueo económico y las agresiones armadas del imperialismo yanqui, y continua acumulando éxitos grandiosos.
La revolución Socialista de Cuba figura asi a la vanguardia de toda la Revolucion Latinoamericana. El éxito de esta se encuentra indiscutiblemente ligado a la defensa de la Revolucion Cubana. Los pueblos Latinoamericanos lo comprenden así y mantienen su más viva solidaridad con la Cuba Socialista. Los comunistas salvadoreños, que en todo momento hemos dado nuestro apoyo y nuestra simpatía plenos a la Revolucion Cubana, saludamos ahora, una vez más, su avance incontenible y expresamos nuestra confianza en la derrota de todos sus enemigos.

El Pueblo Vietnamita Triunfará
El pueblo de Viet Nam, mil veces heroico y ejemplar, ha combatido con las armas, por espacio de largos años, contra los agresores extranjeros. Primero combatió contra los invasores Japoneses, luego contra los imperialistas franceses y ya lleva casi nueve años luchando contra la agresión brutal del imperialismo yanqui.
Sobre Viet Nam ha descargado la aviación yanqui más bombas que todas las que descargó durante la segunda Guerra Mundial y son más de cincuenta millones de dólares diarios ( más de 125 millones de colones) lo que los imperialistas norteamericanos gastan en esa guerra, buscando humillar y arrodillar al pueblo vietnamita, aunque solamente han encontrado la resistencia inquebrantable del acero.
Cuando la opinión publica tenia ya más de ocho meses de estar leyendo noticias falsas, según las cuales las tropas norteamericanas cosechaban victoria tras victoria sobre el pueblo de Viet Nam, el mundo fue asombrado por la potente y extensa ofensiva del Ejercito de Liberacion Nacional de Viet Nam del Sur, que llevó la lucha al centro mismo de las grandes ciudades de aquel país, incluyendo la capital (Saigon ).
El mundo ha podido ver ahora, una vez que la cortina de mentiras fue rota por la ofensiva de los combatientes vietnamitas, que la costosa y brutal agresión yanqui es un completo fracaso. No otra cosa es lo que está detrás de la disposición anunciada por el Presidente Johnson de llegar a una paz negociada. En eso, pues, no hay ni misericordia ni nobleza de parte de los imperialistas, sino la búsqueda de un camino que les permita zafarse de una derrota militar segura a manos de un pueblo pequeño y pobre.
Para el pueblo de Viet Nam una posible solución de paz negociada significa la victoria de su justa causa. Una paz negociada significa para el pueblo vietnamita el ahorro de decenas de miles de vidas más en esta larga guerra. El mundo entero sabe y sabrá, por otra parte, que los imperialistas saldrán de allí, con negociaciones o sin ellas, derrotados y humillados. El Partido Comunista de El Salvador, a la par que llama en este Primero de Mayo a que los trabajadores expresen su solidaridad con el heroico pueblo de Viet Nam, expresa públicamente su apoyo a la determinación del gobierno de la Republica Democrática de Viet Nam ( Viet Nam del Norte) en el sentido de aceptar el ofrecimiento de Johnson para iniciar negociaciones preliminares de paz y desea que esas negociaciones conduzcan prontamente al cese de la guerra, al retiro de los agresores yanquis del suelo vietnamita y a la paz y libertad a las cuales tiene derecho indiscutible ese pueblo, que ha luchado por ellas como ningún otro.

Estamos con el Pueblo Norteamericano
La guerra del Viet Nam ha repercutido dentro de los Estados Unidos despertando a su pueblo, adormecido durante decenios por la propaganda mañosa de los imperialistas. Las luchas contra la discriminación racial y la enorme movilización popular en contra de la agresión a Viet Nam, se han reunido en un torrente único dentro de los Estados Unidos, dando origen a un poderoso movimiento popular, reforzando y haciendo surgir de él a las vanguardias revolucionarias.
Los mismos Estados Unidos están, pues, en vías de transformación, en trance revolucionario. La humanidad entera se beneficia ya y se beneficiará grandemente con el proceso revolucionario y la factura revolución norteamericana (quizá lejana aun, pero segura y ya iniciada).
Los comunistas y todos los patriotas revolucionarios del mundo nos llenamos de alegría ante el despertar y el ascenso de las luchas del pueblo norteamericano. El Partido Comunista de El Salvador, saluda en este Primero de Mayo a los trabajadores y a los negros de los Estados Unidos, a todo el pueblo norteamericano; aplaude su lucha contra la discriminación racial y contra la agresión imperialista a Viet Nam; expresa un firme apoyo solidario a su lucha por la transformación revolucionaria de ese grande y poderoso país.

1º. De Mayo Dia Internacional de Combate
En todo el mundo los trabajadores se reúnen este dia en las plazas públicas.
En algunos países la tiranía obliga a los trabajadores a celebrar en secreto el Primero de Mayo. En una tercera parte del globo terráqueo, los trabajadores están en el poder y dirigen su propio destino y el de toda la sociedad : nos referimos al glorioso campo de países socialistas. En esos países los trabajadores celebran el Primero de Mayo a plenitud, pasando revista a la marcha victoriosa de sus tareas de construcción de una nueva vida sin explotación, sin miseria ni ignorancia y para hacer el recuento de sus deberes cumplidos en la solidaridad con los trabajadores y pueblos del resto del mundo, que luchan aun por su liberación.
Pero no importan las diferentes condiciones en las que se reúnen los trabajadores en este día, uno soloes el significado principal de sus celebraciones: la lucha por la liberación de los explotados en todo el mundo y la lucha por la construcción de un futuro de felicidad para todos los pueblos.

¡¡¡VIVA EL PRIMERO DE MAYO!!!

¡¡¡VIVA LA UNIDAD DE TODOS LOS TRABAJADORES SALVADOREÑOS!!!

¡¡¡VIVA LA SOLIDARIDAD DE TODOS LOS TRABAJADORES DEL MUNDO!!!

¨Proletarios de todos los países, unios¨
Comité Central del
PARTIDO COMUNISTA DE EL SALVADOR

San Salvador, 1º. De Mayo de 1968

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>