¿Está el FMLN condenado a sufrir una derrota electoral en el 2021? Lorena Peña Mendoza

Existe una abrumadora campaña por parte del gobierno y sus aparatos de guerra sicológica dedicada a instalar en la mente de la población y de la militancia del FMLN, que INEVITABLEMENTE, el FMLN será derrotado en el 2021. Como si este fuera un destino dictado por fuerzas sobrenaturales, frente al cual nada podemos hacer más que resignarnos.

Es importante dilucidar este tema, a fin de que podamos ver de manera objetiva, qué tan cierta es esta afirmación.

Los resultados en las diferentes elecciones dependen de varios factores, dependen del grado de descontento popular que exista frente a la gestión del partido de gobierno, de la actuación y definiciones de cada fuerza política frente a los diferentes problemas nacionales, de las condiciones internas de cada fuerza contendiente, de los recursos materiales y morales de cada fuerza política, y del estado de ánimo de su militancia, y de la estrategia concreta que se adopte en cada campaña.

Es entonces inevitable preguntarnos si en el 2021 la situación del país, del presidente, de los partidos, del FMLN es igual a las situaciones que rodearon las elecciones de 2018 y 2019.

  1. En el 2018 y el 2019 el FMLN pasaba por una profunda crisis producto de haber reaccionado tardíamente a la labor de división y descohesión realizada al interior de nuestro partido por el actual presidente y un grupo de dirigentes que le apoyaron. A tal grado, que nuestra militancia y mucha gente tenía serias dudas y hasta enojo, de por qué habíamos expulsado de nuestras filas a un candidato ganador, supuestamente de izquierda. El dictador había logrado posicionarse como el mejor candidato que la izquierda podría llevar, y además como un hombre anti sistema que revolucionaría todo, “haciendo historia”, y el FMLN apareció como un partido necio que perdió a esa buenísima figura, por necio, aun a costa de sacrificar una victoria electoral.

A sólo un año de su gobierno, mucha gente puede afirmar con seguridad que ese candidato que hoy es presidente es un fiasco, que no es de izquierda, que es el gobernante más corrupto de los últimos tiempos, que es autoritario, que ha sido incapaz de manejar los grandes problemas, que es mentiroso y que sólo le importa su ego.

Si bien esta opinión no es mayoritaria, es importante resaltar que una buena parte del voto de izquierda, a estas alturas le ha retirado su apoyo.

2. El partido NI que surge con un fuerte apoyo local e internacional se ha visto diezmado, figuras influyentes de la comunidad en el exterior como el Sr. Luis Reyes y un grupo importante de comités de apoyo le han retirado su respaldo ante la visible corrupción, nepotismo y exclusión que se practica en el partido, y hemos presenciado fuertes disputas locales producto de sus elecciones internas.

3. Arena ha sufrido fuertes divisiones internas, producto de su descomposición y de la labor de zapa del gobierno, ha tenido pactos oscuros con el gobierno que han generado repudio incluso en sus propias filas, sin embargo, busca recomponerse y mantiene un fuerte aparato en los territorios.

4. Gana trata de ganar para si los votos de NI, lo cual se vuelve una disputa interna, y no logra relevancia en el electorado, y en esta ocasión NI no va a llamar a votar por ellos sino por su partido.

5. El FMLN ha logrado administrar sus problemas internos, con una discusión diferida de planteamientos estratégicos a su interior, sin embargo, la valiente y clara posición del grupo parlamentario del FMLN, y la labor de destacados alcaldes, ha promovido un re conocimiento de su papel como verdadero partido de oposición, valiente, y que lleva planillas renovadas, con personas jóvenes, mujeres, y un contingente reducido de lo mejor de la militancia histórica del FMLN.

6. El descontento y separación del apoyo a Bukele y su partido aun no se expresa en términos de apoyo al FMLN o a otro partido, varias encuestas señalan que hay entre un 50 y 40% de electores que no han definido su intención de voto, pero que ya no suscriben un respaldo al partido del presidente.

7. Esta situación presenta claramente la posibilidad de una recuperación del FMLN y de una mejoría sustanciosa en su posicionamiento político electoral, pero, obviamente, esa posibilidad para que sea realidad requiere de una visión, estrategia y acción definida de la dirección y de la militancia para lograrlo. Ya que los votos no caen como frutas maduras, los votos se conquistarán mediante una acción efectiva por parte de nuestro partido.

¿De qué depende en realidad que podamos obtener una victoria importante en el 2021?

  • En primer lugar, de que tengamos claridad sobre la situación, la voluntad y convicción de nuestras potencialidades, y de trabajar con optimismo para lograr nuestros objetivos.
  • En segundo lugar, depende de que traslademos en la acción y en el discurso una visión positiva, tanto de nuestro partido, como a través de nuestras propuestas municipales y legislativas para los sectores que deseamos RECUPERAR.
  • En tercer lugar, depende de que definitivamente comprendamos que en el siglo XXI debemos usar certeramente las nuevas tecnologías de comunicación y propaganda, no podemos seguir en la edad de piedra. La población ha pasado a relacionarse mucho más que en 2019 a través de redes, la misma pandemia ha generado un cambio cultural y social en las relaciones humanas que ha llegado para quedarse.
  • En cuarto lugar, depende de que dejemos de menospreciarnos nosotros mismos en público, no podemos seguir instalando en la mente de la gente que somos un partido SIN CREDIBILIDAD, cada vez que hablamos de recuperar credibilidad, implícitamente reafirmamos que no somos un partido creíble, y pregúntense ¿Quién quiere votar por un partido no creíble, que ni su militancia lo considera creíble?

– En quinto lugar, depende de que tengamos una agenda ofensiva, de contenidos, que no permita que el gobierno y su partido se recompongan y que genere esperanza en la población; y tomemos medidas para salirle al paso a la ofensiva de difamación y descrédito que el gobierno ha relanzado con furia en las últimas semanas.

– En sexto lugar, depende mucho de que oigamos a la gente para conocer sus aspiraciones, frustraciones y esperanzas, para darles una respuesta en nuestros planteamientos y acciones.

Los recursos cuentan, pero el FMLN siempre ha tenido menos recursos que sus adversarios, así que tratemos de aportar todos y sobre todo HAGAMOS EL MEJOR USO DE CADA RECURSO QUE TENGAMOS A MANO.

¡VAMOS CON ENERGIA A CONQUISTAR LA VICTORIA EN EL 2021!

¡IMPEDIREMOS POR TODOS LOS MEDIOS QUE UNA NUEVA DICTADURA, CIVICO-MILITAR CORRUPTA Y NEOLIBERAL SE CONSOLIDE!

¡VENCEREMOS!

San Salvador, agosto 25 de 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>