PCS rechaza maniobra electoral de marzo de 1980

PCS rechaza maniobra electoral de marzo de 1980 Roberto Pineda San Salvador, 16 de abril de2015

A principios de octubre de 1979, días antes del golpe de estado del 15 de ese mes, que vino a modificar sustancialmente la situación del país, el Partido Comunista de El Salvador, PCS, denunció los planes del general Carlos Humberto Romero de realizar una maniobra electoral en marzo de 1980.

En el manifiesto divulgado por el PCS se pide “a los trabajadores del campo y la ciudad, a todo el pueblo salvadoreño, que rechacen los llamamientos a participar en las elecciones para diputados y concejos municipales de marzo de 1980 y refuercen en cambio la lucha contra la dictadura fascista, por el cese de la represión, el mejoramiento económico y la liberación definitiva.”

Explica que los fascistas al mando del General Romero “no han podido llevar sus planes hasta donde quieren porque se han topado con una resuelta resistencia del movimiento popular y, lejos de generalizar el miedo y la sumisión mediante sus criminales métodos, consiguieron que grandes masas del pueblo se decidieran a dar apoyo a formas más elevadas y frontales de lucha, que miles de los mejores elementos se incorporaran a las filas de las organizaciones revolucionarias y que surgiera y crezca un estado de ánimo insurreccional en extensos sectores de trabajadores y capas medias.”

Considera el documento que “los fascistas padecen una profunda debilidad política y necesitan urgentemente realizar maniobras para mejorar su precaria situación nacional e internacional; por eso, y no por otra razón, es que han decidido manipular la proximidad de las elecciones de marzo de 1980.”

Añade que “los fascistas calculan que el logro de estos objetivos les daría una cobertura bajo la cual podrán recrudecer y desplegar aún más su sangrienta represión contra el grueso del movimiento popular, único método en el que ellos confían verdaderamente. La derrota del movimiento popular, que creen poder lograr de este modo, les permitiría deshacerse después de aquellos sectores opositores que ahora lograran neutralizar o apartar de su alianza con las demás fuerzas democráticas.”

Puntualiza que “esta es la maniobra y estos son sus propósitos. La prueba de ello la estamos viendo y viviendo todos; en lo que va de este año, los fascistas han asesinado a más de cuatrocientas personas y desaparecido a más de trescientas…Así, pues, los fascistas salvadoreños siguen siendo fascistas. Entre tanto, la tendencia histórica más vigorosa que se desarrolla en nuestro país, como en casi toda Centro América, es el avance hacia la revolución democrática.”

Apunta que “hay en curso una situación revolucionaria, que se perfila con características propias en cada país y se acerca a la madurez con ritmos y posibilidades diferentes en cada uno de ellos. Esta situación revolucionaria regional ya dio a luz la primeras revolución victoriosa, la del pueblo de Sandino en Nicaragua.”

Y asegura visionariamente que “las masas más crecientes y políticamente activas del pueblo salvadoreño, tienden hoy a esperarlo todo de la revolución y no de la vía electoral; comprenden cada vez con mayor claridad y convicción que no hay otro medio para poner fin al derramamiento de sangre, a los terribles dolores y demás injusticias que sufren, que derribar a los fascistas, tomar el poder en manos del pueblo, destruir este criminal y oprobioso sistema político al servicio de una minoría corrupta e insaciable, e inaugurar un régimen genuinamente democrático y popular.”

Y proclama: “el PCS dice a los miles y miles de patriotas que han llegado a tales conclusiones: ustedes están en lo cierto, tiene absoluta razón, la revolución nicaragüense lo confirma y subraya…El PCS dice a la clase obrera: ¡adelante! Extendamos y elevemos nuestra conciencia revolucionaria; por medio de las huelgas arranquemos mejoramiento económico y salgamos de ellas mejor organizados y más claros para las batallas por la liberación definitiva del pueblo salvadoreño.”

Reflexiona que “ante el viraje de las masas hacia el cauce revolucionario, hay entre la oposición quienes se sienten embargados por temores, proclaman su “rechazo de la violencia venga de donde venga….Al enjuiciar la posición de esos sectores, el PCS parte de que son fuerzas democráticas actuando con buena intensión y, por eso mismo, les expresamos que corren el riesgo de ser burlados y hasta instrumentalizados por los fascistas; aplaudimos que denuncien y condenen la represión, como lo han hecho reiteradamente.”

Asevera que “la dictadura militar derechista, desde su instalación en diciembre de 1931, nunca ha tenido a intensión sincera de permitir que por medio de elecciones se constituya un gobierno democrático y popular. Sin embargo, durante once años (1966-1977) fue el PCS partidario de la participación electoral, como un medio para despertar y elevar a la acción política a las grandes masas trabajadoras y medias, facilitarles la posibilidad de comprender pro su propia experiencia la hipocresía de la “democracia” bajo este régimen, agotar por sí mismas la vía electoral falsamente abierta por éste y decidirse a librar por otros medios más eficaces, la dura lucha que es necesaria para conquistar la democracia y la justicia social.”

Sostiene el PCS que “la participación electoral no es necesaria hoy para despertar, elevar la conciencia, desarrollar la organización y conducir al pueblo a la lucha por su liberación política y social; ahora distraería esfuerzos y ayudaría a aliviar de sus dificultades a los criminales fascistas.”

No obstante esto “el PCS no descarta que en algún momento futuro pudiera presentarse una situación en la cual, aún bajo el dominio de los fascistas, resulte d algún modo útil para el movimiento popular y para su causa tomar parte en alguna elección. La marcha de la historia nunca es rígida y no pude predecirse en todos sus vericuetos; con frecuencia trae situaciones inesperadas, cambios tales en los factores y condiciones que influyen en los acontecimientos, que hacen obligatorio introducir variantes en la conducta de las fuerzas revolucionarias, no para abandonar e rumbo hacia la revolución, sino precisamente para conservar o reconstruir los vínculos con las masas, única manera de mantener firmemente el rumbo hacia aquella meta.”

Establece como orientación “intransigencia en las cuestiones de principio, flexibilidad en los asuntos tácticos. Por lo que se refiere al presente, está absolutamente claro que enfilarse hoy hacia la participación en las elecciones de marzo de 1980 solo serviría para beneficiar a los fascistas, acarrear nueva división a las fuerzas que se le oponen, alejar su imprescindible unión general y romper los vínculos con las masas más conscientes y determinantes del pueblo.”

Distingue que “la situación y las posibilidades históricas de El Salvador están vinculadas inseparablemente a toda la situación centroamericana. La victoria de la revolución nicaragüense es una enorme y trascendental conquista de este heroico pueblo hermano…Alrededor de la solidaridad activa con la revolución nicaragüense debemos y podemos alcanzar también una amplia unidad de acción de las fuerzas revolucionarias y democráticas en nuestro país.”

Concluye ratificando que “esta es la hora de intenso esfuerzo por desarrollar a eficacia de la organización y de las formas de lucha, lograr la unidad de todos los revolucionarios y demócratas, defender firme y activamente la revolución nicaragüense y avanzar hacia las grandes batallas por la propia liberación del pueblo salvadoreño. Esta es hora de cerrar el paso a cualquier maniobra de los fascistas, de buscar su máximo aislamiento nacional e internacional.”

Experiencias de la Revolución Nicaragüense

En el semanario Voz Popular No. 118 de la 5ta. Semana de agosto de 1979 se analiza y se extraen enseñanzas de la reciente experiencia del triunfo revolucionario nicaragüense.

“1. EL CARÁCTER DE LA REVOLUCION “En primer término, salta a la vista que, por su carácter, es esta una revolución democrática. Los sandinistas no habrían llegado a ser la vanguardia de todo el pueblo nicaragüense, sino hubieran comprendido que la principal y más poderosa motivación capaz de lanzar a este a la lucha, era el anhelo de derrocar la tiranía somocista y conquistar la democracia.”
“Las aspiraciones a terminar con la miseria y el atraso, a lograr una independencia nacional verdadera, a liquidar al asfixiante dominio de Somoza sobre la economía del país, su monopolio sobre el gobierno, el Congreso y el Poder Judicial, e incluso la aspiración a erradicar la explotación del hombre sobre el hombre, son otras importantes motivaciones que promovieron también la acción de diferentes sectores sociales.”
Considera que “sería un error creer que las grandes masas viraron hacia los sandinistas solamente porque ellos representaban la lucha armada. El FSLN estaba en la lucha armada desde hace 15 años atrás y sin embargo no bastó eso para ganarse el apoyo de las grandes masas. Ellas viraron hacia los sandinistas cuando estos lanzaron su lucha armada tras la bandera única del derrocamiento de la tiranía somocista y subordinaron a ese objetivo su programa socialista. Ese viraje de las masas hacia los sandinistas se inicio en la segunda mitad de 1977 (recordar los asaltos de Octubre a varios cuarteles) y se volvió un fenómeno de vasta escala, después del asesinato de Pedro Joaquín Chamorro, pero principalmente después de la toma del Palacio Nacional en agosto de 1978.”
“Salió en ese momento a la superficie, desde lo profundo del proceso histórico, la dialéctica del carácter y la vía de la revolución en las sociedades del capitalismo dependiente latinoamericano, que ya antes había hecho su aparición en Cuba, a fines de los años cincuenta. No basta con una línea correcta respecto al carácter de la revolución que madura en nuestros países; es absolutamente indispensable también una vía revolucionaria correcta para tomar el poder.”
“Sin descartar la posibilidad excepcional de algún caso en que podría tomarse el poder por vía pacífica, veinte años de experiencia desde la Revolución Cubana han demostrado que en América Latina la vía correcta es la lucha armada. Pero tampoco es suficiente con comprender la vía correcta para tomar el poder, es absolutamente necesario acertar en la consigna principal, que promueva la lucha, en la cual se refleje el carácter de la revolución. Uno y otro aspecto de la estrategia revolucionaria se influyen mutuamente.”
Surge el 10 de octubre de 1979 la revista Fundamentos y Perspectivas
Bajo la responsabilidad de la Comisión Nacional de Propaganda del PCS, que estaba dirigida en ese entonces por Raúl Vargas, conocido como “El Bachi” apareció el primer número de la revista Fundamentos y Perspectivas. Ya antes en junio de 1979 se habían publicado las Tesis y Fundamentos de la Línea General del PCS, aprobadas por el VII Congreso del PCS de marzo de ese año, bajo este mismo nombre de Fundamentos y Perspectivas. Asimismo en octubre de ese mismo año la CNP lanza el primer número del Boletín Internacional del PCS, llamado Noticias de El Salvador.
Expresa en su introducción que esta revista “esta llamada a desempeñar un rol importante en la difusión de los principios del marxismo leninismo y su aplicación a la realidad concreta de nuestro país y el desarrollo del proceso revolucionario salvadoreño…Es nuestro modesto aporte al esclarecimiento ideológico tan necesario y urgente para que el proceso revolucionario pueda avanzar hacia sus metas finales.”
Este primer número de F y P incluye cinco materiales: los dos primeros reproducen fragmentos de las tesis del VII Congreso; datos biográficos de Rafael Aguiñada Carranza (1931-1975) y el discurso pronunciado por Schafik Handal en sus funerales en septiembre de 1975; y el Pronunciamiento del PCS de octubre de 1979: Rechacemos al maniobra de los fascistas de participar en las elecciones de 19890. El segundo número de la revista está fechado marzo de 1980. Al final se publicaron cinco números, los dos últimos (4 y 5) en Managua, Nicaragua y bajo la conducción de Norma Guevara (Celia). En 1984, siempre en Managua aparece la Revista 32, vinculada a la Agencia de Noticias y Análisis, NOTISAL.
Fundamentos y Perspectivas 2. Marzo de 1980
Explica en su Presentación que “está dedicado al 50 Aniversario de la Fundación del Partido Comunista de El Salvador. Contiene artículos elaborados por antiguos camaradas y que reflejan su experiencia partidaria, vivida desde la fundación del Partido en Marzo de 1930, su participación en la insurrección popular de 1932 y las difíciles condiciones en que tuvieron que mantener la organización y la lucha, luego de la masacre de ese año y durante todo el período que culmina con el derrocamiento del dictador Maximiliano Hernández Martínez.”
Consta de 5 materiales, el primero es una entrevista realizada el 12 de enero de 1980 a Schafik Handal por un periodista mexicano; artículos sobre la fundación del PCS por Miguel Mármol y Daniel Castaneda (Ponce y después Pío); Manifiesto del PCS en Ocasión del 50 aniversario de su fundación y Manifiesto del PCS de Condena al asesinato de Monseñor Romero.
Fundamentos y Perspectivas 3. Junio de 1981
Plantea en su Presentación que “recoge en este número algunas entrevistas y artículos de Schafik Jorge Handal, Secretario General del CC del Partido Comunista de El Salvador, que han sido divulgados por diversos medios en el periodo comprendido de 1978 a 1981, basados en las concepciones y orientaciones de nuestro Partido.”
Consta de 8 materiales: Interrelación indisoluble (Revista Internacional, mayo de 1978) ; Sobre el Golpe de estado del 15 de Octubre (Publicado por el Comité Exterior del PCS en diciembre de 1979); América Central, crisis de la dictadura ( junio de 1979) La necesidad de la solidaridad internacional (febrero de 1980, Entrevista a Prensa Latina); Tenemos un solo camino: la lucha armada (mayo de 1980); Ante la hora de la verdad (Revista América Latina , noviembre de 1980) Naturaleza y objetivos de la Ofensiva General: sus resultados, situación actual y perspectivas ( Entrevista realizada el 24 de enero de 1981) y La intervención de los Estados Unidos en El Salvador (Entrevista realizada el 31 de enero de 1981).
Fundamentos y Perspectivas 4. Enero de 1982
Explica en la Presentación que “la distancia entre el tercer número, publicado en junio de 1980 (sic) y el presente, no es grande solamente en tiempo, sino también lo es en la diferencia de las condiciones concretas en que nuestro pueblo desarrolla la heroica lucha por su liberación definitiva.”
Agrega que “nuestro Partido, en este lapso de tiempo, afrontó con seriedad y responsabilidad el reto histórico que la revolución salvadoreña le exige, aportando todas sus energías en el fortalecimiento de la unidad revolucionaria y democrática, en el trabajo político, diplomático y militar y, en definitiva, en la conducción de la guerra.”
Informa que “al mismo tiempo, nuestro Partido desarrolló su brazo armado, las Fuerzas Armadas de Liberación (FAL) a las que dedicó enormes esfuerzos para convertirla en la eficiente y disciplinada fuerza militar que es hoy y que, junto a las fuerzas de las organizaciones hermanas que constituimos el FMLN, formamos el poderoso ejército popular que encabeza la lucha de nuestro pueblo.”
Razona que “nuestro Partido, consciente de que en medio de la guerra que libramos también es necesario aportar al desarrollo de la teoría revolucionaria, publica el presente número de Fundamentos y Perspectivas, saludando con su edición el 50 Aniversario de la heroica gesta insurreccional de 1932.”
Consta de 6 materiales: el primero es la Declaración del Comité Central del PCS en ocasión del 50 Aniversario del levantamiento armado de 1932; Saludo del CC del PCS a los Combatientes de las FAL y a todo el Partido en Ocasión del Año Nuevo; artículo de Schafik Handal sobre El Poder, el carácter y vía de la revolución y la unidad de la izquierda; artículo de Miguel Mármol La regional va a las masas del campo; poema de Heriberto Montano Cantata de Luz y Lucha y artículo de Federico Bairez (Antonio) sobre El valor histórico de los testimonios de Miguel Mármol acerca de la insurrección de 1932.
Fundamentos y Perspectivas 5. Febrero de 1983
Este último número de FyP aparece bajo la responsabilidad del Centro de Comunicaciones Liberación. Y en vez de Presentación aparece un Editorial que inicia así: “ la heroica lucha de nuestro pueblo que tiene raíces en largos años de injusticia social, explotación y miseria, y en aspiraciones de libertad y justicia burladas y frustradas por la brutal represión, fraudes electorales repetidos una tras otra vez, la negación de todas las libertades democráticas, etc., gana hoy el respeto, la admiración y la solidaridad de todos los pueblos de la tierra.”
Añade que “la guerra ha entrado a la etapa de las batallas definitivas, estamos situados en el momento estratégico de las definiciones y no ignoramos que el grave peligro de la agresión militar imperialista con tropas extranjeras amenaza hoy más que nunca a nuestra patria…El momento por el que atravesamos es particularmente complicado y peligroso, pero nuestro pueblo…sabrá derrotar a la agresión imperialista si esta llegara a consumarse.”
Finaliza expresando que “el PCS, junto a las organizaciones hermanas que conformamos el FMLN, ha hecho su aporte de sudor y de sangre a esta lucha. Los comunistas salvadoreños nos enorgullecemos de este esfuerzo y de esta entrega y a la par de la disposición de nuestro pueblo, también los comunistas estamos en la firma disposición de combatir hasta vencer.”
Consta de 3 materiales: un artículo de Schafik Handal sobre Consideraciones acerca del viraje del Partido hacia la lucha armada, las relaciones entre las formas de lucha armada y lucha política y a organización de la lucha armada, del Ejército Revolucionario y del Partido dentro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias; una entrevista con el Comandante Guerrillero Roberto López (Salvador Cárcamo); y Saludo del CC del PCS a sus Militantes, a los Combatientes de las Fuerzas Armadas de Liberación y al pueblo en general, al celebrarse el cincuenta y tres aniversario de su fundación.
Manifiesto del PCS del 1ro. de Mayo de 1980
En el semanario Voz Popular No. 128 del 8 de mayo de 1980 aparece de portada el manifiesto del PCS en ocasión del 1 de Mayo, el cual fue celebrado con una marcha convocada por FUSS, FENASTRAS, FESTIATCES y FSR, junto con la CRM, que salió del parque Cuscatlán, asediada por los cuerpos represivos de la dictadura militar.
Plantea que “llegamos al Día Internacional de los Trabajadores en un período sumamente difícil y crucial para nuestra Patria, en el marco de una situación caracterizada por la brutal represión y matanza desaforada que sufre el pueblo salvadoreño a manos de los cuerpos represivos, de los sectores reaccionarios del Ejército, así como también de las bandas asesinas al servicio de la oligarquía agroexportadora.”
Agrega que “por ello la clase obrera y el pueblo en general no enarbolará en este 1ro. de Mayo banderas de júbilo y alegría, no celebrara esta fecha. Muchos de sus mejores representantes y hermanos han sido masacrados; mucha sangre valiente y heroica de nuestro pueblo ha sido derramada.”
“1. LA POLITICA DE REFORMAS DEMAGOGICAS Y REPRESION NO ALCANZA SUS OBJETIVOS CONTRARREVOLUCIONARIOS Sin ningún ocultamiento, en forma abierta y descarada el imperialismo norteamericano sigue dando su apoyo a la Junta de Gobierno Militar-democristiana, que sumisa a os planes del Departamento de estado y del Pentágono yanquis, aplica la política de reformas demagógicas al tiempo que sume al país en un espantoso baño de sangre.”
“Sin embargo, tales reformas que tiene como verdadero objetivo cambiar algunas cosas para que todo el tradicional sistema siga igual, están demostrando en la práctica, su rotundo fracaso ya que la madurez política de nuestro pueblo logra ver claramente que ellas pretenden acabar con las organizaciones revolucionarias, gremiales y democráticas. La estrategia de destruirlas, trazada por el imperialismo norteamericano, de acuerdo con el grupúsculo de lo que fuera el Partido Demócrata Cristiano, encabezado por el Ing. José Napoleón Duarte, y con los militares derechistas y fascistas, es línea que obediente y servilmente, pone en práctica la Junta de Gobierno.”
“La reforma agraria, pregonada a los cuatro vientos, la llamada nacionalización del comercio del café, así como la nacionalización de la banca no son sino amagos contra a oligarquía sin resultados prácticos tangibles. En cuanto a la reforma agraria, el proceso de expropiación ha sido suspendido, los fundos, supuestamente expropiados, carecen de organización para la producción y en la constitución de las cooperativas de los trabajadores las directivas están en manos de exempleados incondicionales de los latifundistas y de las bandas de ORDEN. La masa de trabajadores del campo permanece, además de expectante, llena de dudas, recelos y pesimismo, agregando a ello la permanente persecución y muerte de que son objeto de parte de los cuerpos represivos.”
“De este panorama en el cual la oligarquía en su conjunto sigue prácticamente intacta y, por consiguiente, sigue siendo poderosa, debemos señalar: 1ro. que el grupúsculo ultraderechista que aún subsiste de lo que fuera el Partido Demócrata Cristiano ya pactó con la oligarquía algunos compromisos. Se habla de que una vez fracasada, a corto plazo, la farsa de la reforma agraria, la tierra será devuelta integra a sus antiguos dueños. Se habla, asimismo, en el sentido que el alto sector gerencial de la banca volverá a ocupar los cargos que, temporalmente, ha abandonado. 2do. Los aparatos represivos tradicionales subsisten intocables. Sus cuadros de dirección e intermedios siguen siendo, en lo esencial, los mismos sicarios curtidos por largos años en incalificables crímenes contra el pueblo.”
“II.LA UNIDAD DEL PUEBLO ACELERA LA LUCHA DEMOCRATICA Y REVOLUCIONARIA Del quince de octubre a esta fecha, la etapa histórica que vivimos ha cumplido seis meses y medio, tiempo en el cual la Junta de Gobierno ha venido sufriendo una permanente crisis política, aislándose, asimismo aceleradamente de las masas populares. Mientras tanto, en ese mismo lapso y en un corto periodo de tres meses las organizaciones populares revolucionarias y democráticas, han dado pasos sustanciales de unidad. Primero, fueron las izquierdas las que lograron un avance histórico al crear el 11 de enero la Coordinadora Revolucionaria de Masas, y el 18 de abril organizaciones democráticas, gremiales y políticas, así como la intelectualidad progresista crearon conjuntamente con la Coordinadora Revolucionaria de Masas, el Frente Democrático Revolucionario.”
“Dentro de este contexto unitario, debemos subrayar, especialmente, que en el mismo mes de enero, el Partido Comunista de El Salvador, las Fuerzas Populares de Liberación “Farabundo Martí” y las Fuerzas Armadas de la Resistencia Nacional suscribieron un documento unitario cuya importancia es de inapreciable valor en las luchas de nuestro pueblo.”
“De esta manera, El Salvador es hoy, escenario de una formidable lucha popular, resultado del cual, ha surgido el vigoroso proceso unitario de las diferentes organizaciones revolucionarias que junto a las fuerzas democráticas confluyen en un gran Frente Democrático Revolucionario que ha alcanzado un en enorme respaldo nacional e internacionalmente.”
“Esta confluencia de las fuerzas revolucionarias y democráticas en un solo torrente, viene a confirmar que el futuro le pertenece al pueblo y que ese futuro no lo veos lejano, aunque para llegar a él habrá grandes y cruentos sacrificios.”
“En este Primero de Mayo el Partido Comunista de El Salvador rinde sentido homenaje a todos los caídos en las luchas heroicas que libra nuestro valiente pueblo, militantes y no militantes de nuestro Partido. Rinde especial homenaje, e inclina banderas, a la ya inmortal figura de Monseñor Oscar Arnulfo Romero y Galdámez, quien en su corto pero intenso desempeño como Arzobispo de la diócesis de San Salvador, se fundió con la conciencia de nuestro querido pueblo, transformándose en la “voz de los sin voz” y en un orientador espiritual como jamás ha tenido la Iglesia Católica en El Salvador.”
“En este Primero de Mayo, el Partido Comunista de El Salvador saluda a la clase obrera salvadoreña reiterándole que su unidad, en una sólida y única central sería un acelerador del triunfo definitivo de nuestro pueblo contra el oprobioso sistema que sufrimos, y que, por consiguiente, a división de las filas trabajadoras solamente beneficia a nuestros enemigos internos y externos.”
Concluye que “solo derrocando la dictadura militar derechista, e instaurando el gobierno democrático Revolucionario, salvaremos a nuestra patria del oprobio, del terror y la represión que hoy le impone una minoría opulenta y criminal. ¡Viva la unidad de las organizaciones revolucionarias y democráticas! ¡A redoblar la lucha por el derrocamiento de la dictadura militar democristiana! ¡El pueblo derrotará la intervención yanqui en nuestro país!”
COLUMNA EN GUERRA de Voz Popular
En el número 133 del semanario Voz Popular del 27 de agosto de 1980, aparece una nueva sección, inédita, que refleja la situación del momento, la Columna en Guerra, en la que “informaremos, en forma veraz, de las acciones armadas que los organismos Político-Militares (DRU-PM) realicen. La Comandancia general de las FAL-PCS emitió un boletín en el que resume sus acciones, entre el 16 de junio y el 12 de septiembre de este año.”
“Tal resumen esta hecho en base a los partes emanados de las Comandancias de los frentes existentes, y cubren desde las acciones de propaganda hasta los enfrentamientos armados con las fuerzas militares gobiernistas, pasando por otras como decir el necesario ajusticiamiento de dirigentes de diversos niveles, de ORDEN que aun prosiguen en su criminal empeño de delatar, capturar y asesinar a militantes revolucionarios y democráticos, de simpatizantes y aún de familiares de estos que son neutrales. Estas bandas de ORDEN; asimismo, en connivencia con los cuerpos represivos, cometen venganzas personales, asesinando y robando.”
“Entre los enfrentamientos habidos, queremos, por el momento, destacar tres: 1) El del 17 de julio en el que la FAL-PCS aniquilo el puesto de la Guardia Nacional de Santo Domingo, departamento de San Vicente. Fue un ataque demoledor directo, con granadas y nutrido fuego de armas automáticas en que hubo 15 bajas del enemigo: 9 muertos y 6 heridos. No hubo bajas en las filas de las FAL. Sobre esta acción el enemigo informó solo 3 bajas suyas y reconoció no haber hecho ninguna a sus atacantes. 2) 7 de agosto. Se realizó la “Operación Rafael Aguiñada Carranza” en Quezaltepeque consistente en el aniquilamiento de los componentes del puesto de la Policía Nacional. La operación fue un éxito completo. Se les causó 6 muertos, incluyendo el comandante del puesto. 3) El 12 de septiembre, en San Vicente, se hizo a las 6:30 de la mañana una emboscada de aniquilamiento de dos camionadas de soldados del Ejército, a la altura del Km. 58 de la Carretera Panamericana, a 2 Km. del puente sobre el río Acahuapa. Hubo 31 soldados muertos y 17 heridos pertenecientes al cuartel de San Vicente. No hubo bajas de las FAL.”
“En el Boletín se informa que el Servicio de Información, ya tiene detectados a miembros del Escuadrón de la Muerte, cuyos integrantes (guardias, policías, soldados en servicio, soldados de reserva, gente de ORDEN, etc.) tienen el apoyo directo en puestos de Guardia, Policía Nacional, Policía de Hacienda, Policía de caminos y varios cuarteles. Además, el Escuadrón de la Muerte está recibiendo ya la justicia revolucionaria, y varios de sus cuadros han sido ya ejecutados.”
“En esta ocasión, queremos desde esta “Columna en Guerra” saludar, con admiración y cariño, a los valientes combatientes de las FAL, que cada día, con mayor experiencia y fuerza, con las demás organizaciones armadas, unidamente derrotando al enemigo común. A este propósito, debemos recordar las inmortales palabras de nuestro Máximo Prócer José Matías Delgado: UN PUEBLO QUE LUCHA POR SU LIBERTAD NO PUEDE SER VENCIDO.”
¡LIBERTAD AL ARQUITECTO ABDALA ANTONIO HANDAL!
En el número 143 de Voz Popular del 28 de noviembre de 1980 aparece un comunicado del PCS denunciando la captura y desaparición el 11 de noviembre del Arquitecto Abdala Antonio Handal por efectivos de la Guardia Nacional. Handal era el presidente del Colegio de Arquitectos de El Salvador y hermano menor del secretario general del PCS, Schafik Handal. Junto a Antonio Handal fueron capturados Magdalena de Rivera, de 52 años, su hijo Ricardo Rivera de 21 años y otro joven.
El PCS “acusa y responsabiliza desde ya a la Guardia Nacional y a la Junta Militar democristiana de lo que pueda ocurrirle al Arq. Handal y sus acompañantes; exige el respeto a sus vidas y demanda su libertad. La Junta Militar democristiana, que insistentemente dice estar librando una guerra, está obligada por lo menos a darles el trato que corresponde a los prisioneros, o a ponerlos a disposición de los tribunales correspondientes. Sabemos con certeza sólida que el Arquitecto Handal y sus acompañantes se encuentran en manos de la Guardia Nacional. ”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>