PROYECTO DE PROGRAMA GENERAL (1964)

PROYECTO DE PROGRAMA GENERAL
DOCUMENTOS APROBADOS

NOTA

Por acuerdo del Quinto Congreso (MARZO DE 1964) , el presente Programa General del Partido fue aprobado como Proyecto del Congreso.

Entre las razones que se tuvo en cuenta para aprobarlo en dicho
Sentido se hallan las siguientes:
1ª) Que el proyecto de Programa General debe ser enriquecido con análisis más profundo e investigaciones exhaustivas en la medida de lo posible; y
2ª.) Que el documento es de interés no solo para el Partido, sino que también para todas las fuerzas progresistas, de las cuales es importante conocer su opinión.

En tal forma, y por mandato del Quinto Congreso, el presente documento queda sometido a la discusión dentro de nuestro Partido; y el mismo será distribuido en forma amplia y ordenada entre el pueblo a fin de compulsar su opinión.

La aprobación de este Proyecto en forma definitiva, se hará en el Sexto Congreso ordinario de nuestro Partido o, si se considera necesario, en un Congreso Extraordinario que, al efecto, se convoque.

PROYECTO DE PROGRAMA GENERAL DEL
PARTIDO COMUNISTA DE EL SALVADOR

INTRODUCCION

Las metas finales del Partido Comunista de El Salvador son: la implantación de la sociedad socialista, en la que desaparecerá la explotación del hombre por el hombre; y la construcción ulterior del comunismo, en el que desaparecerán por completo y para siempre, las diferencias económicas y sociales, las clases sociales mismas y toda forma de opresión.

Antes de precisar el programa que el PCS propone aquí para la actual etapa de la revolución, conviene examinar las características fundamentales de la presente situación nacional.

1.- El Salvador es un país donde se desarrolla el capitalismo conservando fuertes remanentes feudales y dentro del deformador marco de la dependencia económica respecto de los países capitalistas desarrollados, en primer lugar los Estados Unidos.

El desarrollo del capitalismo en este país, que se produce en las condiciones propias de la fase imperialista del capitalismo mundial, si bien ha traído la elevación de la técnica, el incremento de las vías de comunicación y la formación del mercado interno, también ha ocasionado una gran deformación de la economía nacional en su conjunto, imponiéndole un desarrollo unilateral, hacia la exportación de materias primas agrícolas, un incremento industrial lento y orientado a la transformación de materias primas importadas, la mayor penetración del capital monopolista yanqui y con ello una mayor dependencia, el estancamiento de numerosas ramas enteras de la producción agropecuaria e industrial, la miseria lindante con la muerte por hambre
Para la mayoría de la población, y la consolidación de numerosos remanentes feudales en el campo y la ciudad.

Mientras se produce un desarrollo veloz en algunas ramas de la producción, como en el caso del algodón, otras inclusive entran en franco proceso de liquidación, como en el caso de la ganadería. El desarrollo industrial se encuentra entrabado por el miserable nivel de vida que depara a las masas la tremenda explotación que sufren y por las limitaciones y el rumbo, inconvenientes en país , que le impone el capital imperialista norteamericano, los intereses de la oligarquía interna y la dependencia económica en general.
Como resultado de todo esto, la economía nacional crece a un ritmo inferior al del crecimiento de la población, y anualmente llegan a la edad de trabajo miles de jóvenes sin que la mayoría pueda encontrar colocación.

El nuestro es, por todos estos rasgos, un país semi-feudal, semi-colonial y con un desarrollo capitalista deforme.

2.- El proceso de desarrollo del capitalismo tiene sus antecedentes en el incremento del cultivo del añil durante la Colonia, como una producción destinada a la exportación. Este cultivo constituyó hasta finales del siglo pasado el renglón principal de la producción mercantil, y en él fue donde aparecieron primero las relaciones de salario. Al iniciarse el cultivo y la exportación del café a mediados del siglo XIX, el desarrollo del capitalismo tomo una mayor extensión y velocidad.

El cultivo capitalista del café se desarrolló como resultado de los factores siguientes:
a) La liquidación de las formas colectivas de propiedad sobre la tierra que aún subsistían (comunidades indígenas y ejidos), y el surgimiento del monopolio privado sobre la tierra.

b) La formación de una gran masa de trabajadores desposeídos de todo medio de producción, con su fuerza de trabajo para vender por un salario, como único medio de subsistencia, y

c) La inversión en ese cultivo de importantes capitales monetarios originados en el negocio del cultivo y exportación del añil, que con la eliminación de impuestos gravosos y trabas para su libre comercio con Europa que la independencia trajo consigo, se convirtió en una actividad muy lucrativa.
También se invirtieron en el café capitales provenientes de la malversación de los fondos público.

3.- De acuerdo a los datos del Censo Agropecuario de 1961, solamente 2058 unidades de explotación agrícola que constituyen apenas el 0.92 % de todas, abarcaban 1,031.735 manzanas, el 46.27% de toda la tierra. Entre tanto, 175,615 pequeñas explotaciones de menos de 4.28 manzanas, es decir el 78.30% de todas, abarcaban solamente 245,853.87 manzanas, apenas el 11.03% de toda la tierra. En los hechos dos o mas explotaciones grandes o pequeñas pertenecen a un mismo terrateniente, por lo que, según cálculos realistas, no más de mil grandes terratenientes son dueños de las dos terceras partes del territorio agrícola nacional, es decir, de cerca de un millón y medio de manzanas.
La formación del monopolio de la tierra ha sido al mismo tiempo un proceso de proletarización de las masas campesinas. Los campesinos despojados fueron transformados en parceleros arrendatarios o colonos, solo en una medida muy pequeña.
La inmensa mayoría fueron convertidos en braceros para el cultivo y recolección del café y más tarde para el algodón y la caña de azúcar.
El desarrollo del capitalismo y proletarización de las masas rurales recibió un gran impulso con el cultivo del algodón. El cultivo del café, por ser de carácter permanente y precisar, por tanto, de inversiones importantes en la tierra misma, necesitaba de la propiedad privada sobre la tierra. Pero al desarrollarse el cultivo del algodón, cuyo ciclo vegetativo es de un año, se extendió el arrendamiento capitalista de la tierra.

4.- El desarrollo del capitalismo en la agricultura ha provocado el incremento de la producción mercantil y la extensión de las relaciones de salario en las ciudades.
Los talleres artesanales se fueron transformando en empresas capitalistas que laboran con un personal asalariado y cuya producción se realiza íntegramente con destino a la compra-venta, utilizando además materias primas adquiridas en el mercado, en su mayor parte importadas. Tomó así gran impulso durante algunos decenios, de manera especial, la producción artesanal de calzado, de pan y de ropa. El desarrollo reciente de la industria fabril ha puesto en liquidación a miles de talleres, incrementando la proletarización en las ciudades y el arribo a ellas de masas de trabajadores procedentes del campo.

Este proceso de aparecimiento y desarrollo del capitalismo se ha producido y se produce actualmente, conservando todo lo que del feudalismo es compatible con la explotación capitalista.

En las haciendas y fincas cafetaleras, algodoneras y cañeras, que son las de mayor desarrollo capitalista, se conservan celosamente la relaciones de trabajo propias del feudalismo, en las que las masas trabajadoras se encuentran carentes de derechos (en primer lugar del derecho a la libre organización), obligadas a distintas formas de trabajo gratuito y sometidas a una intensa y permanente intimidación y represión. Por otra parte en esas haciendas y fincas se combina el pago del salario en dinero con el pago en especie (comida), las medidas modernas con las arbitrarias medidas feudales, lo mismo que se combina el trabajo asalariado libre con el sistema de colonos y mozo-colonos.

En la parte de la agricultura que no está dedicada a producir para la exportación, predominan los remanentes del feudalismo, tanto en los instrumentos y técnicas de trabajo (arado de madera, tracción animal, ausencia de abonos e insecticidas, etc.), como en las relaciones de producción (la colonia, el pequeño arrendamiento, la propiedad campesina minifundista, etc.). Las relaciones de salario y en general de compraventa se han extendido también en esta parte, pero aun son minoritarias.

En la producción manual y fabril se conservan también fuertes residuos feudales, tanto en lo que se refiere a las fuerzas productivas (herramientas, procedimientos técnicos, etc.) como en las relaciones de producción. En este último terreno se destacan la limitación de la legislación laboral, la exclusión de los trabajadores ¨ a domicilio¨ y domésticos de gran parte de las conquistas laborales, y distintas formas de trabajo gratuito que subsisten en talleres y fábricas.

5.- El desarrollo del capitalismo ligado a la producción de materias primas agrícolas para la exportación ha empujado a nuestra agricultura por el camino del monocultivo.
Los renglones destinados a la exportación concentran las mejores tierras, las mejores vías de comunicación, los mejores implementos y técnicas, el volumen principal de los créditos, la mayor parte de la actividad del Estado hacia la agricultura, etc. Lo peor y más raquítico de todo esto prevalece en el resto de la producción agropecuaria.
El desarrollo del capitalismo en estas condiciones nos ha hecho mas dependientes que antes , ha reforzado nuestra condición de apéndice agrario de los países capitalistas industriales.
La producción de alimentos ha sido la primera en sufrir las consecuencias de la deformación mono cultivista. Nuestra población crece constantemente, mientras la producción alimenticia disminuye o se mantiene estancada.

6.- La acumulación y concentración de capital en el cultivo y la exportación de café , determinó la formación, entre los monopolistas de la tierra, de una pequeña capa de grandes exportadores, compradores monopolistas internos de la cosecha y habilitadoras de crédito a los medianos y pequeños finqueros. Estos grandes exportadores se convirtieron en los grandes importadores de mercancías industriales para abastecer al mercado interno.
En estos negocios acumularon enormes capitales que les permitieron mas tarde organizar un sistema bancario y de empresas aseguradoras de su propiedad.
El control sobre el sistema bancario dio a esta pequeña capa el control monopolista de enormes sumas de dinero, en la forma de depósitos a la vista y a plazo, procedentes no solo de las ganancias de los demás capitalistas sino incluso de una parte de los salarios y sueldos. En otras palabras, este puñado de multimillonarios adquirió el control monopolista de los recursos financieros del país. En le transcurso de ese proceso, fue además invirtiendo capitales en la creación de grandes empresasindustriales, las más de las veces para elaborar materias primas importadas y en conexión con sus negocios de importación.
A esta pequeña capa de multimillonarios monopolistas de la tierra, del comercio exterior, de las finanzas y de la gran industria, es a la que se ha dado en llamarlos ¨14 grandes¨ , la denominación es grafica y por ello muy útil.

7.- Por lo que se refiere a su economía, El Salvador no ha sido nunca verdaderamente independiente. Después de independizarse de España, en 1821, la nación fue cayendo en una situación de dependencia respecto de Inglaterra, y más recientemente de Estados Unidos. El sometimiento por el imperialismo norteamericano se intensifica en los últimos treinta años, y sobre todo a raíz de la segunda guerra mundial. En la actualidad esta dominación tiende a la destrucción de todo vestigio de independencia nacional y a la conversión de El Salvador en una completa colonia de los Estados Unidos.
En nombre de la llamada ¨Alianza para el progreso¨, programa que ha sido trazado con la pretensión de salirle al paso al proceso revolucionario de los pueblos latinoamericanos y que se acompaña de la mayor penetración del capital inversionista yanqui en nuestros países, está en marcha acelerada la subyugación completa de esta nación .la ¨ayuda¨ que representa la mencionada Alianza no impulsa en modo alguno el desarrollo del país ni puede conducir a la solución de los graves problemas nacionales, sino al contrario sirve solamente para que la tiranía militar pueda desarrollar alguna demagogia social y para comprometer aún más la economía y la soberanía Salvadoreña.

En grandes trazos, el cuadro actual del sometimiento de nuestro país por el imperialismo yanqui, se presenta así:
a) La economía Salvadoreña, por estar amoldad a los intereses de los monopolios norteamericanos y no a las necesidades de nuestro pueblo, sufre una deformación profunda.
b) En el comercio exterior, los Estados Unidos controlan un 36% de nuestras importaciones, y adquieren un 34% de nuestras exportaciones (año 1962) , a lo cual se agrega que compran nuestros productos a precios cada vez más bajos y nos venden cada día mas caro, además de que traban deliberadamente el comercio con los países socialistas, resultando de todo ello que los términos del intercambio internacional representan una carga cada vez más gravosa para la economía nacional.
c) Las inversiones directas yanquis aumentan rápidamente y se concentran en renglones fundamentales de la economía nacional, empresas de transporte marítimo, aéreo y ferroviario; empresas de electricidad, puertos marítimos, refinerías y agencias de distribución de derivados del petróleo; y un numero creciente de empresas de comercio y de la industria de transformación (cigarrillos, café soluble, pinturas, etc.).
d) Los empréstitos usurarios concedidos por instituciones ¨financieras norteamericanas¨ constituyen una larga y pesada cadena para el país.

La dominación imperialista de los Estados Unidos se manifiesta así mismo, atreves de los siguientes hechos:

a) Numerosas misiones ¨técnicas¨ yanquis de todo tipo actúan libremente en el país y penetran las mas diversas dependencias civiles, policiacas y militares del Estado Salvadoreño, al mismo tiempo que diferentes instituciones estatales son descentralizadas para quedar sometidas al control y dirección creciente de agencias yanquis.
b) La política crediticia y la política tributaria del gobierno salvadoreño están directamente dictadas desde Washington.
c) La interna influencia ideológica del imperialismo se produce atreves del cine , las noticias y diversas secciones de los periódicos, la radio, la televisión, la música , los libros, revistas y otros elementos, y tiene por resultado deformar la mente y el espíritu de grandes sectores de la población en los que impulsa la desesperación, la disipación, los vicios y el crimen, y en general tiende a la destrucción de la cultura nacional y del espíritu patriótico popular.
d) Posiciones claves de las fuerzas armadas se encuentran en manos de agentes directos de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos, y el imperialismo fomenta la armamentizacion del país, lleva a esto a la competencia armamentista con otros países vecinos, alienta las tendencias militaristas internas, y trata de embarcar a la Fuerzas Armadas en agresiones directas contra Cuba y otros pueblos que pugnan por su liberación.
e) La embajada salvadoreña en Washington se encargo de recibir y transmitir las instrucciones del departamento de estado y la Embajada yanqui en San Salvador estos muchas veces por encima de lapropia autoridad del presidente de la Republica. Toda la política exterior de El Salvador y su voto en los organismos internacionales no responden al interés de nuestra nación sino que siguen servilmente los dictados de Washington y hacen el juego en toda su amplitud a la línea de provocación y de guerra del imperialismo yanqui.

8.- Al entrar en el proceso de industrialización, los ¨14 grandes ¨ salvadoreños se emparentaron con los monopolistas yanquis en la inversión conjunta de capitales para crear las llamadas ´ empresas mixtas ¨ , y de la mano con ellos han impulsado la formación del mercado común Centroamericano y los planes llamados de Integración Económica de Centroamérica . Ambos planes (el mercado común y la integración) persiguen un mayor mercado para la industria de transformación y ampliar el campo para la inversión de capitales en las condiciones más provechosas.

En esta forma se ha incrementado enormemente la penetración del capital imperialista yanqui en nuestro país. Las inversiones directas de capital norteamericano han aumentado, según datos oficiales, de 16 millones de colones en 1953 67 millones en 1962, aunque seguramente estas cifras no expresan toda la realidad.

Los imperialistas yanquis sacan desde luego, la mayor tajada en su asociación con los multimillonarios salvadoreños y centroamericanos. Los hacen correr con la cuenta de algunas reformas sociales demagógicas. Obtienen un trato privilegiado en materia de impuestos. Al mismo tiempo los monopolistas yanquis manipulan los precios de las materias primas y de producción nacional y le causan así también un golpe a sus ¨aliados¨ millonarios criollos.

9.- Todo el proceso de desarrollo de la economía nacional ha producido grandes transformaciones en la composición de clase de nuestra población.

Las clases mas numerosa en nuestro país hoy día es la de los asalariados, al proletariado rural y urbano. Según datos del Censo de Población de 1961, de 806,590 personas que forman nuestra población económicamente activa, 540.080 son asalariados y solamente 15.100 son patronos.
Entre los asalariados 305.810 son rurales y entre los patronos 8.970 se dedican a la agricultura.

Al lado de las dos clases propias del capitalismo ( empresarios capitalistas y asalariados), se conservan en el campo los grandes terratenientes, que forman unas cuantas centenas; y los campesinos minifundistas que laboran parcelas propias o ajenas sin contratar mano de obra, o solamente contando con la ayuda de familiares.
Según el mismo censo de Población de 1961, estos campesinos ( o ¨trabajadores por cuenta propia ¨ como les llama el lenguaje estadístico) son 111.530 y los trabajadores familiares que les ayudan 58.880.

También en las ciudades hay al lado de las clases fundamentales del capitalismo 63.470 ¨trabajadores por cuenta propia¨ , es decir, propietarios de pequeños talleres y comercios, ayudados por 5.210 familiares. De estos pequeños propietarios 28.500 lo son de talleres y 27.930 se dedican al comercio menudo. Los demás se encuentran en el transporte y en diversos servicios.

Entre los patronos existe una capa mediana, formada en el campo principalmente por finqueros del café y algodoneros medianos, que soportan distintas formas de extorsión por parte de los grandes terratenientes , de grandes capitalistas nacionales y de los monopolios yanquis; pagan altos cánones de arrendamiento por la tierra ( esto es sobre todo para el caso de los algodoneros), pagan altos intereses por los créditos , los cuales además obtienen con dificultad, ven impotentes reducidas los precios de sus cosechas y reciben por ellas precios inferiores a los del mercado mundial ( sobre todo en el caso de los finqueros del café ), y compran a precios elevados los aperos, abonos e insecticidas importados.

En las ciudades los medianos capitalistas son por lo general propietarios de medianos talleres y comercios. Igual que los del campo, soportan dificultades en materia de crédito y pagan elevados intereses y compran a precios altos las materias primas y en general las mercancías, que son en su mayor parte importadas.

Gran parte de las ganancias que los medianos capitalistas extraen al trabajo de los asalariados va a dar a manos de los grandes terratenientes y propietarios de edificios y viviendas, en la forma de cánones de arrendamiento, o a manos de los grandes capitalistas nacionales y extranjeros, en la forma de intereses bancarios o usurarios, o en la forma de súper ganancia comercial en el negocio de la exportación y la importación.

Todo ello redunda en un nivel miserable de los salarios. Sobre todo de los salarios en el campo.

Los grandes terratenientes y la alta burguesía monopolista de la Banca, del comercio de exportación e importación y de la gran industria, integran la oligarquía interna, y el grupo más rico y poderoso de esta oligarquía está formado por los llamados ¨ 14 grandes ¨.

10.- En nuestro país han surgido poderosas e impetuosas fuerzas productivas nuevas, capaces de transformarlo completamente, capaces de proporcionarle a su población un alto nivel de vida material y cultural. Somos un pueblo cuya inmensa mayoría está constituida por trabajadores de la ciudad y el campo, que han asimilado en grado apreciable la técnica moderna y que están en condiciones de hacer rápidos progresos en este terreno, pero que al mismo tiempo se mantienen en la miseria y el atraso cultural.

Que es lo que impide que el desarrollo sea completo y armónico, que nuestro pueblo trabajador disfrute de un elevado nivel de vida, que la cultura florezca? Lo que impide todo esto es la condición semi colonial y semi-feudal de nuestro país, y los interesados en mantenerlo así son los imperialistas yanquis y la oligarquía interna que es su aliada. Son ellos los que obtienen jugosas ganancias explotando a nuestro pueblo, son ello los grandes negociantes del monocultivo, son ellos los que sacan provecho de la subsistencia de remanentes feudales, son ellos los que se conjugan en las empresas mixtas para explotar el mercado centroamericano.

Las masas asalariadas, los campesinos, los pequeños propietarios de la ciudad y el campo, los medianos capitalistas urbanos y rurales, unos mas que otros , soportan la explotación , la opresión y la extorsión de los imperialistas yanquis y de la oligarquía interna. Todas esas clases y capas tienen interés en el progreso del país, ganarían enormemente con su desarrollo armónico y general.
El conflicto histórico principal de nuestro país es, por tanto, el que existe entre los intereses del imperialismo yanqui y la oligarquía interna, por una parte, y los intereses de la nación, por la otra. Hay que destacar, además, que el aspecto principal de ese conflicto principal de la contraposición entre el imperialismo y la mayoría de la nación , de suerte que en ciertas cuestiones y en determinados momentos inclusive los ¨14 grandes¨ pueden situarse, y de hecho se sitúan , en el bando contra el imperialismo, por sus contribuciones con éste.

Por lo demás, las contradicciones en el seno de las clases gobernantes se agravan porque el camino que el imperialismo propicia no es el camino que lleva a la solución de los problemas nacionales, sino a su empeoramiento. Se agravan las contradicciones entre el imperialismo y sus aliados; entre los mismos aliados del imperialismo; entre el pueblo y sus opresores. En una palabra, el camino del imperialismo determina la agudización de todas las contradicciones, y la complicación de sus diversos problemas económicos y políticos del país.

11.- De 1958 a 1962, el país sufrió una crisis económica cíclica, principalmente como consecuencia de la baja de los precios del café en el mercado internacional, fenómeno que a su vez se debió a la superproducción del café en escala mundial y a las maniobras de especulación por parte de los monopoliosnorteamericanos.
En el segundo semestre de 1963 se registró ya francamente una reanimación de la actividad económica, manifestada en diferentes renglones de la industria y el comercio, esto a pesar de que los precios del café mantenían una tendencia a la baja hasta fines de 1963. Si en esta ocasión ha sido posible absorber y compensar al pueblo de la superproducción cafetera, entrando a la fase de la reanimación en el ciclo económico, se ha debido a tres factores principales: el desarrollo de la producción algodonera, el incremento de la deuda publica externa y de las inversiones directas norteamericanas, y el aumento de la exportación de camarón de azúcar. El análisis de estos mismos factores demuestra que el país no ha salido de la crisis resolviendo los problemas producidos por el desarrollo unilateral de la agricultura y la dependencia del imperialismo yanqui, sino reforzando todos los rasgos negativos de la economía nacional. Esta depende más ahora del comercio internacional, está por tanto más expuesta a las repercusiones del ciclo del capitalismo mundial , y además soporta la carga mucho más pesada de las deudas con los Estados Unidos y de las inversiones directas mayores de los monopolios del mismo país.

En otras palabras, el camino por el que el país está saliendo de la crisis no es un camino de liberación nacional, sino de sometimiento mayor al imperialismo, al mismo tiempo es verdad que el proceso de la crisis y su salida ha forzado cambios que hacen más maduras las condiciones objetivas para la revolución, acrecientan sus fuerzas sociales y abren la perspectiva para una rápida maduración de las condiciones subjetivas.

12.- Hace más de treinta años, en 1931, ante el desarrollo del movimiento popular y del fermento revolucionario, frente al desorden administrativo del gobierno nacional, y en medio de la crisis mundial del capitalismo y el desarrollo de la lucha anti-imperialista en el Continente (Sandino peleaba en Nicaragua con las armas en la mano), la oligarquía interna se decidió por el implanta miento de una tiranía militar.

Se produce así, el 2 de Diciembre de aquel año, el golpe instala en el poder al General Maximiliano HernándezMartínez y a ello sigue inmediatamente un genocidio monstruoso: el asesinato de alrededor de 30 mil campesinos, que ponen los cimientos del nuevo régimen de terror. Desde entonces, el militarismo no ha abandonado el poder un solo día, y sus constantes métodos de represión solo se han suavizado en determinados momentos, cuando a ello han obligado las luchas de nuestro pueblo o las contradicciones internas del mismo régimen.

En estos tres decenios últimos –tres decenios de elecciones fraudulentas- han cambiado las figuras en el gobierno; pero la tiranía militar se ha mantenido la misma.
A Martínez siguieron Castañeda, Osorio, Lemus, Cardón, ahora Rivera, e intercaladas algunas juntas Militares para garantizar la continuidad del régimen.

Después de la caída de Lemus, tras un periodo de intensas lucha popular, el nuevo gobierno, con su actitud de respeto a ciertas libertades y por el incremento de la movilización popular, representó un motivo de preocupación para las fuerzas reaccionarias. Finalmente, los agentes del imperialismo, actuando abiertamente de la mano con miembros prominentes de la oligarquía criolla, promovieron el golpe del 25 de enero de 1961 y reinstauraron la irania militar. La camarilla golpista una vez más quitó al ejército la careta de la apoliticidad y legalidad, mostrándolo como un instrumento opresivo principal del imperialismo y de la oligarquía.

A raíz de ese golpe, el aparato del Estado, que anteriormente era el instrumento de opresión de la oligarquía sobre el pueblo, sometido, desde luego, al imperialismo yanqui ha pasado a ser compartido directamente por el mismo imperialismo, a través de sus propios agentes. Es propio decir, inclusive, que el aparato del Estado Salvadoreño está hoy en primer lugar al servicio de los intereses del imperialismo norteamericano.

13.- Sin resolver el conflicto histórico principal de nuestro país, antes descrito, no se podrán resolver completamente nuestros agobiantes problemas económicos, sociales y políticos , y la nación no podrá ser independiente de verdad. Esta tarea trascendental está confiada a la revolución. La revolución que corresponde a la presente etapa de nuestro desarrollo debe ser democrática por su esencia popular; anti-feudal por sus transformaciones económicas, y de liberación nacional por su contenido anti-imperialista.

Esta será una revolución de las grandes masas de población, para favorecer a las grandes mayorías de salvadoreños. Abogara con amplitud a todos los salvadoreños – civiles o militares- que sepan cumplir con su deber patriótico al lado de la lucha liberadora del pueblo. Los enemigos irreconciliables de la revolución serán el imperialismo yanqui, la minoría oligárquica parasitaria y los traidores que les sirven de instrumentos para la opresión, el pillaje y el crimen.

Las fuerzas motrices de esa revolución son los obreros, los campesinos, los pequeños propietarios de las ciudades, los capitalistas medianos de la ciudad y del campo, es decir , las clases sociales duramente afectadas por la política del imperialismo y de la oligarquía. Incluso algunos grandes capitalistas de pensamiento patriótico pueden formar en las filas revolucionarias.

Para que estas clases y capas sociales puedan combinar sus esfuerzos, concentrar sus golpes contra los enemigos comunes, será necesaria la construcción del Frente Democrático de Liberación Nacional. La construcción de este frente es una tarea central de la estrategia y la táctica en esta etapa de la revolución, y para hacerla posible nuestro partido empeña sus mejores esfuerzos.

La integración del Frente Democrático de Liberación Nacional, como la forma más consecuente de la unidad de todas las fuerzas progresistas y anti-imperialistas, será el resultado de un proceso de acciones comunes y esfuerzos unitarios concretos, y no de un solo acto definitivo. Consciente de su deber de contribuir a la construcción de este frente, el Partido Comunista de El Salvador está, por tanto, en favor de la concertación de alianzas amplias y de largo alcance, o de la realización de simples acciones comunes, incluso por determinado punto o por una demanda concreta y temporal, en la lucha contra el imperialismo y la oligarquía , y por la democracia.

14.- Esta revolución solo podrá ser realizada plenamente mediante la instauración de un Gobierno Democrático de Liberación Nacional que, bajo la hegemonía de la clase obrera, sea la expresión política de la alianza de las clases interesadas en el progreso y la liberación del país.

Para que la lucha anti feudal y antiimperialista sea verdaderamente democrática y verdaderamente revolucionaria, para garantizar que la revolución saldrá adelante en el cumplimiento de sus grandes tareas y que no capitulará en ningún momento por entendimientos con el imperialismo yanqui o la oligarquía interna, el papel de vanguardia debe ser ejercido por el proletariado. Esta es ahora la clase más numerosa en nuestro país y es además la mas consecuentemente revolucionaria porque sus intereses concuerdan, más que los de ninguna otra clase, con los intereses generales de la sociedad, y pugna por una transformación mucho mas avanzada y completa:
La transformación Socialista.

La hegemonía en la revolución la conquista el proletariado con sus acciones y organización de vanguardia, y el Partido Comunista de El Salvador se esfuerza, y se esforzará aun más, en que ello se cumpla plenamente en nuestro país.

Militantes de la instauración de un gobierno democrático de liberación nacional se forma en el país, como es posible, ningún otro gobierno de tendencias democráticas de nuestro partido mantendrá una posición de firme apoyo a todas sus bases anti feudales y anti-imperialistas, y a toda transformación que emprenda de acuerdo con el progreso del desarrollo nacional; y al mismo tiempo nuestro partido luchará con fuerza sin vacilación, contra todo intento de entrega al imperialismo y a la oligarquía .

15.- En esta etapa, nuestro partido se propone luchar tesonera y diariamente para armar la acumulación de fuerzas necesarias al triunfo de la revolución.

Por su propio fortalecimiento y el de todas las organizaciones revolucionarias y democráticas.
Por las libertades democráticas, contra todo atropello individual y colectivo de los derechos ciudadanos, contra las leyes antidemocráticas y de tendencias racistas , por la libertad de los reos políticos, y contra toda manifestación del régimen de tiranía.

Por la unidad sindical, por el cese de la intromisión del gobierno y el imperialismo en los sindicatos; por la democracia sindical ; por la ampliación y aplicación de los derechos laborales; por la ampliación de las prestaciones sociales y del seguro social; por la reforma de todo aspecto legal que vaya contra los intereses de los trabajadores; por el aumento de los salarios; contra la desocupación; contra el alto costo de la vida; contra la crisis económica que sufren las inmensas mayorías del pueblo.

Por el fortalecimiento de la alianza obrero-campesino; por la libertad de organización sindical de los trabajadores del campo; por mejores salarios; por mejores condiciones de trabajo; por la supresión de las relaciones sami feudales que sufren los asalariados del campo; por la extensión de los derechos laborales y sociales de los trabajadores agrícolas; por tierras, créditos, aperos y asistencia técnica para los campesinos pequeños y medianos. Por mejores condiciones sanitarias, de atención medica, de vivienda, educacional y social de la población del campo.

Por créditos en buenas condiciones para los pequeños y medianos productores de la industria y comerciantes; por la protección, y fomento efectivo de la industria nacional.

Por la defensa de los derechos de la mujer, de la juventud y de la niñez.

Por la defensa de la soberanía y de la independencia nacional; contra todas las manifestaciones de la dominación imperialista en nuestro país, y contra todos sus intentos de mantener y profundizar el sami-colonialismo; por la libertad de comercio con todos los países del mundo.

Por la paz mundial y la coexistencia pacifica.

16.- Nuestro pueblo y nuestro Partido no pueden ser y no son partidarios de la violencia para la solución de sus problemas fundamentales, y a lo largo de la historia del país han sido persistentes los esfuerzos en la lucha pacífica, conquista de un régimen democrático. Sin embargo, ahora las masas populares mas desarrolladas han adquirido conciencia de que la vía pacífica para la Revolución ha sido bloqueada en el país por el imperialismo y la oligarquía. Largos años consecutivos de asesinatos en masas , de terror constante, de negación de los derechos democráticos mas elementales , de tiranía militar ininterrumpida, de farsas electorales, de persecución implacable contra las organizaciones democráticas, la negación del derecho de organizarse a los trabajadores del campo que representan los dos tercios de la población nacional, de constante burla de la libertad de expresión, de golpes militares contra los gobiernos que intentaron desarrollar alguna gestión democrática, han demostrado que la violencia la emplean las clases dominantes y han convencido al pueblo de que debe prepararse a responder a ello con la violencia, y que por dolorosa que resulte su acción hacia la conquista de un gobierno democrático de liberación nacional, siempre lo será menos que el sufrimiento constante y la perdida de millares de vidas y el ultraje a la soberanía nacional que significan al país la dominación del imperialismo yanqui y de la oligarquía criolla.

La línea de conseguir la unidad de todo el pueblo alrededor de la lucha contra la tiranía y los intereses oligárquicos e imperialistas que éste sirve, teniendo como objetivo el triunfo de la Revolución Democrática Anti feudal y de Liberación Nacional, utilizando para ello todos los medios legales y clandestinos, pacíficos y violentos , desarrollando un fuerte movimiento cívico popular, pero tomando como camino fundamental el de la lucha armada del pueblo salvadoreño para la conquista del poder, tal es la línea general de nuestro partido.

El presente periodo de acumulación de fuerzas implica insoslayablemente la combinación acertada entre la preparación para la insurrección armada del pueblo y las acciones masivas de todo tipo, la organización y movilización popular en todos los terrenos, y el aprovechamiento de todas las condiciones y posibilidades concretas de lucha, ya sea en lo legal o en lo clandestino.

Si en el país , por circunstancias internas y por la influencia de la situación internacional y los triunfos crecientes del Socialismo y los éxitos de la lucha de Liberación de los pueblos, llegaran eventualmente a crearse condiciones favorables para el transito pacifico a un gobierno democrático de liberación nacional , nuestro partido y seguramente también nuestro pueblo no persistirían en recurrir a la violencia sino marcharían por la vía pacífica determinada por la nueva situación histórica.

17.- Las condiciones internacionales son cada vez más favorables para el desarrollo y el triunfo de la lucha revolucionaria del pueblo salvadoreño.
Mientras el sistema capitalista se debate en mediode crisis que lo conducen inevitablemente a su destrucción definitiva, el sistema socialista está imponiendo de manera categórica su supremacía en los diversos terrenos, de forma que ya la correlación de fuerzas en el campo mundial favorece decididamente al socialismo, los movimientos de liberación nacional, y las fuerzas de la paz, la democracia y el progreso. A estas alturas, el Socialismo se está convirtiendo aceleradamente en el factor determinante de los cambios históricos que se registran en esta época, y el prestigio de la Unión Soviética y los demás países socialistas es ahora una estrella que orienta los pasos de todos los pueblos en el camino de su liberación.

Un hecho grandioso de los últimos años ha sido el despertar a la vida independiente de los pueblos coloniales de Asia y África. La mayor parte de ellos han obtenido ya su independencia en dura lucha contra los colonialistas (alrededor de 60 países que cuentan más de mil trescientos millones de seres humanos), y la reafirman sentando rápidamente las bases de su desarrollo industrial gracias a la ayuda múltiple que les prestan los países socialistas. El derrumbamiento del mundo colonial es un hecho definitivo que se confirma día a día.

Latinoamérica, por su parte, se ha incorporado decididamente a la lucha por su liberación y ha ocurrido un acontecimiento de trascendencia histórica para esta parte del mundo y de gran resonancia internacional: en Cuba, tras consolidarse la revolución anti feudal y antiimperialista, ha surgido el primer Estado Socialista Latinoamericano. Este hecho significa un revés formidable para el imperialismo yanqui, al mismo tiempo que representa un ejemplo y un estímulo para todos los pueblos del continente.
Esta situación internacional contribuye a confirmar que nuestro pueblo puede alcanzar el triunfo de su revolución, tomar el poder en sus manos y destruir la vía de la maquinaria en que se asienta el poder de la oligarquía y del imperialismo.
Además es un hecho indiscutible que, el triunfo de un gobierno democrático de Liberación Nacional, podrá nuestro país obtener la solidaridad y la ayuda poderosa de todos los pueblos del mundo, y en primer lugar de los países socialistas, para consolidar su revolución , hacer avanzar las transformaciones económicas y políticas fundamentales, elevar rápidamente el nivel de vida de su población, emprender un acelerado desarrollo industrial y económico en todos sentidos, sacar a las masasdel oscurantismo e impulsar su desarrollo cultural, y frustrar cualquier intento del imperialismo y sus fuerzas títeres por intervenir en nuestros asuntos internos, sabotear la revolución e imponer la contrarrevolución.

18.- La revolución del pueblo Salvadoreño no se detendrá en la etapa del poder democrático y de liberación nacional. Las condiciones de nuestro desarrollo histórico, que en lo fundamental son las mismas que rigen para todos los pueblos, conducirán en seguida al pueblo salvadoreño a una meta nueva y mas alta: la de la Revolución Socialista y la construcción de la sociedad socialista, más elevada y prospera e incomparablemente más justa que todas las formaciones sociales anteriores, porque en ellas desaparece por completo la explotación de unos hombres por otros y se garantiza el pan, el trabajo, la cultura y el bienestar para todos los ciudadanos.

Es importante destacar que, de acuerdo con la experiencia de Cuba y de otros pueblos en las presentes condiciones históricas los países que se liberan del colonialismo y del sami-colonialismo, después de realizar su revolución democrática de liberación nacional y dentro de ciertas condiciones internas, pueden saltar la etapa del capitalismo y pasar en breve plazo a la construcción de la sociedad socialista, contando para ello con la poderosa ayuda del campo mundial del socialismo.

El Partido Comunista sostiene que ese tránsito al socialismo, al operarse, podría ser un proceso no coercitivo, que se apoyaría fundamentalmente en la persuasión. Esta tesis tiene su base en las consideraciones siguientes:
1ª) La aplicación exitosa del programa que aquí se presenta descubrirá que sus resultados conducen firmemente a la solución de los graves problemas nacionales.
2ª) En el desarrollo de este programa se pondrá de manifiesto plenamente la vitalidad y fuerza progresiva de la propiedad colectiva sobre los medios de producción, tanto como se evidenciara que las formas privadas de propiedad que subsisten son, por su naturaleza misma, lentas e incapaces de transformar a fondo toda la vida social.
3ª) Dentro de la nueva vida propiciada por el régimen democrático de liberación nacional ya tendrán que florecer los más altos sentimientos de solidaridad humana, rompiendo todo estrecho egoísmo.

Así se rodeará de las mejores condiciones la tarea de persuadir a las clases no proletarias, a los sectores atrasados del proletariado, y en general a todos los elementos no socialistas, en favor de pasar en forma pacífica y a breve plazo a la construcción de la sociedad socialista. Destrozados por la realidad misma los prejuicios anti socialistas que hoy alimenta el imperialismo en las clases no proletarias, seguramente la inmensa mayoría de la sociedad se incorporará voluntaria y conscientemente a la construcción del socialismo y encontrara en ello una fuente de honrada inspiración patriótica y humana.

——————————————-o————————————————-

Con base en el anterior análisis, el Partido Comunista de El Salvador adopta, para la presente etapa de la revolución, el Programa que se expone en seguida. Su realización completa será obra del Gobierno Democrático de Liberación Nacional que surja de la lucha de nuestro pueblo.

TARNSFORMACIONES REVOLUCIONARIAS DEL ESTADO Y DEL DERECHO

Para realizar las grandes metas de la Revolución Democrática de Liberación Nacional en nuestro país, es absolutamente indispensable la sustitución del actual régimen reaccionario y pro-imperialista por un régimen revolucionario. Limitarse al simple cambio de hombres en el Gobierno, sería un error gravísimo de la Revolución, que la expondría inmediatamente a la contraofensiva de la reacción interna y del imperialismo. El aparato estatal del imperialismo y de la oligarquía será destruido y substituido por el Estado Revolucionario de la clase obrera, los campesinos, las capas medias de la población y la burguesía anti-imperialista.

El gobierno que sobre esta base se forme será un gobierno de coalición de las clases revolucionarias de la actual etapa. Estará dirigido por las fuerzas más consecuentes y sin vacilaciones de estas clases. La alianza obrero-campesina, encabezada por la clase obrera, será la columna vertebral de la coalición revolucionaria.

La constitución política y aquellas leyes secundarias que ahora protegen los intereses reaccionarios de las clases en el poder, deberán ser igualmente sustituidas por una nueva Constitución y nuevas leyes que faciliten y enmarquen el ejercicio del poder revolucionario.

Las medidas que el triunfo de la revolución deben ponerse en práctica, para la destrucción del aparato estatal del imperialismo y de la oligarquía, son:

a) Derogación de todas las leyes, decretos, códigos, reglamentos, ordenanzas, tc., que consagren la explotación sami-feudal y la opresión imperialista o estorben la democratización del país y su transformación revolucionaria.
b) Disolución de la Asamblea Legislativa.

c) Depuración completa del Poder Judicial, destituyendo a todos los elementos que se han prestado para encubrir las arbitrariedades y crímenes de las tiranías.

d) Rescate de los bienes nacionales malversados y usurpados en todas las épocas valiéndose de las posiciones en el poder.

e) Confiscación de los bienes de todos aquellos que han traicionado los intereses del país al coadyuvar activamente a la disminución del imperialismo norteamericano por medio de tiranías sangrientas.

f) Destitución de todos aquellos funcionarios que han colaborado con las tiranías para mantener al régimen de opresión sobre el pueblo.

g) Liquidación completa de todas las formas de control e influencia del imperialismonorteamericano sobre las Fuerzas Armadas, mediante la expulsión de la misión militar norteamericana y la anulación de todos aquellos convenios o tratados que establecen esa influencia y control.

h) Expulsión de los jefes y oficiales que se hayan distinguido como elementos motores al servicio de las tiranías y de la dominación imperialista o que sean responsables de delitos contra el pueblo.

i) Abolición del código y reglamentos militares existentes.

j) Disolución de los actuales ¨cuerpos de seguridad¨

k) Supresión de todo el sistema de comandancias locales y patrullas, por ser innecesario en la nueva situación.

l) Juzgamiento y castigo de los culpables de crímenes, atropellos y arbitrariedades contra el pueblo.

Medidas para la creación del Estado y del Gobierno Revolucionario:

a) Instauración del Gobierno Revolucionario encabezado por las fuerzas de vanguardia en la revolución.

b) Colocación en los puestos de dirección de la administración pública de los hombres mas honestos, capaces y leales a la causa de la revolución del pueblo, que se hayan destacado en sus luchas, y los cuales devengaran sueldos modestos.

c) Promulgación de leyes revolucionarias que normen la transformación de la estructura económica, política y social del país.

d) Creación de todos los organismos estatales necesarios para realizar las transformaciones revolucionarias del país.

e) Reorganización del poder Judicial sobre la base de las necesidades del nuevo derecho revolucionario.

f) Reestructuración de las Fuerzas Armadas sobre las bases siguientes:

Primera:
Participación de las masas populares en las nuevas fuerzas armadas.

Segunda:
Formación de los nuevos cuadros militares provenientes de las filas del pueblo, mediante una educación basada en la lealtad a la Revolución. Los oficiales y jefes del actual ejército, a quienes se considera aptos para incorporarse a las nuevas Fuerzas Armadas, conforme a las nuevas normas, podrán hacer uso de ese derecho a voluntad.

Tercera:
Promulgación de una nueva legislación militar a tono con el nuevo papel de instrumento del pueblo que debe jugar el ejército.

Cuarta:
Establecimiento de una disciplina basada en la conciencia revolucionaria y democrática y no solamente en la obediencia.

g) Creación de cuerpos de seguridad revolucionarios, y de organismos de vigilancia revolucionaria integrados por el pueblo.
h) Promulgación de una nueva Constitución Política que consagre la nueva estructura económica, política, jurídica y social creada por la Revolución.

La constitución estatuirá la forma republicana de gobierno, y establecerá una estructura estatal completamente democrática cuyos órganos representan en forma genuina los intereses de los obreros, los campesinos, la pequeña burguesía y la burguesía nacional.

Tanto la constitución como la legislación secundaria consagraran la propiedad capitalista, la propiedad personal y familiar, la propiedad corporativa y la propiedad estatal, como las cuatro formas básicas de la propiedad dentro de la nueva estructura económica.

La Constitución Revolucionaria establecerá un régimen ampliamente democrático de derechos y libertades para el pueblo, que haga posible su participación activa y su influencia permanente sobre toda la marcha del Estado.

POLITICA EXTERIOR DEL GOBIERNO REVOLUCIONARIO

La política exterior del gobierno Democrático de Liberación Nacional tendrá como orientaciones fundamentales la defensa de la soberanía y la independencia nacional, la solidaridad con todos los pueblos que luchan contra el imperialismo norteamericano y el apoyo a las aspiraciones libertarias de todos los pueblos; el desarrollo de relaciones amistosas con todos los países sobre la base del respeto mutuo y la mutua conveniencia; la no agresión, la no intervención de unos estados en los asuntos internos de otros estados; la defensa del derecho de autodeterminación de los pueblos, la solución de todos los conflictos internacionales por la vía de la negociación, y la preservación de la paz mundial. En consecuencia, aquella política llevará a la práctica las siguientes medidas concretas:

a) Liquidación de toda intromisión extranjera en los asuntos internos del país y especialmente de la que ejerce el imperialismo yanqui a través de su embajada diplomática y sus diversas agencias.

b) Expulsión de todas las misiones militares, policiacas, culturales, económicas y técnicas norteamericanas que vulneran la soberanía salvadoreña.

c) Anulación de todos los tratados y convenios internacionales que de alguna manera lesionan la soberanía nacional, estorban nuestro desarrollo económico y cultural, o comprometen al país en la política de agresión del imperialismo.

d) Mantenimiento y desarrollo de las relaciones diplomáticas, económicas y culturales con todos los países del mundo, inclusive los Estados Unidos, sobre la base del mas estricto respeto a nuestros derechos y a nuestra independencia.

e) Política Centroamericanita orientada a la unificación del Istmo atendiendo tanto a los intereses populares y la lucha por la liberación nacional, como los derechos de los cinco países y las necesidades del desarrollo multilateral de los distintos pueblos y nacionalidades que componen la familia centroamericana.

f) Aplicación en los organismos internacionales, mundiales y regionales de una línea independiente que sirva a los intereses de nuestro pueblo, al progreso de la humanidad, y a la defensa de la paz entre todas las naciones.

g) Apoyo firme a los planes que aseguran el cese de la carrera armamentista y el desarme general y completo.

h) Prescripción y castigo de toda propaganda de guerra dentro del país.

TRASNFORMACION REVOLUCIONARIA DE LA ESTRUCTURA ECONOMICA

El desarrollo económico nacional estará basado en la transformación revolucionaria de la actual estructura económica.
Esa transformación responderá a los intereses de la mayoría de la nación , y aprovechara la capacidad creadora del pueblo trabajador y el impulso de la iniciativa privada patriótica.
La nueva estructura económica descansará sobre cuatro formas básicas de propiedad:
1)Estatal , que dentro del nuevo régimen representará una propiedad de todo el pueblo, a diferencia de la actual propiedad estatal que por corresponder a un Estado al servicio de las clases explotadoras internas y del imperialismo, constituye un instrumento en las manos de estas fuerzas y no de todo el pueblo.

2) Cooperativa: Propiedad colectiva organizada voluntariamente en la producción, la distribución o el consumo, en la ciudad y en el campo, y cuyos beneficios habrán de repartirse entre asociados de acuerdo con sus aportes en trabajo o en bienes.

3) Personal y Familiar, sobre los objetos de uso personal, la vivienda y los medios de producción no utilizados para la explotación de otras personas.

4) Capitalista, Propiedad de los medianos y grandes propietarios de la ciudad y el campo , cuyos intereses coinciden con el desarrollo económico nacional independiente y con la necesidad de elevar las condiciones de vida del pueblo.

Contrariamente a lo que sostienen tesis reaccionarias, el desarrollo económico nacional liberador de un país como el nuestro es perfectamente posible , apoyándose de manera fundamental y decisiva, en los acuerdos internos y , en segundo termino, en la ayuda económica y técnica proporcionada por países mas desarrollados sobre la base del mas estricto respeto a la soberanía nacional y de la efectiva conveniencia a los intereses del país.

Principios para emancipar la economía nacional del dominio de la oligarquía y el imperialismo

a)Aplicación de la Reforma Agraria que liquide el monopolio feudal de las tierras y las relaciones sami-feudales de producción, terrajes , trabajo gratuito atributos diversos al terrateniente, deudas, etc.,. Se expropiara la tierra a los grandes terratenientes para entregarla en propiedades a los campesinos pobres y medios que no tengan en cantidad suficiente, a los arrendatarios, mozos, colonos y obreros agrícolas. Se expropiará la tierra que pase un límite que en todo caso no será mayor de 100 hectáreas (143 manzanas).
Las tierras menores de ese limite no serán expropiadas; y a los latifundistas que quieran colaborar en le reconstrucción nacional, se les dejará esa extensión para que lo trabajen.
A cada campesino se le entregara un mínimo de tierra de acuerdo con la zona y al grado de fertilidad de los suelos; se les proporcionará ayuda técnica, así como ayuda crediticia a baja tasa de interés y largo plazo para la adquisición de instrumentos de labranza, abonos y semilla seleccionada. El estado podrá formar y administrar granjas cuando, lo considere necesario para impulsar el desarrollo de la agricultura. Se fomentará las cooperativas agrícolas, sobre la base del principio de la voluntariedad. La ley de Reforma Agraria seguirá y desarrollará estos principios fundamentales.

b) Nacionalización del sistema bancario, para garantizar que esta funcione al servicio del desarrollo económico nacional. A los depositarios se les garantizará la propiedad de sus depósitos.

c) Racionalización y diversificación del comercio exterior, para romper con el monopolio que sobre estas actividades ha venido ejerciendo la oligarquía en perjuicio del pequeño y mediano productor y de los intereses nacionales, y por otra para destruir al control del imperialismo yanqui y su bloqueo sobre las relaciones con el mundo socialista, y para comerciar con todos los países del mundo sobre la base de la conveniencia mutua.
d) Nacionalización de la industria eléctrica, de los ferrocarriles, de los puertos, de las empresas monopolistas y de todas las grandes empresas de servicios públicos, con el objeto de mejorar y aumentar los servicios que prestan e impedir la fuga de divisas. Las utilidades provenientes de estas empresas se destinaran íntegramente a impulsar el desarrollo del país y el bienestar del pueblo.

Técnicas para lograr un acelerado desarrollo económico nacional.

a) Creación de un organismo estatal encargado de la planificación y dirección del desarrollo económico integral de la nación. Partiendo de los puntos pertinentes establecidos en este programa, ese organismo movilizará y aprovechará impulsar al máximo la organización de los recursos nacionales y los que nos proporcionan otros países más desarrollados.
b) Impulsar la industrialización nacional, dando preferencia, de acuerdo con los recursos disponibles, a la industria básica, y tratando al mismo tiempo de fortalecer nuestra independencia económica y de satisfacer las necesidades provenientes del pueblo. Para este fin se dará protección económica y se concederá reducciones , exoneración de impuestos a las industrias atendiendo a su importación económica y así evitará la importación de artículos extranjeros
c) Diversificación y mecanización de la producción agrícola. Mejorar los niveles de vida de nuestro pueblo.
d) Aplicación de una reforma tributaria que alivie progresivamente a las grandes mayorías de la población de las cargas impositivas, comenzando por la disminución gradual de los impuestos indirectos. El sistema tributario se basará fundamentalmente en el impuesto directo progresivo de acuerdo con el principio de que ¨paguen mas los que tienen más¨.
e) Formulación de un presupuesto estatal de las necesidades del desarrollo económico nacional y del mejoramiento de las condiciones de vida materiales y culturales del pueblo. Se pondrá termino al despilfarro y se garantizara estrictamente la honestidad en el manejo de los dineros del pueblo. La ley de salarios establecerá una escala justa de salarios, poniendo fin a la marcada desproporción actual.
f) Creación de un Instituto Nacional del café , que agrupe a diversas instituciones cafetaleras ahora existentes. El Instituto se encargará del fomento de la industria cafetalera, manejara sus propios beneficios y monopolizará la exportación del café . Asimismo, facilitará el crédito a todos los productores, liberándolos de la opresión y la explotación a que los ha tenido sometidos la oligarquía. Fijará en fin, el precio interno del café y el precio de su beneficio. El café será defendido como una riqueza nacional, al mismo tiempo se regulará la extensión de las tierras dedicadas a este cultivo. Los impuestos sobre el café serán reformados, buscando:

a) Estimular la mayor productividad,
b) Distribuir con justicia las cargas tributarias entre los productores.

g) Creación de un Instituto de Comercio Exterior a cuyo cargo estará la orientación de las transacciones internacionales de acuerdo con las necesidades del desarrollo económico independiente.
h) Protección y fomento de la pequeña y mediana empresa industrial agrícola comercial.

Las grandes transformaciones revolucionarias en el campo, las medidas revolucionarias para el sustancial y rápido mejoramiento de las condiciones de vida de las grandes masas del pueblo y la completa liquidación del desempleo en un plazo relativamente breve, multiplicaran la capacidad de compra de todo el pueblo, impulsando el rápido crecimiento e las ventas para el pequeño y mediano comercio y la pequeña y mediana empresa agrícola e industrial. Pero además de estas naturales consecuencias positivas que las grandes transformaciones revolucionarias producirán por sí solas, se tomaran entre otras las siguientes medidas en favor de esas empresas:

a) establecimiento de un variado y ágil sistema crediticio que contempla todas las formas del crédito a corto, mediano y largo plazo, con la participación de Bancos nacionalizados y los nuevos que se creen al efecto.

b) ayuda técnica para el mejoramiento de la producción de la mediana empresa industrial y agrícola.

c) asistencia técnica, crediticia y de planificación a los pequeños industriales, artesanales o fabriles, para la modernización de su equipo y de sus métodos de producción.

d) Especial estimulo, mediante ayuda de todo tipo, al desarrollo y modernización de la pequeña industria alfarera, jarciara, textil manual, de calzado y panadera.

e) Aplicación inmediata de un programa de protección y ayuda al pequeño comercio de los mercados y plazas, que contemple básicamente las medidas siguientes:

1) Crédito fácil y de bajo interés
2) Construcción de mercados modernos con amplios y suficientes puestos de venta para todas las locatarias, en todas las zonas populosas de las grandes ciudades y en todas las poblaciones
3) Reducción del alquiler de los puestos en los mercados a lo estrictamente necesario para cubrir los gastos de administración, aseo y otros servicios.
4) Creación de guarderías infantiles, escuelas, clubes y clínicas asistenciales para atender el cuidado y educación de toda la población infantil de los mercados y a la salud y esparcimiento de la población adulta de los mismos.

TRANSFORMACION REVOLUCIONARIA DE LAS CONDICIONES
DE VIDA MATERIALES Y CULTURALES DEL PUEBLO

Un objetivo fundamental de la Revolución Democrática de Liberación Nacional es el mejoramiento radical de las condiciones de vida materiales y culturales de la población.

En materia religiosa, el Gobierno Revolucionario respetará la libertad de creencias y de cultos.

Para alcanzar el objetivo de mejoramiento de las condiciones de vida material y cultural del pueblo, el programa Revolucionario de nuestro Partido incluyó las siguientes medidas:

a) Elevación de los ingresos de la población trabajadora, mediante la aplicación de una escala justa de remuneración que parta de un salario mínimo capaz de satisfacer las necesidades materiales y espirituales de la familia.
b) Mejoramiento efectivo de las condiciones generales de trabajo, y aplicación de una política de avanzadas prestaciones sociales.
c) Creación de un régimen de absoluta igualdad de derechos y oportunidades para la mujer, en los campos políticos, laboral, cultural y familiar. Deberá desaparecer todo tipo de discriminación contra la mujer. Se reconocerá en forma amplia su derecho al trabajo, sobre la base del principio ¨a trabajo igual, salario igual¨.
La mujer tendrá igualdad de oportunidades para su formación profesional.
Se brindará protección a la maternidad, garantizando los derechos de la mujer en estado de embarazo y estableciendo una amplia red de clínicas de maternidad. Se dará ayuda a las madres con numerosa prole.

d) Creación de un régimen efectivo de derechos de la niñez. Eliminación progresiva del trabajo de la infancia que impide su educación y desarrollo. Establecimiento de un sistema de ¨gotas de leche¨, jardines de infancia, guarderías infantiles y alimentación complementaria en las escuelas.
e) Reforma radical del régimen de la vivienda, que contempla una drástica disminución del monto de los alquileres y se oriente a convertir a cada familia en propietarios de su casa. Con objeto de resolver el problema de la escasez de vivienda y el de su insalubridad e incomodidad actuales, se pondrá en práctica un amplio e intensivo programa estatal de construcción de edificios multifamiliares con todos los servicios y comodidades. Al mismo tiempo se impulsará la actividad privada de construcción de viviendas y se les proporcionará las mayores facilidades crediticias.
f) Transformación del sistema hospitalario y sanitario general, de manera que esté en capacidad de atender a toda la población del país.
g) Acción para erradicar el flagelo de la desnutrición. Prevención y lucha contra las enfermedades provenientes de las actuales condiciones de miseria e insalubridad, especialmente enfermedades como la tuberculosis, el paludismo, los parásitos intestinales, etc.
h) Transformación del sistema educacional, comprendiendo sus fines, métodos y programas. Rápida y total liquidación del analfabetismo. Creación de una amplia red de escuelas primarias que absorba a toda la población escolar.
Impulso a la educación técnica, media y superior, para atender a las tareas del desarrollo de la agricultura, de la industria y de la cultura nacional.
Apoyo estatal a la educación científica superior con el fin de incorporar al país al movimiento científico internacional.

i) Reforma universitaria que convierta a la Universidad en una Institución al servicio del desarrollo cultural y científico del país, cuyas puertas estén abiertas a las amplias masas de la población.
j) Reforma de los sistemas judicial-penal, penitenciario y carcelario con vistas a transformar a los delincuentes en personas útiles a la nueva sociedad.
k) Especial atención a la creación de parques, balnearios, casas de reposos para el disfrute de las grandes mayorías.
l) Desarrollo del deporte y la cultura física en todas sus manifestaciones, mediante la construcción de canchas, estadios, gimnasios, etc., tanto en la ciudad como en el campo, y dotándolos de instrumental y los equipos necesarios.
m) Estímulo a la cultura y el folklore nacionales, mediante la creación de centros e instituciones adecuados.
n) Estímulo al trabajo intelectual mediante el apoyo a los escritores, investigadores y artistas, procurando especialmente aprovechar el extraordinario caudal de valores que surgen del pueblo.

EL PAPEL Y LA LUCHA DEL PARTIDO COMUNISTA DE EL SALVADOR

El Partido Comunista de El Salvador, surgido del seno de la clase obrera salvadoreña tiene más de treinta años de vida, más de treinta años que han sido de lucha heroica, de abnegación , de sacrificio. El partido fue fundado en Marzo de 1930 en el marco de un gran ascenso del movimiento popular, por un grupo de los más destacados y experimentados dirigentes de la clase trabajadora. Su creación respondió a una necesidad histórica imperativa, y constituyó sin duda un acontecimiento de capital importancia para todo el desarrollo del movimiento revolucionario en el país.

El PCS es el partido de la clase obrera, representa los intereses fundamentales de esta clase que es la más avanzada de la sociedad salvadoreña y la única capaz de llevar hasta sus últimas consecuencias la revolución anti feudal y anti-imperialista, y proseguir hasta la construcción de una nueva sociedad en la que ya no existan las clases. Debido a esto mismo, el PCS representa en general los intereses básicos de todas las clases y capas revolucionarias y progresistas del país. Es su vanguardia organizada y el abanderado de sus luchas.

El PCS está constituido por el conjunto de organismos en que se hallan agrupados, conforme los principios leninistas de organización, los elementos revolucionarios de la clase obrera, de la clase campesina y de las demás clases sociales que luchan por el socialismo y el comunismo como metas últimas. La base ideológica del PCS es el Marxismo-Leninismo, la teoría científica del proletariado internacional, y aquel se esfuerza en aplicarla creadoramente a la realidad concreta de nuestro país.

Desligado del pueblo el Partido se convierte en una secta sin perspectivas. No puede conocer las necesidades de las masas, ni las realidades de la situación nacional, y no le es posible en tales condiciones trazar líneas y planes correctos.

Por ello, para cumplir con su papel de dirección, es norma fundamental para nuestro Partido la de recoger en el seno de las masas el conocimiento de la realidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>