En 1958 fui de la Asociación de la Juventud 5 de Noviembre…Entrevista con Mario Aguiñada

En 1958 fui de la Asociación de la Juventud 5 de Noviembre…Entrevista con Mario Aguiñada

SAN SALVADOR, 29 de octubre de 2009 (SIEP) “Llego a la Asociación de la Juventud 5 de Noviembre en 1958 por mi hermano Rafael (Aguiñada), ya estaban ahí Roque Dalton, Tomás Guerra (que vive en Costa Rica), Roberto Castellanos Calvo, Waldo Chávez Velasco…” nos comparte Mario Aguiñada Carranza, destacado dirigente revolucionario salvadoreño.

Agrega que “la 5 de Noviembre giraba alrededor de los festivales de la juventud que se realizaban cada cuatro años convocados por la FMJD, en cada país se formaba un comité nacional preparatorio…”

“Roque junto con Roberto castellanos estuvo en Moscú en 1957, y la segunda ida fue a Viena, Austria, donde fue Rafael, junto con un agricultor de Ahuachapan, Tono Magaña…la 5 de noviembre tuvo dos tareas: con los Festivales, con su organización y por otro lado, con el trabajo cultural y no fue casual que la 5 de Noviembre aglutinaba a poetas, Roque, Manlio, escritores, Tomas Guerra, pintores, Camilo Minero, escultores, etc.”

Se realizaban los Viernes Culturales, foros, conferencias, recitales, discusiones, en nuestro local que estaba ubicado por el Campo de Marte, al lado oriente, pegado al Club de Prensa de El Salvador, en la esquina entre la 9na. Calle y la 2da. Avenida…hacíamos excursiones a balnearios, sitios arqueológicos, al Tazumal…me atraían estas actividades. En la 5 de Noviembre había dos grupos, uno mayor de nivel universitario y los de mi generación, que estaban en secundaria…

El primer esfuerzo organizativo diferenciado de la 5 de Noviembre fue el de la UNEEM, la Unión Nacional de Estudiantes de Educación Media, yo estudiaba en el INSFRAMEN, también Américo (Araujo) y Lico (Baires), Armando Herrera en el Orantes, Pepe Rodríguez Ruiz…había gente en la ENCO; en el Instituto El Salvador, definimos una plataforma reivindicativa: luchábamos por que hubiera bibliotecas en los colegios, instalaciones deportivas, disminución de cuotas escolares, por la creación de gobiernos estudiantiles…

La UNEEM se destacó en esta lucha y contábamos con la presencia de Jorge Arias Gómez, que fue importante porque llegó a atendernos por la vía del Partido y previa consulta, formó con nosotros un círculo de estudios.

Pero lo que nos unificó fue la lucha intensa contra la dictadura de José María Lemus…esto atrajo la participación tanto de sectores estudiantiles universitarios como de secundaria…y Lemus que al principio de su gobierno había generado esperanzas de una apertura al final terminó reprimiendo al movimiento popular…

Y en septiembre de 1960 asaltó los diversos locales de la Universidad incluida su Rectoría. Química y Farmacia quedaba sobre la calle Arce y 19 Ave, esquina opuesta al Cine Deluxe, Odontología, frene a ANTEL, Economía por el Hotel…la agresión fue diseminada por toda la zona, golpearon en todos los locales de la U…nosotros estábamos en la Rectoría, allí llegábamos porque habían muchas actividades, reuniones, mítines, enfrentamientos, etc.…

Bueno, llegaron tanto guardias como tropa del ejercito, y nos capturaron, a todos, me tocó estar preso con el Consejo Universitario, al venir la tropa nos metimos a Economía y entraron, y golpearon, destruyeron… estrenaron el garrote Topeka, que había sido donado por los japoneses…incluso le cayeron a la Asociación de Odontología, que eran de derecha y los reprimieron…

Mi primer captura en 1960…

Nos llevaron a la Policía Nacional , llenamos las prisiones que están en la azotea…esa fue mi primer captura. En mi casa comprendieron. Tuve un tío que fue asesinado el año 1932 en Izalco…andaba metido en la insurrección, de apellido Chávez, hermano de mi abuela; mi mamá había sido romerista, y luego claramounista; mi hermano Oscar (Martínez Carranza) era dirigente obrero, el fue él que indujo a Rafael a organizarse…vivía por la iglesia de Don Rúa…mi papá era conservador, temeroso, de origen rural…de Armenia. Mi familia es originaria de Ilobasco, luego se desplazó a san Vicente, a San Sebastián, y luego a Armenia, al cantón Los mangos, mi madre era de Sonsonate.

Ella trabajo desde muy joven con la familia Regalado, conoció el capitalismo, y llegó a ser la encargada de la tienda de Doña Concha de Regalado, en la Costa , en San Isidro, era una tienda de rayas, en esa época existía dinero de la finca, y era el único que circulaba…esta fue la familia que en 1932 regalo los grilletes para encarcelar a los alzados, mis padres ya vivían en Sonsonate y presenciaron el levantamiento y la represión…

Continuando con la narración, como UNEEM luego nos transformamos en VJS, Vanguardia de la Juventud Salvadoreña, ya con orientación política, con mayor madurez, habíamos crecido políticamente…en ese tiempo, el Partido contaba con células en la Universidad, no permitió el concepto de Juventud Comunista universitaria, sino que el joven estudiante universitario ingresaba al Partido…eran como dos mundo separados ya que como VJS se generó política hacia un movimiento de juventud, pero orientado a jóvenes de educación media, al joven obrero y al joven campesino.

Por ejemplo tenemos el caso de Raúl Vargas, El Bachiller Campesino, que venía de la Finca Venecia de Soyapango, y se incorpora a la VJS…el papá era carpintero de la finca y para poder estudiar Raúl caminaba diariamente hasta San Salvador. Luego la VJS se transforma en la Columna Juvenil del FUAR…Posteriormente surge la Unión de la Juventud Patriota, ya con un concepto políticamente más elaborado…

Después de las jornadas de la lucha contra Lemus, que concluyen el 26 de octubre de 1960, Jorge se dedicó a trabajar con nosotros, y nos ayudo a pasar de ser candidatos “empíricos” a y a que se acortaran procesos para ingresar al PCS.

En diciembre de 1960 ingreso al Partido Comunista, junto con Armando Herrera y el Chiquitín García, fuimos una promoción de jóvenes que ya teníamos el derecho ganado, habíamos sido probados en la lucha y Jorge (Arias Gómez) nos prepara con los estatutos y el programa, con la historia del Partido y es el que nos juramenta…

En 1961 viaje a la Republica Popular China…

En febrero de 1961 viajó a la Republica Popular China para recibir un Curso de seis meses sobre la Experiencia del Frente Único así como recibir instrucción militar. Somos cinco los que viajamos: Miguel Ángel Sáenz Varela, de la célula de Medicina de la UES; Hugo González, dirigente obrero de la construcción, de Santa Ana; Alfonso Ramírez, sastre, conocido como El Maguito, y Julio Cesar Castro Belloso…

La experiencia en China fue enriquecedora. A principios del siglo XX realizaron una revolución democrática contra el régimen feudal, que había durado tres mil años encabezada por el líder Sun Yat Sen, con un ideario de libertades democráticas…que retomaba las banderas de la Revolución Francesa de 1789…esta fue una revolución democrática anti-feudal.

Nos enseñaron la sabiduría de los revolucionarios chinos en unir a sectores distintos de la sociedad alrededor de las banderas de la democracia, la libertad y la revolución anti-feudal. Éramos 25 latinoamericanos, de Colombia, Costa Rica, Ecuador, Perú, Honduras, etc. Todos formados en la cosmovisión del Comintern…estábamos entusiasmados por la revolución China que había triunfado en el 49…

Luego del triunfo de la revolución en el 49, el Kuomintang con Chiang Kai Shek, apoyados por los norteamericanos fueron llevados a Taiwán, y poco tiempo después se da la confrontación en Corea, y logran separarla….nos explicaban como en las diferentes fases de la revolución china el Partido tuvo la capacidad de impulsar una creativa política de alianzas que le permitió obtener victorias sobre sus enemigos y aprovechar la solidaridad internacional de la URSS, de la clase obrera europea.

Me resulto interesante que buena parte de la dirigencia del Partido Chino se había formado académicamente en Francia…al finalizar el curso nos tomamos una foto con Mao y con la dirección del partido en la entrada del Palacio de la Paz Celestial. Y saludamos a Mao, estaba sentado y pasamos a saludarlo y estrecharle la mano…

Iniciaba la disputa, la discrepancia entre la RPCh y la URSS y esta se manifestaba en conceptos diferentes, sobre la caracterización de la época, el rol del partido, el rol de las clases, etc. Como PCS a esa altura no teníamos ni posición ni conocíamos mucho acerca de estas diferencias. Incluso como Partido seguimos viajando a la RPCh hasta los años 66 y 67.

Durante nuestra permanencia en China los chinos fueron muy respetados y cuidados sobre sus diferencias con los soviéticos, nunca sentimos ninguna presión, pero si luego del Curso al regresar a Moscú, el aeropuerto notamos una escena no amigable entre los funcionarios chinos que nos “entregaban” y los soviéticos que nos recibían, nos resultó extraño.

Incluso nos pareció fría la actitud del entonces responsable del PCUS para América Latina, camarada Miguel Kudachkin, que hablaba español con acento argentino y había sido combatiente de la gran Guerra Patria, veterano de guerra…

La primera lección que como grupo sacamos fue la necesidad de contar con mayor información, de buscar documentarnos sobre estas diferencias…no sabemos y debemos de saber.

No obstante esto, nunca se desarrollo en nuestro Partido un sector simpatizante del maoísmo. El único maoísta que me acuerdo de esa época fue Domingo Mira, y un estudiante de derecho, conocido como el Bachiller Velásquez, y conocido también como “Vanguardia” por su afán de sobresalir…

Los Juveybinos (Hóng Wèi Bīng)de la Juventud.

Virgilio Guerra si nos bromeaba, nos decía a los jóvenes de esa época que éramos “Juveybinos” o sea “Guardias Rojos.”

El Partido era pequeño, modesto. Fíjate que cuando se compró el primer vehículo fue todo un acontecimiento. Solo Schafik tenía carro, un Fiat. Bueno, era un vehículo tipo Chevrolet, de color negro…y el chofer era un panadero que manejaba camiones, de nombre Chepe García y conocido como Cristales…como se era tacaño resultó que la primera vez que lo manejo la palanca de velocidades le quedo en la mano…y había confidencialidad, no todos sabían del vehículo…

Virgilio bromeaba que solo debían entrar al carro los que tuvieran licencia…y pudieran arrancar la palanca…una vez nos montamos y fuimos a una tarea y cuando pasamos por el casino Militar se quedó…y tuvimos que empujarlo…y le decía a Virgilio que no saliera a empujar que lo iban a reconocer, pero necio salió…

A Virgilio aunque era por lo general serio, le gustaba a veces bromear. me acuerdo que decía de Carpio: “este Choco esta loco, pero esta probado…no se va a vender al enemigo.” Reflejaba así la psicología de su generación: había que proteger las filas partidarias de cualquier infiltración.

Hacia el V Congreso de abril de 1964

A mediados del 63 nos estábamos preparando para el V Congreso del PCS, para nosotros como jóvenes era una gran oportunidad para renovar el Partido, para fortalecernos teórica, orgánica y políticamente.

Hay que decir que un rasgo que el Partido logró apreciar con imaginación es el desarrollo del capitalismo y el surgimiento de un proletariado industrial…y como esto influyó en la transformación de ser un partido de clase obrera artesanal a pasar a ser un partido de clase obrera industrial. La sociedad salvadoreña había cambiado y el Partido estaba cambiando…y los estudiantes, que tradicionalmente han dirigido la oposición a la dictadura, van dejando, van cediendo la conducción, la hegemonía a sectores obreros. El relevo se va produciendo y esto se refleja también en el Partido.

Fijate que hasta el V Congreso del 64, la dirección del partido era un Comité Central de diez personas, del cual surgía un secretariado de cinco personas. Bromeábamos que toda la dirección cabía en al carro que habíamos comprado…esto era así desde el IV Congreso, que había sido en 1950. En el secretariado estaban Daniel, Carpio, Schafik, Roberto y Raúl. Y los otros eran Virgilio, Jorge, Carlos (Marín) y me faltan dos. Luego me recuerdo.

Y el comité central pasa de diez a treinta miembros de “gente probada” en la expresión de Virgilio. Y de ser básicamente artesanal a una nueva composición. Me acuerdo de algunos nombres del CC elegido en el V Congreso: Julio Cesar Castro Belloso, Miguel Ángel Sáenz Varela, Américo Mauro Araujo, Ricardo Martínez, Edito Genovez, Dagoberto Sosa, Mario Aguiñada, Rafael Aguiñada, Adán Chicas, Víctor Rivera, Raúl Vargas, y otros. Hay que hacer la lista…

El V Congreso es un parteaguas en la historia del PCS, marca un hasta aquí y desde aquí…es un viraje histórico, marca el relevo hacia una hegemonía de la clase obrera industrial…y de sus luchas que estaban emergiendo, como la huelga de la CORINCA

El desarrollo del capitalismo se reflejó en el Partido y hace que este se convierta en un Partido de obreros industriales y ya no artesanales como se venía desde 1932…y esto se manifiesta en un desarrollo del movimiento obrero y de lucha por alcanzar el poder.

En El Salvador, desde la época del PAR, años 65, el PCS suspira por el poder…construimos el planteamiento de cinco grandes soluciones para cinco grandes problemas…y la respuesta de la dictadura militar fue ilegalizar al PAR, o sea golpearnos, capturarnos, tuvimos de esas jornadas 150 presos políticos.

Ya para esa época contábamos con nuestro brazo armado, siempre como PCS tuvimos brazo armado, me acuerdo como en marzo de 1972 desde el local del MNR en san jacinto impulsamos el transporte de gente hacia El Zapote, nuestro brazo armado detuvo vehículos y repartió gente…

Después del V Congreso y ya como miembro de la Comisión Política, a los 22 años, asumo la responsabilidad de la relación con la Juventud…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>