Estrella Roja No. 5 (junio de 1977)

Estrella Roja 5
Órgano ideológico de las Fuerzas Populares de Liberación
FPL FARABUNDO MARTI
¡Revolución o muerte! ¡El pueblo armado vencerá!

Presentación

El Comando Central de las Fuerzas Populares de Liberación FPL “Farabundo Martí”, presenta por este medio, al estudio de sus organismos, miembros, aspirantes y colaboradores activos, el informe sobre la Situación Internacional, sobre algunos aspectos de la lucha popular y sobre el desarrollo del trabajo en nuestra organización aprobada por la II Reunión del Consejo Revolucionario de las FPL.
La Estrella Roja Número 5, lleva en sus páginas un documento aprobado en un momento de gran tensión de la lucha popular contra sus enemigos de clases. Estaban frescos los sucesos de febrero, y a pocos días del desenlace del caso Borgonovo, de la muerte en combate de 8 compañeros de las milicias populares, el 1º de mayo, y en medio de intensa movilización popular combativa. Este documento tiene especial importancia en el desarrollo estratégico-táctico, político-militar de las FPL, en la dirección de su práctica revolucionaria y el forjamiento de su cohesión ideológico-política.
Este importante informe de trazamiento de línea político-militar de nuestra Organización se ensambla, mediante un desarrollo creador armónico y dialectico, en el marco de la línea general estratégica y táctica de la Organización aprobada desde los primeros días de su formación y que se ha ido desarrollando y enriqueciendo en contacto con la práctica viva del proceso revolucionario.
Los documentos de la estrategia general y de la orientación táctica fundamental dieron el marco correcto para el desarrollo de la lucha de nuestro pueblo, en las condiciones propias que existían en el seno del movimiento revolucionario centroamericano, a través del inicio y desarrollo de la estrategia de Guerra Prolongada del Pueblo, camino histórico por el que desde 1970 comenzó a marchar en forma ascendente nuestro pueblo.
La Primera Reunión Ordinaria del Consejo Revolucionario de las FPL-1976-tuvo una importancia transcendental para la vida de nuestra Organización y para el desarrollo del proceso revolucionario, confirmando plenamente la estrategia general adoptada que abrió una nueva época en la vida de nuestro pueblo, enriqueciéndola, dándole continuidad dialéctica y profundizando las bases de cohesión teórica, ideológica y política internas, indispensables para la dirección del movimiento popular.
Tal labor ha tenido que realizarse en medio de una intensa lucha ideológico – política contra las corrientes desviadas oportunistas y aventureras que introducen confusión y retardo en el avance del proceso revolucionario.
El consejo, en su Primera Reunión, determino también las modalidades y estructura leninista de las FPL para llegar a convertirse, en su desarrollo, en el partido marxista-leninista del proletariado.

La II Reunión Ordinaria del Consejo, continuando con esta labor creadora, dotó a las FPL de sus Bases Estatutarias marxista-leninistas que han marcado su desarrollo orgánico hacia la construcción del Partido Revolucionario de la clase obrera, y fortaleció grandemente a su Comando Central.
El presente Documento, producto de la elaboración colectiva del Consejo mediante el análisis de la situación y de las proyecciones, sobre la base del informe presentado por el Comando Central, estudia el cuadro de la lucha popular y de la situación nacional desde la Primera Reunión Ordinaria del Consejo de las FPL-1976-hasta la II Reunión Ordinaria 1977.
Por él se puede apreciar el enorme impulso que a la lucha del pueblo en todos sus terrenos le ha dado la estrategia revolucionaria político-militar de Guerra Prolongada del Pueblo y los dramáticos e intensos niveles de lucha que nuestro pueblo ha ido escalando en este cruento y fecundo proceso de incorporación creciente a escalones cada vez más amplios de la lucha revolucionaria, a través de los distintos medios de lucha, teniendo como eje central, la lucha armada.
La continuidad, coherencia histórica y profundización de nuestra Línea General, se pone completamente de relieve en los documentos iníciales, en los previos a la formación del Consejo Revolucionario de las FPL y en la inmensa y rica labor de desarrollo estratégico de las reuniones del Consejo.
Esta labor de estudio y análisis científico de la realidad propia del país y Centro América, a través del método científico de análisis marxista-leninista, ha permitido esa continuidad y enriquecimiento creador de nuestra línea y ha evitado a las FPL caer en el grave peligro puesto de manifiesto por otras organizaciones, que se ha expresado en sus grandes bandazos de línea que les hace caer, desde posiciones de derecha al aventurerismo de izquierda o viceversa; proceso que en algunas de ellas se repite constantemente de acuerdo a las coyunturas, a los éxitos o fracasos, impidiéndoles su consolidación interna.
Pedimos a los compañeros el estudio profundo de este material, que contribuirá a hacer más firme la cohesión revolucionario interna y que nos ayudará a comprender los antecedentes de nuestra línea política en las actuales coyunturas en que las FPL han alcanzado mayor influencia organizada sobre cada vez más amplias masas populares; cuando se marcha firmemente en la proyección de desarrollo de la guerrilla hacia la formación del Ejército Popular de Liberación –EPL-; cuando ya está en aplicación la proyección de desarrollo estratégico de las Milicias Populares de Liberación y se desarrolla la autodefensa y armamentización de las masas, y cuando las FPL han aprobado en la V Reunión Ordinaria del Consejo Revolucionario la proyección estratégica hacia la Construcción del Partido marxista-leninista de la clase obrera.
En este desarrollo creador de la Línea de nuestra Organización, gran contribución han dado los compañeros que han caído combatiendo a las fuerzas de la tiranía y del imperialismo, no sólo con su glorioso ejemplo de la práctica revolucionaria consecuente, sino con sus aportes teóricos e ideológico – políticos en cada una de las fases de la vida en nuestra Organización. Bajo su inspirador ejemplo, nuestra Organización marcha firmemente en su aspiración de convertirse en la legítima vanguardia revolucionaria de la clase obrera del campesinado y de todo el pueblo trabajador.
Bajo la orientación de la línea estratégica de Guerra Prolongada del Pueblo y de una táctica correcta, basada en la aplicación creadora del marxismo – leninismo a las condiciones de nuestro país y Centro América, avancemos en la práctica revolucionaria en la gran tarea de incorporar al pueblo hasta el triunfo final de la liberación popular y el Socialismo.
¡Por la Revolución Popular hacia el Socialismo¡
¡Por un Gobierno Popular Revolucionario con hegemonía proletaria y basado en la Alianza Obrero-campesina¡
¡Viva el Internacionalismo proletario!
¡REVOLUCION O MUERTE! ¡EL PUEBLO ARMADO VENCERA¡
El Comando Central de las Fuerzas Populares de Liberación FPL Farabundo Martí.
El Salvador, Centro América, abril de 1979 (Año del inicio de la concentración de esfuerzos por la construcción del Partido marxista-leninista del Proletariado).
NOTA: En la edición de este documento se han suprimido algunos pasajes por razones de seguridad.


Primera Parte
LA SITUACION INTERNACIONAL
Tenemos que examinar el desarrollo de la revolución en El Salvador, partiendo de la lucha de clases interna. Pero esta lucha de clase y los elementos internos (factor interno) que intervienen en el desarrollo de nuestro proceso histórico no están aislados e independientes, sino que a su vez, se encuentran inmersos, interdependientes y ligados por múltiples lazos e influencias al marco general del desarrollo histórico, o factores internacionales y mundiales (factor externo) que marcan la época y el momento actual.
De allí que es indispensable para tener una visión correcta y trazar una línea revolucionaria, tener presente la situación internacional, que en diversa forma influye sobre los procesos internos que se están dando en la lucha de clases en nuestro país (elemento fundamental y determinante) en el contexto centroamericano.
Desde fines del siglo pasado, con la formación del capital financiero y sobre esa base, el capitalismo entró en su fase superior de desarrollo con el aparecimiento y del desarrollo de los grandes trust monopolistas que fueron rápidamente dominando al mundo; entró en su fase imperialista, que Lenin denominó la última etapa del capitalismo, en la cual, las contradicciones irresolubles que este sistema engendra llegan a sus extremos más agudos. Lenin planteó que históricamente al proletariado no le queda más opción que la Revolución Proletaria y la instauración del SOCIALISMO.
El 7 de Noviembre de 1917 (25 de octubre antiguo) triunfó la gran Revolución Socialista de Octubre, que marcó el inicio de una nueva época para la humanidad. Con ello se inició la etapa de transición irreversible en la historia que se ha denominado: LA ETAPA DE TRANSICION DEL CAPITALISMO AL SOCIALISMO, marcada por las Revoluciones Proletarias que van abarcando cada vez más extensas regiones del globo, y por las Revoluciones y movimientos de liberación nacional en inmensas áreas coloniales, semi-coloniales, neo-coloniales y dependientes.
Visto en el marco mundial e histórico, es una época de revolución ininterrumpida, es decir, un proceso revolucionario mundial que va limitando las áreas y haciendo desaparecer al imperialismo y al capitalismo de una región tras otra de manera inexorable, hasta hacerlo desaparecer totalmente de la faz de la tierra. Y es un pro ceso revolucionario que se da en todas las esferas de la vida humana, un choque continuo entre las dos clases fundamentales y sus aliados: la clase obrera, contra la burguesía y que se polariza en el choque entre los dos sistemas de clase: el de la burguesía que es el sistema capitalista mundial, y el del proletariado que es el Sistema Socialista Mundial, que repercute y ejerce su in fluencia sobre todos los demás niveles y contradicciones de clase de la sociedad, en sentido mundial y local.
Es una lucha de clases revolucionaria que se da a nivel ideológico, político general, militar (que es parte de lo político), en todo lo cual, el proletariado y sus aliados han ido aceleradamente ganando terreno, limitando y expulsando al capitalismo de área tras área, profundizando las contradicciones entre los centros imperialistas y entre éstos y las burguesías de países dependientes y coloniales, impulsando, apoyando y organizando las luchas de liberación nacional, y las luchas del proletariado por el socialismo.
Lenin definió el proceso de lucha revolucionaria que seguiría este periodo histórico de sustitución del sistema capitalista por el SOCIALISMO, de la siguiente manera:
Siendo que el proletariado no tiene todavía la fuerza suficiente en sentido mundial para acabar de una vez y en todas partes con el sistema capitalista, las fuerzas de la revolución y del socialismo en el mundo tienen que ir desarrollándose continuamente hasta que la correlación de fuerzas a su favor sea tal, que pueda definir a favor del socialismo y del comunismo la situación en todo el mundo; es decir, el triunfo total del Socialismo y la liquidación mundial del sistema capitalista. Entonces terminaría el periodo de transición histórico del capitalismo al SOCIALISMO.
Pero eso significa que durante un período (de transición del capitalismo al Socialismo) la lucha revolucionaria encarnizada, tendrán que existir en el mismo globo y al mismo tiempo, quiéranlo o no lo quieran, dos sistemas: países capitalistas y países socialistas, Sistema Capitalista y Sistema Socialista. El primero, en declinación y descomposición, y el segundo en surgimiento y ascenso.
Mientras estos dos sistemas vivan (coexistan) tendrá que haber lucha de clases dado que son sistemas antagónicos (lucha de clases en sentido mundial entre socialismo y capitalismo, y en sentido interno en cada país capitalista, lucha revolucionaria que sólo acabará con la desaparición del sistema caduco y en descomposición).
Pero no necesariamente esta lucha de clases, que en infinidad de puntos se convierte en múltiples guerras revolucionarias de los oprimidos contra los opresores que golpean al capitalismo, y la lucha antagónica entre países socialistas y capitalistas tienen que convertirse (para el triunfo del socialismo y de los pueblos) en una guerra mundial que destruya a gran parte de la humanidad. Sino que el incesante fortalecimiento en todos los órdenes del Sistema Social del Proletariado: el Campo Socialista Mundial, unido a las luchas revolucionarias concretas de cada pueblo (del proletariado y sus aliados) es el camino más seguro para la destrucción mundial del capitalismo, y la construcción de la nueva sociedad, a la cual a través de sus luchas concretas se incorporaran cada pueblo conscientemente a la construcción de sus propios destinos y del destino de la humanidad.
A esta situación objetiva (existencia real e inevitable) de dos sistemas durante el periodo de transición y lucha revolucionaria múltiple, es a la que Lenin denomino: COEXISTENCIA PACIFICA entre capitalismo y socialismo durante un periodo histórico.
La tesis creada por Lenin de Coexistencia Pacífica en este período histórico, tiene un contenido profundamente revolucionario, porque permite el desatamiento de todas las energías revolucionarias de todas las clases revolucionarías en el mundo, para acabar con el imperialismo y el capitalismo durante este periodo histórico sin que tenga que desaparecer la humanidad o gran parte de ella, en un cataclismo mundial, que no es necesario para acabar con los relativamente pequeños puñados de explotadores que sostienen el sistema capitalista. Es decir, lograr la destrucción y el hundimiento revolucionario de los explotadores por la incorporación de las masas a la lucha por la revolución, preservando de esta manera la enorme energía consciente de los pueblos para la construcción de una Sociedad sin la explotación del hombre por el hombre.
En buenas cuentas, el concepto leninista de Coexistencia pacífica es una lucha revolucionaria de carácter propio, en sentido mundial, que va permitiendo el cambio de correlación de fuerzas a favor de las fuerzas revolucionarias mundiales (a favor del proletariado mundial) como desenlace de ese proceso revolucionario, acabar con el sistema de explotación capitalista, sin la total destrucción de los pueblos revolucionarios, que mediante su incorporación al proceso, son la fuerza decisiva, tanto para la destrucción de los explotadores, como para la construcción de la nueva vida.
DESARROLLO DEL CAMPO SOCIALISTA
Es en este marco, desde 1917, que se han dado los siguientes pasos revolucionarios:
1°. Consolidación del Estado Proletario en la URSS y construcción del SOCIALISMO. Primer Estado socialista que tuvo que desarrollarse en las duras condiciones de completo cerco del campo mundial capitalista.
2°. Creación de las democracias populares por la lucha de sus pueblos contra la Alemania Nazi y la decisiva acción militar de la Unión Soviética. Y su paso a la dictadura del Proletariado, y a la construcción del Socialismo (Checoslovaquia, Polonia, República Democrática Alemana, Rumania, Bulgaria, Yugoslavia, Albania, Hungría).

3°. Sobre esa base, la formación del Campo Socialista Mundial.
4°. Triunfo de la Revolución de Democracia Popular China (1949), creación de la Dictadura del Proletariado y su paso a la construcción del SOCIALISMO.

5°. El triunfo de la Revolución Democrático Popular en Corea del Norte y Vietnam del Norte; consolidación de la dictadura del proletariado, paso a la construcción del SOCIALISMO y finalmente del triunfo definitivo sobre el imperialismo en toda Indochina (Vietnam, Laos y Camboya).
6°. Triunfo de la Revolución Cubana (1959), Proclamación del Socialismo (1961) y paso a su construcción; creándose el Primer Estado Socialista y Primera Dictadura del Proletariado en América.
El campo mundial del socialismo, sobre la base de un sistema social (político -económico) infinitamente superior al capitalismo, ha incorporado a más de la tercera parte de habitantes de la tierra a la construcción de una vida en que las masas son las propias constructoras activas y conscientes de su vida social; lo que ha permitido que hora tras hora y día tras día, sobre la base de planes y metas bien definidas, el sistema socialista mundial haya alcanzado y sobrepasado al sistema capitalista en distintas áreas, a pesar de haber arrancado estos países desde índices sumamente retrasados. EL SOCIALISMO avanza gigantescamente en : – Poderío económico; – Poderío militar (incluyendo la más avanzada tecnología atómica y electrónica); – Poderío industrial; – Poderío agrario; – Poderío financiero; – Poderío Científico-Técnico; – Desarrollo de las Ciencias Pedagógicas; – Desarrollo Cultural y de las Artes (masivo); – Desarrollo inmenso de su Influencia Política Mundial, etc.

Y ya no digamos en cuanto al desarrollo del bienestar general de la población.
Ese tremendo poderío del creciente campo socialista mundial que sofoca cada vez más al capitalista y que expresa en forma global y concreta el creciente poderío del proletariado, inexorablemente va marcando (a la par del creciente movimiento revolucionarlo interno que desgarra las entrañas de los países capitalistas) los días de la destrucción final de ese sistema (capitalista).
EL MOVIMIENTO DE LIBERACION NACIONAL
El Movimiento de Liberación Nacional en países antes coloniales, semi-coloniales que abarcan enormes continentes o partes de los mismos en Africa, Asia, Oceanía y América, de donde han sido o están terminando de ser expulsados los colonialistas de Inglaterra, Francia, Italia, Holanda, Bélgica, Estados Unidos, Portugal, España, Japón, Alemania.
Casi cien países han conquistado su independencia o semi-independencia en los últimos 25 años.
En algunos de esos países el imperialismo ha logrado volver a imponer su dominación a través de métodos neocoloniales, pero algunos también se encaminan más o menos aceleradamente a la construcción de las bases del socialismo (como Angola, Tanzania y otros).
Hay que tomar en cuenta que el Movimiento de Liberación Nacional por lo general no está dirigido por el proletariado ya que en muchos de ellos es una clase muy incipiente y que tales revoluciones de Liberación Nacional la encabezan generalmente las capas burguesas nacionalistas que tienen contradicciones con los colonialistas nacionalistas que les ahogan su desarrollo, pero que al mismo tiempo su objetivo fundamental es desarrollar el sistema capitalista.
De tal manera al independizarse, a, pesar de haber sido impulsados y ayudados en su lucha por el campo Mundial del Socialismo, no es difícil que establezcan nuevos lazos con el capitalismo e imperialismo mundial sobre la base de las nuevas condiciones creadas por el “status” de relativa independencia política (Indonesia, India, Pakistán, Arabia, Irán, Egipto, Jordania, Siria).
Sin embargo, por las agudas contradicciones, dificultades y limitaciones que crea esta lucha en el seno de la dominación imperialista, y por las nuevas fuerzas populares (proletariado, campesinado, capas media) que engendra la lucha de liberación nacional y tipo de desarrollo económico social que surge de ella, el movimiento de Liberación Nacional es un poderoso aliado del proletariado y de la revolución proletaria mundial y en sentido global le ayuda a minar, desgastar y finalmente contribuir al cambio de correlación de fuerzas que permitirá destruir para siempre al capitalismo.
Por eso en esos países, el proletariado aunque sea incipiente o poco desarrollado es base firme del Movimiento de Liberación Nacional y asimismo el Campo Mundial del Socialismo ayuda a los Movimientos de Liberación Nacional y al desarrollo de los países que por esa vía han alcanzado al fin la emancipación de sus antiguos dominadores.  
LA LUCHA DEL PROLETARIADO EN LAS METROPOLIS IMPERIALISTAS
El poderoso impulso del Movimiento de la clase obrera contra el capitalismo y del movimiento popular general son los países imperialistas y colonialistas.
Baste ver cómo se encuentran de convulsionados por las luchas de la clase obrera y de diversos sectores progresistas de la población, todos los principales países del campo capitalista. Luchas que van ayudando a elevar la conciencia de clase y organización del proletariado y que le permitirá en alianza con el campesinado y capas revolucionarias llevar a cabo la revolución proletaria y sustituir al régimen capitalista por el Socialista.
Podemos ver esa proyección, en unos más avanzado que en otros, o con menor o mayor claridad, organización y conciencia, pero como una fuerza irreversible en Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Italia, República Federal Alemana, Japón, Portugal, España, Holanda y Bélgica.
EN RESUMEN:
El Campo Mundial del Socialismo crece poderosamente día a día; el Movimiento de Liberación Nacional aliado de la Revolución Proletaria Mundial y que ayuda a quebrantar las bases del poderío del imperialismo en sentido mundial resurge, naturalmente que dentro de sus debilidades y aspectos negativos, especialmente en lo que respecta a su conducción de clase; y el Movimiento Revolucionario en los países capitalistas y dependientes va fortaleciendo diariamente el Campo de la Revolución Mundial y va cambiando aceleradamente la correlación de fuerzas a favor de la Revolución, lo que conducirá inexorablemente a la desaparición total del imperialismo y del Sistema Capitalista y al triunfo definitivo del SOCIALISMO.
MIENTRAS TANTO QUE SUCEDE EN EL CAMPO DEL CAPITALISMO Y DEL IMPERIALISMO?
Desde el punto de vista histórico, el capitalismo ha entrado en un proceso de declinación irreversible que lo conducirá a su desaparición definitiva, como resultado de la lucha revolucionaria de los pueblos. En 1917 se desgajó del entonces dominio capitalista global, una multitud de pueblos que formaron la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas estableciéndose la dictadura del proletariado en una quinta parte de la territorio terrestre, seguido de Mongolia.
Esa fue una herida de muerte que se iría ahondando irremediablemente en el sistema capitalista. Este trató de ahogar en su cuna al nuevo poder de clase, estableciendo un férreo bloqueo y cerco, invasiones armadas conjuntas de todas las potencias capitalistas, pero el proletariado soviético, apoyado por el proletariado mundial, a base de heroismo y sacrificio ilimitado fue capaz de derrotar todos los ataques externos y de la burguesía interna y consolidarse el poder soviético, y emprender firmemente la construcción del SOCIALISMO
El capitalismo, como resultado de esta gran victoria de la clase obrera -la ruptura de su dominio mundial y el establecimiento del poder proletario en una gran porción del globo, y atenazado por sus contradicciones internas, entró irreversiblemente en la etapa que se ha denominado CRISIS GENERAL DEL SISTEMA CAPITALISTA MUNDIAL.
Esta es una crisis irremediable del sistema capitalista en sentido histórico y mundial, de todas sus bases estructurales y superestructurales, que ya no puede tener ningún remedio, más que por sustitución revolucionaria: por la implantación del SOCIALISMO. Es conocido que el capitalismo, por las contradicciones que lleva en su entraña y por las propias leyes de su desarrollo (la contradicción fundamental entre el carácter de las fuerzas productivas y las relaciones de producción; el carácter espontáneo de su producción determinado por la forma de atender la ley de la oferta y la demanda dentro de la propiedad privada que conduce a la anarquía de la producción) conduce inevitablemente a la caída de la economía capitalista en devastadoras crisis económicas de coyuntura, en crisis cíclicas. Estas han sido parte inseparable del capitalismo, desde el principio mismo de su existencia.
LA CRISIS GENERAL DEL SISTEMA CAPITALISTA a que este entró después de 1917 no se trata de una crisis coyuntural sino de la crisis definitiva del sistema. Y es una crisis en todos los niveles fundamentales del sistema. El capitalismo en sentido global e histórico, entró en un período de descomposición final y agonía.
Con la consolidación del sistema socialista en la URSS que derrotó definitivamente el cerco capitalista mundial y la formación del Campo Mundial del Socialismo, que significó una drástica reducción del campo de acción del capitalismo mundial, el sistema capitalista entró en la Segunda Etapa de la CRISIS GENERAL DEL CAPITALISMO.
El gigantesco desarrollo del campo mundial del Socialismo, la Revolución Popular China, el triunfo del socialismo en Corea, Vietnam y Cuba; y los grandes éxitos de las revoluciones de Liberación Nacional y el desarrollo del movimiento revolucionario del proletariado y sus aliados, ha determinado la entrada en la TERCERA FASE DE LA CRISIS GENERAL DEL SISTEMA CAPITALISTA MUNDIAL; todas las contradicciones internas del capitalismo han llegado a grados extremos de agudización; las crisis económicas de coyuntura se han vuelto casi continuas, y la revolución proletaria golpea fuertemente los cimientos de su tambaleante sistema.

La correlación de fuerzas en sentido mundial se vuelve cada vez más favorable al campo del socialismo y de la revolución mundial. Por todos lados el imperialismo se ve aguijonado y desgastado por la lucha revolucionaria de los pueblos, se ve expulsado de áreas tras áreas, se ve arrinconado y combatido por fuera y por dentro, sus dificultades crecen por doquier, y mientras tanto, las condiciones externas para el éxito de las luchas revolucionarias de los pueblos y para su consolidación posterior a su revolución se acrecientan en forma que hace pocos años hubiera sido inconcebible. En este sentido baste ver los grandes ejemplos recientes: Cuba, Argelia, Vietnam, Laos, Cambodia, Angola, etc.
En resumen:
Se debilita aceleradamente el campo mundial del capitalismo, del imperialismo y la reacción mundial y se fortalece inconmensurablemente el Campo del Socialismo y de la Revolución Mundial.
Ahora bien, eso no significa que el capitalismo y el Imperialismo esté liquidado definitivamente, y que se encuentre completamente estancado y paralizado. Que ya no se desarrolle en forma alguna.
LOS ZARPAZOS DE LA BESTIA HERIDA
En sentido histórico estratégico, se encuentra en su etapa de descomposición y agonía, pero relativamente tiene todavía enormes fuerzas, tremendo poderío, gran poder de desarrollo económico, científico y técnico; y la certeza de su desaparición histórica le proporciona redoblada capacidad de golpear a los movimientos revolucionarios en distintas partes del mundo. Como bestia herida se vuelve cada vez más cruel y sanguinario, tratando de aplastar la lucha revolucionaria de los pueblos a sangre y fuego, y de esa manera prolongar su agónica existencia de explotación y opresión.
Eso les hizo inmediatamente ver la urgente necesidad de tomar medidas extraordinarias para apuntalar su sobrevivencia como régimen social y para no permitir que otra revolución en Latinoamérica, viniera a desajustar todo su cuadro estratégico latinoamericano.
El imperialismo introdujo modificaciones en sus medios y estilos de dominación sobre nuestros países para apuntalar las carcomidas clases dominantes internas, y al mismo tiempo, para profundizar su dominación y consolidar la dependencia de estos países. Así fue corno desarrolló su estrategia en los terrenos político-militar, creando la estrategia global de guerra contra nuestros pueblos, que contiene tanto el aspecto político reformista y “social” cuyo primer ensayo fue la desafortunada Alianza para el Progreso, como la ofensiva militar para descodalar las fuerzas político-militares que se levantaban en el seno de los pueblos. A su vez, los pueblos latinoamericanos entraron en un grandioso grado de efervescencia organización y practica revolucionaria que dominó el cuadro de toda la década del sesenta.
La guerrilla fue la nota dominante en la lucha de muchos de los pueblos latinoamericanos. Sin embargo, la unilateralización de la lucha armada, los errores estratégicos y tácticos cometidos en ese sentido por el movimiento revolucionario en varios de les países latinoamericanos, el desligamiento de la guerrilla de la fuerza revolucionaria de las grandes masas, facilitó al imperialismo y a sus títeres propinar una serie de golpes al movimiento revolucionario; con el resultado de derrotas temporales a los pueblos. Por otro lado, los graves errores de derecha cometidos en otros países por las organizaciones oportunistas o revisionistas facilitaron a las fuerzas títeres del imperialismo otros golpes dolorosos que han hecho retroceder temporalmente a las organizaciones populares de una serie de países.
Hemos visto que en sentido mundial e histórico, el hiperrealismo y el capitalismo se encuentran en agonía. Pero hemos visto, también que eso no significa que el imperialismo y sus lacayos no estén en capacidad de golpear fuertemente al movimiento revolucionario, en determinadas áreas y momentos. Todo lo contrario, precisamente porque se encuentra en proceso de desaparición de la faz de la tierra, proceso progresivo y real, el imperialismo se torna más agresivo y feroz, redobla sus fuerzas para aplazar su colapso inevitable.
En América Latina, las fuerzas aliadas, histórica y prácticamente al imperialismo, ayudadas y asesoradas por éste, y concretamente con la ayuda desembozada de la CIA, del gobierno yanqui y del Pentágono, establecieron una serie de tiranías militares en una gran cantidad de países latinoamericanos.
En estos últimos años, el imperialismo ha logrado crear un enorme campo contrarrevolucionario, integrado por tiranías militares sangrientas que abarca Argentina, Chile, Brasil, Bolivia, Paraguay, Uruguay, Nicaragua, El Salvador, Guatemala, Haití, República Dominicana que, si bien muestran en algunos momentos ciertas contradicciones secundarias con el imperialismo (como la aparente contradicción por el “celo” hipócrita del gobierno de Carter por los derecho humanos -política enfilada contra la dictadura del proletariado de los países socialistas) representan en realidad su baluarte fundamental en este continente y el soporte político-militar rabioso del sistema capitalista.
Eso no ha apagado, ni mucho menos la lucha de nuestros pueblos. Al contrario, los movimientos revolucionarios, basándose en las experiencias de la década anterior, están surgiendo y cobrando gran dimensión a lo largo y ancho de Latinoamérica, con correctas modalidades que indudablemente llevarán a los pueblos Latinoamericanos a las victorias definitivas contra el imperialismo y sus títeres. Mientras tanto el imperialismo se engarza en contradicciones económicas y políticas crecientes con sus títeres y la crisis económica y política se profundiza eh el seno de todo el sistema y con gran relieve en los países dependientes.
Por otra parte, se han agudizado las contradicciones con el imperialismo sobre el fondo nacionalista burgués, por parte de países que han ido debilitando sus vínculos con el mismo: Perú, Panamá, Venezuela; fenómeno que aunque, no es consecuente desde el punto de vista revolucionario del proletariado, si es positivo en cuanto ahonda las discrepancias entre el imperialismo y burguesías locales, que pueden ser aprovechadas por el proletariado en su lucha revolucionaria. Y no es menos importante la franca alineación antiimperialista y de acercamiento a Cuba Socialista que está ocurriendo en los países de la cuenca del Caribe que está generando en torno a Cuba un polo dinámico y progresista: Guayana, Barbados, Guadalupe, Trinidad y otras. Y en menor escala Belice.
Esto está creando una esfera de amistad en torno de Cuba Socialista que ha contribuido a derrotar la criminal política de bloqueo económico y que dificulta las agresiones abiertas del imperialismo al Primer País Socialista de América. Eso indudablemente, al contribuir al afianzamiento del Socialismo en América, contribuye al desarrollo del movimiento revolucionario al nivel latinoamericano.
Las proyecciones de la revolución en Latinoamérica cobran creciente concreción, tanto por el desarrollo de las condiciones objetivas como la profundización y ampliación de las condiciones subjetivas que se desarrollan impulsadas por vanguardias revolucionarias político-militares, marxistas, que se han ido convocando a tono con la realidad que vive el mundo y , en concreto, cada uno de nuestros países.
En tal marco se plantean varias tareas importantes para nuestra organización y para cualquier organización realmente revolucionaria:
1. El pivote estratégico es el apoyo enérgico a Cuba Socialista, y el apoyo en Cuba Socialista, como el centro socialista en América, cuyo desarrollo es vital para la revolución latinoamericana, y que ayuda a crear y desarrollar la conciencia, la disposición al paso de nuestros pueblos al Socialismo, que contribuye material y moralmente al impulso y desarrollo de la lucha revolucionaria de nuestros pueblos.
2. El apoyo solidario a los pueblos que luchan más avanzadamente contra el imperialismo, en un franco acercamiento al Primer País Socialista de América: Guayana, Jamaica, etc… Apoyar el acercamiento de Belice a Cuba Socialista, y su autodeterminación como pueblo que no quiere caer bajo las garras de la tiranía pro-yanqui, de Guatemala y a su independencia efectiva del imperialismo inglés.
3. El apoyo a la lucha antiimperialista de los pueblos, como la lucha del pueblo panameño por la recuperación de su soberanía en el Canal
4. El apoyo solidario a les luchas revolucionarias que los pueblos latinoamericanos.
5. El desenmascaramiento y lucha combativa contra los regímenes de tiranía militar facistoide que oprimen a sus pueblos y la solidaridad militante con estos (Chile, Brasil, argentina, etc.)
SOBRE LAS DISCREPANCIAS EN EL SENO DEL CAMPO SOCIALISTA MUNDIAL Y NUESTRA LINEA Y RELACIONES CON EL MISMO
El gran desarrollo de la Revolución Mundial que marcha hacia la completa liquidación del imperialismo y del sistema capitalista mundial, ha encontrado en los últimos años un factor desfavorable en las serias divergencias aparecidas en los países del Campo Mundial del Socialismo, así como en el seno del movimiento comunista y revolucionario.
Estas discrepancias tomaron forma a principios de la década del 60 y han llegado a tener una expresión muy aguda, especialmente entre los mayores países del Campo Socialista: la Unión soviética y la República Popular China.
Las discrepancias que al principio tenían la formo de lucha ideológica para combatir las desviaciones teóricas y prácticas el revisionismo de derecha o de izquierda que en la práctica de la construcción del socialismo van apareciendo, rebasaron ese marco y pasaron a los terrenos estatales y nacionales, provocando agudos roces de carácter estatal y de competencia internacional, especialmente entre la URSS y la RPCH, que llegaron a niveles inconcebibles dentro del mundo socialista.
Esto crea graves retrasos y quebrantos a la marcha de la Revolución Mundial como se pudo apreciar claramente durante la Criminal guerra del imperialismo a Vietnam, en donde el Campo Socialista no pudo aunar sus fuerzas para propinarle una rápida y aplastante derrota al imperialismo, y este pudo explotar las contradicciones intersocialistas para prolongar su agresión. En tal ocasión todos los países socialistas dieron una enorme y decisiva ayuda al heroico pueblo de Vietnam, pero si no hubieran sido tan agudas las discrepancias, el imperialismo no hubiera sido capaz de sangrar tan duramente al pueblo de Viet-Nam.
Es lo que sucede en sentido mundial: los países del Campo Socialista y especialmente la Unión Soviética y la República Popular China proporcionan una ayuda inapreciable a la revolución en todo el mundo; pero el imperialismo y el capitalismo podrían ser derrotados mucho antes, si hubiera cohesión en el seno del Campo Mundial del Socialismo.
Sin embargo, esa es la realidad en que tenemos que movernos y debido a ello nuestra organización adoptó desde el principio una línea realista que contribuya al desarrollo del proceso revolucionario de nuestro pueblo, y que sea positiva en el contexto general de la revolución en el mundo.
Dicha línea es:
1. El absoluto respeto a todos los países socialistas, sus pueblos y gobiernos, considerando los enormes y decisivos aportes que están realizando en la lucha por el SOCIALISMO y el COMUNISMO, contra el Imperialismo y el Capitalismo, su apoyo al movimiento de liberación nacional de los pueblos y su apoyo e impulso de las luchas revolucionarias del proletariado y de los pueblos en sentido local y mundial.
2. Tratar de aprender de las valiosas experiencias revolucionarias de los países socialistas, tratando de aplicar aquello que esté en relación con nuestras condiciones específicas sin sentido mecánico ni dogmático y con criterio crítico.
3. La independencia como organización revolucionaria con respecto a los partidos y gobiernos de los países socialistas o respecto de cualquiera otra organización revolucionaria. Esto significa, relaciones basadas en la lucha revolucionaria común contra el imperialismo y el capitalismo, en los principios del marxismo-leninismo; en los intereses del movimiento revolucionario mundial, en el respeto mutuo, en la no supeditación de uno a otro, en las relaciones revolucionarias fraternales de mutua ayuda, y en la crítica fraterna.
4. Estudiar la experiencia del Movimiento Socialista Mundial, a la luz de su desarrollo tratar de desentrañar las causas de las actuales discrepancias, para jugar un papel positivo en el proceso dialéctico hacia la superación de las mismas.
Al mismo tiempo que se han desarrollado las discrepancias en el seno del Campo Socialista, ha OCURRIDO UNA GRAN DISPERSION IDEOLOGICA (y orgánica) en el seno del Movimiento comunista y revolucionario mundial, expresa do concretamente en cada país.
Multitud de corrientes ideológicas, grupos y organizaciones se disputan en cada país la representación de la verdad revolucionaria, desde los que adoptan militantemente las posiciones de uno u otro país socialista, o de ideológicos neo-marxistas que consideran superar o desarrollar partes de la teoría marxista, hasta el resurgir de viejas posiciones como el trotskismo, y de nuevas desviaciones como el aventurerismo y el militarismo.
Las FPI han podido desarrollarse dentro de una gran cohesión ideológica y unidad de acción práctica, entre causas porque desde el principio tuvo el gran acierto de trazar una línea en este sentido, que corresponde a las necesidades del desarrollo del proceso revolucionario de nuestro país:
1. Viendo con sentido crítico las experiencias del Campo Socialista y al mismo tiempo con verdadero respeto sus grandes aportes, y considerando que las actuales discrepancias serán superadas por el proceso de lucha hacia la construcción del Comunismo, y adoptar un criterio propio independiente y no supeditado a ninguna de las corrientes socialistas en pugna.
2. Elaborar sus experiencias y su práctica sobre la base de la interpretación marxista de la realidad del país y Centroamérica, para el desarrollo del proceso revolucionario, y para su propio desarrollo como organización revolucionaria. Eso implica, en sus relaciones, la valoración de la calidad revolucionaria práctica de otras organizaciones del país y Centroamérica; por ello son una guía para la Organización los siguientes elementos:
a) que sea la propia práctica revolucionaria la que lo demuestre;
b) la lucha ideológica continua y firme consecuente y doctrinaria contra todas las tendencias desviacionistas y confusionistas de derecha y de izquierda;
e) la relación progresiva con las organizaciones que en la práctica demuestren su vigencia y personalidad revolucionaria; relación bilateral, de mutuo apoyo en la lucha contra el imperialismo y sus lacayos, de respeto mutuo y de crítica fraterna, y basada en los principios revolucionarios;
d) política de alianzas de clase, que pone como centro le emancipación de la clase obrera y sus aliados de la influencia burguesa, y la creación de una unidad del pueblo que tenga como eje central la alianza obrera campesina y que abra paso a la hegemonía de la clase obrera.
LA ESTRATEGIA REVOLUCIONARIA CENTROAMERICANA
Parte básica de la estrategia de las FPL es la unificación gradual de la lucha revolucionaria centroamericana. Esta es una tarea difícil pero estratégica.
Nuestro enfoque como marxistas es conocer la realidad y partir de ella para transformarla. Por eso estamos en contra de aquellos esquemas mecanicistas, que totalmente desconocedores de las fuerzas vivas revolucionarias se van creando y desarrollando debido a la lucha interna de clases en el seno de cada parcela centroamericana, desearían formar inmediatamente una caricatura de partido marxista centroamericano con rótulo en cada uno de los actuales estados haciendo a un lado las fuerzas revolucionarias que efectivamente han ido germinando al calor de la lucha de clases en cada Estado.
La línea de lucha revolucionaria centroamericana que adoptó nuestra organización desde un principio y que está ayudando a darle proyección y realidad centroamericana a la lucha de cada uno de nuestros pueblos, se basa en los siguientes elementos:
1. La creación en El Salvador de una verdadera organización revolucionaria político-militar, con gran influencia organizada sobre las masas populares, que impulse el proceso revolucionario en el país y Centroamérica
2. Simultáneamente, tener en la base de su proyección estratégica, la unificación gradual de las luchas revolucionarias a nivel centroamericano, hasta la formación de organismos comunes (Partido, Ejército Revolucionario, movimiento revolucionario de las masas), que sean decisivos para la definitiva liberación de nuestros pueblos y para la construcción del SOCIALISMO.
3. En esta vía; establecer relaciones cace vez más estrechas, refrendadas por la práctica revolucionaria, con aquellas organizaciones revolucionaria de Centroamérica que propicien los fines estratégicos revolucionarios, y contribuir a la unificación de los movimientos populares revolucionarios de las masas centroamericanas.
Les relaciones a nivel de organizaciones revolucionarias deberán de evolucionar, desde el intercambio y mutua ayuda, la coordinación en la acción revolucionarla, hasta la proyección de unificación progresiva estratégica operativa y orgánica, ideológica y política.
Esto es un proceso de acción, de elevación de la conciencia revolucionaria de los pueblos centroamericanos, de la organización, de lucha revolucionaria de las masas y de operatividad armada coordinada y finalmente unificada.
Verlo sólo en uno de estos sentidos, verlo sólo como problema orgánico, como problema técnico u operacional sería abortar en forma metafísica y superficial tan vital problema del que depende la liberación definitiva de los pueblos centroamericanos.
Es en este marco que hay que situar la situación actual de nuestro país ya que el mismo no puede estar desligada de la situación internacional, sino que esta influye en diversas formas sobre lo que acontece en El Salvador.
Al hacerlo debemos recordar lo que al principio se deja establecido: que los factores internos -la lucha de clases interna es lo determinante en la marcha del proceso revolucionario de un país y que la línea política concreta para el accionar revolucionario de nuestra organización, tiene que partir fundamentalmente del estado y de las perspectivas de la lucha de clases interna, de las contradicciones que se generan en el seno de nuestra sociedad concreta, en un momento determinado y en las condiciones propias.

Tomando en cuenta eso como fundamental, caeríamos por otro lado en un error, si no tomamos en cuenta las condiciones externas, los factores de la situación internacional que favorecen o perjudican el desarrollo de la lucha revolucionaria de nuestro pueblo y de los pueblos centroamericanos.
De allí la importancia de un enfoque correcto de la situación internacional para situar nuestra línea revolucionaria en el momento actual.
SEGUNDA PARTE

INTRODUCCION

La lucha Revolucionaria de nuestro pueblo se desarrolla en los marcos de la lucha revolucionaria de los pueblos centroamericanos. Está íntimamente ligada a la misma, y en medida gradual, pero cada vez más intensa tendrá que ir convergiendo, hasta convertirse en un solo torrente hasta la liberación definitiva. La lucha de los pueblos centroamericanos se realiza a su vez en el marco de la heroica lucha de los pueblos de Latinoamérica por la liberación y el Socialismo que en forma tan visionaria puso de relieve el Guerrillero Heroico: Ernesto Che Guevara.
Al analizar en el anterior capítulo la situación internacional, hemos dejado en claro que es en ese marco global latinoamericano y centroamericano, que tenemos que situar nuestro examen sobre la situación actual de nuestro país tomando en cuenta en forma concreta y determinante el desarrollo de la lucha de clases interna.
Pasamos, entonces, a ver los rasgos más sobresalientes de la situación actual, aunque sea en forma bastante esquemática. Comenzaremos por exponer el desarrollo de nuestra organización, y el movimiento revolucionario que la misma organiza, orienta e impulsa, partiendo en nuestro informe de la celebración de la Primera Reunión del Consejo Revolucionario de las FPL, y finalizando con el planteamiento de la línea general de proyecciones político-militares de nuestra organización.

DE JULIO 1976 A ABRIL 1977

A estas alturas podemos ver con claridad que lo avizorado el año pasado ha tenido su correspondiente concreción en la práctica: El Primer Consejo de las FPI significó un paso de gran trascendencia para la vida de la Organización. Un salto de calidad que le hizo entrar en una nueva etapa de su vida.
De ahí para acá todo el quehacer revolucionario de la organización y de las masas combativas se ha hecho más complejo, más rico y multifacético.

La interacción entre vanguardia revolucionaria y masa, entre medios armados de lucha y medios no armados, entre lo abierto y lo secreto, han cobrado una vigencia palpable en el marco de la guerra revolucionaria, que va situando todo el plano de la lucha de nuestro pueblo en una nueva dimensión que se proyecta hacia nuevos escalones de la revolución en lo local y en su incidencia centroamericana.
Debemos de tomar en cuenta que el Consejo significó un triunfo, a través de la lucha ideológica consecuente, contra un pequeño grupo divorciado de los principios revolucionarios y totalmente aislado de la membrecía, que quiso darle marcha atrás al proceso de avance revolucionarlo de nuestra organización. Eso puso en evidencia la alta cohesión ideológica, política y orgánica de toda organización sobre cuya base se abrió pasó a la nueva etapa de desarrollo.
El Consejo trató de plantearse el cuadro, tanto de aciertos históricos que el trabajo de la organización había tenido hasta entonces, como los graves retrasos y debilidades que era preciso remover para propiciar la nueva etapa de desarrollo con las acrecentadas responsabilidades que la conducción político-militar planteaba a las FPL.
En este, sentido, trató el Consejo de impulsar las correspondientes medidas en bs planos orgánicos, políticos, militares, ideológicos, teóricos (en lo educativo propagandísticos, etc.), en los métodos de dirección y de trabajo, etc.
En consecuencia:
a) la formación del Consejo fue, por si misma, la primera medida trascendental de arranque para la vigencia de las demás;
b) la elección del CO-CEN fue otra medida de gran importancia, ya que en este organismo recaería la responsabilidad principal para llevar a la práctica las medidas aprobadas por el Consejo;
c) la creación, reestructuración y reforzamiento de organismos da dirección internos;
Pero este era sólo el primer paso necesario, el siguiente era la consolidación orgánica e ideológica de estos organismos para el eficiente funcionamiento y desempeño de sus grandes responsabilidades, y la coordinación de las diferentes ramas político-militares e internas para el armonizado y eficiente trabajo de conjunto.
d) En esto, gran importancia tendría la introducción de los mejores métodos de trabajo en todos los escalones.
A partir de ahí se bifurca todo el despliegue del accionar de los organismos políticos y militares en sus respectivos campos, y de las masas populares, en los variados escalones que abarca la guerra popular y que, de acuerdo con nuestra estrategia Revolucionaria tiene como eje central la Lucha Armada íntimamente unida a los otros medios de lucha del pueblo que se desarrollan en función de la lucha revolucionaria.
Brevemente, podemos decir:
Se abrió un prodigioso despliegue del movimiento combativo de las masas, creándose un profundo y fuerte movimiento popular revolucionario organizado, que responde la estrategia revolucionaria y que va incidiendo profundamente en la vida política del país; y que son valiosos canales para la incorporación de las masas avanzadas a nuevos escalones de lucha revolucionaria.
Especialmente amplio, profundo y combativo ha sido el movimiento organizado de masas en el campo entre los trabajadores agrícolas y campesinos pobres y medios. Desde 1932 que se habla podido organizar en nuestro país un movimiento revolucionario de las mesas tan amplio, combativo y consciente.
En este año, este movimiento revolucionario del campo ha escalado nuevos peldaños de combatividad masiva, no sólo ha organizado a las masas trabajadoras del campo hacia la lucha por las más sentidas reivindicaciones inmediatas durante las tempo radas de café, caña de azúcar, y algodón; sino que pasó a las acciones de tomas organizadas de tierras en varias regiones del país, con métodos de movilización que ha elevado enormemente la aplicación de la violencia revolucionaria de las masas.
La clase obrera ha dado avances en sus niveles de organización y de lucha reivindicativa inmediata y revolucionaria lo que constituye un prometedor paso en la vital necesidad estratégica de integrar a la revolución a la clase obrera industrial.
En ese sentido, la tarea estratégica de la formación de la Alianza Obrero-Campesina, núcleo fundamental de la Unidad Revolucionaria de las Fuerzas Populares, comienza a avizorarse como una proyección tangible.
…otras clases y sectores sociales oprimidos han avanzado hacia posiciones revolucionarias, hacia nuevos y superiores niveles de combatividad, en los métodos y formas de lucha y de organización por ejemplo, el magisterio, los estudiantes, etc.
Tarea especial –pivote- en este momento, es la elevación revolucionarla definitiva de la clase obrera industrial y agrícola.
Algunos acontecimientos importantes, que puedan calificarse de trascendentales para la profundización de la guerra y la incorporación popular han sido:
a) gran movilización de las masas a lo largo del país: manifestaciones, mítines y actos masivos de diversa naturaleza, desde las concentraciones nacionales y locales hasta mítines relámpago etc.;
b) gran despliegue y ejercicio de las masas en la violencia revolucionaria;
c) educación política, e ideológica de las masas, por la difusión de la línea revolucionaria, por la lucha ideológica contra las tendencias desviadas.
d) La organización de las masas cada vez más profunda y ramificada, rectora y unificadora del movimiento revolucionario de las masas.
e) He allí algunos de los renglones más visibles e importantes, que han venido a enriquecer enormemente el marco de la lucha revolucionaria y que coloca en un grandioso plano de proyección a la revolución, no obstante sus propias y evidentes debilidades.
Pero en estos meses, la calidad revolucionaria del movimiento de masas ha avanzado frente al incremento de la guerra contrarrevolucionaria que somete a las mesas a agudos grados de represión extendida a los núcleos de población organizados. Los asesinatos, las capturas y desaparecimientos, las emboscadas, los ataques a poblaciones enteras, el ataque armado a manifestaciones, etc., han obligado gradualmente a las masas combativas organizadas a la profundización y tecnificación de la violencia de las masas, especialmente en las modalidades de la autodefensa.
Es frente a esta necesidad concreta, que no es solo coyuntural sino histórica para el avance de las fuerzas revolucionarias en las condiciones de nuestro país y Centroamérica, que ha surgido el organismo de las masas capaz de canalizar y elevar a nueva calidad revolucionaria a la parte más avanzada de las mismas y emprender la concreta armamentizacion de las masas revolucionarias: las Milicias Populares.
Aunque esta necesidad la detectó la organización desde antes del Consejo, y precisamente la compañera EVA y el compañero ANTONIO comenzaron a elaborar la teoría sobre la misma, fue hasta después del mismo que comenzó a concretizarse en la práctica:
En conjunto, estas redes milicianas son una comprobación no sólo de las posibilidades de un gran desarrollo de las milicias en el país, sino también de su necesidad para la dirección de las masas. Son el eslabón de incorporación de las masas a la lucha armada revolucionaria.
Pero éstas son sólo las redes iníciales, que representan la primera recolección práctica de experiencias que permiten pulir y enriquecer las concepciones iníciales sobre las milicias y elaborar sobre la base ele las condiciones concretas de nuestro país lo proyección política, orgánica y teórica para el despliegue de la milicia popular .
Pero es al llegar a este nivel de desarrollo de las necesidades del movimiento revolucionario de las masas dentro de la estrategia de Guerra Prolongada del Pueblo que se ha revelado no sólo la importancia de las Milicias sino que las deficiencias actuales tanto en el desarrollo de la propia concepción de la misma, de su radio de acción, de sus líneas de organización, de sus líneas de operatividad armada y de su interacción con la masa y con la vanguardia revolucionaria político-militar.
Las Milicias han impulsado en sus primeros pasos acciones de defensa de las masas: quemas de cañales, sabotajes, como corte de comunicaciones y energía eléctrica, preparación de ajusticiamientos de enemigos del pueblo, etc., así como propaganda armada, pintas, etc.
Les miembros de los primeros grupos de milicias han ofrendado en sus pocos meses de desarrolle un elevado tributo de sangre en el esfuerzo conjunto del pueblo por su liberación que han caído acciones y choques contra el enemigo 11 compañeros.
La complejidad de las tareas de las milicias ha quedado de esta manera puesta de relieve así como la incompleta experiencia de nuestra organización en este terreno, la impreparación militar y política de los cuadros y aspirantes de milicias, las deficiencias orgánicas y de coordinación, así como la necesidad de completar la teoría de las Milicias populares en nuestro país, sus concepciones operativas entre la masa,(que hasta hoy han transcurrido por los carriles de la técnica de la operatividad guerrillera) sin avanzar en el conocimiento y aplicación del arte de la lucha violenta de las masas que conducen a sus insurrecciones parciales, integradas a la guerra del pueblo.
Así mismo, ha mostrado las enormes posibilidades de desarrollo de las Milicias Populares y del armamento de los trabajadores, que se desprenden de la actividad hasta hoy desarrollada y del potencial inagotable ce las masas combativas.
Es sobre la sintonización de estas experiencias positivas y negativas, que se habrá de elaborar inmediatamente las proyecciones de desarrollo de las Milicias Populares y de la autodefensa de las masas.
Se tomaron algunas medidas con vistas a adquirir experiencias que condujeran a lograr un enfoque integral de nuestras proyecciones generales de dirección militar y de trabajo.
Estas han sido sólo medidas iníciales para integralizar a la visión y proyección Militar, para avanzar en la tarea estratégica de visualizar las formas de la correcta centralización y distribución de la dirección militar que conduzca a la vía correcta de formación del Ejército Popular de Liberación.
No obstante nuestras debilidades en lo militar, después del Consejo se ha intensificado y vuelto bastante continua la operatividad guerrillera que abarca diversos lugares del país. La colocación de explosivos, el castigo de los criminales jefes de ORDEN y verdugos locales, acciones de sabotaje (incendio de bodegas, de algodón, de cañales, etc.), desarme de enemigos, recuperación de vehículos, etc., atentados a casa de funcionarios, ataques a cuarteles de Guardas Nacionales, etc., e incontables acciones de propaganda armada, han ido mostrando al pueblo el incremento de la lucha guerrillera urbana y sub-urbana.
La campaña de ajusticiamientos y sabotajes previa a las elecciones, incidió notablemente en esa coyuntura política, mostrándole al pueblo la alternativa revolucionaria.
Y la parte, militar de operación “Héroes Revolucionarios del 11 de Octubre EVA-FRANCISCO-ANTONI0”, mostró al país y al mundo, no sólo la innegable existencia de la guerrilla en el país, así como el dominio de alta técnica guerrillera; sino también, su profunda incidencia en la vida política del país.
Esta operación ha tenido la más amplia y profunda conmoción en la vida política de país, producida en los últimos años.
Todo esto ha creado base para que la guerrilla urbana y sub-urbana de un salto de calidad como el medio estratégico para la formación del Ejército Popular de Liberación, para el desarrollo de la lucha armada revolucionaria, medio fundamental de lucha en el marco de la Guerra del Pueblo.
Se necesitará para ello, tanto medidas de reestructuración orgánica, como de sintonización y desarrollo de la teoría de la Guerra Revolucionaria en nuestro país y de sus fuerzas armadas, de su papel de la combinación con los otros medios y organismos de lucha, del papel de la vanguardia en su dirección y organización y sobre las vías del desarrollo de las Fuerzas Armadas Populares de Liberación y de su operatividad.
Ahora bien, todo este múltiple accionar combinado de las fuerzas del pueblo tiene su motor y su dirección en su organización de vanguardia revolucionaria político-militar marxista: en la estructura interna de las FPL
De su cohesión ideológico-político y orgánica, de sus métodos de trabajo y de su accionar, depende lo correcto y eficaz de la lucha revolucionaria del pueblo.
Por ello, la integración del Consejo de las FPL y la realización de su primera reunión, al contribuir a poner a la vanguardia en condiciones más eficaces de cumplimiento de sus responsabilidades dentro del proceso revolucionario del pueblo, tuvo una importancia trascendental.
Sin embargo, pocas semanas después de constituirse el Consejo, tuvo la irreparable pérdida de dos de sus miembros, el compañero ARNOLDO, el 19 de Agosto, y la compañera EVA el 11 de Octubre.
Por otro lado, la Comisión que nombró el Consejo para elaborar el anteproyecto de las bases estatuarias de la FPL, entregó su trabajo en el cual fue sintetizado y reordenado por el Co-Cen para presentarlo en esta oportunidad como base de discusiones para su aprobaci6n en el presente Consejo.
Es necesario poner de relieve ante el Consejo que el miembro de esta Comisión, Compañero OSMIN (Juan Morales Chávez), de cuyo esfuerzo aunado al de los otros campañeros, es fruto el anti proyecto de bases estatuarias, cayó combatiendo heroicamente al enemigo en la madrugada del 19 de Mayo en la ciudad de Aguilares. Las bases estatuarias de las FPL serán un imperecedero homenaje a tan ejemplar dirigente de nuestra organización.
Además, el Consejo realizó una reunión de carácter extraordinario para tomar importantes resoluciones de trascendencia política en relación con la operación política militar mencionada.
CO-CEN
El Primer Consejo eligió de su seno al Comando Central.
En términos generales se puede sintetizar que el Comando Central actual ha podido realizar en lo fundamental una dirección acertada en los problemas delicados que las coyunturas ha planteado. Ha sabido trazar la línea política acertada en cada momento. Aunque ha funcionado con bastantes debilidades. Además la caída de la compañera EVA fue un golpe irreparable.
El consejo tendrá que reforzar el actual Comando Central y reestructurarlo, dotándolo del número y calidad suficiente de miembros para que éste pueda reorganizar y reordenar sus responsabilidades y planificar la proyección de su trabajo y de la organización en su conjunto.
¿CUALES SON LOS RENGLONES BASICOS QUE NECESITAN MEDIDAS URGENTES PARA PROPICIAR EL DESARROLLO DE TODO EL TRABAJO REVOLUCIONARIO EN EL MOMENTO ACTUAL?

1. Una más adecuada reestructuración de los Organismos de Dirección Interna, incorporando a los mismos a cuadros valiosos que se han ido forjando política-teórica y prácticamente en el desempeño de tareas de responsabilidad.
2. Introducción de las Bases Estatutarias de manera inmediata a todo nivel, para que la organización en su integridad norme su funcionamiento en tales bases.
3. El reclutamiento de nuevos miembros de las FPL sobre la base de la alta contextura revolucionaria que exigen las normas estatutarias.
4: Una campaña lo suficientemente amplia y profunda, para la introducción de correctos métodos de trabajo.
5. La sintonización de las experiencias revolucionarias obtenidas en los 7 años de trabajo de la organización y de la situación del país en el marco Centroamericano y sobre esa base:
a) elaborar la línea general de proyección del trabajo revolucionario;
b) elaborar la línea de desarrollo de las fuerzas revolucionarias para la formación del Ejército Popular de Liberación;
c) La línea de combinación del trabajo en sus distintos niveles;
d) elaborar la línea del desarrollo del trabajo de masas y de la Milicia en el marco de la Guerra Revolucionaria;
e) elaborar la línea de desarrollo orgánico de las FPL;
f) elaborar la proyección de la integración de la lucha revolucionaria centroamericana;
6. Poner en ejecución un enérgico plan de educación político ideológico que tenga como objetivo prioritario:
a) preparar con la urgencia debida los cuadros que la organización necesita en sus niveles de dirección en los diferentes niveles y en sus diversas ramas para su trabajo político y militar,
b) dar la base necesaria político ideológico y teórica a toda la organización para fortalecer su cohesión ideológica y su capacidad de dirección revolucionaria.
7. Entrar a la solución de la creciente necesidad de armamento para el desarrollo de la guerrilla urbana y sub-urbana para las Milicias Populares y del Pueblo.
8. Dar un salto de calidad en la propaganda, mejorando los órganos, integrando mejor técnica a la impresión; mejorando la técnica material y ampliando su radio de acción.
Todas estas son tareas urgentes que sólo pueden abordarse con seriedad y de acuerdo a las posibilidades que se establezcan en su planificación por un Comando Central Cohesionado y Capacitado.
Su formación es tarea de este Consejo.

TERCERA PARTE
Contuvo una exposición sobre los detalles de la Operación “HEROES REVOLUCIONARIOS DEL 11 DE OCTUBRE EVA-FRANCISCO-ANTONIO”.
Se refirió a los siguientes puntos:
1. el planteamiento de una acción combinada.
2. Estrategia de la campaña político-militar por la liberación de presos políticos.
3. Operación “Héroes Revolucionarios del 11 de Octubre EVA-FRANCISCO-ANTONIO”.
4. Período de negociación.
5. La movilización de masas y de la opinión pública.
6. Qué objetivos de los trazados se habían obtenido hasta el 29 de abril.
7. La posición contra revolucionaria del gobierno.
8. Las movilizaciones de masas.
9. La movilización del Primero de Mayo.
10. Conclusiones.

CUARTA PARTE
Después de la operación “Héroes Revolucionarios del 11 de octubre “EVA FRANCISCO-ANTONIO”, hemos entrado a una situación que si bien tiene su raíz y su incubación en los peldaños anteriores ya no es la misma situación. Entramos a un momento distinto del desarrollo revolucionario, originado en lo anterior, pero no igual: la guerra ha entrado en una franca expresión, en hechos muy concretos y elocuentes.
¿DENTRO DE QUÉ ELEMENTOS SE DA ESTA SITUACIÓN?
a) Los factores económicos irresolubles: la crisis estructural del sistema, se ha profundizado, ampliando las dificultades y contradicciones internas del régimen y de las clases explotadoras dominantes.
b) La crisis que pesa sobre la economía del país dependiente no da señales de aliviarse, incluso con la mejoría de los precios del café, y se agrava, no dando visos de mejorar ni siquiera la situación del Mercado Común Centroamericano, ni la exportación a otros países.
4. Esto ha acrecentado el papel de las FPL en la revolución a nivel centroamericano y acercando las posibilidades de gradual integración de las luchas revolucionarias en el área.
5. Las fuerzas contrarrevolucionarias han declarado abiertamente la guerra sin cuartel a las FPL y al movimiento revolucionario de las masas, y han entrado a la fase de grandes operaciones militares ofensivas, con cerco y peina de grandes extensiones del territorio, con el cateo de ciudades y pueblo casa por casa, con la utilización de miles de efectivos militares, tanques, aviación, paracaidistas y artillería; para tratar de acabar con la “subversión” que ya no la considera encerrada en los “refugios guerrilleros”, ni compuesta por pequeños grupitos aislados de las masas, sino que la considera como un fenómeno extendido a grandes extensiones de la población que consideran “contaminada”. Esto eleva enormemente la escala de sus crímenes, atropellos y crueldades en su accionar contra el pueblo.
6. La guerra contra revolucionaria ha saltado los limites en los que el enemigo había mantenido la participación directa de sus fuerzas: antes, el peso principal recaía sobre los cuerpos “de seguridad” y organismos paramilitares. Ahora, es el ejército el que ha tomado el papel principal, apoyándose en los otros cuerpos represivos.
Esto es un salto de gran importancia que le da una distinta configuración a la guerra.
7. Asimismo, la lucha armada revolucionaria y la lucha de pasas no pueden mantenerse en el mismo nivel, para poder seguir avanzando.
De aquí la necesidad de una nueva proyección de todo nuestro trabajo.
¿EN QUÉ DIRECCIÓN FUNDAMENTAL DEBE DE IR ESA NUEVA PROYECCIÓN DE LAS PRESENTES Y PRÓXIMO FUTURAS CONDICIONES DE LA GUERRA?
1.El movimiento combativo de las masas debe entrar a una nueva fase, en donde su actual desarrollo tiene que completarse, integrando nuevas modalidades orgánicas, de métodos de trabajo, de modalidades de movilización y lucha para poder avanzar en la incorporación de las grandes masas.
Con sólo las formas de trabajo con las que ha llegado a desarrollarse hasta ahora, no podría seguir avanzando en las nuevas condiciones de la guerra contrarrevolucionaria. Tiene que ser un momento de masas revolucionario, actuando dentro de una situación de guerra que se intensifica aceleradamente.
2. Las milicias populares cobran en esta situación una importancia cada vez más decisiva para propiciar el ascenso combativo de las masas y canalizar su disposición revolucionaria hacia la lucha armada popular. Para impulsar organizadamente el ánimo insurreccional del pueblo, prepararlo, tecnificarlo y conducirlo. Eso no quiere decir que debemos considerar como que estuviéramos a las puertas de una insurrección general del pueblo, pero los escalones de violencia y combatividad revolucionaria de las masas, su ánimo de lucha, escalan nuevos peldaños y modalidades de violencia revolucionaria de las masas, que conducirán a brotes de rebeldía que hay que organizarlos y conducirlos como parte de la guerra revolucionaria, para la incorporación cada vez mayor del pueblo a la lucha revolucionaria. Para su preparación y participación en batallas cada vez mayores en el camino hacia el triunfo de la Revolución Popular hacia el SOCIALISMO.
3- La guerrilla urbana y suburbana debe de ir adoptando el papel cada vez más decisivo de la lucha y acelerando la formación del Ejército Popular de Liberación y causando daños cada vez mayor a las fuerzas armadas contrarrevolucionarias, así como a la base económica de la oligarquía y el imperialismo.
Abarcando en forma creciente a todo el país. Eso significa que la guerrilla debe crecer rápidamente en cantidad y calidad, organización, extensión territorial y operatividad.
4. Y la vanguardia revolucionaria debe adquirir cada vez más la configuración de un genuino partido marxista de la clase obrera, y ganando en forma creciente la capacidad político-militar orgánica ideológica y practica en la conducción de todas las áreas del trabajo revolucionario del pueblo.
Sin un salto de esa dimensión y calidad, la revolución no estaría en capacidad de avanzar, frente a la dimensión de las medidas de la guerra de contrainsurgencia. Y el enemigo podría obtener éxitos estratégicos que hagan retroceder el movimiento revolucionario.
En cambio, el pueblo avanzaría más decididamente por el camino revolucionario, derrotando todas las medidas estratégicas del enemigo en el terreno militar y político, y ascendiendo nuevos escalones de la guerra revolucionaria, si en estos cuatro renglones básicos.
Partido Revolucionario del Proletariado.
Guerrilla Urbana y Sub-urbana, avanzando hacia la formación del Ejército Popular de Liberación a nivel de todo el país; con operatividad continuada, creciente y enérgica.
Milicias Populares, como amplio canal de recepción y despliegue de la energía combativa de las masas.
Movimiento Combativo Popular. Encontramos las medidas apropiadas para su desarrollo en estas nuevas y más complejas condiciones político-militar.
Ese es precisamente, el papel trascendental de este Consejo:
DAR LA LÍNEA GENERAL PARA LA PROYECCIÓN DE CADA UNA DE LAS ÁREASSICAS
Iniciar las medidas de arranque que permitan dar un salto de calidad en todos los renglones de nuestro trabajo para estar a la altura de las necesidades de esta nueva fase de la lucha revolucionaria.
A. En cuanto a las medidas internas para a desarrollo de las FPL y para acrecentar su papel director de vanguardia revolucionaria del pueblo:
-Fortalecer al mismo Consejo.
-Fortalecer al Comando Central para una mejor eficacia en el despliegue de su trabajo.
-La reestructuración de los organismos de dirección interna.
-La puesta inmediata en aplicación de las bases estatutarias.
-La preparación inmediata de cuadros a todos los niveles de las necesidades de la organización y el fortalecimiento de la cohesión ideológico-política de la organización.
-El reclutamiento y desarrollo de la organización sobre la base de la calidad.
-Crear una buena coordinación y control interno. – Introducción de los mejores métodos de trabajo y dirección.
B.-En cuanto al desarrollo de la guerrilla y su papel para la creación del Ejército Popular de Liberación:
-La reestructuración del organismo de Dirección Nacional.
-El despliegue de su trabajo a nivel nacional, y la puesta en aplicación de métodos orgánicos apropiado a nuestro desarrollo militar que combinen acertadamente la centralización de dirección de la guerra con la coordinación local.
-Una realista programación y planificación de la operatividad armada revolucionaria que esté de acuerdo con la actual fase de la guerra popular y que propicie el incremento de la misma con el fin de socavar las fuerzas del enemigo y propicie el desarrollo de las fuerzas armadas de la revolución.
Por ello debe ser: – continuada; – en ascenso; – con proyección de su extensión a todo el país; – con crecimiento pronunciado de la guerrilla sub-urbana; – con incremento constante de su parte técnica;
C. Las Milicias Populares deben convertirse en una fuerte organización armada para-militar del pueblo de miles de obreros, campesinos, estudiantes, etc. en corto tiempo, para que reciba las energías de la población asediada y golpeada por las medidas de represión del enemigo y le de verdaderas perspectivas de lucha revolucionaria a la parte más combativa y avanzada de las masas, que de otra manera caerían en la falta de perspectiva y proyección revolucionaria y entrarían en la desmoralización y defraudación.
Para ello es necesario revisar los moldes orgánicos actuales de las milicias; crear las bases de una red amplia de colaboración de la población con las Milicias, en donde puedan contribuir con su esfuerzo desde los niños hasta los ancianos en el desarrollo de la lucha revolucionaria. Y revisión de las bases conceptuales de la operatividad armada miliciana y de las masas.
D. El gran movimiento revolucionario de las masas debe elevarse en calidad los actuales moldes de trabajo y aplicar nuevas modalidades que permitan a las masas no sólo seguir combatiendo, sino desarrollarse más ampliamente, en las condiciones cada vez más graves de intensificación de la guerra contrarrevolucionaria.
Se necesita estudiar las actuales modalidades orgánicas. Encontrar las formas eficaces de trabajo, que permitan a la amplias masas el mayor despliegue de sus fuerzas y de su desarrollo masivo en las condiciones más incrementadas de la guerra.
Fortalecer la orientación revolucionaria del movimiento de masas y combatir enérgicamente el sectorialismo, el departamentalismo y el individualismo pequeño burgués en el desarrollo del trabajo.
Estudiar con seriedad y profundidad la adecuada combinación del trabajo en las actuales condiciones y las del futuro.
El cambio de los métodos y modalidades no correctos del trabajo de las masas, sustituyéndolos por correctos métodos de trabajo, para que sea capaz de desarrollarse en la nueva fase de la guerra.
COMPAÑEROS:
Estas son –esquemáticamente- las grandes líneas de la actual situación y de las proyecciones de la lucha para ponernos a tono con la nueva fase de la guerra.
La realización del Consejo, en estas circunstancias, cobra por consiguiente- una importancia de primer orden.
El consejo es el primero que estudia esta situación, y el que trazará las líneas generales de la proyección.
Corresponderá, a continuación, al Comando Central y a los demás Organismos de Dirección en las que éste se apoya para su trabajo, desarrollar esas líneas generales, profundizar en ellas, tomar todas las providencias en detalle para ponerlas en consecuente aplicación y así colocar a las FPL, a las guerrillas, a las milicias populares y el gran movimiento combativo popular en capacidad teórica política y práctica de derrotar estratégica y tácticamente al enemigo, y así marchar hacia nuevos escalones de la Guerra Revolucionaria, hacia la REVOLUCION POPULAR y el SOCIALISMO.
¡Revolución o Muerte! ¡El Pueblo armada vencerá!
Mayo de 1977. El Salvador. Centroamérica.
DISCUSION POR EL CONSEJO REVOLUCIONARIO DE LAS FPL DEL INFORME DEL COMANDO CENTRAL
Las intervenciones de los miembros del Consejo sobre la situación actual y las proyecciones generales de trabajo de la organización en sus diferentes terrenos, discusión en la cual intervinieron casi todos los compañeros recalcaron algunos puntos esenciales:
a) En cuanto a la educación política-ideológico:
Se recalcó la necesidad de una enérgica campaña de educación política e ideológica, y de difusión y dominio de la línea estratégica y táctica para su correcta y dinámica aplicación, así como para la aplicación de métodos leninistas de trabajo y dirección.
Así mismo, la necesidad de implementar planes dinámicos correspondientes a una correcta política de preparación, especialización y promoción de cuadros, así como su conservación. Que debe hacerse un estudio de los cuadros que se tienen, y de los compañeros que deben desarrollarse para convertirse en cuadros. Que se necesita formar cuadros, especialmente de la clase obrera, cuadros suburbanos y de las zonas.
Se hizo hincapié en la necesidad de una política correcta de promoción de cuadros a cargos de mayor responsabilidad, sobre la base de una buena selección.
Y se puso de relieve la necesidad de la tecnificación pronta de cuadros para las ramas de trabajo revolucionario que lo están necesitando con urgencia; por ejemplo, en propaganda, preparación combativa, etc..
b) En lo referente al desarrollo teórico de la estrategia y de la táctica de la organización:
La necesidad de sintetizar, sistematizar y desarrollar la línea militar y la línea de masas, así como el desarrollo de las milicias; la combinación de los tres terrenos, y desarrollar la línea sobre le combinación de trabajo en los marcos de le línea estratégica de la guerra revolucionaria, y el papel de la vanguardia revolucionaria en la conducción de la guerra y la relación dirigente con los distintos niveles del trabajo (milicia, guerrilla, etc.)
También se señaló la necesidad de fijar plazos para la gradual elaboración de tales aspectos básicos de la estrategia y táctica de la organización.
c)Sobre los problemas de organización y coordinación.
Se expresó la necesidad de elaborar una lista de las prioridades del trabajo. Se hizo hincapié en la necesidad de establecer ágiles y correctos métodos de coordinación a todo nivel, en los organismos de dirección y en las bases, así como entre unos y otros.
También la necesidad de combatir enérgicamente las tendencias que vayan apareciendo al departamentalismo, al seccionalismo y al individualismo en los métodos de dirección y de trabajo.
Se recalcó la necesidad, muy sentida en esta etapa, de una buena relación, contactación y coordinación entre el trabajo de la guerrilla, y las milicias y los otros niveles del trabajo revolucionario; y el central papel que en esta función de coordinación tiene que desarrollar el Comando Central.
Asimismo, la necesidad de desarrollar una línea enérgica y apropiada de estructuración orgánica y de reestructuración de organismos, con vistas a que la organización pueda extenderse a todo el territorio.
Se hizo ver la necesidad del trabajo planificado, y de implementar las prioridades, la necesidad de planes de trabajo realistas en los organismos de dirección, en las bases y hacia el pueblo, y trabajo armado. Y la necesidad de crear nuevos organismos nacionales del Co-Cen.
d) En lo relativo a la necesidad de correctos métodos de trabajo
Se recalcó la necesidad de educar, a los miembros y organismos en los principios del centralismo democrático. La necesidad de introducir enérgicamente los métodos proletarios, de mejorar los actuales métodos de dirección y de trabajo, de combatir el liberalismo, (la impuntualidad, el desorden, el espontaneismo, el individualismo, el departamentalismo, el seccionalismo, etc.), donde quiera que se presenten en el proceso de desarrollo de nuestra organización de nuestro trabajo.
Que se necesita la discusión colectiva de los problemas en los diversos organismos, y entre los organismos sobre la coordinación y complementación del trabajo, proceso que debe ser orientado y dirigido por el Comando Central.
Que es necesario planificar todo el trabajo y poner en vigencia a todo nivel la dirección colectiva con responsabilidad individual.
Se expresó la necesidad de que el Consejo Revolucionario de las FPL busque los mecanismos para atender las necesidades del desarrollo de la línea general en distintos renglones vitales; por ejemplo trazar la proyección estratégica y táctica generales del desarrollo del trabajo militar hacia la formación del Ejército Popular de Liberación, del desarrollo de las milicias y de la violencia de las masas, de la proyección del trabajo de masas, de la combinación del trabajo, así como la centroamericanización de la lucha revolucionaria, y en otros terrenos básicos. Se recalcó que estamos sobre lo nuevo y en el terreno salvadoreño en el marco centroamericano.
E) En cuanto a propaganda:
Se hizo ver lo necesario que es el poner en aplicación nuevos métodos de distribución de la misma. Que la propaganda tiene que ser ágil y oportuna. Que es necesario complementar con nuevos y más ágiles métodos de propaganda armada.
e) En cuanto a la necesidad de la proletarización:
Se recalcó la necesidad de la enérgica introducción de los métodos y estilos de trabajo proletarios a todo nivel. Y que no sólo desde el punto de vista teórico e ideológico, sino a través de la proletarización práctica de la organización, de la incorporación de la clase obrera a la Organización y a la Revolución; la promoción de cuadros de la clase obrera; la necesidad de impulsar el trabajo obrero como cuestión prioritaria. Se recalcó la necesidad vital de que la organización debe nutrirse de las fuerzas revolucionarias fundamentales de la clase obrera e industrial y agrícola, y el campesinado pobre; y la necesidad vital de convertir a la clase obrera en firme abanderada de la lucha revolucionaria en todos sus aspectos.
RESOLUCIONES
Después de la discusión del informe del Comando Central sobre la situación internacional y actual del país, el Consejo Revolucionario de las FPL aprobó por unanimidad los informes presentados, así como las líneas generales de proyección y de desarrollo de la organización en sus distintos terrenos de trabajo: interno, guerrillas, milicias populares, y el trabajo entre el pueblo. Se aprobaron las sugerencias y recomendaciones hechas por los compañeros del Consejo Revolucionario de las FPL durante la discusión del informe del Comando Central.
El Consejo Revolucionario de las FPL tomó el acuerdo especial de encargar al Comando Central el desarrollo de la línea estratégica y táctica general político-militar de las FPL en sus aspectos básicos, y presentarlos gradualmente a consideración del Consejo Revolucionario de las FPL, para lo cual éste acuerda realizar las reuniones necesarias..
El Consejo recalcó la extraordinaria cohesión ideológica y política, estratégica, táctica y orgánica mostrada durante las deliberaciones y desarrollo del mismo.
¡REVOLUCION O MUERTE! !EL PUEBLO ARMADO VENCERA!
Consejo Revolucionario de las FPL
Junio de 1977, El Salvador, Centroamérica.
……………………………………………………………………………..
EDICION N°1 ABRIL DE 1979
“Año de inicio de la concentración de esfuerzos por la construcción del Partido Marxista Leninista del Proletariado”.
EL SALVADOR , C.A. FEBRERO-1979

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>