Creo en el materialismo pero…

Creo en el materialismo pero…

Por Juan José Dalton

Relato sobre Miguel Mármol contado por Toño Hernández

SAN SALVADOR – Cuenta Antonio Hernández, Toño, abogado y amigo desde hace muchos años, que un día en la década de los 80, se encontró a Miguel Mármol en el hotelito de Miramar, en la Ciudad de la Habana.

Aquella era una instalación que había sido remodelada para hospedar a lisiados de guerra centroamericanos que se habían reestablecidos y que pronto retornarían a sus países. Miguel Mármol era un “permanente”: el hotelito era su nuevo hogar.

Se dedicaba a escribir y a preparar conferencias sobre su propia historia de sobreviviente de la masacre de 1932 y fundador del Partido Comunista de El Salvador (PCS). Sus charlas eran magistrales; era un archivo viviente.

Recuerdo una de sus charlas en la que sorprendió a su auditorio, cuando estaba haciendo grandes elogios de quien fuera su amigo y compañero de lucha: Agustín Farabundo Martí, a quien él llamaba “el Negro”.

“Era tan entregado a la lucha, pero tan entregado a la causa, que al Negro nunca se le conoció mujer…”, dijo entonces entusiasmado Mármol. Los lisiados “tragaron en seco” y se miraban uno a otro como interrogándose: ¿Será que Farabundo era del otro bando?… Después Miguelito rectificó y dijo que quiso decir que “Farabundo no era mujeriego”.

Bueno, pero el caso es que Miguel Mármol –cuenta Toño- un día estaba sentado en el comedor del hotelito y Toño se le acercó para conversar con él.

Toño fue al grano: “Mire Miguel, cómo es eso que dice Ud en el testimonio que escribió Roque Dalton, que cuando iba huyendo después de sobrevivir al fusilamiento, se encontró a la Siguanaba…” (Mujer bruja de la mitología local).

Miguelito se sorprendió, se puso como enfurecido y dijo mirando fijamente a los ojos de su interlocutor: “Mire compañero, Ud sabe que yo soy marxista-leninista, es decir, que creo en el materialismo histórico y en el materialismo dialéctico… ¿verdad? Ud sabe que creo en el comunismo científico. ¿Está claro? Pero mire compañero, ¡¡La Siguanaba existe!!”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>