El Salvador celebra el cuarto cumpleaños del presidente Funes (2009-2013)

29 de mayo de 2013. El presidente Mauricio Funes llega a su cuarto cumpleaños fortalecido con un impresionante y envidiable índice de popularidad, pero a la vez debilitado, con elevadas tasas de endeudamiento y desempleo y lo que es para él más preocupante, con algunos roces con su principal aliado estratégico, la Administración Obama.

En un año tendrá que entregar la banda presidencial al sucesor que bien puede ser su amigo secreto, su aliado público o su ruin adversario…Y para terminar de empeorar las cosas, recientemente observó en Costa Rica como la presidente de esa nación parecía ser la favorita de Obama para el rol de aliado principal.

Sumado a esto, su padrino le va celebrar una gran fiesta pública en el Bulevar Monseñor Oscar Arnulfo Romero, con dulces y regalos, a la que seguramente no asistirá…Pero al ahijado del gobierno del cambio le van a guardar un pedazo del pastel. Tiene ya cuatro años, ha aprendido a caminar por los sinuosos corredores y jardines de Casa Presidencial, también ha aprendido a hablar en los foros internacionales, y entrevistar ya sabía…

Y aunque el presidente Funes entre a la edad de la fantasía y de la omnipotencia mágica, la rueda de la historia no cesa de girar. A continuación exploramos los conflictos y las fuerzas que rodean este singular acontecimiento nacional.

El rostro duro de la embajadora Aponte

La dulce embajadora Mari Carmen Aponte se vio obligada a abandonar su ya familiar sonrisa caribeña y mostrar sus dientes amenazantes ante el inexplicable atraso en la aprobación del famoso asocio publico privado. Tuvo que renunciar a su simpatía y asumir que en este país forjado al calor del autoritarismo solo se atiende al que protesta. Y entonces la embajadora Aponte procedió a exigir y logró su propósito.

Hay dos hechos que revelan que la embajadora Aponte ha logrado en estos momentos salir victoriosa sobre otros sectores nacionales, apoderarse de la iniciativa política y definir así el rumbo del país. Esto no significa que podrá mantener esta situación indefinidamente, pero sí que le pone su sello a este cuarto aniversario presidencial. Dirige el barco. Y la ruta está trazada.

El primero es la aprobación del Asocio Publico Privado, luego de año y medio de vegetar en los archivos legislativos. Lo logró con el voto unánime de los partidos. Todos se cuadraron ante esta orden y obedecieron. Algunos protestaron e incluso poniendo en riesgo su perfil electoral se atrevieron a desafiar al imperio y regatear para dejar por fuera ciertas áreas.

Pero al final obedecieron. Y en este esfuerzo confluyeron además el presidente Funes y la ANEP. También se cuadraron. Y definieron abrirle las puertas y darle la llave de nuestra casa puertos, aeropuertos, carreteras, etc. a las grandes empresas transnacionales norteamericanas. De eso se trata. Es la continuación de las privatizaciones de los años noventa del siglo pasado, pero hoy bajo un gobierno de izquierda.

El segundo es la salida del ministro de seguridad pública y del director de la PNC. Parece ser que el poderoso senador Menéndez que nos visitó a finales de abril fue categórico y en español: ambos tenían que irse. Y ya antes a finales de marzo había venido la subsecretaria de estado María Otero con el mismo discurso: las pandillas tienen que “deshacerse y desaparecer.”Es posición oficial.

Lo interesante es el abanico de fuerzas que la simpática embajadora Aponte logró movilizar para cumplir esta decisión, que incluyó al mismo Banco Mundial, varios medios de prensa, la ANEP, un fiscal general, una conferencia episcopal y concluyó con una sentencia de la sala de lo constitucional de la Corte Suprema de Justicia.

El imperio había hablado. Y esto no significa que haya una relación de subordinación, sino que existen intereses coincidentes que permiten unificar criterios y desplegar acciones simultáneas o escalonadas, como en este caso.
Y que se fueron, se fueron y con esto queda debilitada la estrategia de la ya famosa tregua entre pandillas y fortalecida la estrategia del CARSI, y de las poderosas agencias federales que desde Comalapa restablecen su control sobre la política de seguridad del país. Y aunque la OEA suplique y llore, esto no tiene retorno. Y es un golpe fuerte para el presidente Funes. Le acaban de derribar a una de sus mejores torres. Y torres gemelas.

Y no es la primera vez que lo hacen, a finales de 2011, le impusieron al cumpleañero Funes la salida del entonces Ministro de Seguridad Manuel Melgar y del entonces director de la PNC, Carlos Ascensio. Y tuvo que sacudirse de ellos. Y de ribete se fue el director de la OIE, Eduardo Linares.

No puede obviarse por otra parte, que la destitución de Munguía Payés y Salinas tiene también un aspecto progresista. Y que los que solicitaron el amparo ante la SC de la CSJ son sectores democráticos y hasta revolucionarios. Y esto es lo contradictorio, que el imperio al buscar recuperar el control sobre la seguridad del país logra a la vez hacer avanzar la necesidad de ajustar cuentas con el militarismo y sus nuevos adherentes. Así camina la historia.

Pero no debemos de llamarnos a engaño, no obstante el carácter avanzado de la sentencia de la SC de la CSJ, su claro rechazo al militarismo , su profunda naturaleza democrática y su audaz propuesta de asumir los Acuerdos de Paz como fuente de derecho constitucional, responde de manera directa al interés imperial de golpear a la estrategia de tregua entre pandillas y a sus principales impulsores, para imponerle al presidente Funes nuevos actores y nuevas estrategias que sigan disciplinadamente el guión de las agencias federales (DEA,FBI,CIA) y que no improvisen ni inventen.
Con relación, por otra parte, con la aprobación de la ley de Asocio Publico Privado se fortalece la estrategia imperial reflejada en el Asocio para el Crecimiento, que ha logrado construir una poderosa alianza entre los EE.UU., el presidente Funes e incluso poderosos sectores económicos, que incluyen a los empresarios Francisco de Sola, Francisco Calleja, Ricardo Poma, Roberto Murray Meza y Juan Carlos Eserski. La crema y nata de la oligarquía criolla. Solo les faltó Cristiani y Kriete.
Pero la guerra no ha concluido y entre las futuras batallas de la inquieta diplomática boricua se encuentran las de lograr la aprobación de la ley de Extinción del Dominio, que les permitirá utilizar los activos y el dinero del crimen organizado originado en incautaciones, para financiar programas de seguridad dirigidos por el CARSI. Asimismo continuar con la aprobación del paquete de leyes para convertirnos en colonia. Y la urgente Ley de la Función Pública.
Y todo esto tiene un horizonte más amplio, forma parte del esfuerzo continental por recuperar la hegemonía norteamericana que se expresa también en la reactivación de la IV Flota así como de la coalición internacional conocida como Alianza del Pacifico, que el mismo día que se aprobaba la ley de APP estaba reunida en Cali, Colombia, su VII Cumbre. Están preocupados por el avance comercial y diplomático chino.
Y el propósito era el definir una estrategia que les permita enfrentarse a los agrupamientos del ALBA (Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua) y al gigante Brasil, miembro de los BRICS (Rusia, India, China, Sudáfrica). O sea es una pelea a nivel mundial y continental. Es la resistencia ante los imperios. Es el esfuerzo por construir la multipolaridad.
Este nuevo proyecto imperial llamado Alianza del Pacifico, similar al fracasado proyecto del ALCA, tiene ya partidarios a nivel centroamericano, en los gobiernos de Panamá y de Guatemala. Y Costa Rica es ya miembro pleno. Y no sería extraño que este nuevo mecanismo de dominación toque también las puertas de nuestro país.
El presidente Funes: famoso pero débil
Aunque las encuestas puedan maquillar el rostro del presidente Funes es evidente que existe un natural desgaste político luego de intensos cuarenta y ocho meses de estar en el ojo del huracán presidencial. Las canas que rodean su cabeza lo reflejan, así como sus ya frecuentes posiciones a la defensiva y el lenguaje egocéntrico.
Y ya estamos a punto de iniciar el último tramo del viaje de este primer gobierno de izquierda. Y hay problemas que resolver. En particular lo financiero. Es muy delicado que el presidente Funes tenga que confiar al voto de diputados tránsfugas el avance de sus proyectos políticos y el pago de sus gastos administrativos.
Y es revelador que sea el FMLN y no el presidente Funes el que este convocando para las celebraciones del cuarto aniversario. Le están arrebatando en sus narices una celebración que también le pertenece. O que también debería de pertenecerle. Y si lo invitaron parece que no acepto asistir. Parece ser que únicamente lo veremos en su último informe ante la Asamblea Legislativa. Y esto es preocupante para lo que viene después.
Pronto sabremos qué dirá el cumpleañeros en su último informe ante la Asamblea Legislativa, pero seguramente reivindicara –y ARENA así lo espera- la tregua entre pandillas. Y mencionara la ley de Medicamentos, quizás su mejor contribución a la democratización social. Y claro, los programas sociales.
Al presidente Funes se le plantea el dilema de combinar su necesidad de mantener altos índices de popularidad con la también necesidad de fortalecer su posición ante Estados Unidos, que tiene una visión diferente sobre el combate a la delincuencia. Al final el cumpleañero sigue confiando en sus aliados del desaparecido partido Acción Popular (Munguía Payés, Perdomo, Pleités, Mijango) para dirigir su gabinete de seguridad.
El FMLN: poderoso pero preocupado
Políticamente el FMLN es la fuerza nacional más importante. A veinte años de los Acuerdos de Paz ha logrado consolidarse como un partido poderoso, con una considerable experiencia electoral, con un significativo aunque disminuido voto duro, con una militancia fogueada, con presencia ministerial, legislativa y municipal, con amplias alianzas internacionales, en particular Alba Petróleos.
Pero a la vez parece que existe la preocupación en algunos sectores de dirección por tres situaciones: el impacto en la militancia de diversas medidas legislativas; las dificultades de una campaña electoral signada por la incertidumbre y el todavía pendiente desenlace político en la Venezuela post-Chávez.
Sobre los asocios públicos privados posiblemente a regañadientes, empujados por una correlación legislativa desfavorable, y para evitar el aislamiento, el FMLN se vio obligado a subirse al tren imperial y dar una vuelta…Ojala no vuelva a subirse.
El FMLN en los hechos, hace un viraje táctico que lo acerca a Estados Unidos y lo aleja del ALBA. Hace algunos años el FMLN se opuso enérgicamente a la dolarización y al TLC. Y voto en contra. Hoy opta por realizar algunas reformas a la legislación sobre los APP. Y vota a favor.
Y lo mismo sucederá seguramente con el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea. Y con la ley de la Función Pública. Cuidado. La gente simpatizante observa y analiza. Y saca conclusiones, incluso la militancia. Incluso los funcionarios. Y puede ser que no lo expresen, pero lo sienten…puede ser que no critiquen públicamente, pero se repliegan, se desmovilizan…quedan confundidos y confundidas.
El FMLN a veces parece ser un partido dominado por el pensamiento posmoderno: popular pero desclasado, de izquierda pero desideologizado, de masas pero que niega su papel de vanguardia y su identidad con la clase obrera, con el socialismo y con la ideología revolucionaria encarnada en el marxismo, que renuncia al antiimperialismo y la lucha de clases. Al final de ese camino puede que se encuentre con la rosa socialdemócrata.
El movimiento popular y social: poderoso pero marginal
No obstante la multitudinaria demostración de fuerza de la clase obrera y movimiento popular el pasado 1 de mayo, tres semanas después la embajadora Aponte logra aprobar en la Asamblea Legislativa la ley de Asocio Publico Privado, que es un severo golpe a los intereses de los trabajadores y de la nación en general. Y no pudimos detenerlo.
El movimiento popular y social ha sufrido una derrota estratégica al no tener la capacidad de detener la aprobación de la ley de Asocio Publico Privado. Luego de esto vendrá la Ley de la Función Pública. Y así se irá perfilando una nueva escalada de medidas neoliberales que golpearan a los sectores populares. Y nos van a saquear aun más…
No obstante los esfuerzos realizados por el FSS, COFEVI, CONPHAS, CIRAC, la CSS, para evitar esta aprobación, la falta de coordinación para educar políticamente y movilizar a amplios sectores populares, permitió que los esfuerzos fueran dispersos y débiles y que al final los intereses de la Embajada de Estados Unidos y sus antiguos y nuevos aliados locales prevalecieran.
Es un movimiento popular que trabaja por acercar la llegada de un nuevo ascenso de la lucha popular, luego de más de una década de estancamiento. Por acortar este periodo de reflujo de la lucha popular y acelerar lo que llamaba Schafik un nuevo periodo de flujo.
Hace diez años, en 2002, el detonante que fue la chispa que encendió la pradera fue la pretensión de Francisco Flores de privatizar los servicios de salud. Esto originó un diluvio de protestas y las famosas marchas blancas, y la creación del BPS y del MPR-12. Fueron tres años (2002-2005) de movilizaciones populares que terminaron con la acción provocadora de Belloso, que originó un nuevo reflujo del cual todavía no salimos.
La ANEP: cabildeando en Washington y golpeando en San Salvador
En una interesante actitud ofensiva la ANEP viajo a Washington para cabildear en contra de este gobierno de izquierda. Fueron a explicar que es un gobierno que no respeta los derechos humanos, en particular la libertad de expresión. Fueron a denunciar que es un gobierno que se mantiene en una prolongada batalla en contra de la empresa privada. Fueron a informar que es un gobierno corrupto e incapaz.
Y dentro del país diariamente conspiran para denunciar la tregua entre las pandillas, la falta de medicinas en los hospitales, las deplorables condiciones de las escuelas; la falta de vivienda digna para los sectores populares. Están en campaña las veinticuatro horas del día. Y deben de estarlo ya que de acuerdo con su XIII ENADE son empresas “con responsabilidad social.”
ARENA cambiando de coach
La llegada del expresidente Flores a la coordinación de la campaña electoral está rindiendo ya los primeros frutos y quizás poniendo fin a la interminable sangría. Parece ser que ARENA como fuerza política no estará ya más condenada a sufrir y resignada a llorar.
Con una agresiva campaña publicitaria en la que Quijano rechaza la tregua entre pandillas, la mano de Flores parece destinada a restablecer el equilibrio de un barco que se hundía en el aburrimiento.
La conexión colombiana: Avianca, Royal Decameron, Grupo Sura, Grupo Carvajal, Davivienda, Bancolombia y Banco de Bogotá.
Existe un nuevo actor en el escenario político salvadoreño que hay que seguirle la pista. Es el capital transnacional, que tiene un fuerte componente colombiano, ya que controlan los tres principales bancos. Incluso acaban de pintar en las agencias del Banco Agrícola el logo de Bancolombia con los colores de la bandera de ese país. Y lo mismo sucederá este año con los aviones de TACA que pasaran a llevar el logo de sus dueños, de Avianca y van a eliminar las loras.
El capital transnacional un actor que prefiere el silencio a las declaraciones, pero que influye y su peso se irá consolidando a medida que vayan desplazando a la oligarquía local. Controlan ya el 53 % del sistema financiero. A nivel latinoamericano, en términos de activos, el Bancolombia ocupa la posición 20, el Banco de Bogotá la 23 y Davivienda la 27. Es extraño que todavía no tengamos presencia de la banca brasileña, que por sus activos es la líder continental, seguida por México y Chile.
Y el capital transnacional, que se concentra en cuatro sectores claves: fianzas, telecomunicaciones, manufactura y electricidad tiene también un componente mexicano en la telefonía mediante Claro, propiedad de América Movil, de Carlos Slim y en los jugos de fruta por medio de Jumex, con sun planta instalda en Nejapa en 2007.
La española Movistar, de Telefonica y la aseguradora Mapfre. Y un componente brasileño a través del Grupo Volvo, que esta meritoreando para el contrato de SITRAMSS. La empresa canadiense aeronáutica Aeroman.
El segundo banco del sistema es el canadiense Scotiabank y el tercero el estadounidense Citi. Y existe Pizza Hut y McDonald. Kimberly-Clark, la Corporación AES y DELSUR (electricidad). De Estados Unidos, los gigantes minoristas Wal-Mart y PriceSmart, la empresa de informática Hewlett-Packard; las textileras Hanesbrands y Fruit of the Loom; Sykes Y Stream Global, empresas de servicios empresariales. Esta última ubicada en Ciudad Arce es la mayor empleadora luego del gobierno, con 9,3000 empleados. La compañía japonesa electrónica AVX. La textilera brasileña Pettenati instalada en Coatepeque en el 2008.
La empresa atunera española del Grupo Calvo ubicada en La Uniòn en 2002. La controversial italiana ENEL, dueña de nuestros ausoles. La sudafricana ILC, propiedad de SabMiller. La empresa farmaceutica alemana Bayer; de servicios logísticos DHL y Red Fox, de plantas ornamentales. La inglesa Unilever. El guatemalteco Pollo Campero. Los gigantes suizos Nestle (alimentos) y Holcim (cemento), entre muchos otros.
Hay 16 Zonas Francas de Exportación que representan a cerca de 200 empresas, en su mayoría maquilas de textiles, de propiedad estadounidense (en un 40%), coreana y taiwanesa. La ubicación geográfica de estas zonas en seis departamentos nos permite identificar los futuros territorios en lucha.
Estos son Santa Ana, la Libertad, San Salvador, La Paz, Usulután y La Unión. Y en términos de municipios Chalchuapa, Santa Ana, Colón, Cuidad Arce, Opico, Santa tecla, Zaragoza, Ilopango, San Marcos, Olocuilta, La Herradura, Jiquilisco y la Unión.
Perspectivas
Durante cuatro años el gran capital no ha gobernado El Salvador. Esto explica le fuerte componente social de este gobierno. Es un hecho histórico inédito. Un gran avance. Por primera vez el administrador de la finca no representa los intereses de los barones de la tierra ni de la banca. Tampoco representa los intereses de los trabajadores. Pero fue impuesto por los trabajadores, aunque gobierne para sectores no oligárquicos del capital nacional.
Ante esta situación excepcional que ha impactado en lo político pero también en la delicada área económica, se presentan sorpresivamente tres salidas. La de la restauración oligárquica, la de la continuidad tutelada por las transnacionales o la de la continuidad orientada a la profundización del proceso.
Del desenlace del enfrentamiento tanto político como electoral entre los diversos sectores en pugna, en especial dentro y entre la Administración Funes, el FMLN, ARENA, la ANEP, la Embajada de Estados Unidos, el capital transnacional y el Movimiento Popular y Social va depender el éxito o fracaso de los contendientes presidenciales.
Es en estos siete sectores en pugna y en sus respectivas alianzas, rupturas, alineamientos, compromisos, intereses y necesidades que cristaliza los senderos de la lucha de clases en el país. Son siete grandes fuerzas que se disputan la hegemonía para definir el rumbo nacional e imponer su respectiva agenda política.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>