Una Obispo Valiente

Una Obispo Valiente

Por Håkon Gundersen /LIOWLB-Morgenbladet/ENKIDU, Noruega

Traducción Agustín Villalpando

La obispo Rosemarie Köhn ganó la batalla. A los Gays se les permite dar el sermón. Con el libro gudsforgiftning, (Envenenando-Por-Dios / God-Poisoning) ella da a sus opositores un último golpe.

“Pregunta si es lesbiana”. Sí, así es. “Tienes que preguntar si es lesbiana”. Claro que lo es. Pero entonces te encuentras tú mism@ sentado junto a ella en Hamar, comiendo panecillos. ¿Se cepilla los dientes, Madam? No puedo continuar preguntando sólo de manera casual. Es exactamente esta parte aburrida de la Iglesia, pues se ha colocado a sí misma en una posición donde tiene la obligación [must] de hablar sobre sexualidad todo el tiempo. Sin embargo, la Iglesia es mucho más competente sobre la vida y la muerte. Permite que este asunto sobre ser Lesbiana llegue con apariencia natural.

– No es una enfermedad estár en desacuerdo conmigo, ya sabes, asegura Rosemarie Köhn.

¿Por qué dice esto? El libro Gode Gud? Gudsforgiftning og gudsbilder ” [¿Dios Bueno?, Enveneado-por-Dios y las Imágenes de Dios] puede invocar la impresion de que Köhn piensa que aquellos que se oponen a la existencia de sacerdotes gay deben [must] estar enfermos. Envenenados por su propia imagen de Dios. Y por lo tanto, escribió VG [Verdens Gang], uno de los periódicos más importantes de Noruega, en la crítica a su libro, Rosemarie Köhn utiliza las mismas municiones contra sus críticos, de igual manera en que ella ha debido enfrentar proveniente de ellos: “Para la Obispo Köhn. Eres una persona horrible.” O como expresó una carta de una persona empática: “Usted es una dama muy hábil, pero cuán trágico es que haya sido engañada por Satanás para destruir a la gente.”

– No pude tomar esa revisión con seriedad. No me reconocí en ella, declaró Köhn.

El Servicio de Salud Pública

Estaba en mi camino a la punta del territorio [headland] en el Lago Mjösa donde se sitúan las ruinas de la catedral medieval de Hamar.

El Priorato de la Catedral de Hamar, fundado en este lugar por la Iglesia Episcopal en 1152-53. Tras la Reforma, la Sede de Hamar [See of Hamar] fue colocaba en Oslo, la iglesia perdió su posición e importancia e inició su declive. En 1567, durante la Guerra Escandinava de los Siete años, la catedral fue incendiada. Todos lo que quedó fueron algunas columnas y arcos del pasillo. Hoy este es un museo al aire libre y una zona de excavación arqueológica. El obispado de Hamar fue reestablecido en el s. XIX, pero la Catedral antigua nunca ha sido reconstruida.

Pensé que Rosemarie Köhn vivía en las ruinas, como un druida. Sin embargo, este ser humano terrible, esta dama muy hábil, esta ex-profesora de Hebreo, tiene su oficina en una villa de estilo suizo, una de las grandes, del tipo que después se convierten en kindergarten. Además, las localidades del Obispo Sede [Bishop See] de Hamar me recordó de las oficinas del Servicio de Salud Pública o cualquier oficina de servicio público noruego. La invitación la conferencia de un compañero de trabajo a los ministros de la parroquia en el obispado estaba en su escritorio. “Pensé que deberíamos discutir las condiciones de trabajo, asuntos salariales y pensamientos sobre nuestro trabajo en una perspectiva del desarrollo de la vida [walk-of-life perspective]”.

– Aquí nosotros administramos la economía, pagamos salarios y funcionamos como todos los otros servicios públicos. No es necesario que la Iglesia tenga tales esfuerzos inmensos a fin de distinguirse a sí misma del resto del “mundo” como solía ser en los viejos tiempos. Después de todo, somos el servicio público que enfrenta a los asuntos más importantes, como la vida y la muerte, y por lo tanto, administramos un misterio.

– Es extraño que sea una experta en el Viejo Testamento. Parece tanto al Nuevo Testamento y totalmente orientada a Jesús, aun cuando algunos la consideran terrible.

– Desarrollé un primer sentido para lo Hebreo, el lenguaje del Antiguo Testamento. Ahora con frecuencia no tengo mucho tiempo, pero sucede que doy un vistazo a la Biblia Hebrea y disfruto del lenguaje. La atracción que significa para mí tiene relación con el sentimiento inherente en el leguaje y sus formas de expresión. No se trata de un idioma para charlar. Es muy fuerte.

Envenenado-por-Dios

Rosemarie Köhn misma no es más dispuesta a la charla como el Jesaja. Köhn y su co-autora Susanne Sønderbo utilizan su libro las cartas enojadas que la obispo ha recibido durante el debate sobre Siri Sunde, la primer sacerdote lesbiana en la Iglesia de Noruega que vive en una relación registrada [esto es, legalmente reconocida]. Suende fue nombrada sacerdote por Rosemerie Köhn hace cinco años, un acto que significó una crítica muy fuerte por parte de los Círculos Cristianos Fundamentales. Estas cartas apoyan una teoría psicológica: Aquellos que han sido adoctrinados con una imagen negativa de Dios, se arriesgan a vivir con una imagen demoniaca y corrupta de Dios, donde el aspecto del castigo es exageramente enfatizada. Tal individuo tendrá, como adulto, un celo agresivo, de que todo lo sabe, forzado, hacia Dios y su causa. ¿Es de buen gusto dar tal diagnosis a los opositores de uno?

– Discutimos con amplitud si deberíamos utilizar este material. Pero cuando alguien escribe que soy hija de Satanás, se ha cruzado una barrera. Vale la pena intentar encontrar la razón para tales reacciones y encontramos una explicación en el concepto “Envenenado por Dios” [ “God-Poisoning”] un término acuñado por el psicólogo alemán Tilman Moser. De forma que uno podría decir que encontramos una explanación psicológica a tales declaraciones, que no podemos tomar con seriedad como un argumento.

– ¿Es posible estar en desacuerdo contigo en relación a los sacerdotes gay sin estar envenenado-por-Dios?

– Si. Estoy acostumbrada a los desacuerdos entre la gente. Sin embargo, numerosas cartas de este tipo fueron mucho más allá de cualquier cosa que pueda ser llamada “normal.” Pensamos que esto muestra cómo una imagen de Dios puede engarzarse a sí misma en el cuerpo y en la mente como un veneno. Se desarrolla hasta convertirse en una enfermedad en la vida, y uno se arriesga a vivir con temor por toda la vida.

– ¿Alguno de sus compañeros obispos está envenenado?

– No, no diría eso. Ellos fueron opositores con una perspectiva diferente.

Gro y Dios

La ex Escuela de Ferrocarriles Nacionales [School of the National Railways], que hoy funciona como Facultad de Teología en la Universidad de Oslo es, de manera desmesurada un planeta en sí mismo en relación con los sujetos lingüísticos e históricos derivados de la teología. En la biblioteca, uno encuentra los escritos de la joven Rosemarie Köhn, en la forma de esténciles y libros de inicios de los 1970s sobre perspectivas estructuralistas así como históricos-críticos hacia las Escrituras.

La versión corta de la historia sobre el camino de Köhn hacia la Sede de Obispo [Bishop See] inicia en 1989 cuando ella, siendo amanuense de la Facultad de Teología de la Universidad de Oslo, fue promovida Rectora del Seminario para Teología Aplicada [Seminar for Applied Theology], una posición que el gabinete de Harlem Brundtland deseaba que fuese una base muy sólida para Köhn, permitiendo que este gabinete tuviera una candidata adecuada que podría ser nombrada la primer obispo femenina en la Iglesia Nacional Noruega. ¿Acepta Rosemarie Köhn esta versión de la historia donde aparece como una herramienta de Gro Harlem Brundtland, así como de Dios? Recordemos que Gro fue la primer mujer Primer Ministra en el país, y fue re-electa numerosas veces y representó al Partido Social Demócrata. Ella logró popularidad increíble en periodos y se le hacía referencia en los medios de comunicación por su primer nombre: Gro.

– Yo misma no participé en ese proceso y no puedo decir nada sobre lo que ocurrió de verdad. Sin embargo, es cierto que el gabinete deseaba una mujer. Para mí, sin embargo, la vida continúo como se esperaba en la universidad. Tarde o temprano obtienes la promoción siempre y cuando te comportes más o menos. De manera personal, no fue algo peculiar ser nombrada rectora. Los estudiantes hacían bromas sobre la inscripción en mi tumba: “Ella, quien nunca fue nombrada Obispo.” Sin embargo, en ese momento, nunca consideré posible que hubiera una mujer obispo durante mi tiempo de vida. Pensé que aún no había llegado el momento. Con todo, cuando me llamaron del Consejo del Obispado [Council of the Bishopric] y me preguntaron si yo, junto con otra mujer, aceptaría la nominación, me di cuenta de que podría convertirse en una realidad. En ese momento, yo era presidenta de la Asociación Noruega de Mujeres Teólogas [Norwegian Association of Female Theologians] y trabajaba para sacerdotes mujeres, así que sentí que fue una decisión acertada decir si a las obispos mujeres. Por lo tanto acepté la nominación, al menos a fin de hacer tal posibilidad visible.

– ¿Es Lesbiana? No, no lo pregunté ahora. No era el momento. Ella anticipaba la pregunta ofreciéndome otro biscuit. Pero no existe razón para esperar que se exaspere. Ella no se mueve hacia adelante cuando se muestra entusiasmada por un asunto, pero se mueve hacia atrás con aún menos gestos a fin de elucidar los asuntos y motivos religiosos, con sumo cuidado pedagógico. Rosemarie Köhn posee una gran serenidad. Cuando ella lo infunde en otros, puede ser porque adopta las palabras en sí misma, de forma que la persona con la que habla pronuncia sin reflexionar. ¿Tal ves es un hábito como consejera espiritual?

Venganza

Me pregunto porqué ella, después de todo el debate, escogió publicar un libro que invita a otra lucha con los fundamentalistas, y le pregunté si se trata de una venganza. Tras esto, la Obispo habla de manera exhaustiva sobre la venganza y sus fuentes.

– No creo que los medios de comunicación se hayan dado cuenta de verdad, pero después del debate sobre Siri Sunde hace cinco años, he nombrado a otro sacerdote gay que vive en una relación de pareja registrada [registered partnership]. Creo que fue hace un año. Es el sacerdote párroco en Trysil. Ambos son muy buenos muchachos, asegura y ríe Köhn.

– Cuando hice una visita al área, los opositores me dijeron que lo que hice fue crear algunas heridas.

– ¿Pero está dispuesta a hacer eso?

– Considerando que esto es un asunto de derechos humano y del valor que tienen los seres humanos, uno debe arriesgarse.

– ¿Tiene alguna otra manía [kjepphest – manía en el sentido de un asunto que le está quemando a un@ mism@ – craze in the sense of a matter one is really burning for]?

– En realidad no tengo tal cantidad de manías. Pero tengo algunas venganzas, y me levantaré cuando quiera que el valor de los seres humanos se encuentre comprometido. La oficina del Obispo es con frecuencia la corte de instancia superior [court of the last instance], por ejemplo cuando se niega a los refugiados residencia porque no cubren con los criterios noruegos para otorgarles permiso de estancia. También me volví un poco agresiva durante la guerra en Irak. No creo que debiéramos haber participado en ninguna instancia. [Noruega envió una fuerza de ayuda humanitaria, pero armada, en apoyo a las tropas británicas en el Sur de Irak. Aunque el gobierno niega con vehemencia que el contingente noruego pudiera contarse como parte de las fuerzas de coalición.]

Cuando declaré esto, Bondevik, el Primer Ministro noruego, del Partido Cristiano-Demócrata, me ordenó asistir a un debate en NRK [Norsk Rikskringkastning – Compañía Pública Nacional de Radio-Televisión Noruega], a temprana hora de la mañana. El sintió que había sido demasiado dura con él cuando le llamé un “yielding”, en el sentido bíblico. El sintió la urgente necesidad de defenderse contra esto.

– ¿La Obispo de Hamar no está votando por los Cristiano-Demócratas?

– No, no lo hace.

– Así que nos preguntamos, ¿ella es una Social-Demócrata?

– Eso es mejor.

The Personified Argument

Se trata de un debate que continúa sobre la disolución de la Iglesia de Noruega como Iglesia del Estado. Rosemarie Köhn es nombrada como un argumento para mantenerla como parte del Estado. Y esto no viene de los participantes más frecuentes a la iglesia, sino de aquellos que encuentran sensible que la sociedad mantenga una institución que cuide de las necesidades religiosas.

– Las autoridades políticas han estado empujando en numerosos asuntos de la iglesia y algunas personas encuentran que esto es una interferencia inapropiada desde el exterior [outside]. Esto me irrita enormemente cuando se arguye en los círculos de la iglesia, que alguien en el exterior decide sobre asuntos internos de la iglesia. Cuando se da un vistazo más cercano a quienes tienen un voto en el exterior, uno ve que son miembros actuales de la Iglesia. Y como tales, ellos deben tener el derecho a expresar su opinión.

– ¿También alguien que sólo va a la iglesia en Navidad?

– Si, estoy comprometida con una forma de pensar, en la que la Iglesia debe estar abierta para todas las personas. Con frecuencia pienso en el Evangelio de la Navidad y en el mensaje de los Angeles cuando dicen: “Les traigo buenas nuevas…, que lo serán para todas las gentes.” No existen límites, las buenas nuevas son para todos. Entonces creo que la Iglesia debe ser tal hogar, tal empresa que reúna a todas las personas que la buscan, sin importar si hacen qué o cómo. En este obispado hablamos de la Gente de la Iglesia [People’s Church] con gran entusiasmo.

– ¿De modo que usted concluye que la Iglesia del Estado es una institución apropiada?

– Ahora lo estamos evaluando, pero la conclusión preliminar, hasta que lo opuesto sea probado, es que creo que por el momento, la Iglesia del Estado verdaderamente funciona, que esta es la forma de la iglesia que es lo más cercano al ideal de una iglesia abierta.

– ¿Pero existe una intensidad más fuerte en las iglesias que son independientes del Estado, como por ejemplo en Estados Unidos?

– Si, pero la baja intensidad – si prefiere ese término – es una impresión que obtienes a la distancia. Podría parecer pálido, pero dentro hay actividad y movimiento.

– ¿No se trata de una declaración fundamental en su beneficio?

– No, se trata de una respuesta pragmática. Estoy pensando en Lutero, quien clamaba que el tipo de orden en la Iglesia que uno tiene, no importa, siempre y cuando permita el curso libre de los Evangelios. Para Lutero, la cuestión de la organización de la Iglesia era lo que puedes llamar “adiáfora”, un asunto que no tiene relación con la verdadera fe.

Espectáculo y Purificación

– Siempre he pensado que “los predicadores de fuego [fire and brimstone preachers] era algo que sólo Dagbladet, diario liberal y tradicionalmente muy progresista, pero politicamente correcto de Noruega, mantenía vivo para proveerse de un propósito, sin embargo, este no es el caso.

– No es algo más que en 1997, creo, que me invitaron a celebrar la misa en Bergen junto con Maria Jebsen, quien más adelante se convirtió en Obispo de Hamburgo. La Iglesia estuvo llena, pero se convirtió en un espectáculo. Tuvimos que vestirnos en un centro de congregación cruzando la calle, y cuando íbamos en procesión hacia la iglesia, necesitábamos protección policíaca. Al tiempo en que ingresamos a la iglesia, la gente estaba con lágrimas en los ojos. La situación era tan tensa que de verdad hicimos una impresión verdadera en las mentes de la gente cuando estábamos entrando. Sin embargo, no ha sido públicamente conocido que algunos de aquellos quienes eran los mayores opositores con posterioridad llevaron a cabo algún tipo de ceremonia de purificación, pues habíamos contaminado la iglesia.

– ¿Esta era la Iglesia del Estado?

– Si. Desconozco la manera en que realizaron la purificación, pero hicieron algo.

Rosemarie Köhn ingresó a Noruega en un barco que llegó al Fiordo de Oslo [Oslo Fjord] el día de navidad de 1946, proveniente de la Alemania devastada. Ella tenía 7 años de edad y llegó junto con su madre, quien tenía un pasaporte noruego. El papá fue un soldado alemán prisionero de las fuerzas aliadas durante la batalla de NorAfrica y regresó a Alemania un par de años después de la guerra. Tanto él como la madre contrajeron nupcias con nuevos cónyuges y Rosemarie Köhn tiene dos medias hermanas, una en Noruega, la otra en Alemania. Hasta que llegó a Hamar, su hogar había sido Gjerderum, a corta distancia, al sur de Gardermoen, donde vivía junto con su madre en el mismo terreno campestre donde se encuentra la familia de su hermano.

– Puesto que no tengo hijos propios, soy muy entusiasta sobre los hijos de mi hermano y con sus nietos.

– ¿Es lesbiana?

– Profetismo

– ¿Profestismo?

– Sí, el tipo de movimiento que representaban Amos, Jeremiah, Jesajah, Mika…

Textos De Consuelo

No es Rosemarie Köhn quien evita la cuestión. Soy quien no hizo la pregunta. Lo que pregunté fue que habría hecho si se hubiese mantenido en una esfera puramente académica. Ella habría estudiado a los profetas. ¿Por qué?

– Ellos hablaron contra las cosas. Criticaron a sus sociedades, criticaron a la religión organizada, y fueron muy grandes.

– Y parecían locos.

– Si, pero muy grandes. He trabajado mucho con Amos y Jeremiah. Mi favorito, sin embargo, es Jesajah. Habla sobre juicio. Pero también habla fuertemente sobre el futuro, y sobre la esperanza. Las profesías han funcionado como textos de consuelo [comforting texts] para muchas personas.

– ¿Qué le gustaría estudiar sobre ellos?

– Habría estudiado sus sermones. ¿Cuál era su mensaje para el mundo contemporáneo?

– ¿Su interés en Jesajah y en otros depende de su fe?

– No, pero para mí personalmente. Es muy significativo para mi fe que ellos creían en un Dios que administraba un futuro. Una vez, cuando estaba en una visita [visitation], un niño de la escuela me preguntó: “¿Por qué te molestas en creer en Dios?

– ¿Cuál fue tu respuesta?

– Las escrituras me fascinan. Sin embargo, cuando digo que yo me molesto en creer en Dios, es porque veo un amor en Cristo, que no veo en ningún otro lugar. Si nosotros, como una iglesia, podrían implementar algo de ese amor, me mantendré como un miembro.

– Usted combatió por las mujeres sacerdote durante 25 años antes de que se le nombrara Obispo. ¿Quienes le nominaron en ese entonces también sabían que obtuvieron una promotora de los gays al interior de la iglesia?

– No, no sabían eso, de hecho yo tampoco. Mi posición respecto a los gays es algo que se ha desarrollado durante un largo tiempo. Era un ambiente muy abierto en la universidad, y se hizo claro que había personas ahí luchando por su orientación sexual. Por lo tanto, conocía el problema, y yo había tenido una de las personas que pensaba en una solución.

– ¿Su conocimiento de Hebreo le ha permitido encontrar pasajes en las Escrituras que le den una experiencia que Abra Sus Ojos [eye-opening experience] en este campo?

– Si, en la traducción noruega de la Biblia podemos leer: Gud skapte dem til mann og kvinne “Dios los creó como hombre y mujer”. Está bien, pero en el texto en Hebreo dice: “Dios los creó como varón y hembra” [God created them as male and female]. De esta forma, la perspectiva de género cristalizó ya desde el mero inicio. Además podemos leer que Dios los creó a su propia imagen, como varón y hembra. Eso me hace pensar que no es descabellado asumir que la dimensión de género, la dimensión combinada, él y ella, es parte de la naturaleza de Dios. Esto provee ambos sexos con una dignidad específica.

– ¿Usted es lesbiana?

– No, no lo soy. Pero usualmente no respondo a esa pregunta, pues creo que las personas no necesitan responderla.

– ¿Así que esto no ha sido un asunto de prioridad personal para usted?

– No, no se trata de un asunto personal.

Rosemarie Köhn

Nació el 20 de October de 1939 en Rathenow no lejos de Berlín.

Recibió un Grado Honorífico [Honour’s Degree] en Teología (teologisk embedseksamen, cand. Theol.) en la Universidad de Oslo en 1966

Obispo de Hamar desde 1993.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>